Inicio Entrevistas Entrevista con Adrian Vandenberg sobre su nueva banda VANDENBERG´s MOONKINGS

Entrevista con Adrian Vandenberg sobre su nueva banda VANDENBERG´s MOONKINGS

4
ROCK THE NIGHT FESTIVAL

ESCENA ROCK FESTIVAL

PACO VENTURA - Madre Tierra

 

VANDENBERG´s MOONKINGS

 

 

   Hace pocos días tenía la oportunidad de hablar por teléfono con Adrian Vandenberg (ex WHITESNAKE y VANDENBERG), que ha vuelto a la palestra con nueva banda llamada VANDENBERG´s MOONKINGS y un disco muy interesante. Tras unos cuantos años dedicados a la pintura y alejado de la primera línea del rock, el espigado guitarrista holandés sigue siendo un tipo encantador, además de buen conversador, y con él pudimos charlar largo y tendido de su actualidad, el fantástico nuevo álbum, su próxima visita a Madrid, y comentar también algunas curiosidades tanto generales como de su atractivo y reputado pasado. Aquí está el documento:  VANDENBERG´s MOONKINGS

– Hola Adrian, aquí estamos una mañana de Madrid deseando hablar con un guitarrista tan importante como tú, ¿cómo estás?

Adrian.- ¡Gracias por el cumplido para empezar! (risas) Pues nada, yo estoy en Holanda y esperando poder ir a España de nuevo a finales de marzo, que hace muchos años que no toco por allí y ya tengo ganas de volver a vuestro país. Lamentablemente sólo será una fecha, en Madrid, pero trataré de volver lo antes posible, lo prometo, tal vez en algún festival o algo parecido.

– Vamos a empezar la entrevista hablando del disco, "Moonkings", que me ha parecido fantástico, me ha gustado mucho. Es un lujazo volverte a escuchar tocando hard rock clásico y, en definitiva, verte de nuevo en la escena con un disco tan bueno como éste. ¡Felicidades lo primero!

Adrian.-¡Muchas gracias! Está claro que es el tipo de música más cercana a mi corazón, además de lo que más me gusta tocar, ya sabes.

– Aunque hayas vuelto a la escena, creo que sigues combinando tu faceta de músico con la de pintor, ¿verdad?

Adrian.-Sí, así es. Ya en 1999 estuvimos hablando de esto y entonces David (Coverdale) estaba realmente cansado de girar y sugirió que tal vez deberíamos separarnos y seguir cada uno un poco nuestro camino durante algún tiempo. De hecho, las giras o los conciertos que hicimos en 1997 y 98 fueron básicamente de despedida. Para mí no fue algo malo necesariamente porque mientras estaba de gira no tenía tiempo para dedicar a mi pintura y de este modo iba a poder tenerlo. Lo que acordé conmigo mismo es que me dedicaría profesionalmente a pintar durante tres o cuatro años y después volvería a grabar un disco ya fuera con WHITESNAKE o con quien fuera, incluso en solitario o hacer una nueva banda o lo que fuera.

El tema es que en el 99 la mujer que entonces era mi chica y yo tuvimos una hija preciosa, pero cuando ella ya tenía tres años las cosas se complicaron y acabamos rompiendo. Entonces pensé que no era el momento para volver a meterme en grabaciones, giras y demás porque entonces no vería crecer a mi hija, que era algo muy importante para mí. No quería ser sólo el tipo de pelo largo que aparecía por la puerta dos o tres veces al año para recordarle que era su padre y luego volverme a ir rápido, ya sabes. Decidí que no iba a estar lejos de ella tanto tiempo, aunque por otro lado no esperaba que este parón al final fuera tan largo, 12 o 13 años.

– Sí, porque ha sido un largo período… ¿cuándo decides retomar la carrera musical?

