Inicio Conciertos Crónica y Fotos de ANKHARA y NIGHFEAR en Madrid

Crónica y Fotos de ANKHARA y NIGHFEAR en Madrid

2
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ROCK THE COAST FESTIVAL
ON FIRE ROCK - PROMO RECORDS
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - PROMO RECORDS
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - PROMO RECORDS
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
Madness Live!

 

ANKHARA

+ NIGHFEAR

Sábado 8 de Febrero de 2014 – Sala Shoko – Madrid

Ni el frío y la noche lluviosa en la capital, ni tampoco la competencia del fútbol y la gran oferta de conciertos para el fin de semana (VEGA, TOPO y CRISIX, con sus respectivos teloneros, en el mismo día así a bote pronto) impidieron que ya desde un rato antes de la apertura de puertas los alrededores de la sala Shoko, en la calle Toledo, se llenaran de melenas y chupas listas para despedir la reunión de ANKHARA en la ciudad que los vio nacer como banda. ¿Es ésta la cola del autobús? Preguntaba algún despistado al encontrarse la acera llena de gente haciendo cola para entrar a la Shoko. Debía ser que no veía a la gente accediento a la sala y enseñando sonrientes a los cámaras su entrada correspondiente al ir entrando. Y es que, además de despedir a la banda, también se iba a grabar un DVD conmemorativo de este concierto que pone momento punto y final a la reunión de ANKHARA.

Una vez dentro, la sala presentaba ya para los teloneros, NIGHTFEAR, una concurrencia más que aceptable. Estos chicos relativamente jóvenes, pero con experiencia tanto en bandas anteriores como paralelas al grupo, han estudiado el libro del power metal de los 90 a conciencia y así lo demostraron durante los 60 minutos escasos de los que dispusieron como invitados del grupo principal. En ellos desgranaron temas de su, hasta ahora, única entrega discográfica: "Inception". Entre otros pudimos escuchar "Storm Watcher" o "A new beggining", destacando quizá la más heavy y menos acelerada "Steel Warrior". En esta banda brilla sobre todo la labor a la batería de Osckar Bravo (SOBREDOSIS,  AVULSED) y especialmente a las segundas voces dando bastante apoyo a la voz principal. En general gozaron de un sonido correcto salvo algún acople puntual, e incluyeron también en el repertorio el "Hail and Kill" de MANOWAR que, si bien fue el tema que más animó al público, la sombra de Eric Adams es demasiado alargada y quizá con alguna otra versión podrían destacar más las habilidades de la banda. En todo caso cumplieron con creces su labor como banda telonera obteniendo bastante respuesta por parte de la gente así como preparando el terreno para la descarga principal.

Tras un cambio de backline bastante rápido, alrededor de las 21:30 ANKHARA saltaban al escenario con "3:40", que abría también su primer disco, aquel ya lejano "Dueño del tiempo" de 1999. A destacar, además del buen sonido general la puesta en escena por parte de la banda, todos muy activos y con buena ejecución en sus respectivos instrumentos. Obligatorio hacer hincapié en las proyecciones e iluminación del show y es que por todas las paredes de la sala Shoko aparecía el logo de ANKHARA sacado de la portada de su segundo disco así como, a modo de los antiguos telones, en la parte trasera de la tarima se proyectaba la portada de su primer álbum con una animación en la esfera del “Dueño del tiempo” que resplandecía con distintos efectos luminosos.

Ya desde el principio se notaba que la gente estaba con la banda y con muchas ganas de disfrutar de la misma: coreando, animando y cantando a pleno pulmón las letras de cabo a rabo. Es curioso cómo podemos ver con un poco de perspectiva qué discos han calado más entre la gente, porque tal y como se oía por ahí entre algún corro de asistentes “yo me he criado con esta banda”. Aun así, cabe decir que el rango de edades de los asistentes era muy amplio: desde los que los conocíamos desde sus inicios (aquella lejana gira "Duro con el 98" o abriendo para SAXON en el tour de "Unleash the beast", si no recuerdo mal) a gente que quizá no les vio por edad en aquella época y no ha desperdiciado la oportunidad de asistir a una o dos fechas en esta gira de reunión, porque no sólo había acudido a la cita público local sino que había multitud de gente que se había desplazado desde otras provincias, como se encargó de recalcar la propia banda, para ser partícipe del concierto.

