Inicio Noticias Crónica y Fotos de BURNING KINGDOM y BLACK ROCK en Madrid

Crónica y Fotos de BURNING KINGDOM y BLACK ROCK en Madrid

0
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

BURNING KINGDOM

Viernes 28 de Febrero de 2014 – Sala Shoko – Madrid

+ BLACK ROCK

 

Tenía unas ganas locas de ver en directo a la banda de Manu Seoane en su nueva y remozada etapa en BURNING KINGDOM, y aprovechando que estaba en Madrid lo tuve muy claro a la hora de disfrutar de la noche. La inclusión en sus filas del vocalista Danny Vaughn y los musicazos que les acompañan, era reclamo especial para no perderme el concierto,  y más aún tras el gran álbum "Simplified" que han lanzado y que personalmente me ha encantado.

Este disco es una joya del rock melódico, y lo reafirmo en contra de lo que puedan pensar algunos "puretas del AOR" y otros que echan en falta el estilo más rockanrollero y desenfadado de la anterior etapa del grupo.

"Simplified" es una maravilla de disco, altamente recomendable para cualquier amante del rock melódico elegante y de calidad, como fue maravillosa la actuación que se marcaron esta noche, y de la que hablaré más tarde, en una sala Shoko que lució una estupenda entrada para los tiempos que corren, y más coincidiendo con que a la vez ROYAL HUNT tocaron en otra sala. Además de un numeroso público, muchos músicos amigos no se quisieron perder la fiesta. Allí estuvieron parte de LUJURIA, Tony Hernando, Niko del Hierro, Gaby Boente…

Rafa Basa

Tras esta introducción, dejo que David Esquitino os cuente su visión del concierto de la banda invitada: BLACK ROCK

BLACK ROCK

Primero eran BLACK ROCK, capitaneados por la explosiva Barbara Black, quiénes no se amilanaron ni asustaron por la responsabilidad y el tener que abrir ante una sala aún a medio gas. Y demostraron tablas, oficio y hambre desde el principio, además de ese buen hacer al que ya hemos apelado en comentarios anteriores de otros conciertos suyos.

Afortunadamente esta noche no sufrimos los problemas con las luces que sí tuvieron por ejemplo DÜNEDAIN y HARD LOVE días atrás, que fueron casi inexistentes entonces, aunque bien es cierto que BLACK ROCK tuvieron que "pagar" cierto síndrome del telonero y ni contaron con la misma luz ni sonido que los protagonistas, y además tuvieron que recortar un par de temas del repertorio, sin que esto afectara su buen concierto, pero había que reseñarlo.

Comenzaron con muchas ganas de la mano de su "Rock n´roll riders", ya todo un himno, aunque les costó un poco empezar a mover al público que aún entraba en la sala. Más hard rock directo y enérgico de la mano de "Fighters" y una Bárbara que, vestida muy sexy, ya había hecho suyo el escenario mientras sus compañeros demostraban que el grupo tiene un nivel fantástico. Por cierto, a destacar otro estilismo provocativo y rompedor del batería Pol, que le encanta moverse en estas tesituras (¿qué sería del hard rock sin "molar" y sin buscar romper barreras también en este sentido?), además de por supuesto mostrar ese estilo de tocar tan poderoso y anárquico, dicho en el mejor sentido y que tanto me gusta, ya santo y seña del grupo.

Y no me olvido de Fabián "Escorpión" al bajo, potente, sólido y seguro a la base rítmica, aunque más estático que otras veces, ni por supuesto de David, pequeñito pero matón a las seis cuerdas y que a día de hoy es otra pieza clave del sonido de la banda.

Ya hemos dicho en otras ocasiones que el grupo ahora suena muy americano, hardroquero al 100%, directo y agresivo… sin perder el punto elegante y sensual de sus comienzos, pero ahora más sucio, más enérgico y golpeándote entre las cejas. Así, los dos cortes que rescataron de sus primer disco están adaptados a este nuevo sonido, incluso cantados casi "en inglés", que es un poco como me sonaron "En mi cama" y, algo después, "Fugitivo", quizás más fuera de lugar en mi opinión en este caso. 

Mejor les queda a día de hoy ese punto a lo SKID ROW de "Ten seconds to love" o "No healer" (con dedicatoria de Bárbara para Zezi, cantante de SIXX WAYS, que le ha diseñado parte del vestuario, maquillaje y demás), y además han optado por dejar en el set (al menos en estos conciertos de repertorios más cortos) la versión que mejor se adapta a ellos entre las que han tocado en los últimos tiempos, como es el "Daddy, brother, lover, little boy" de MR BIG.

Y ya para rematar el corto pero intenso concierto de esta noche era obligado quemarnos con "You got a light?" que Bárbara borda (es una cantante fantástica, además de una gran frontwoman) y que en directo es un puntazo de tema.

Breve pero efectivo concierto, como se suele decir, y un grupo al que recomiendo ir a ver en su propio show cuando tengáis ocasión, que no os van a defraudar. Y eso que enfrente tuvieron a un público demasiado parado, algo que cada vez es más tónica habitual, en Madrid al menos, y yo no me acabo de acostumbrar a esto ni lo entiendo…

De cualquier manera, un placer verles abriendo para BURNING KINGDOM, que estaban a punto de salir ya con la sala más poblada y con más ganas de hard rock del bueno.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Marta Errea (martaerreaphotography)

 


 

BURNING KINGDOM

Tras BLACK ROCK, llegaba la hora. Con el mismo backline, saltaron a escena Manuel Seoane y su banda, tras su potente introducción. El último en salir fue el gran Danny. Abrieron con el tema que da título al álbum "Simplified". Aquello pintaba desde el principio de maravilla. Buen sonido, actitud, simpatía,  unos músicos de gran talla a espaldas de Manu, -al que se le vio súper feliz-, y Vaughn, que demostró su inmensa personalidad y que cantó como el dios que es.