Adrian.-Hace dos años ya pensé que era el momento de volver, que me sentía de nuevo fresco y con ganas pero a la vez quería seguir trabajando y que mi cabeza y mi corazón estuvieran un poco en el mismo punto. Pero la música volvía a salir de mi corazón aunque por otro lado no quería pensar en el negocio, en presiones, en tener que hacer hits o lo que fuera. Quería hacer música honesta basado en el blues/rock que siempre me ha gustado, así que comencé a trabajar más en serio de nuevo en canciones hace como año y medio. La grabación del disco comenzó hace unos cuatro meses y terminó un par de meses después, y ahora ya tenemos el disco aquí a punto de salir. Por otro lado, yo he trabajado en la portada, he diseñado también el logo… y ahora hemos empezado ya a ensayar con la banda para empezar a tocar en directo dentro de nada, que tengo muchas ganas después de tantos años.

– Recuerdo que te entrevistamos hace un par de años, cuando de alguna manera volviste a sacar la cabeza, y entonces hablamos del disco que tenías en mente, que habías empezado a componer alguna cosa… Me comentaste que la idea tuya entonces era sacarlo como VANDENBERG, y de alguna manera continuar con el legado de tu grupo. Sé que en los últimos años has estado envuelto en una lucha legal con tus ex compañeros por el nombre y los derechos derivados del mismo, y supongo que es un poco la razón por la que al final no ha salido así…

Adrian.-No, no, simplemente es que cuando empecé a componer pensé que si sacaba el disco como VANDENBERG, la gente me iba a pedir un disco como eran los anteriores del grupo y además esperarían que en los conciertos la mayoría de las canciones que tocáramos fueran del pasado de la banda. Yo no quería esto sino que quería empezar fresco y sin limitaciones, ya sabes: nueva formación, nueva banda en sí, nuevas canciones… y para esto me parecía que lo correcto y lo mejor era usar un nombre diferente y que no conectara, al menos no directamente, con VANDENBERG o WHITESNAKE. Esto es una banda nueva, con chicos jóvenes, nuevo material, mucha energía e ilusión, así que había que volver con un nombre distinto que quizás abre menos puertas pero también aporta menos presión.

– Me ha gustado mucho el disco y he disfrutado enormemente escuchándolo. Es hard rock clásico que recuerda en cierto modo a WHITESNAKE, BLUE MURDER, LED ZEPPELIN, VANDENBERG… Supongo que era tu idea, el hacer un disco de hard rock de toda la vida y recuperar la música que estaba en tu corazón y demás, ¿no?

Adrian.- Sí, sin duda… La música iba a ser más clásica pero el sonido sí lo quería un tanto más actual, que por ejemplo me encanta cómo suenan bandas de los últimos años como FOO FIGHTERS o QUEENS OF THE STONE AGE, muy directo, en la cara, dinámico… como ALTER BRIDGE por ejemplo. Así que yo quería hacer la conexión de mis CREAM, WHITESNAKE, QUEEN… con ese toque actual en este sentido de las bandas modernas. Creo que funciona muy bien con ese punto como si estuvieras en el mismo local de ensayo, que puedes cerrar los ojos y parece que pudieras notar a los miembros de la banda tocando para ti. Por otro lado, está claro que musicalmente es una mezcla de los grupos que me gustan y que siempre han sido, y siguen siendo, una influencia para mí.

– Me parece interesante esto que comentas porque en los últimos tiempos hemos tenido muchos casos de músicos clásicos tratando de experimentar con modas, nuevos sonidos, canciones extrañas… Para mí ha sido casi siempre un error y han resultado álbumes muy decepcionantes, que además no han funcionado, y justo después del batacazo han vuelto a hacer su música habitual, su estilo y demás con muchos mejores resultados.

Adrian.- Entiendo lo que quieres decir, y es cierto, pero yo sólo he intentado sonar fresco, no cambiar mis gustos o mi estilo…

– Claro, que una cosa es que pruebes con un sonido diferente, más actual o lo que sea, pero sin cambiar tu estilo, tu forma de componer, tus canciones… ¿Qué piensas tú sobre esto?

