Inicio Conciertos Crónica y Fotos de KHY y MENZIA en Barcelona

Crónica y Fotos de KHY y MENZIA en Barcelona

0
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

KHY - Patricia Tapia

 + MENZIA

Sábado 31 de Mayo de 2014 – Sala Razzmatazz 3 – Barcelona

Inquieta, trabajadora y polifacética, la simpática vocalista Patria Tapia se ha ido consolidando con el paso de los años, ya sea con sus aportaciones en MAGÖ DE OZ, sus colaboraciones con  BÜRDEL KING, sus trabajos con  NEXX, o actualmente al frente KHY, como una de las mejores voces femeninas dentro del panorama nacional. Lejos de acomodarse, la vocalista madrileña  ha decidido aprovechar este paréntesis en las actividades  de MÄGO para concentrarse en la presentación en directo de los temas que forman parte del tercer trabajo de su banda, KHY, "Génesis". Tras su presentación en la capital, la formación madrileña arribaba a Barcelona para ofrecernos una buena muestra de su potencial en vivo. El lugar escogido era la sala pequeña del Razzmatazz, un recinto que si bien no llegó a llenarse, sí que sirvió para reunir a una nutrida y fiel audiencia que vibró, cantó y se emocionó con la vitalista y eléctrica descarga que nos brindaron KHY.

Para amenizar la espera antes del desembarco de los protagonistas de la noche y para ir calentando motores contábamos con la actuación de los barceloneses MENZIA. La colorista y heterogénea propuesta del quinteto catalán estuvo liderada por su excéntrica y simpática vocalista Gat, quien ataviada de forma provocativa arrancaba la descarga al son de "D-Generation", demostrando desde el mismo arranque su plena determinación para hacernos pasar un rato entretenido y agradable, desplegando un vanguardista metal de corte melódico que estuvo muy bien respaldado por una buena representación de amigos y conocidos. Además de contar con un sonido bastante bueno, lo cierto es que su descarga no dejo indiferente a nadie, y es que Gat se mostró como una excelente "front-woman", atrayendo sobre ella todas las miradas y consiguiendo que temas "Heads Or Tails?" O "Your Muse", lograran granjearse la atención y el beneplácito del respetable.

Aunque el grueso de su descarga estuvo centrada en los temas de su segunda entrega "Way To Nowhere", el heterogéneo quinteto catalán  también nos presentó algunos temas de nuevo cuño  como "My Worst Nightmare" o "Not Like You", en los que la banda sigue evolucionando su personal propuesta, sonando cada vez más compactos y  concediendo unas mayores cuotas de protagonismo a los teclados de Montse Ballbé. Pese a que el escenario se les quedó pequeño, MENZIA no perdieron en ningún momento la sonrisa, contagiando su buen rollo y dinamismo a las primeras filas, logrando caldear el ambiente y  crear el clima perfecto para que  piezas como el poderoso "Lost In Madness", o su roquerizada versión del "It’s Raining Me", se convirtieran en momentos álgidos de su actuación, con todos los presentes saltando y coreando el estribillo junto a Gat.

Para cerrar su circense actuación nos ofrecieron una doble ración de su más reciente entrega  "Way To Nowhere", de manos de la atmosférica y envolvente "Puzzle Mind" y la oscura "Necrosis", con su teclista escupiendo sangre por la boca, para poner el punto y final a una entretenida y vistosa actuación que dejaba a todos los presentes con un buen sabor de boca.

Tras un breve receso, durante el que pudimos ver a los integrantes de KHY conversando tranquilamente entre ellos y departiendo con los fans junto al escenario, por fin se apagaban las luces y empezaba a sonar la introducción que nos anunciaba el inminente arranque del show. Como principal novedad con respecto a la formación que grabo su último plástico contábamos con el concurso del bajista Fernando Mainer,- en sustitución Javier Sane-, quien se mantuvo siempre en un discreto segundo plano cediendo todo el protagonismo al resto de sus ocasionales compañeros. Con muchas ganas y una actitud entusiasta y positiva saltaba a escena Patricia Tapia para liderar a sus compañeros con el marchoso arranque que nos proponían con "En Mis Sueños", que sonó realmente brutal, respaldado sobre un sonido nítido, compacto y muy potente, lo que nos hacía presagiar una gran noche de buena música. Enlazada con la anterior, la siguiente en sonar fue "Frente A Frente", que nos ratificaba que la banda ha alcanzado una compenetración  y una madurez que quedó plenamente  plasmada en el trabajo que durante toda la noche desarrollaron Jaime De La Aldea y Juan Sánchez, quienes se mostraron como un equipo solvente y efectivo, repartiéndose las labores solistas en la mayoría de los temas y sabiendo asumir sus cuotas de protagonismo.

