Inicio Entrevistas Entrevista con David Michael Philips, guitarrista de KING KOBRA

Entrevista con David Michael Philips, guitarrista de KING KOBRA

0

 

KING KOBRA

 

   Hace pocos días teníamos la oportunidad de charlar con David Michael Philips, guitarrista original de KING KOBRA, con quién mantuvimos esta interesante charla que podéis leer a continuación. Los veteranos hardroqueros norteamericanos vuelven a la palestra de la mano de un interesante "King Kobra II" y de un Paul Shortino a las voces "sustituyendo" por segunda vez al clásico Mark Free (ahora Marcie, como casi todos sabemos). De todo ello hablamos en el documento:

– Hola David, hace años nos conocimos en Madrid, cuando tocasteis. Yo era el periodista, locutor de radio que estuvo involucrado para que vinierais a tocar en aquel entonces… ¿Cómo estás?KING KOBRA

David.- ¡Muy bien! Sí, claro que me acuerdo, ¿cómo lo iba a olvidar, Rafa? Además, tengo todavía un póster firmado de aquellos conciertos…

– Es muy interesante poder hablar de KING KOBRA después de tantos años, y además con nuevo disco… Para empezar, ¿cómo está la banda y qué tal el momento actual para KING KOBRA?

David.- Todo va muy bien, que tenemos aquí ya un nuevo álbum llamado “King Kobra II”. Lo hemos llamado así porque creemos que es una etapa que ha vuelta a dar energía a la banda y además porque es el segundo disco con Paul Shortino cantando. Y está teniendo críticas bastante positivas, así que no puedo estar más contento.

– Vamos a hablar del nuevo disco en concreto y de esta nueva etapa de la banda, por supuesto, pero primero me gustaría preguntarte por tus recuerdos de aquellos dos conciertos en Madrid en el 86. Han pasado muchos años desde entonces, y eran las primeras actuaciones con Marc Torien, luego en BULLET BOYS, a la voz. Fueron dos noches espectaculares. ¿Qué recuerdas de entonces?

David.- Llevaba conmigo una cámara así que aún tengo muchas fotografías de aquello que os puedo enviar… Fue realmente divertido y desde entonces he vuelto a Madrid un par de veces de vacaciones. Grandes conciertos y grandes recuerdos de la historia de KING KOBRA.

– ¿Qué recuerdas de aquellos años gloriosos de “Ready To Strike” y “Thrill of a Lifetime”? Para mí esos dos discos son dos joyas inigualables con el paso de los años… ¿Qué tenían esos discos para que fueran tan alucinantemente buenos?

David.- Bueno, lo que hicimos entonces era el reflejo de esa época y creo que nunca volveremos a vivir algo así. Cuando hicimos el último disco de KING KOBRA, con Paul, de alguna manera ya intentamos hacer la transición desde nuestra época ochentera hasta ahora, que tenemos un rollo un tanto más bluesy y setentero incluso. También queríamos volver un poco al sonido original de “Ready to strike”, aunque el sonido actual del grupo no deja de ser una progresión natural y un reflejo de hacia dónde tenemos que ir en el futuro.

– Lo malo es que por causas del destino, KING KOBRA no terminaron de explotar en aquel entonces como se merecían, o al menos no al primer nivel como si pasó con otros compañeros vuestros como MOTLEY CRUE, POISON, o incluso DOKKEN, etc. ¿Por qué os quedasteis a medio camino?, ¿qué faltó para llegar a lo más alto?

David.- Bueno, no lo sé, pero al final del día hay que ver esto como una carrera de fondo. Y también hay que atender a las circunstancias de cada momento, si la compañía estaba realmente detrás de ti, si la banda es realmente buena, si la recepción en la radio entonces era lo suficientemente buena… ya sabes, todo ese tipo de cosas que hacen que juntas te empujen a tener el mayor éxito. Por alguna razón, nosotros no tuvimos todas las condiciones para ello, y por ejemplo creo que nos afectaron los cambios de formación. Así que no creo que fuera falta de talento o algo así sino sólo las circunstancias.