Volviendo al sonido, comentar cuántos enteros gana ANKHARA en directo, y es que las producciones de la época en la que sacaron sus tres álbumes, ya sea por cuestión de enfoque (especialmente en "Sombras del pasado") o quizá por cuestión de medios en "Dueño del tiempo", pero no reflejan lo que para mí ofrece la banda en directo con guitarras mucho más afiladas, una base rítmica más marcada y menos artificial y sobre todo una voz de Pacho más cruda, agresiva y heavy. Retomando ya al concierto en sí, ANKHARA eran llevados en volandas por el público mientras iban cayendo "Demasiado tarde", "Un paso más" o "Jamás", para la que contaron con la colaboración de Víctor de Andrés (que además de acompañar a Pacho en solitario, llegó a tocar con ÑU hace algunos años) que en alguna fecha ha sustituido a Alberto Marín por sus compromisos con HAMLET.

Si bien la reunión se ha cimentado sobre la formación que tuvieron al principio de su carrera (Sergio Martínez, Jesús Alcalde, Alberto Marín, Cecilio Sánchez y Pacho Brea), también hubo tiempo para recordar quizá la alineación de ANKHARA más ambiciosa en cuanto a dirección musical aumentando el minutaje de los temas y la complejidad de los mismos; estamos hablando de cuando la banda contó con Fernando Mainer (TAKO/ARS AMANDI, y actualmente con MÄGO DE OZ) al bajo (que entró en escena  en sustitución de Sergio Martínez) y Víctor Alonso a los teclados. De la mano de estos músicos en el escenario vendría uno de los momentos más destacados de la noche: "Océanos de lágrimas" comenzó a sonar mientras  se proyectaba la imagen de la arena de una playa bañada por las olas en la parte trasera del escenario. Pronto el público se animó a acompañar a Pacho en las partes vocales iniciales para desembocar en el coreadísimo estribillo del tema: "Y otra vez me veréis volando sobre la ciudad… ya sabéis.

Vuelve la formación inicial a escena, y aprovechando el tirón del buen momento propiciado por la canción anterior, me resultó curioso por lo arriesgado, aunque tal vez quemaron naves muy rápido, y el siguiente tema en el repertorio fue uno de los más famosos y que quizá podría haber ocupado algún lugar destacado en el bis. Estoy hablando de "No mires atrás", en la cuál aprovecharon para jugar con el público animándoles un poco más a cantar el estribillo (cómo si hiciera falta esta noche), y hay que decir la jugada salió redonda porque desde las primeras filas a las últimas fue coreada a pleno pulmón.

Sin embargo, no salió tan bien cuando intentaron hacer el mismo juego participativo con la entrada de la preciosa balada "Junto a mí", en la que intentaron que el público cantara el principio pero pilló a la mayoría de la gente a por uvas. La cosa se solventó con unas risas y ¡a por el tema en cuestión!, y es que hasta en eso se notan las tablas de una banda que a duras penas da muestras de haber estado parada tantos años.

Ya estábamos encarando el final, y para ello nos tenían reservada una vuelta al primer CD, y el disco más representado en el repertorio, con "Mente atormentada" o "Hasta el fin", ese bonito himno de  reafirmación rockera de lo que significa ser partícipe en este mundillo ya sea como músico, público o medios. También nos tenían reservada "Night Crawler" de JUDAS PRIEST (y que el vocalista ya hacía con los desaparecidos KNELL ODYSSEY hace muchos años). Es complicado calzarse las botas de los más grandes, y especialmente en el aspecto vocal en esta canción, sin embargo nada más que usar una dosis extra de delay y reverb para Pacho y hay que decir que salieron no sólo airosos sino con buena nota de la interpretación. Es más, ya en la gira de "Painkiller" Halford recibía esas ayudas extra y, por más que se recurra al soporte de la mesa, hay que tener los pulmones para acometer el tema.