Con una deslumbrante sonrisa dibujada en el rostro, la vocalista dedicaba las primeras palabras de agradecimiento a sus seguidores antes de que la descarga continuara fluyendo a través del primer recuerdo a su anterior trabajo "Irrompible”, de manos de un sugerente "Vendiendo La Fe", que rápidamente dejaría paso a otro de los cortes de "Génesis", para embarcarnos en la tormenta de sentimientos que se esconden tras la intimista "Me Cuesta Respirar", con la que KHY desataron un caudal de emociones que alcanzaría su clímax con la soberbia interpretación de Patricia, que nos regaló  esas líneas vocales repletas de feeling e intensidad.

Aunque, como era de esperar, la mayoría de los temas que desgranó la formación del foro formaban parte de su más reciente entrega "Génesis", la banda no quiso dejarse en el tintero algún pequeño recuerdo hacia su material más antiguo, recuperando para la ocasión el primerizo "Nunca Más", que fue fantásticamente recibido por parte de una audiencia entusiasta y devota que, pese a no ser muy numerosa, apoyó en todo momento a la banda dando calor y colorido a la velada. Sin duda uno de los mayores alicientes de la noche era comprobar como sonarían en directo las composiciones de "Génesis", y en honor a la verdad hay que remarcar que piezas como "Nada Importa", la más vanguardista "Cerca De la Rendición", que fue acompañada con palmas por el público, o la crítica "Pequeñas Almas", que aborda la dramática problemática de los niños soldados, sonaron mucho más potentes y cañeras que en el disco, demostrando que la formación tiene muchas tablas y un directo realmente convincente.

También hubo tiempo durante su descarga para embarcarnos en un par de versiones. La primera de ellas fue un roquero y coreado "Wicked Game", que caldearía aún más el ambiente sirviendo como arranque para la segunda mitad del show. Acto seguido, llegaría el momento para la inquietante "Miedo (En Lo Más Profundo)", con ambos guitarristas ocupando el centro del escenario, y durante el que volvería a ser crucial el concurso de Juan Sánchez a las voces, dándonos una nueva muestra del potencial de la banda en vivo. El momento colorista de la noche lo puso la audiencia durante la sentimental "Neckna", inundando la sala con globos de colores con el nombre del grupo escrito, mientras Patricia nos regalaba los oídos en un nuevo alarde de sutileza y elegancia.

El contrapunto y la vuelta a la contundencia estaría marcado por "En El Nombre De Dios", uno de los temas más potentes de "Génesis", que volvía a caldear los ánimos de los presentes poniéndonos a saltar, para posteriormente adentrarnos en la segunda pieza rescatada de su debut, "Al Otro Lado Del Papel". El segundo cover de la noche estaría protagonizado por "Left Outside Alone", al que, pese a estar muy lejos del estilo de KHY, supieron darle un enfoque netamente roquero, exaltando el ánimo de los presentes mientras Patricia volvía a demostrar, una vez más, sus excelente cualidades como vocalista. Visiblemente emocionada por el recibimiento recibido y por el cariño que en todo momento le manifestó la audiencia catalana, la vocalista nos presentaba "En Mi Locura", que sería la escogida para cerrar esta primera parte del show por todo lo alto.

Para contentar a una audiencia que se desgallito pidiendo más temas, la formación madrileña reemprendía su descarga para rematar su actuación con una efectiva tripleta. Así que la encargada de abrir los bises fue la preciosista "Cuando se Apaga La luz", con la deliciosa voz de  Patricia y los teclados de Juan Guadaño emocionando al respetable, para rápidamente cambiar el paso y volver a la electricidad contagiosa de "Vidas En Ruinas", que recuperaba el feeling roquero que nos conduciría sobre un coreadísimo "Revolución", que convertiría la sala en una fiesta para poner el punto  y final a noventa intensos minutos de concierto, en los que la banda lo dio absolutamente todo, vaciándose en escena y dejando a sus seguidores plenamente satisfechos.

Texto: Alfonso Díaz

Fotos: Carlos Oliver (www.facebook.com/Carlos.Oliver.Music.Photography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.