Inicio Lanzamientos A-Z Critica del CD de ICED EARTH – Plagues Of Babylon

Critica del CD de ICED EARTH – Plagues Of Babylon

9
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ROCK THE COAST FESTIVAL
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
ROCK THE COAST FESTIVAL
ON FIRE ROCK - PROMO RECORDS
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - PROMO RECORDS
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - PROMO RECORDS
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
Madness Live!

 

ICED EARTH – Plagues Of Babylon

Discográfica: Century Media

ICED EARTH - Plagues Of BabylonICED EARTH regresan con la edición de su undécimo álbum de estudio (segundo con su actual vocalista, Stu Block). Previsto inicialmente para octubre, la prolongación de la gira de los norteamericanos ha derivado en una demora de "Plagues Of Babylon", que finalmente se pone en circulación en enero con el consiguiente tour promocional. Y es que desde que Matt Barlow ha dejado de ser el vocalista del quinteto, la actividad de la banda en vivo es más prolífera, siendo la gira de "Dystopia" (anterior álbum) la más extensa que hayan realizado jamás. De hecho, han estado hace poco en nuestro país y volverán en breve. Un no parar. Durante ese periodo en la carretera han tenido tiempo para grabar un DVD en Chipre, con el título de "Live In Ancient Kourion", y de modificar la formación. El bajista Freddie Vidales se marchó en abril de 2012, viéndose reemplazado por Luke Appleton (FURY UK), actual miembro; el batería Brent Smedley se fue por motivos familiares y, tras un recambio temporal en la figura de Jon Dette (giró con la banda el pasado mes de noviembre), confirman a Raphael Saini (CHAOSWAVE) como aporreador permanente. Con estos cambios llega lo nuevo de ICED EARTH. O lo que se antoja igual, retornan con una base rítmica renovada.

La portada ha sido creada por Eliran Kantor (TESTAMENT, ATHEIST, SIGH, ANACRUSIS, GWAR), quien quizá intente escenificar el apocalíptico relato sobre el que versa la primera mitad de cortes del álbum, ligadas argumentalmente, y que retoma la temática de "Something Wicked This Way Comes". No así las restantes composiciones, que gozan de independencia en base al enfoque de sus letras. Para grabarlas viajaron este pasado verano hasta los Principal Studios alemanes bajo la batuta del propio Schaffer, quien contó con la ayuda de Kevin Paul en las mezclas y encomendó a Sascha Buhren las labores de masterización. Y este es un nuevo cambio. Atrás quedan ya los tiempos en los que Jim Morris daba colorido a las canciones del grupo en sus estudios Morrisound, hecho que venía siendo habitual.

En el apartado estrictamente musical, mantienen sus perspectivas. La guitarra de Schaffer sigue escupiendo esos inconfundibles riffs, aunque en esta ocasión los más rápidos menguan en cantidad, y habrá quien reclame más. No obstante, el disco suena a la banda por los cuatro costados. Y si hubiera cinco, por ese también sonaba, fijo. Si ya nos dimos cuenta de que el fichaje de Stu Block fue todo un acierto, es momento de refrendarlo. En el anterior álbum, demostró que podía amoldar sus registros tanto a los de Barlow como a los de Ripper. En éste, sigue recordando vocalmente a Barlow, mientras que de Ripper poco tenemos. Al vocalista se le nota más natural, sobre todo en los pasajes lentos, donde nos enseña facetas poco explotadas en su álbum de debut con ICED EARTH, y eso lo vamos a notar en la placentera hora de escucha.

Las funestas notas de apertura de "Plagues Of Babylon" abren paso a un extenso tema de proporciones épicas que retrata un panorama poco halagüeño para la humanidad. ICED EARTH 100% con todo lo que eso acarrea, riffs, agresividad, majestuosos coros y momentos de grandeza. Todo ello con un sonido inconfundible. Otro indisoluble a la personalidad musical de la banda es "Democide", en la que esa especie de introducción parece clamar por unos riffs que llegan poderosos, galopantes, haciendo del corte uno de los más duros y rápidos, antes de que "The Culling" se postule como el clásico tema hímnico del álbum. Para hacernos una idea, sería el equivalente a "Anthem", del anterior. "Among The Living Dead" será otro de los favoritos. Potente y de corpulentos riffs, presenta a Hansi Kurch (BLIND GUARDIAN) aportando los coros. Tampoco podía faltar ese tema provisto de ritmos marciales que tanto les gustan; los encontramos en cierto fragmento del cambiante "Resistance". En los siete épicos minutos de "The End?" es donde apreciamos el gusto por IRON MAIDEN. Desde su inicio lento con esa presencia del bajo hasta su desarrollo en sí, plagado de armonías de guitarra. No obstante, ICED EARTH tiene acuñado su propio sonido. Basta con escuchar "If I Could See You", corte lento típico del grupo, para retrotraernos a su propio legado y apuntar a obras pretéritas como "I Died For You" o "Melancholy (Holy Martyr)", pero sin ser para nada una copia de estas y, por supuesto, salvando las distancias. "Cthulhu" también conserva esos pasajes lentos en un emotivo comienzo, antes de explotar en un certero ejercicio de Heavy Metal guiado por esa cadencia tan única que sólo ICED EARTH puede reproducir, hasta desatar su éxtasis en los fantásticos coros de un estribillo marca de la casa. Ese sentimiento épico que encierra la mayoría de los temas se ve elevado a la enésima potencia en esta hímnica canción. "Peacemaker" es un excelente medio tiempo con unas melodías de guitarra muy logradas. A mi juicio, sería un perfecto single por su cariz más accesible, y su innegociable valía lo puede alumbrar como a uno de los destacados del álbum. Más denso y sostenido en unos pétreos riffs resulta "Parasite". "Spirit Of The Times", la balada que bautizaba al EP de 2011 de SONS OF LIBERTY (proyecto de Jon Schaffer), cobra otra dimensión con Stu al micro, aunque no la han modificado mucho. Y hablando de voces, "Highwayman" (bonus según qué formato) sirve para recordar las dotes como cantante de Jon Schaffer, Russell Allen (SYMPHONY X, ADRENALINE MOB), Stu Block y Michael Poulsen (VOLBEAT). En ese orden emulan a Willie Nelson, Kris Kristofferson, Waylon Jennings y Johnny Cash, respectivamente, cuarteto que popularizó con el nombre de THE HIGHWAYMEN este tema compuesto por Jimmy Webb. Cierran con un "Outro" que tiene más cachondeo que música.