Adrian.- Por ejemplo no me suelen gustar los supergrupos donde se juntan 3 o 4 tipos famosos y tratan de hacer música más dirigida o predecible. Además, muchas veces en estos proyectos los músicos están tocando en dos o tres bandas más, con lo que al final siempre rompen después del primer o segundo álbum como mucho. Yo quiero sangre fresca en mi grupo, y ahora mis compañeros son bastante jóvenes, entre veintipocos y treinta, y además completamente desconocidos, que así además no están cansados aún ni del negocio ni de la música en sí (risas). Lo que siempre me ha gustado en mi carrera es poder juntar, y juntarme, con un puñado de buenos músicos entusiastas y disfrutar de lo que hacemos, de nuestras canciones y demás.

– Ya que lo comentas, cuéntame sobre la banda que ha grabado el disco, ¿quiénes son los músicos que te acompañan actualmente y que forman parte de MOONKINGS? Me ha gustado mucho, el cantante, por cierto, en ese rollo del primer Coverdale que tanto me gusta…

Adrian.- La verdad es que encontré a esta banda un poco por casualidad, que todo empezó cuando hace unos tres años compuse como el himno de mi equipo de fútbol, AC Twente, que ganaron el campeonato nacional y quisieron celebrarlo así, entre otras cosas. Curiosamente no había visto aún a la gente que me iba a acompañar en esto así que todavía era pronto para buscar gente concreta. El caso es que en una actuación de WHITESNAKE en Holanda hace un par de años, porque siempre que la banda viene a Holanda me subo a tocar algún tema con ellos, tocó una banda telonera que tenía un cantante fantástico y me quedé con la copla. Y luego además supe que iba a ser el cantante del tema del fútbol, así que todo cuadraba perfecto.

Fui a ver a esa banda a ver si el tipo era tan bueno como decían las críticas, así que encontré así al cantante de MOONKINGS, Jan Hoving. Además vive cerca de mi ciudad natal, tiene una voz fantástica y es un buen tipo, influenciado encima por muchos de los cantantes que me gustan como Paul Rodgers, Robert Plant, Coverdale, Ronnie Dio.. Luego también su propio timbre y su propia personalidad, como en “Out of reach”, la balada, que me encanta su voz en ésta, pero me gusta notar en las canciones de dónde vienen sus influencias y su voz.

Luego, el batería y el bajista, Sem y Mart, fue una gran coincidencia: Cuando el equipo de fútbol de mi ciudad entró en la Liga de Campeones se preparó una gran fiesta para unas 60.000 personas, como decía. Fue cuando me propusieron hacer la canción y tocarla en la fiesta, y al principio me costó porque hacía mucho que estaba un poco fuera de todo esto y sobre todo no tenía banda, pero me insistieron y empecé a buscar músicos por los alrededores. Me hablaron de unos chicos que hace unos años ganaron un concurso de talentos locales, que me lo recordó el cantante, y entonces tenían poco más de 10 años pero ya eran unos intérpretes impresionantes. Así que, bueno, al final todo comenzó preparando una canción para una fiesta futbolera, y lo interpretamos ya juntos allí y todo fue muy bien, con Jan y Mart ya en el grupo, por decirlo así…

– Interesante y curioso, casi amor a primera vista, ¿no?

Adrian.-Pues ya ves, ésta es mi nueva banda y así los he encontrado, que no ha habido audiciones de ningún tipo pero todo ha salido perfecto. Ha sido muy natural y me parece la mejor manera de conseguir una banda: seguir tu instinto y tu corazón y que sea tan bueno como a tí te lo ha parecido desde el principio. Y al final tenemos a un buen cantante con una granja y un pequeño estudio, y dos músicos realmente jóvenes pero con mucho talento, además de yo mismo.  

VANDENBERG´s MOONKINGS – Hablando de los temas, ¿cómo ha sido para tí el volver a componer este tipo de canciones tantos años después? Está claro que no se te ha olvidado cómo escribir, tocar y demás. Por cierto, ¿son todo canciones o has recuperado algo de material antiguo?