Finalmente, y tras retirarse con un falso final, ANKHARA vuelve a escena con todos los invitados sobre el escenario y aprovechando Pacho para despedir esta gira de reunión, presentar a la banda, a los pipas, etc. y dar paso a "Acordes mágicos" con todos los invitados sobre las tablas, lo cual puso un buen broche final, y es que no hay nada mejor que retirarse bien arriba, con un buen concierto y en una sala prácticamente llena de fans que aprecian a la banda. Deseando ver el DVD ya…

Texto: Pablo Mayoral

Fotos: Marta Errea (martaerreaphotography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

2 COMENTARIOS

  1. alucino con lo que se cuenta aquí….
    pero a que estamos jugando?

    “una sala prácticamente llena” si eso significa media sala siendo generoso, ok.

    pero esto: “A destacar, además del buen sonido general”
    ¿por que mientes? he estado en muchos conciertos y no he sufrido un sonido más lamentable en mi vida.
    comentado por todos los asistentes. volumen excesivamente alto, acoples constantes, el doble bombo se comía a todos los instrumentos, el bajo no se escuchó ni una sola vez….
    alucino joder.. si de hecho el grupo se sorprendía del bajón que pegó el ambiente casi al poco de empezar el concierto y esto fue debido el 80% al pésimo sonido y el 20% restante a la brillante idea de la sala de poner el aire acondicionado a tope que con la escasa asistencia (podías abrir los brazos y no tocar a nadie estando bien cerca del escenario) hizo que nos tuviesemos que tapar un poco.

    en cuanto a la puesta en escena… calidad hay, buenos temas también… pero creo que faltaban horas de ensayo.
    Pacho en un tema perdió el micro, en otro se olvidó la letra… no me pareció muy serio teniendo en cuenta que se grababa DVD que visto lo visto no se si saldrá a la luz, salvo que la grabación del mismo fuera por otra pista y esta estuviese bien ecualizada.

    si alguien más estuvo quizás quiera confirmar mis palabras.
    tenía ganas de ver a Ankhara pero fue bastante decepcionante.

    desconozco los motivos por los que la crónica se inventa y cambia para bien todo lo sucedido en el concierto, cosas así hacen perder toda la credibilidad me parece lamentable.

  2. Una crónica demasiado benevolente en mi opinión en relación con lo que a mí me pareció que ocurrió.

    El sonido fue malo, por no decir de lo peor que he escuchado en tiempo. Muy saturado, con acoples varios e instrumentos que por momentos desaparecían. El volumen alto, no por sonar más alto suenas mejor (pitadazos de oídos al salir a la calle tras terminar el concierto)

    La puesta en escena sencilla, tirando a cutre. Sin telones de fondo pero con alguna imagen que si es cierto que se proyectaba por la sala, pero que grabando un DVD se podían haber currado más (algún video, imágenes distintas para los diferentes temas…)

    Micros que no se oían, estrofas que no se cantaban. Invitados que salían a escena y no estaban enchufados y había que esperar a que el pipa de turno apareciese con un cable para que aquello sonase. Presentaciones de canciones un tanto sosas. No se, detalles que poco a poco van matando el concierto.

    La respuesta del público normalita, tirando a floja (estaba más o menos cerca del escenario) salvo en momentos puntuales. Alguna que otra vez nos quedamos a por uvas con algún coro y eso es porque no acabas de estar metido en el concierto porque ves que hay cosas que no van y que ya he comentado.

    Salvando lo ya comentado la actitud de la banda creo que fue buena, pero me da la impresión que la preparación del concierto no. Demasiados errores (¿nervios, falta de rodaje, falta de horas de ensayo?). En definitiva decepción total de concierto.

    Me quedo con el pasado de la banda y con los buenos momentos vividos en otros conciertos casi 15 años atrás. Desde luego este no es un concierto para haber sido grabado. Si este es el punto y final de Ankhara es bastante triste el despedirse así y si pretende ser su nueva tarjeta de presentación creo que no es la más adecuada.