– De cualquier manera, sois la eterna “banda de culto” del hard rock…

David.- Sí, creo que tienes toda la razón y nos sentimos orgullosos por ello. De todas formas, a día de hoy al menos, si tocas rock por cualquier otra razón que no se sea que adoras la música estás perdiendo el tiempo (risas). Nosotros siempre hemos hecho esto porque nos encanta y porque nos queremos, y era así al principio y también lo es ahora. Es la razón por la que seguimos haciendo discos y supongo que la gente se identifica en cierto modo con esto.

– Ahora tenéis un nuevo disco, con la misma formación de vuestros inicios más el gran vocalista Paul Shortino… ¿Cómo es el estado actual de la banda comparándola con los primeros años?

David.- Lo primero es que musicalmente esto es más o menos lo mismo y los músicos de la banda no son muy diferentes de los que éramos hace años. Quiero decir que sigue habiendo grandes instrumentistas en la banda y una buena relación y conexión entre nosotros. Y ya te digo que la música base de la banda es básicamente el mismo hard rock con el que empezamos. Por otro lado, está claro que Paul es un cantante muy diferente de Mark (Free). Él tiene una voz mucho más rasposa, bluesy y rota mientras que Mark tenía registros más altos pero también era un cantante más melódico y casi de pop. Creo que son diferentes sabores dentro de un mismo hard rock, por decirlo así, que ambos aportaban o aportan su punto a la banda.  A mí me gustan ambos, está claro, pero Paul es un animal, aunque no tiene nada que ver con Mark, obviamente, que son dos cantantes totalmente diferentes.

– Por cierto, después de KING KOBRA desapareciste del negocio y has estado varios años alejado de la música profesional. ¿Qué has estado haciendo y cómo ha sido para tí en este caso el volver a la banda y volver también en cierto modo a la escena con KING KOBRA?

David.- Pues en los 90 volví al instituto para sacarme mi graduado en Ciencias Informáticas. Es que empecé en los 80 pero nunca llegué a terminarlo, con lo que después de parar la banda era el momento perfecto para retomarlo. Después de esto, volví a tocar pero con grupos diferentes, que ya no quería seguir rodando por el mundo como antes, que también me casé y tuve 4 hijos. De repente, recuperé el contacto con Carmine (Appice, batería y líder de la banda) y me dijo hace ya unos 10 años de intentar una reunión pero Mark no iba a estar involucrado y le dije que no iba a hacerlo así. De todos modos, poco después todos estábamos interesados menos Mark, y surgió la opción de Paul Shortino y a partir de ahí empezó el negocio de nuevo. 

– Hablemos del álbum “King Kobra II”… Es un buen disco para los tiempos que corren, aunque no le llega (lo digo con todos mis respetos) a los que fueron “Ready To Strike” y “Thrill of a LifeTime”. ¿Tienes una descripción general para el álbum? ¿Cómo es para tí este álbum?

KING KOBRADavid.- Estoy muy contento con el disco, que creo que hemos hecho todo como teníamos que hacerlo, y además no hemos tenido a nadie que nos dijera lo que hacer o cómo hacerlo, a eso me refiero. Yo he sido el productor del disco y sabía lo que queríamos y también intenté que todo el mundo estuviera centrado en lo que tenían que tocar. Encima, tenemos un batería como Carmine, que sabes que no va a tocar insulsos ritmos pop sino que en cualquier momento va a salir con algo chulo, y también teníamos buenas canciones, dos guitarras para tocarlas y un cantante que también las iba a hacer sonar bien con su parte. Insisto en que es un disco diferente a “Ready to strike” y demás, pero bueno, que han pasado más de 25 años ya desde aquello.

– Debo aplaudir el trabajo de las guitarras de Mick Sweda y las tuyas que suenan muy poderosas e incisivas, sin olvidar partes técnicas y melódicas… Por decirlo así, habéis continuado con el sonido marca de la casa, ¿verdad?

David.- Sí, pero es que por ejemplo sigo tocando básicamente con las mismas guitarras y el mismo equipo de entonces. Yo no estoy muy interesado en sonar más actual, y creo que Mick tampoco, que al final tenemos lo que tenemos y somos lo que somos. Puedes madurar y evolucionar incluso, pero la personalidad y tu sonido no tiene porqué cambiar, y si te gusta y estás de acuerdo con él menos.