Adrian.-No, no, todos los temas son nuevos, del último año o así de hecho, y es genial porque quería hacerle un poco más caso a mi corazón que a mi cerebro. Es lo que hacía cuando tenía 13 o 14 años y empezaba a componer canciones, y ahora quería que fuera un poco lo mismo en ese sentido, que me pudiera expresar tan libremente. Quiero decir que nada de fórmula, ni expectativas de ningún tipo, aunque también sé que la gente conoce mi nombre, lo que he hecho en el pasado y demás. Y no soy ambicioso pero llevo dos o tres semanas haciendo entrevistas y presentando un poco el disco en sociedad en Europa y la respuesta está siendo extremadamente positiva. No es algo que estuviera esperando pero quería que fuera así, ya sabes, pero lo primero es disfrutarlo yo, porque si no soy el primero al que le gusta, no puedo esperar que le guste a otros, al menos lo pienso así.

Entonces, escribo música que realmente me gusta y compongo un disco que me gustaría comprarme, ya sabes, y mira que lo he debido escuchar un millón de veces pero lo sigo metiendo en el reproductor (risas). La verdad es que ha sido genial el volver a escribir de manera totalmente libre y limpia después de tanto tiempo. Piensa en el ejemplo de WHITESNAKE, que la gente después de 30 años espera seguir escuchando algo que siga la misma senda, y cuando yo estuve en la banda estabas un poco obligado a seguir por ese camino, pero ahora ya no tengo esa presión. Ahora puedo hacer los discos que quiera hacer, así que ya veremos, que en estos tiempos no hay nada garantizado en ningún negocio, pero en el musical aún menos.

– Pero mucho menos…

Adrian.-Antes vendías miles de copias todas las semanas y ahora date por contento si vendes 100, pero está bien, que a día de hoy prefiero la satisfacción personal a la comercial, y no me importa vender muchos o pocos discos, de verdad. Mi fama, o lo que sea que tenga, la puedo utilizar para sentirme bien y que la gente le preste un poco de atención a mi trabajo actual, pero no quiero más.

– El disco es muy variado y tiene temas bastante diferentes entre sí: "Breathing" es como el single perfecto, "Out of bridge" es una gran balada, "Close to you" es todo un himno de hard rock, "Nothing touches" tiene un rollo muy clásico, "Leave the town" tiene un punto muy bluesy, muy primeros WHITESNAKE… Me ha parecido un disco muy equilibrado y que tiene un poco de todo, ¿verdad? Supongo que era la idea…

Adrian.-Sí, sí, eso es, que cuando empecé a escribir para el disco sencillamente abrí todas las puertas y ventanas de mi cabeza, ya sabes, y dejé que salieran todas las ideas libremente mientras iba tocando. Quería hacer un disco variado pero sin pensar en ninguna dirección concreta y juntar de alguna manera todas mis influencias: BEATLES, LED ZEPPELIN, ALTER BRIDGE, FOO FIGHTERS, DEEP PURPLE, FREE… Quería mezclar las cosas que realmente me gustan y que se juntaran en este disco, que se mezclaran con las buenas melodías, grandes riffs de guitarra… Por otro lado quería que sonara a banda, y que tuviera canciones, que no hubiera largos solos de guitarra o cosas así me refiero.

Actualmente muchos músicos se tiran un buen rato haciendo un solo y todo el tiempo en el mismo acorde o lo que sea, y a mí no es eso lo que me gusta sino sacarle todo el jugo y emoción a cada nota que estoy tocando. La gente ya sabe la poca o mucha técnica que puedo tener, pero yo lo que quiero es transmitir emociones de una manera natural en mis canciones y no caer en una fórmula o en demostraciones absurdas de lo que sé o puedo hacer. En canciones como "Out of reach" o "Lust&live" se muestra totalmente esto, y lo mismo con la voz de Jan.

