Inicio Conciertos Crónica y fotos de RANCOR, LEATHER HEART y LIZZIES en Madrid

Crónica y fotos de RANCOR, LEATHER HEART y LIZZIES en Madrid

1
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

RANCOR

+ LEATHER HEART + LIZZIES

Viernes 16 de Mayo de 2014 – Sala Excalibur Metal – Madrid

Me dirigía el viernes hacia la mítica Excalibur de Vallecas con la intención de disfrutar de una de las que, personalmente, tengo entre las mejores bandas de thrash españolas y finalmente, no sólo lo hice sino que reviví lo que es una de esas noches de las que sólo en este encantador barrio se pueden disfrutar, y es que la sala estaba abarrotada de fieles seguidores deseosos de disfrutar de una buena dosis de metal con tres bandas que estuvieron a la altura de las circunstancias. Además, me encantó comprobar cómo se mezclaba la “vieja guardia”, con los que en algún caso tuve el placer de reencontrarme tras varios años, con las nuevas generaciones tan necesarias. No obstante, las dos bandas que acompañarían a RANCOR en la presentación oficial de su alucinante “Dark Future” eran tan jóvenes como prometedoras.

Salí con la hora justa de mi puesto de trabajo, no obstante, conseguí ver dos temas de LIZZIES y me quedo básicamente con que son una banda con un directo que engancha y además, transmiten un “buen rollo” tremendo, gracias a temas directos pero sobre todo a la simpatía de la que la banda hace gala, con buenos temas como “Speed on the Road” y un potente “Heavy Metal Warriors”, frase esta última que lograron hacer cantar a todos los presentes cual himno.

Hay veces en las que una banda no necesita innovar para sorprender y ese es el caso de LEATHER HEART. La joven banda madrileña tiene imagen y actitud deudoras del heavy metal clásico forjado en los años ochenta, aunque también reminiscencias sonoras del rock inglés de los setenta (buena muestra de ello es su single “Don’t You Go”, la cual estuve escuchando horas antes del concierto y me encantó).

Venían presentando su Ep de reciente cuño con temas como “Nightmares Town”, la homónima “Leather Heart” o “Take my Breath Away”, repletos de fuerza y macarrismo por doquier. Ahora que lo vintage parece haber vuelto a la palestra (al éxito internacional de Ghost B.C. me refiero, por ejemplo), me imagino lo mucho y bueno que podrían conseguir si se pusieran en las manos de un productor capaz de sacarles todo el jugo a su música.

Hicieron varias versiones: un espectacular “Jawbreaker” de Judas Priest (calcada, incluyendo su solo, ejecutado con respeto y cariño hacia la original), “Burn” de Deep Purple (donde no hilaron tan fino, de hecho hubo algún fallo de descoordinación en ella) y una emotiva “Don’t Talk to Strangers” junto a Elena Zodiac de LIZZIES en el –casi- cuarto aniversario del fallecimiento del maestro Ronnie James Dio (D.E.P.).

Casi un año ha pasado desde la edición de “Dark Future” y por fin teníamos a RANCOR en un escenario madrileño presentándolo. Había ganas y muchas, desde luego, de poder presenciar la descarga del quinteto en hora y media repleta de energía. Al son del “Gonna Fly Now” que Bill Conti compusiera para la BSO de Rocky salían dispuestos a darlo todo y dar rienda suelta a sus dos álbumes (con especial preponderancia al primero como era de esperar).

Saldrían comiéndose el escenario y sin parar de moverse, principalmente su vocalista Dani (sable láser al cinto), el bajista Serra y Vasco, quien se hiciera cargo de las labores de grabación de “Dark Future” en su totalidad. Jorge me sigue pareciendo, desde que tocara en Dreamaker, uno de los mejores baterías que tenemos en el terreno estatal. Ricky, por su parte, es el elemento más estático aunque su aporte técnico siendo el solista principal de la banda es alto.

Bajo el grito de guerra “The time has come for us to return”, al igual que en el disco, comenzarían la descarga gracias a “Last Drop of Blood”, gozando de un buen sonido y usándolo para bien. “There’s no Love” terminaría poniendo las cosas en su sitio, mientras nos alucinaban con “Deaf People” y sus líneas slap de bajo dándole cierto toque funk. De hecho fueron varias las ocasiones en las que me dio la sensación de que Serra no desentonaría en una banda de dicho estilo, quizás incluso en una línea gamberra como la de Suicidal Tendences o Infectious Grooves (qué grande el Robert Trujillo de aquella época, por cierto), sacando una ecualización cálida a su Fender que destaca de entre el conjunto musical.

Con la banda asentada y un público entregado, fueron cayendo los temas: la poderosa “Soul Chamber”, la veloz “Soul Chamber” (con la que hubo el primer amago de pogo), la homónima “Rancor” (con la sala puño en alto gritando el nombre de la banda), “Drag You to Hell” (con la que los pogos se convirtieron ya en una realidad) o la preciosista “Nothing Within” (me encanta su intro acústico-atmosférica y el juego de guitarras ejecutando la melodía, siguiendo con ese aire “South of Heaven” en las estrofas).

Una cuidada versión de  “Mob Rules” fue el segundo homenaje a Dio de la noche, seguida de “Sea of Lies”, sobre la que adelantaron que será el tema elegido para su próximo videoclip (gran elección). Explosiones y disparos nos preparaban para “Raining Bombs”, llegando a “Dark Future”, con la que se despidieron antes del bis.

No tardarían en volver a escena, dando las gracias a LEATHER HEART y LIZZIES, así como al público asistente por aquella velada tan especial. “Zombie War”, la brutal “Knocking at the Gates of Hell”, “Addicted to Hate” (y su hipnotizante estribillo que funcionó a la perfección en directo), “Wounded Wolf” e “Incopetent” pusieron la guinda al pastel conformado por nada menos que diecisiete temas y dejándonos con ganas de volver a verlos pronto, así como de poder disfrutar del futuro nuevo videoclip. ¡Estaremos atentos!

Texto y fotos: J. José Jiménez – J_Jose_Jimenez@rafabasa.com

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

 

 

1 COMENTARIO