Inicio Conciertos Crónica y Fotos del concierto de DÜNEDAIN y HARD LOVE en Madrid

Crónica y Fotos del concierto de DÜNEDAIN y HARD LOVE en Madrid

2
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - AVATAR - Hunter Gatherer

 

DÜNEDAIN

+ HARD LOVE

Viernes 21 de Diciembre de 2014 – Sala Shoko – Madrid

El pasado viernes fue noche de heavy metal y hard rock nacional, en una interesante cita en la sala Shoko que no nos queríamos perder. Por un lado teníamos la confirmación y el paso adelante de los madrileño/abulenses DÜNEDAIN, presentando por fin el nuevo single en la capital tras posponer la fecha propuesta inicialmente debido al enésimo cierre de la sala Caracol.

Reubicado el concierto por fin, presentaban aquí también la nueva formación, pasando con nota el bajista Jesús Izco (de los murcianos NUDO) la difícil papeleta de sustituir al fugado Jacin, por cierto… y más cuando no han podido ensayar juntos todo lo que les hubiera gustado en estas primeras semanas de la nueva etapa. Por el otro, estaba la sorpresa de descubrir a una nueva banda de hard rock a la que no conocía de nada pero que me gustaron mucho. Se trata de HARD LOVE, formación murciana que practican un hard rock sencillo pero con mucho gusto y rollo y que fueron una grata sorpresa a pesar de que creo que todavía les faltan algunas tablas en directo. Dos bandas bastante diferentes en sonido y estilo, es cierto, pero que se compenetraron muy bien y que formaron una gran dupla esta noche.

Ya he comentado alguna vez que me gusta mucho esta "nueva" sala, y de hecho en la agenda tenemos ya apuntados muchos conciertos que se van a celebrar aquí en los próximos meses, pero tienen que arreglar de inmediato el problema con las luces porque desluce muchísimo los conciertos. El viernes en concreto tuvimos que sufrir de nuevo el hecho de ver a las bandas prácticamente a oscuras (cuando focos en la sala hay de sobra), y no es la primera vez que nos pasa lo mismo en la Shoko, como comentamos la mayoría desde el principio. Además, DÜNEDAIN habían preparado una serie de proyecciones y juegos visuales para este concierto, y es obvio que no lo vimos (con su consiguiente enfado lógico al respecto). Por lo demás, decir que consiguieron una entrada bastante aceptable para los tiempos que corren, con más de 300 personas para ver a las dos bandas, que no está nada mal. Eso sí, tanto los seguidores que vinieron desde su ciudad a apoyar a los teloneros, como los fans en general de los cabezas de cartel se mostraron 100% entusiastas y metidos en el concierto, cantando todos los temas, coreando y empujando hacia delante en definitiva a las dos bandas en todo momento.

Empecemos por el principio, como se suele decir, y es que a eso de las 20:30 saltaban a las tablas HARD LOVE, aún con bastante gente por entrar en la sala y demostrando que en el sur también hay nuevas bandas de hard rock tan interesantes como el grupo que nos ocupa. Mezclando en su formación juventud y veteranía, me gustaron mucho desde el principio, sonando muy bien, mostrando buenas canciones y buen hacer musical, y recuperando un estilo que, sin haber sido nunca el más apreciado en España, siempre es un placer acordarse de las mejores formaciones que dio nuestra piel de toro como NIAGARA, ELYTE o sobre todo SANGRE AZUL, de los que de hecho se hicieron una fantástica versión al final del show. Poco a poco cogerán tablas y desparpajo (eso sí, a destacar sin duda la calidad y el precisamente desparpajo, aunque me contradiga un poco a mí mismo, del jovencísimo guitarrista Johnny Lorca, ¡un crack!), aunque suenan elegantes, pegadizos, clásicos y con elegancia, la verdad. Buen cantante también en la formación, un Pedro que tiene que soltarse un poco a nivel de frontman pero que tiene una voz fantástica para temas como "Hermanos de sangre" o "Al pie del cañón" que me gustaron mucho. También hubo tiempo para una preciosa balada/medio tiempo como es "No te olvidaré" o la muy lograda versión del "Reino sin ley" (cantada a medias por el guitarrista y el cantante) de SANGRE AZUL y que puso perfecto punto final a un concierto muy interesante para calentar.

Pero la noche era de DÜNEDAIN, que salieron al escenario de la Shoko a comérselo desde el principio a ritmo de dos de sus superclásicos imprescindibles como son "Buscando el norte", fantástica para abrir, y "Fiel a mi libertad", otro valor seguro de su repertorio. Pese a algunos ligeros problemas de sonido iniciales (quizás demasiado volumen y graves, que luego se corrigió) y la consabida ausencia de luces, que es una pena, el concierto empezó de frente, con una banda que está en forma y que demostró perfectamente que ha sabido sobreponerse.

Me gustó el testigo que ha recogido con personalidad y pelotas el citado Izco, que además aportó ese punto vocal que algunos temíamos que podíamos echar de menos con la salida del ya ex bajista, y parece que la banda no se ha resentido demasiado del golpe, al menos a nivel externo.

Eso sí, me cuesta acostumbrarme aún a ver a Tony y a Mariano con el pelo corto, aunque siguen siendo los cracks habituales a las 6 cuerdas, con el segundo cada vez más desatado y certero (y fuerte, jeje), y Tony más centrado en su labor de cantante y frontman… y eso que la voz no estuvo está noche al 100% tan afilada como en otras ocasiones (no así su lengua que sí sacó a pasear con rabia en varios incisivos comentarios en estos tiempos terribles que nos han tocado vivir en este país de pandereta… o porra, que es más habitual últimamente). Y personalmente quiero destacar a Miguel, que aún griposo demostró que es tal vez uno de nuestros baterías infravalorados del estilo, ¡qué buena pegada!

La banda va rodada y suenan como un cañón… Siempre han tenido buen directo y lo mantienen, aportando tal vez un toque más metalero y rotundo en la actualidad, aunque sin olvidar su vena más netamente power que llevan marcando desde su primer trabajo y sus melodías marca de la casa que tan bien se refleja en canciones como "La rosa negra", "Valor" o "Mi alma sigue en pie" (siempre un cañonazo en directo, por cierto), que se cantaron con muchas ganas esta noche, sin duda.

Personalmente a día de hoy me llenan más sus temas no tan netamente power como pueden ser la propia "1000 golpes" (lástima no poder ver su videoclip de fondo como tenían previsto, aunque sí tuvimos presente la portada del single en todo momento), "El año de la rabia" (con "cariñosa" dedicatoria a la Infanta Cristina) o esa versión reducida de "Mágica" cantada a medias entre el nuevo bajista y Tony. Muy coreados también cortes básicos ya de su discografía como "Una razón" (con la sala puesta en pie y coreando a una sola voz, como quién dice) o "La luz de mi oscuridad", desde su bisoño pero encantador primer trabajo. Y para cerrar, no podían faltar "Por los siglos de los siglos", todo un temazo y ya casi bandera del heavy/power metal en nuestro país, y la rapidísima "Corazón de invierno" que sin duda es una de las favoritas del público de DÜNEDAIN.

La banda sigue subiendo peldaños y manteniéndose con paso firme en esta lucha diaria tan complicada que es hacer heavy metal en nuestro país. Y en Madrid volvieron a demostrar que son un valor seguro en directo y que suenan compactos y poderosos como pocos. De cara a su nuevo trabajo seguro que hay un nuevo lavado de cara y paso adelante en su carrera, y desde aquí les mandamos un gran abrazo y les deseamos la mejor de las suertes, por supuesto.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

2 COMENTARIOS