– Una de las curiosidades del disco es que has recuperado y versioneado "Sailing ships", una de las canciones más bonitas y especiales de tu etapa en WHITESNAKE y para mí una de las mejores baladas del hard rock sin duda. Supongo que tiene que ser una de tus composiciones favoritas, y además ha participado el propio David en el tema…

Adrian.-Fue una canción que hice cuando estábamos empezando a componer para "Slip of the tongue", y entonces estaba aún en Holanda. Allí grabé bastante música y luego se lo pasé a David para que empezáramos a trabajar juntos en las canciones que luego irían en el disco. En ese momento recuerdo que mi madre siempre me decía que a ver si trabajaba en alguna canción acústica para el disco, que estaba todo muy alto y que se cansaba muy rápido de tanto ruido (risas). Pero le dije que sí, que le escribiría una canción para ella y cogí la guitarra y empecé a tocar el principio de "Sailing ships" y sin duda esa canción estuvo después en la cinta que le llevé a David a América para terminar las canciones allí. Se la mostré y le dije que era una melodía o una instrumental acústica que le había escrito a mi madre pero a David le encantó y me dijo si podía cantar algo sobre ella. Probamos y quedó genial, y así es como surgió un poco la canción, que se convirtió rápido en una de las mejores canciones que he escrito nunca.

El caso es que David y yo seguimos en contacto muy a menudo, que siempre hemos mantenido la relación y el contacto fluido por mensajes, mail o teléfono. Hace un año o así le conté que por fin estaba trabajando en un nuevo disco y me comentó que sería un honor para él el cantar en alguna de las canciones del disco. Obviamente el honor es para mí, y pensé que sería genial, así que hace como dos o tres meses volviendo de una gira por Sudamérica nos pudimos ver y grabar algo. David venía con algo de jet lag y la voz cansada pero fue genial porque llevaba tiempo queriendo hacer una nueva versión de "Sailing ships" algo más melancólica, por decirlo así, emocional y sentimental, y fue la ocasión perfecta. Estoy encantado con esta versión y muy feliz de haber contado con David en mi álbum de esta manera tan intimista y emotiva. Además, para mis jóvenes compañeros es maravilloso el poder estar con David Coverdale en un disco porque tienen 22 años sólo pero son grandes seguidores de WHITESNAKE, ZEPPELIN, PURPLE… los clásicos, ya sabes. Y para Jan, el cantante, fue genial también, claro, que está encantando de compartir un disco con David, aunque no cante en la canción en el álbum (risas).

– A finales de marzo vas a tocar en España, ¿cuál es la idea de gira que tienes, en primer lugar, y qué vamos a ver en Madrid en concreto?

Adrian.- Ha sido bastante trabajo para mí los últimos meses, acabando el diseño del disco, la portada y demás, aparte de hacer muchas entrevistas en las últimas semanas. Pero bueno, ya hemos empezado los ensayos hace un par de semanas, que el primer concierto será dentro de unos 10 días, lo que es genial y tengo muchas ganas. Tocaremos el disco casi completo, y luego habrá dos o tres canciones de WHITESNAKE, lo mismo de VANDENBERG, tal vez un par de versiones de bandas un tanto inesperadas para un grupo como nosotros, y alguna cosa más. El caso es que queremos tener repertorios completos, que con un sólo disco es todo un reto y me apetece aparte de repasar mi propia trayectoria el hacer alguna versión de bandas diferentes que me gustan y que también me han influenciado.

Estamos muy emocionados y la verdad es que tenemos ya muchas ganas de subirnos juntos al escenario y dar los primeros conciertos ya. Además, el tocar en Madrid tan pronto en la gira va a ser genial, que hace mucho tiempo que no he vuelto a España para tocar y tengo grandes recuerdos de tocar con WHITESNAKE en el pasado. Como te decía antes, es una pena no poder hacer ahora más conciertos allí, pero espero que más adelante sí sea posible. En definitiva, la idea es seguir tocando hasta que nos caigamos, lo que va a ser genial.

– Tengo curiosidad por saber cuántas guitarras tienes a día de hoy y cuántas mantienes del pasado. No sé si has cambiado mucho de instrumentos en estos años o si ha cambiado incluso tu gusto o tu estilo en este sentido…

