Inicio Conciertos Crónica y Fotos del concierto de GAMMA RAY y RHAPSODY OF FIRE...

Crónica y Fotos del concierto de GAMMA RAY y RHAPSODY OF FIRE en Madrid

17
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
SMITH/KOTZEN
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD

 

GAMMA RAY

  + RHAPSODY OF FIRE

Viernes 4 de Abril de 2014 – Sala Skoko – MADRID

Cuanto menos, interesante cartel para los amantes del power metal europeo el que presentaba la gira compuesta por GAMMA RAY y RHAPSODY OF FIRE, dos de las bandas que en la segunda mitad de los años noventa gozaban de una considerable popularidad. A su parada en Madrid (el segundo de los tres conciertos que ofrecerían en España), el evento tendría a la Sala Shoko como emplazamiento. Hoy día, posiblemente, ambas formaciones no detenten la capacidad de convocatoria de hace años, pero lo que es indudable es que la expectación que se había levantado por este tour era bastante grande. No sé si llegarían a agotarse las entradas, pero la sala estaba a reventar, algo que podíamos presagiar minutos antes de nuestro acceso al recinto, ya que antes de que se abrieran las puertas la cola que se formó en los aledaños era larguísima.

RHAPSODY OF FIRE

Los italianos RHAPSODY OF FIRE están compuestos en la actualidad por Fabio Lione como cantante, Alex Staropoli como teclista, Roberto De Micheli como guitarrista, Oliver Holzwarth al bajo y su hermano Alex a la batería. Entre otras cosas, su concierto nos sirvió para percatarnos de que cada vez incorporan menos cosas pregrabadas (aún hay bastantes) y que suenan cada vez más como una verdadera banda de directo. Ignoro cómo se las estará apañando la otra encarnación de “Rhaspody” (la de Luca Turilli) a la hora de afrontar estos temas antiguos que comparte en autoría, pero lo cierto es que la que tuvimos ocasión de presenciar el pasado viernes en Madrid, está capacitada para salir airosa del envite.

Con muchísima gente expectante, pese al temprano horario en el que se fijaba su actuación, dio comienzo el espectáculo de los italianos, cuyo arranque fue de lo más típico, sonando la introducción grabada que abre el nuevo álbum para continuar con el tema que le sigue, es decir, “Vis Divina” y “Rising From Tragic Flames” para empezar. Este último disco, a la postre, iba a gozar de poca representación. Quizá la condición de teloneros, que entraña un tiempo limitado, motivara que el quinteto apostara casi en todo momento a caballo ganador, dando cancha a sus temas más emblemáticos. “Land Of Immortals” es uno de ellos y no tarda en sonar, antes de pasar al instante en el que se descuelgan las contagiosas melodías de “The March Of The Swordmaster”, una canción que funciona muy bien en vivo. Fabio se dirige al público en numerosas ocasiones, ya fuera tratando de hablar en castellano como haciéndolo en inglés. Se mostró siempre muy comunicativo. En el momento de presentar “Unholy Warcry” aprovecha para aludir a la figura del actor Christopher Lee.

Este tema se vio empañado por unos problemas con la guitarra. Directamente no se escuchaba y hasta casi el final de la pieza no pudimos catar su sonido. Por suerte, los problemas técnicos remitieron y el conjunto podría seguir desarrollando su espectáculo sin percances. “Dark Wings Of Steel” es el disco que vienen a presentar y la canción que le da título es la siguiente en aparecer en el repertorio, para que justo después nos deleitaran con uno de los momentos más emotivos de la velada, “Lamento Eroico”. El vocalista nos recordó que fue la primera canción que grabaron en italiano, pero que pese a su idioma, seguro que  nos haríamos idea del significado de su letra, gracias a las similitudes entre el castellano y el italiano. El caso es que este tema resalta el potencial como vocalista de un Fabio Leone cuyo magisterio se hacía cada vez más evidente. Estuvo espléndido durante todo el show.

Los transalpinos, que disponían de poco más de una hora de actuación, no desaprovechaban la oportunidad de presentar una retahíla de clásicos. Leone pide ahora a que se coree el nombre del grupo a lo que la gente accede con euforia. No sería la primera vez, ya que en ocasiones sucesivas el público lo haría de motu proprio, cada vez más encandilando.