– Hay temas muy buenos como el potente e inicial "Hell On Wheels", muy directo y poderoso, que imagino que era la intención comenzar así el disco, ¿no?

David.- Sí, sí, ésa era la idea. Además, es curioso porque en estos días he hecho bastantes entrevistas, y precisamente ayer alguien me comentaba que le parecía como una canción del Salvaje Oeste pero todavía viva, y yo estoy totalmente de acuerdo (risas). Es una canción que habla como de viejos trenes y de alguna manera tiene ese rollo de escucharla en una vieja locomotora o algo así. 

– "Knock’em Dead", muy pegadizo y con unas muy buenas guitarras, háblame sobre ésta, por favor.

David.- El riff de la canción es de Johnny Rod (bajista), y es que él ha aportado algunas ideas interesantes al grupo para este disco. Cuando escuché la primera idea de esta canción que me enseñó, inmediatamente pensé que era algo que había que desarrollar. Él vino también con el título y luego lo terminamos juntos, y creo que ha funcionado muy bien. Es una muy buena canción, que además encaja perfecto con la voz de Paul y luego además es una de las más divertidas de tocar en directo.

– Por mencionar alguna otra, "Take Me Back" es un precioso medio tiempo-balada, donde la voz de Shortino es puro “feeling”…

David.- Bueno, estamos en un momento de nuestra vida en que no queremos escribir canciones sobre bebida, fiestas o cosas así. Entonces, Paul y yo trabajamos mucho en esta letra incidiendo en el estado y el momento de nuestra vida en el que estamos. Nos hemos convertido en unos caballeros con los años (risas), y, hablando en serio, es un poco una manera de situarte en tu vida actual, mirar hacia atrás y contar un poco las cosas que ves. Y creo que Paul ha incidido mucho en que la gente entienda el mensaje.

– Es interesante esto que me comentas porque está claro que todo el mundo es consciente de cómo era el tema de la imagen en los 80, los videoclips, la puesta en escena en directo… Y por supuesto esto también tenía su incidencia en las letras y en la propia imagen que vendía una banda, y KING KOBRA obviamente no fue ajeno a esto. Tiene que ser un tanto complicado el compaginar la imagen actual e incluso la forma de escribir letras con lo que siempre fue la banda… KING KOBRA

David.- La verdad es que no porque de alguna manera podemos escribir canciones de un estilo más viejo, por decirlo así, y entrar en contacto con lo que fuiste hace 25 años o los que sean. De todos modos, de cara a este disco tanto Paul como yo, que somos los principales encargados de escribir las letras, hemos intentado hacer algo que tenga que ver con nuestra edad. Es que yo siempre he defendido, y por supuesto que lo sigo haciendo, el que haya un sitio para las letras maduras en el hard rock.

– Quizás es un poco absurdo e incluso estúpido tratar de hacer las mismas letras y, en definitiva, ser la misma persona que eras entonces. Quiero decir que no me parece lógico…

David.- Yo no sé lo que haces tú, pero yo ya no salgo de fiesta todas las noches, ¿sabes lo que quiero decir?  Muchos días tengo el pijama puesto a las 6 de la tarde y me paso la noche viendo la televisión con mi mujer (risas), nada que ver con los viejos tiempos me refiero. De todas formas, tampoco creo que la gente esté interesada en escuchar canciones sobre estar en pijama a las 6 de la tarde… Supongo que lo que haces es escribir canciones de cosas que dejas a la imaginación.

– Volviendo a las canciones, ¿te apetece reseñar alguna más del álbum? Y ya que estamos, ¿cuál es tu favorita y porqué?

David.- Mi favorita es “Deep river”… La verdad es que desde hace tiempo era una de mis intenciones para/con el grupo el hacer canciones algo más épicas y largas, y que tenga sus subidas y bajadas musicales, partes dramáticas… Son varias cosas que yo quería poner o decir en varias canciones y creo que ésta resume muy bien en sólo un tema todo esto.  