Adrian.-La verdad es que tengo muchas guitarras, una buena colección de Les Paul entre otras, un par de Stratocaster y de Telecaster, y algunas más, aunque tengo que reconocer que no he tocado mucho rock en los últimos 10 años. Es más, no he tocado demasiado la guitarra en los últimos años hasta hace varios meses, aunque sí he hecho algunas cosas con guitarra clásica y gitana, ya sabes, que trabajé en un par de cosas así hace un par de años. Fue un periodo un poco extraño compaginar esto con la pintura y luego volver ahora a tocar rock de una manera fresca y libre, sin fórmulas ni ataduras, ya sabes. Pero vamos, mi manera de tocar y de componer aún mantiene la mayoría de elementos que se han mantenido en los últimos 25 o 30 años que llevo tocando la guitarra de manera profesional. Supongo que mis influencias o manera de tocar en sí ha cambiado un poco con respecto a hace 15 años por ejemplo, pero insisto en que lo mejor es hacerlo ahora de manera tan libre y sin pensar en si encaja o no con nada, ya sabes. Sentir lo que la canción pide, sentir la canción en sí y que salga tu instinto, es algo muy excitante.

En el disco he usado mayormente un par de Les Paul, que he vuelto un poco a lo básico en este sentido, y ahora estoy tocando casi exclusivamente con ellas. Para este estilo creo que el sonido es perfecto, la sensación también, la imagen incluso, cómo te sientes tocando hard rock con estas guitarras… También estoy usando amplis vintage, viejos Marshall de primera generación y creación, y equipamiento Fender de 1959 y del 61, así que imagínate lo puro que es el sonido que hemos conseguido, nada comparado con las compresiones excesivas de los sonidos de guitarra de la actualidad.

– En los últimos dos o tres años has tocado con WHITESNAKE en algunas ocasiones, un par de temas con ellos en algún festival o en los conciertos de la banda en Holanda. ¿Qué tal la experiencia y cómo ves a la banda a día de hoy? Todos sabemos que Coverdale no está en su mejor forma vocal, pero él sigue siendo él mismo, ya sabes, el mejor frontman.VANDENBERG´s MOONKINGS

Adrian.-Sí, siempre que WHITESNAKE viene a Holanda, ya sea en un festival o sala o lo que sea, yo me acerco a verlos y tocar con ellos. Lo disfruto mucho y siempre que me subo al escenario con la banda me acuerdo de lo que echo de menos tocar en WHITESNAKE y divertirme en general tocando rock sobre un escenario. Para mí siempre ha sido algo muy inspirador y que siempre me ha empujado a escribir canciones, a querer hacer otro disco y demás, para volver al final a subirte a un escenario. Lo he echado mucho de menos durante estos años y dentro de nada voy a poder volver a hacerlo, así que estoy muy contento.

Hablando de WHITESNAKE, puede que David no tenga la misma voz de hace años, pero nadie la tiene… y él sigue siendo un grandísimo frontman y los conciertos de la banda siguen siendo excitantes y muy buenos. Tiene unos músicos fantásticos, que WHITESNAKE siempre ha tenido unos músicos increíbles en la formación… Del grupo actual los conozco a todos y siempre lo pasamos muy bien cuando tenemos ocasión de coincidir, especialmente David y yo, claro, que ya te digo que siempre hemos mantenido el contacto en estos años.

– Para terminar, te quería preguntar por ese período de finales de los 80 y principios de los 90 cuando WHITESNAKE era una de las bandas más importantes del planeta. Imagino que vivisteis muy intensamente aquellos años, con el tópico de sexo, drogas y rock n´roll incluido, que además vuestra imagen era impresionante entonces, así que imagino que lo pasasteis realmente bien en aquellos años. ¿Cómo recuerdas ese período y cómo lo ves a día de hoy? ¿Echas algo de menos o te arrepientes de algo de entonces?

Adrian.-No me arrepiento de nada, que fue una época genial y lo pasamos muy, muy bien. Al final me quedo con la idea de que tienes que crear los grandes momentos por tí mismo, ya que nadie lo va a hacer por tí, así que siempre que he decidido hacer algo en mi vida, ya sea pintar o música o cocinar o lo que sea, lo he hecho siempre con todas las consecuencias y estando seguro de que lo iba a disfrutar. Es que cuando cualquier labor creativa se convierte en fórmula, se hace predecible o sólo comercial, y deja de ser bueno instantáneamente. Yo nunca he disfrutado siendo una oveja, ¿sabes lo que quiero decir?, que cuando por ejemplo alguien sale de la oficina y llega a casa, ya no quiere pensar más en el trabajo hasta el día siguiente, pero si tu trabajo es parte de tu corazón, de tu alma, es algo creativo, como ocurre en la música o en la pintura…