En líneas generales, "Plagues Of Babylon" ni es tan heavy como "Dystopia", ni rezuma esa furia incontrolable. Ya demostraron con aquel que estaban muy vivos, objetivo primordial después la salida del cantante clásico. Sin embargo, esta última obra prueba fehacientemente que la conjunción Schaffer/Block mantiene la maquinaria bien engrasada y la inspiración intacta. Esperemos que continúe la tendencia.

Diego González

Lista de Temas:

  1. Plagues Of Babylon
  2. Democide
  3. The Culling
  4. Among The Living Dead
  5. Resistance
  6. The End?
  7. If I Could See You
  8. Cthulhu
  9. Peacemaker
  10. Parasite
  11. Spirit Of The Times
  12. Highwayman
  13. Outro

 

 

 

9 COMENTARIOS

  1. Una de las cosas que me engancharon a esta banda poco antes de que se publicara Horror Show, a parte del estilo inconfundible de Matt Barlow, fueron esos riffs tan peculiares y esa rabia entre heavy y thrash en un estilo que no es ni una cosa ni otra, pero las dos unidas en un royo muy personal.

    Es comprensible que con los años una banda que jamás se decantó por un sonido agresivo en si mismo, acabe suavizándose.
    Dystopia aún siendo un disco que no dice nada nuevo en el panorama actual daba a la banda cierta credibilidad y en parte se debía a esa rabia tan personal que habían “perdido” desde Glorous Burden. Stu es la conjunción perfecta entre Ripper y Barlow aunque en mi opinión debería tener un poco más de personalidad ya que ni es, ni será jamás Barlow, por mucho que fuerce los graves e imite su estilo en según que temas, más que nada porque Barlow es un barítono de amplia tesitura y voz muy entrenada, y no hay nada peor para la voz que forzar un registro que no es el tuyo aunque aparentemente puedas hacerlo.
    Tendré que escuchar el disco para valorarlo justamente pero si han perdido la garra de Dystopia me dará una pena enorme.

  2. Un poco muermo el disco, y encima dura una hora. Eso sí, Stu Block es posiblemente el mejor vocalista que han tenido a la altura del mismo Barlow, aunque encorsetado por el estilo de Iced Earth, donde el pelirrojo es inigualable. Los que hemos seguido a Into Eternity sabemos por qué comento esto último.

    En cuanto a Plagues of Babylon, en fin, hay 3-4 temas buenos para variar, pero el conjunto en términos medios es, en mi opinión, notablemente inferior a un Dystopia que sin ser la panacea, era más sólido. La versión de Highwayman, enorme, eso sí.

  3. Coincido con el usuario Soulgrey respecto a la voz de Stu Block,no en vano es lo más parecido a Matt Barlow que han encontrado en el mercado y para los fans más acérrimos es una buena noticia;por otra parte el álbum creo que no es ni mejor ni peor que el anterior,más bien creo que mantienen la línea,tal vez lejos de sus obras más aclamadas pero bueno…Eso si,la producción es impecable así como la instrumentación,lástima de lo de la portada,si que es un tanto atípica y más propia de otros estilos más “brutos”.

  4. Gran disco. Quizás no halla temas tan explosivos como el Boiling Point del Dystopia, pero en general es más completo, está más trabajado, es más largo, con más detalles y no tiene canciones de relleno; en este disco todas las canciones tienen algo interesante.

    Destacan Democide con ese comienzo a lo Betrayer de Kreator y esa velocidad a lo Painkiller de Judas con grito final incluido y el potente y épico Among The Living Dead. Atentos a los guiños a Metallica en The Culling o Iron Maiden en The End.

    Me ha sorprendido bastante, no creia que después del Dystopia y de las buenas críticas que tuvo volverían a sacar otro gran disco en solo 2 años y tres meses de diferencia.