Suena “Holy Thunderforce”, con los coros pregrabados, (aquí esto parece inevitable), pero que en la parte de los solos nos deja a la guitarra y el teclado batiéndose en duelo de la mejor de las maneras. Otra de las que más acompaña el canto del personal es “Dawn Of Victory”. Increíble, con la sala a reventar y los asistentes entonando el estribillo al unísono (con “Gloria Perpetua” casi se queda uno sordo). Con ella llegaríamos a los bises, con el nombre de la banda coreándose. La gente se lo estaba pasando en grande y quería más. Para el final los italianos descargarían “Reign Of Terror” y la esencial “Emerald Sword”, siendo esta última otra de las más victoriosas, por no decir la que más. Magnífico broche a una gran actuación.

Como decía, RHAPSODY OF FIRE son cada vez más una banda de directo. Tiene un sensacional vocalista en la persona de Fabio Lione, quien tras la salida de Luca Turilli viene a erigirse como la verdadera estrella de la banda, por mucho que el Staropoli sea el fundador y máximo compositor.

Setlist RHAPSODY OF FIRE:

  • Vis Divina
  • Rising From Tragic Flames
  • Land of Immortals
  • The March of the Swordmaster
  • Unholy Warcry
  • Dark Wings of Steel
  • Lamento Eroico
  • Holy Thunderforce
  • Dawn of Victory
        ————–
  • Reign of Terror
  • Emerald Sword

GAMMA RAY

GAMMA RAY es una banda de las que podemos considerar habituales dentro del circuito nacional de conciertos. No en vano, un servidor les ha visto ya una quincena de veces, desde que vinieran presentando “Land Of The Free” hasta, sin ir más lejos, el año pasado acompañando a HELLOWEEN. Aquel último concierto me resultó uno de los más flojos que les haya visto. Afortunadamente, en esta ocasión no puedo decir lo mismo.

Si bien IRON MAIDEN hace sonar el “Doctor Doctor” de UFO en los instantes previos a su inicio de actuación, ahora a GAMMA RAY le da por hacer lo propio con el “Bad Reputation” de JOAN JETT. Esto, antes de dar la habitual bienvenida con la introducción que abría el primer álbum de la banda, “Welcome”. Ahí ya saboreamos irremisiblemente el comienzo de su set, que se movería al compás de la épica “Avalon”. Una gran canción, pero a tenor de su condición de tema extenso y novedoso puede dejar frío al público nada más arrancar el show, todo lo contrario que la siguiente, “Heaven Can Wait”. Efectiva a más no poder. Y ya se corea el nombre del grupo. Estaba claro quién era el grupo estrella de la noche. Volvemos al nuevo álbum con “Hellbent”, tema que obtuvo muy buena acogida, aunque no tanta como la que vendría a continuación, con los tambores de Michael Ehré avisando de la llegada de “Tribute To The Past”. Se agradece, y mucho, que recuperen canciones como esta para su repertorio. Pero si hay alguna que sea eficaz, y ellos lo saben, es “I Want Out”. Lo posicionan en el primer tramo del concierto y se aseguran el deleite de los asistentes desde muy pronto. Curioso el ritmo reggae que se toman la licencia de incluir en la parte más lenta de este clásico de HELLOWEEN.

Lejos se avistan ya los tiempos de composición a base de ingenio y locura, pero los germanos saben arrastrar a su terreno a un público que sigue queriéndoles. “Pale Rider”, con un estribillo que recuerda al “Hellraider” de JUDAS PRIEST, o “Time For Deliverance” con descaradas influencias de QUEEN (a veces solo faltaba entonar el “We Are The Champions”) son las siguientes concesiones al nuevo trabajo. Tras ellas, llega un pequeño descanso para los músicos, a excepción de Michael Ehré, que se posiciona como protagonista absoluto realizando un solo de batería. A mí parecer fue demasiado largo y un tanto aburrido. Cinco minutos hasta que las alegres melodías del tema “The Entertainer” (original de SCOTT JOPLIN y arreglada por Marvin Hamlisch para la película “The Sting”, en España “El Golpe”, de 1973) sirven de acompañamiento a los baquetazos del músico. Y de esta guisa, otros tres minutos más. Con la banda al completo, toca retomar las interpretaciones colectivas. “Blood Religion”, que pese a formar parte de uno de sus obras menos reconocidas (“Majestic”), ayuda a alentar al público a cantar. Y “Master Of Confusion” y “Empire Of The Undead” siguen siendo prueba fehaciente de que los alemanes apuestan fuerte por su nueva entrega discográfica.

