Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de BLACK ROCK – Just My Kiss Rocks

Crítica del CD de BLACK ROCK – Just My Kiss Rocks

0
Century Media - LIQUID TENSION EXPERIMENT
SMITH/KOTZEN
Century Media - BAEST - WITHERFALL - EYEHATEGOD

 

BLACK ROCK – Just My Kiss Rocks

Discográfica: Santo Grial

BLACK ROCK - Just My Kiss Rocks¡Cómo me gusta ver nuevas bandas de hard rock funcionando y dando pasos adelante de manera tan firme y decidida! Y que encima todo esto vaya acompañado a priori de una buena aceptación popular y un seguimiento que, tristemente, no todas las buenas formaciones de nuevo cuño consiguen… Por supuesto que el tener una chica impresionante al frente ayuda, que seguro que alguno lo remarcará, pero si no hubiera nada más detrás, y encima este "gancho" sólo fuera una cara o cuerpo bonito, la expectación inicial se quedaría en nada… Creo que es obvio que no ocurre esto en este caso, y más con el paso adelante importante que han dado estos madrileños con su segundo trabajo.

Vamos a ponernos en antecedentes, para empezar, y es que estamos hablando de BLACK ROCK, que el pasado jueves se presentaban en Madrid de la mano de su esperado "Just my kiss rocks", su segundo trabajo y con el que se aprecian algunos cambios: El primero y muy acertado es de formación, que los nuevos David Villareal (guitarrista y ex MERCURIO, si no me equivoco) y Fabs Tejeda "Escorpion" (bajista y ex- INFERNOISE entre otros), le han dado una estabilidad, energía, fuerza y personalidad a la banda muy importante. El segundo, bastante acentuado no sólo en el disco sino sobre todo por lo que pudimos ver en vivo, viene a nivel de estilo y sobre todo sonido, dando un giro importante hacia un hard rock más directo, enérgico y con una dosis similar de suciedad/limpieza (macarrería/elegancia por decirlo de otro modo) que les viene como anillo al dedo… y mostrando mucha hambre, morro, fuerza y seguridad, algo que no tienen muchas bandas actuales precisamente. Y finalmente es que han elegido el inglés para tirar hacia delante a partir de ahora, en una decisión que, aunque a mí me gustan mucho las bandas que cantan en castellano (y me encantó su primer disco en todos los sentidos, también en éste), me parece una decisión positiva y acertada, que además casa muy bien con los nuevos temas.

A destacar también, por cierto, el buen sonido que tiene el disco (grabado en los estudios Oasis y producido por el propio grupo), y una portada sencilla pero atractiva que creo que llama la atención desde el principio y que transmite rock, sensualidad y deseo gamberro (más elegante que sucio en este caso… aunque las apariencias pueden engañar, ¿o no?). Diseño sencillo también en el libreto, donde me llama la atención que los protagonistas absolutos con la cantante Bárbara Black y el batería Pol D.Q… Y vale que aún no es su disco definitivo, pero si siguen por este camino (y mantienen estilo, formación y calidad, además de convicción) estoy convencido de que el futuro nos deparará grandes sorpresas de la mano de un grupo muy interesante a todos los niveles.

El disco en sí es un trabajo corto, que de hecho no tiene más que 7 temas realmente (porque el resto son un par de intros y un outro), pero se escucha de maravilla y te deja con ganas de pincharlo otra vez, lo que para mí siempre es buena señal. Las canciones son directas y variadas, agresivas pero conteniendo los mordiscos, aunque no faltan las guitarras predominantes, la base rítmica potente, los coros en primera línea y esa voz de Bárbara que lógicamente acaba mandando (y que ha cogido fuerza, grasa, potencia y filo, sin perder elegancia y seda). Canciones, insisto, de las que se quedan, de las que se tararean y de las que de repente te aparecen en la cabeza sin atender a razones lógicas, virtuosismos o florituras excesivas. Hay un cambio importante en este sentido con respecto al primer disco, más adornado entonces y con unas muy buenas canciones pero tal vez no tan directas ni hardroqueras como las que sí encontramos aquí… aunque a mí me gustan mucho ambos trabajos pese a que me parecen bastante diferentes.

Tras la intro a modo de cuenta atrás, empezamos por la cañonera "Rock n´roll riders", dejando bien claro cómo rugen las motos en este caso y lo que nos espera comenzando el viaje. "Sexy metal woman" es algo más pesada pero muy roquera y de las que gustarán de primeras. "No healer" me parece un tanto lineal, aunque me gusta mucho la voz de Bárbara en ésta, pero "Fighters" sí es quizás de mis preferidas desde el principio, más directa y hardroquera, con mucha fuerza y a la vez pegadiza, con fantásticas guitarras casi angelinas y un rollo excelente. "Hungry souls" es más roquera y adictiva, una de esas canciones que a la primera escucha no te mata pero a la segunda y/o tercera no te suelta, y con gran estribillo. Otro de los cortes netamente matadores (y ganadores) es "You got a light?" (tras su cinematográfica y curiosa intro), hardroquera a tope, sexy, con coros rompedores y destilando precisamente whisky, humo y gasolina… caballo ganador para los directos, por cierto. Y para terminar, otro puñetazo en la cara, nunca mejor dicho, con "Ten seconds to K.O.", rollo MÖTLEY total, agresiva, rápida, macarruza pero a la vez melódica (aunque los coros adictivos y directos al mentón le dan un punto diferente).

Grasa de motor usado mezclado con ropa interior de leopardo y guantes de boxeo manchados de carmín,  por ejemplo… y aún queda espacio para añadir un chupito bien cargado de Jack Daniel´s y el rugido de una buena Harley de fondo. En definitiva, besos, puñetazos, caricias, arañazos y guitarras del rock, que no es mala mezcla.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

  1. The Warning Message (Intro)
  2. Rock’n’Roll Riders
  3. Sexy Metal Woman
  4. No Healer
  5. Fighters
  6. Hungry Soul
  7. Dangerous Game (intro)
  8. You Got a Light?
  9. 10 Seconds to KO
  10. The Ride Ends (outro)

 

                 

 

ANKHARA - PremonicionKIVENTSREYLOBO - El Octavo PecadoEVANESCENCE - The Bitter TruthROCK GUITAR EXPERIENCE
ANKHARA - Premonicion
REYLOBO - El Octavo Pecado
EVANESCENCE - The Bitter Truth
KIVENTS
ROCK GUITAR EXPERIENCE