El resto del grupo, formado por los suecos Jhonny Benson (Crazy Lixx, BaiBang) en la batería, el gigante Tobbe TosiGalen (Carnaval Sun, Erótica) al bajo y el teclista/guitarrista Rasmus Ehrnborn, evidenció poseer un nivel y una soltura escénica e instrumental de matrícula de honor, y eso que ensayaron menos de una semana en Suecia y un par de días en Madrid. Los tres demostraron un nivel increíble. Sobre todo me encantó Benson, con una pegada y una clase fuera de duda, además de ser un espectacular batería que adorna su show con giros malabares de sus baquetas. Sería injusto olvidar los coros de Bárbara Black quien no se quiso perder la fiesta.

Una vez dejado claro que la banda fue un lujo,  antes de meterme a fondo con lo que fue para mí el concierto, quiero alzar una millón de lanzas a favor de Manuel Seoane. El tenía un sueño, y ese sueño se ha hecho en realidad. Primero fue el disco y ahora ha sido, por fin, debutar con su banda en vivo. Manu, al que no tuve la ocasión de felicitar tras el "bolo", estaba pletórico, emocionado y dichoso…No es para menos. Adelante, tio, te estás saliendo con la tuya!!!

Manu tocó, se comportó instrumentalmente y escénicamente de forma extraordinaria, demostrando total complicidad con sus nuevos compañeros, y mostrándose como un enorme guitarrista, aunque sin abusar en su papel de héroe de las seis cuerdas, a diferencia de la anterior etapa, donde sus solos si eran más largos y su protagonismo brillaban casi en solitario. Ahora tiene una banda sólida y de categoría, donde cada uno brilla a su merecida intensidad, aunque la atención del público y las riendas las controlen Danny y él, algo inevitable.

El show, tras "Simplified", -que sonó perfecta-, siguió con la gran canción "Watching As It Burns", con su estribillo mágico y pegadizo, donde Vaughn demostró el gran cantante que es. 

Danny, quien vive en Málaga, se dirigió al público en español, aunque como su vocabulario no es muy amplio, remató en inglés. A renglón seguido, echaron la vista atrás con "Big Bang" del anterior CD "Livin´Now" que sonó directa y certera,  con un Danny que hizo suya la canción y sonreía en todo momento, junto al "pivot" Tobbe y el dichoso Manu.

El momento más jovial, "a lo VAN HALEN", llegó con la divertida "That’s My Boogie", con un espléndido solo central de Manu. El siguiente "From On High" lo disfruté especialmente, por su mejestuosidad y  porque noté como la banda estaba 200% entregada, y todo sonaba como si llevaran juntos años girando. Vaughn "se salió" una vez más, como en "The One That Almost Got Away", la siguiente "Falling Down" o "Livin Now", de nuevo mirando al pasado antes de que el batería  fuera protagonista Jhonny Benson tocándose un solo muy potente, donde demostró su categoría y que sabe muy bien hacerse el año de la atención del público, que se casó con él rápidamente.

Siguieron con "We Are A Wall" que sonó bestial para a renglón seguido dejar que Manu se luciera en su instrumental "Walking Alone" que sonó de lujo, y donde Seoane sentó cátedra. El guitarrista dedicó unas palabras de recuerdo a Paco de Lucía.

Rasmus hizo una intro que dio paso al tema final, antes del bis: "Killing Time", también rotunda, melódica y con gran garra, con un Danny impresionante, que demostró toda la noche que puede lidiar con los tonos más altos y los temas más complicados. ¡¡Espectacular!!

Manu agradeció a todo el mundo su asistencia, a Bárbara por su participación en los coros y saludó a sus amigos LUJURIA, Tony Hernando, antes de retirarse.

Y  llegó el momento "sorpresa" de la noche, aunque ya se había anunciado previamente. Parte de MÄGO DE ÖZ se sumó a la banda, para interpretar "Love Never Dies (Tell Me)", el tema que Danny cantó en el disco "Celtic Land".  Zeta, el vocalista de MÄGO cantó muy bien junto a Danny, así como Patricia Tapia, que lo bordó, sobre todo cuando cantó sola en una estrofa de la canción. Carlitos, Frank, Javi Díez y JoseMa se lo pasaron en grande!!

Tras este momento diferente y refrescante, la banda fue encaminando su actuación hacia el final, y lo hizo con la versión de TYKETTO "Wings" que sonó muy bien, y la final y victoriosa "Rock In The Radio", de "Livin´Now".

Un conciertazo…¡¡Genial! Aunque eché en falta la magistral balada "I Will Fight No More Forever", que hubiera levantado emociones y clamores, y la versión de WAYSTED "Heaven Tonight", que si tocaron en Barcelona.

Gracias, Manu, gracias BURNING KINGDOM, sois muy grandes!!

Texto: Rafa Basa

Fotos: Marta Errea (martaerreaphotography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.