Pero avanzando hacia el final había que repescar más clásicos y poner cara de felicidad en los asistentes. Así sería, pues llegaría uno de los momentos mágicos de la noche con un trío de ases en forma de canciones. Tres que forman parte de su gran obra maestra: “Land Of The Free” (1995). Primero acometen con “Rebellion In Dreamland” y, aunque no interpreten su último tramo, es pura magia desde sus primeros y suaves acordes. Por si fuera poco, enlaza directamente con la imprescindible “Land Of The Free”. La sala se viene abajo, no es para menos. “Man On A Mission” prosigue con la labor de enfervorizar y lo consigue. Huelga comentar que este tema lo alargaron a base de terminarlo en plan balada, con Hansen apañándoselas para hacer partícipe al público en unos coros añadidos a lo que es la pieza original. De este modo llegaríamos al descansillo de rigor. Tras él, Kai vuelve a dirigirse al personal para presentar ese homenaje a nuestra música que representa “To The Metal”, cuyos ritmos se apoderan inmediatamente del jubiloso ambiente. Es el momento de las presentaciones y de despedirse a lo grande. Todo al son de la habitual “Send Me A Sign”, con el público que se agolpaba en el recinto capitalino coreando una vez más la melodía principal de la canción. Y hasta aquí dio de sí la actuación de los germanos.

Por poner alguna pega, aunque sea solo pequeñita, no se puede ningunear un discazo como “Sign No More”. Y lo más reseñable; a Kai Hansen se le ve muy justito, él lo sabe y no fuerza su voz. Sabe cómo intercalar los temas que le exigen más con los que se ve muy arropado por la concurrencia y, por si acaso, tiene a su colega Dirk Schlächter como acompañante a las voces cuando es menester. Por lo demás, la banda rayó a un nivel excelente, dejándonos 110 minutos de excelso power metal.

Setlist GAMMA RAY:

  • Welcome
  • Avalon
  • Heaven Can Wait
  • Hellbent
  • Tribute to the Past
  • I Want Out
  • Pale Rider
  • Time For Deliverance
  • Drum Solo
  • Blood Religion
  • Master Of Confusion
  • Empire Of The Undead
  • Rebellion In Dreamland
  • Land Of The Free
  • Man On A Missio
       ——————
  • To The Metal
  • Send Me A Sign

Texto: Diego González

Fotos: Manu Arcas

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

 

GAMMA RAY

 

 

 

ANKHARA - PremonicionKIVENTSREYLOBO - El Octavo PecadoEVANESCENCE - The Bitter TruthROCK GUITAR EXPERIENCE
ANKHARA - Premonicion
REYLOBO - El Octavo Pecado
EVANESCENCE - The Bitter Truth
KIVENTS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

17 COMENTARIOS

  1. Conciertazo de las dos bandas. Pero es una verguenza que esto lo metan en la sala shoko y todos como ovejas (si llega a pasar algo de alli no salimos), lamentable. Luego ponen la actuacion de rhapsody a las 7.45 y abren a las 7.30 con lo que mucha gente (incluido yo)el principio no lo vimos por las colas. (esto solo pasa en España). Y luego había que denunciar los gastos de distribución en las entradas, es una verguenza. Esto es lo que se debería denunciar desde las paginas heavys pero nada de nada. horarios, gastos de gestion o distribucion y tipo de sala dependiendo del concierto VERGUENZA.

  2. Yo estuve en Barcelona y el set list varió un poco, aquí no tocaron Blood Religión ni nada del Majestic, a parte de la justita voz de Kai Hansen, fue uno de los mejores conciertos que les recuerdo y muchísimo mejor que los escasos 55 minutos que nos ofrecieron el año pasado teloneando a Helloween.
    Yo por supuesto repetiré la próxima vez.

    • ¿Que no tocaron Blood Religion en Barcelona? Si Kai Hansen se pegó casi 5 minutos de reloj haciendo bises con el público: “Into the Dark…… Blood Religion”

      Y la voz de Kai muy bien al principio pero mas que justita al final, sobretodo a partir de la parte del Rebellion in Dreamland hasta el final donde pidió que el público le ayudase con la canción.

