Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de ADRENALINE MOB – Men Of Honor

Critica del CD de ADRENALINE MOB – Men Of Honor

3
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

ADRENALINE MOB – Men Of Honor

 Discográfica: Century Media

 ADRENALINE MOB - Men Of HonorA veces publicamos la crítica de un disco mucho antes de su salida, y otras lo hacemos meses después, como es el caso, ya que este CD vio la luz el pasado 18 de febrero.

La sabiduría popular dice que no importa las veces que uno cae, sino las que consigue levantarse. Aunque muchos pensaban que la salida del carismático y polifacético batería Mike Portnoy  significaría la disolución definitiva de ADRENALINE MOB, lo cierto es que la pareja formada por el incombustible vocalista Russell Allen (SYMPHONY X) y el prometedor guitarrista Mike Orlando ha sabido sobreponerse a las adversidades y vuelve a la carga con un nuevo trabajo titulado "Men Of Honor". Dos años después de su debut “Omertá”  y tras  la edición de un resultón EP de versiones “Covertá”, que significó el debut del bajista John Mayer (DISTURBED) y la despedida definitiva de Portnoy, la formación americana ha facturado una nueva colección de canciones que sigue ahondando en ese hard rock de raíz  clásica y metálica,  pero que cuenta con la particularidad de una producción totalmente contemporánea. Para suplir la vacante tras los parches la banda ha confiado en la veteranía de A.J. Pero (TWISTED SISTER) quien ha realizado un trabajo realmente destacable.

A pesar del movimiento de piezas que se ha producido dentro del seno de la formación americana, lo cierto es que la banda sigue conservando la esencia y la vibración que caracterizaron sus anteriores lanzamientos, y para  corroborarlo este segundo esfuerzo se abre con la descomunal potencia contenida en "Mob Is Back", que contiene ese inconfundible feeling que hace que ese  hard rock que practica la banda suene realmente fiero e incisivo, con su nueva base rítmica llevando el peso de la composición,   mientras los machacones riffs de Mike Orlando y la rasgada voz de Rusell Allen dan ese plus de personalidad y originalidad, facturando  una declaración de intenciones que proclama el retorno del cuarteto con nuevos bríos y muchas ganas de tapar bocas. Si algo caracterizó los temas de su debut fue ese “grovee” intenso y salvaje, con las guitarras de Orlando en primera línea. Así que los esquemas vuelven a repetirse en la envolvente "Come On Get Up", protagonizada por la contundencia vocal de Allen junto a esos riffs altamente adictivos que hacen del corte una apuesta segura de cara a los directos.

Más dinámica y sugerente resulta "Dearly Departed", con un inicio más atmosférico que dejará paso a esa devastadora base rítmica, en la que destaca el poderoso bajo de John Moyer  que será el encargado de liderar un corte que nos transporta  al hard rock más moderno y melódico. Aunque quizás el tema pierde algo de potencia con respecto a  la aplastante dupla inicial, lo cierto es que  tiene muchos números de convertirse en un clásico dentro de la discografía de los americanos, gracias a la voz de Allen,- menos áspera y mucho más matizada-, y al ejercicio solista de Mike Orlando, que vuelve a presentarnos un desarrollo instrumental realmente llamativo e  innovador. Tampoco faltan en esta segunda entrega de los americanos  los temas más emotivos y sentimentales como "Behind These Eyes", envuelto por el preciosismo de las guitarras acústicas y reforzado por las voces dobladas de Allen, que conceden al corte una mayor carga dramática, redondeando una pieza muy del estilo de las power/ballads de la década de los ochenta, sonando muy intensa y emocionante.

La aspereza y rugosidad  de la base rítmica se convertirá  en la auténtica protagonista de "Let It Go", una pieza respaldada sobre un riff crudo y un tempo  marcado y machacón, en el  que la banda hace gala de sus influencias más clásicas sin renunciar a una orientación y sonido plenamente contemporáneos, completando un medio tiempo vigoroso  y contundente  que se verá potenciado por esas abrumadoras subidas de intensidad introducidas por la batería de A.J. Pero. El retorno a los parámetros  más crudos y cañeros estará protagonizado por el contagioso "Feel The Adrenaline", con el cuarteto ofreciéndonos  sus máximas prestaciones, sacudiéndose una pieza desbordante de ese hard rock crudo, rabioso y pegadizo, con el rotundo bajo de John Mayol marcando los tiempos antes de la entrada de un poderoso estribillo que nos conducirá sobre un  atractivo desarrollo sabático. Aunque sin duda la pieza más cambiante y camaleónica de todo el plástico es la que presta su nombre al disco, "Men Of Honor", que arranca de forma muy sutil, con una colorista sección de cuerda, para acabar convirtiéndose en un crujiente medio tiempo con toda la banda machacando intensamente sus instrumentos, mientras Allen recurre a sus registros más rasgados  y agresivos.

Nuevamente la banda volverá a coger sus acústicas para interpretar la segunda balada del álbum "Crystal Clear", bastante más suave y comedida que la anterior, mostrando nuevamente la parte más emotiva del cuarteto para completar  una pieza en la que se aprecia el buen gusto y la delicadeza a la hora de escribir las melodías vocales de Russell Allen. El contraste a tanto emotividad lo pone  el estratosférico riff que lidera " House Of Lies", que pasa por ser una de las piezas más ácidas y corrosivas de todo el plástico, con la base rítmica nuevamente llevando las riendas del tema hasta su explosión definitiva,  para completar un corte sucio, afilado y altamente visceral, potenciado por unas portentosas aceleraciones y por los desgarradores registros de Russell Allen.

Los oscuros y musculosos riffs de “Judgement Day”, serán los encargados de adentrarnos en ese hard rock pétreo y rocoso, en el que la banda nos muestra todo su potencial y poderío metalico, volviendo a confiar en  la potencia de su abrumadora base rítmica y poniendo, de nuevo, el acento en la contundencia de las líneas vocales. Los aires más comedidos, y salpicados de un genuino aroma sureño, serán los encargados de cerrar el álbum dando vida a "Fallin’ To Pieces", un corte que irá creciendo en intensidad y dramatismo hasta desembocar en un delicado y melódico estribillo.

Haciendo balance de este segundo trabajo de ADRENALINE MOB resulta evidente  que la banda ha sabido reestructurarse y sobreponerse a la marcha de algunos de sus componentes, manteniendo intacta la propuesta y la personalidad que marcó su debut. Aunque quizás en este "Men Of Honor" hay una mayor presencia  de las baladas y las guitarras acústicas, convirtiendo el álbum en una montaña rusa, ya que tras un inicio realmente fulgurante el cuarteto  intercala la potencia arrolladora de cortes como "Feel The Adrenaline", "House Of Lies" o "Judgment Day", con los momentos más melódicos y emocionales contenidos en piezas como "Fallin’ To Pieces", "Crystal Clear”  o "Behind These Eyes". 

Alfonso Díaz

Lista de Temas:

  1. Mob Is Back
  2. Come On Get Up
  3. Dearly Departed
  4. Behind These Eyes
  5. Let It Go
  6. Feel The Adrenaline
  7. Men Of Honor
  8. Crystal Clear
  9. House Of Lies
  10. Judgment Day
  11. Fallin’ To Pieces

 

3 COMENTARIOS