Yo a día de hoy ya no podría tocar pop o componer canciones de radiofórmula, ya sabes, porque es algo que hago desde el corazón. Entonces, cuando vendíamos millones de discos y tocábamos en estadios de todo el mundo, me aseguraba bien de disfrutar de cada día y de cada momento con lo que habíamos conseguido. Siempre miraba el lado positivo, el levantarte cada día en una ciudad y conocer gente distinta, nuevos fans y disfrutar de esa situación y posición privilegiada que no sabías cuánto iba a durar.

– ¿Y qué sentías de todas formas?

Adrian.-Yo soy un tipo holandés, y siempre pensaba que era tal vez el primer holandés en vivir algo así, en tener esas experiencias, y tal vez no vuelva a pasar a no ser que hablemos de fútbol o algo parecido (risas). Por otro lado, también es una gran responsabilidad así que realmente disfruté cada segundo de aquella experiencia y de esos años. Ahora también lo intento disfrutar al máximo, y también del mucho o poco éxito que pueda tener con "Moonkings", ya sabes, no a nivel comercial necesariamente sino artísticamente, a nivel vital y demás. Así que quiero escribir las mejores canciones posibles, dar los mejores conciertos y sacar el máximo provecho a mi habilidad y disfrutarlo en definitiva.

Voy a tocar con buenos amigos, hacer música fantástica y subirnos a los escenarios a tocar rock n´rol, beber buen vino tinto… ¿qué más puedo pedir? Siempre hay que tener una actitud positiva en la vida y aplicar esto a tu trabajo, a tus experiencias  tratar de convertirte, en mi caso, en mejor músico y mejor pintor cada vez, ya sabes. Es lo sentía entonces y lo sigo pensando igual.

– Ok, Adrian no tengo más preguntas pero ha sido un grandísimo placer charlar contigo y mantener esta interesante entrevista. De nuevo enhorabuena por el disco, ¡ nos veremos pronto en Madrid! Comenta lo que quieras para la gente que leerá este artículo.

Adrian.-¡Muchas gracias! Será genial volver a España en pocas semanas como te decía, hablar con la gente, conocer a nuevos fans y volver a algunos sitios que ya he visitado como turista en varias ocasiones en mi vida. Justo ayer estuve bebiendo vino tinto de Rioja, Marqués de Riscal, que es uno de mis favoritos y me acordé de Madrid, de Barcelona, de Bilbao… También suelo cocinar comida española en casa de vez en cuando, que es algo también muy creativo y que siempre me ha gustado: jugar con los sabores, mezclar correctamente los ingredientes… En fin, que muchas gracias y que espero volver pronto a España para dar algunos shows más.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

 

 

 

 

4 COMENTARIOS

  1. Me ha encantado también la entrevista al bueno de Adrian Vandenberg, además de musicazo se le ve una persona encantadora, y desgraciadamente en este mundillo ya sabemos que no es así… Habrá que prestar atención al disco, de momento el single me ha gustado, el vocalista es un fuera de serie… y la colaboración de Coverdale en la regrabada “Sailing Ships” promete (que buena balada, como me gustaba…). Gracias por la entrevista!

  2. Adje es un tipo fenomenal, simpático, aterrizado, buen compositor, pero nunca me ha movido un pelo como guitarrista. En ese sentido, me parece que lo mejor que pudo haber hecho DC era prescindir de sus servicios cuando refundó WS el 2002, para reemplazarlo por la tremenda dupla Aldrich/Beach. Sin embargo, el debut de Vandemberg’s Moonkings me ha parecido sensacional. Estuve buceando en youtube y las canciones son tremendas. Además, el cantante es un descubrimiento. Un nuevo Coverdale, que canta sin ningún esfuerzo, y que suena más natural que el gran JORN. Compruébenlo ustedes mismos: http://www.youtube.com/watch?v=mCdy-X_R6IU