      Y Fabio Lione insuperable como estuvo, lo único malo es como le canta el movimiento de mandíbula con el “chicle imaginario”, madre mía y yo creia que el bajista de Tierra Santa no tenía rival en esa técnica.

  3. Sobre el final de la canción “Man on a Mission” de Gamma Ray (que pone en la noticia que “lo alargaron a base de terminarlo en plan balada”), decir que esa balada en realidad se llama “Miracle”, un bonus track de “Somewhere Out In Space”. Sigue la misma melodía de “Man on a Mission” pero con otro tempo y una letra similar pero no idéntica.

    Yo he visto otro concierto de esta misma gira, en Lyon. ¿En Madrid también acabó Kai Hansen con la voz destrozada? No le culpo, después de casi 30 años dándolo todo, pero me sorprende que no se mencione en la crónica. En Lyon más o menos desde “Rebellion In Dreamland” apenas cantaba

  4. La idea de pillar nuevo cantante no estaría mal, de esta manera se podría centrar más en la guitarra y componer temas más elaborados, como los del Insanity, por ejemplo, canciones como Cave principal, etc…

    La verdad es que el último disco, aunque no está mal, está bastante por debajo del anteriormente citado. Ni siquiera Avalon me parece gran cosa, me quedo con Demonseed y Seven, pero tampoco son para tirar cohetes.

  5. BIEN, BIEN, AUTOCOMPLACENCIA, Si señor, pues nada, Sr. D. Diego Gonzalez, me sumo, CONCIERTAZO INOLVIDABLE de Gamma Ray en la Totem de Villava, con un Kai Hansen, con la voz, si, pelin justital, pero bien, eh…, defendiendo los temas con solvencia a pesar de que fuma como un carretero, de que en su puta vida se ha cuidado, que se mete cosas en la sangre, (que el mismo lo dice), que no deberia, en definitiva, muy bien, muy bien pagados los euros de la entrada y seguro que TODOS los que han ido a esta gira si no es por una cuestión que no puedan evitar FIJO que REPITEN, es mas, seguro que animaran a todos sus colegas que esta vez no han ido para que vayan, que no se pueden perder el peazo espectaculo que ofrecen, y si no repiten, o no van, es que son unos putos DESERTORES DEL ROCK.

    • Por desgracia a mi se me habia pasado el pedo y entiendo bien el ingles,pese a estar al final de la sala,pero dijo “ive drunk,ive smoked and my blood has things i should not do…” y solto como una carcajada.Si alguien tiene rebellion in dreamland creo que fue antes.

      Pero bueno que tampoco voy yo a decirle al tito Kai que se cuide,por que yo en rhapsody estaba en volandas!.Pero si, fue como…”vamos no me jodas”

    • Totalmente de acuerdo con the patriarch,yo aunque le meta palos,soy fan de Kai Hansen y su voz,eso si,que sea una voz decente,si ya no va a poder cantar nada,pues entonces que busque cantante,aunque es una pena,no creo que beyond the black hole o man on a mission suenen ni parecido con otro.

  6. Se supone que la sala shoko va ser referente en los conciertos,pues menuda mierda de sala yo estuve arriba porque abajo no cabia un alma y se oia fatal y no se veia nada y eso que estaba en segunda fila,mucha velita en las barras pero masificacion de personal,como si fueramos borregos.Que puta pena que pages por ver a tus idolos y nos traten como borregos.Lo siento por no hacer mi comentario al tema musical que estuvieron brutales tanto Rhapsody como Gamma Ray pero con salas como esta mejor comprarse un dvd y ver el directo en casa.Y lo peor que tengo que volver para ver a Doro.

  7. Yo tambien soy fan de Gamma Ray y la voz de Kai Hansen y PRECISAMENTE POR ESO digo lo que digo, Kai Hansen se ha quedado SIN VOZ, no es un mal momento, no es que este justito, no, no, es que NO TIENE VOZ, NO PUEDE CANTAR, y hay que decirselo, porque me temo que nadie lo sabe, ni siquiera el, que si, sabe que no canta como antes, pero no es que no cante como antes, no, es que NO CANTA, pero bueno, como todo el mundo que le rodea seguro que le dice, bien kai, bien, el puto amo…, Pues nada, nos regala recitales como el del otro dia.