– Cambiando de tema, todos sabemos que vivimos tiempos horribles para la industria de la música, pero para el hard rock, el metal y demás casi peor. ¿Qué esperas del nuevo disco, de la reunión, de esta nueva etapa y demás? Está claro que no será lo mismo que hace 25 años porque los tiempos han cambiado mucho pero ¿qué nos cuentas al respecto?

David.- Tienes toda la razón y es que hay mucha menos gente comprando discos y por eso sabemos que las ventas no serán demasiado numerosas. Y también hay menos gente yendo a los conciertos, lo que implica menos dinero y más dificultades para girar, pero bueno, algo haremos. De hecho, hemos recibido un par de ofertas para ir a Europa a finales de año pero no nos cubre casi nada de lo que necesitaríamos, así que no sé si será posible. Es que sin el apoyo de las compañías en este sentido es muy complicado.

Antes se podía compensar con las ventas lo que se gastaba en gira y cosas así, y ahora es un poco al revés, pero por otro lado es muy caro salir de gira y la situación no es fácil para una banda como nosotros. Es triste, está claro, y nosotros queremos salir de gira y, si hay una buena oportunidad de hacerlo, todos estamos más que encantados y abiertos a ir a dónde sea a tocar, pero no es tan fácil. Al final es una cuestión de confianza y de responsabilidad conjunta entre la banda y los fans, porque si ellos quieren ver al grupo, tienen que levantar la voz, pedirlo, solicitarlo y nosotros iremos, sin duda.

– Ya que lo comentas, ¿saldréis de gira? ¿Cómo os planteáis los conciertos venideros?… ¿Y habrá alguna posibilidad de veros en Europa?

David.- Siempre es posible, el problema es simplemente si nos lo podremos permitir. Si nos ofrecen el suficiente dinero para los hoteles, los vuelos, el alquiler de autobús, furgoneta y demás, estoy seguro de que lo haremos. Por otro lado, cada uno de nosotros tenemos nuestros proyectos por separado, hacemos lo que hacemos para pagar las facturas (unos en la música y otros en trabajos "normales") y nos mantenemos alerta y con la mente abierta. Hay que saber cómo son las cosas a día de hoy, dónde estás y qué puedes hacer y que no.

De todos modos, sé que hemos recibido ofertas, que por ejemplo Carmine me ha hablado de 4 potenciales de Europa pero aún no se ha concretado nada porque hay que mirar el tema de los vuelos y demás. A mí me encanta viajar pero no me puedo permitir pagar los billetes de avión, así que es una de las cosas que necesitamos aclarar y concretar a la hora de aceptar o no una oferta.

– ¿Y en España?

KING KOBRADavid.- Bueno, Carmine y Paul han estado tocando con un guitarrista español, Javier Vargas, y ambos han tenido la oportunidad de hacer algunas cosas en España y con promotores españoles, además de estar en contacto con los fans de vuestro país. Sería fantástico que de esto pudiera salir algo más a nivel de KING KOBRA, claro, así que sólo hace falta que nos hagáis una llamada y nos metemos en el avión para ir allí (risas).

– Curiosamente a día de hoy Europa es mejor mercado para hard rock que en los Estados Unidos…

David.- Sí, pero de alguna manera yo creo que siempre ha sido así. En Estados Unidos se basan mucho en las modas del momento y además son más extremistas en el sentido de "amo el rock" o "no lo amo y escucho pop". Y a día de hoy en Estados Unidos son tiempos malísimos para intentar que la gente se interese por las viejas bandas de hard rock, mientras que en Europa este interés sí se mantiene mucho más latente, o al menos me da a mí esa impresión con respecto a lo que veo aquí. Quiero decir que en Europa este interés nunca ha desaparecido así que en este sentido me apetece más salir a ver a nuestros fans en el Viejo Continente, que además han mantenido la llama ardiendo durante todos estos años y lo siguen haciendo porque les sigue gustando mucho la música y no las modas o lo que sea. En Estados Unidos los fans de cualquier estilo de música cambian muy rápido, y por supuesto lo que funciona y está de moda en cada momento mucho más.

– Me vas a permitir que hablemos una cosa más del pasado… ¡¡Qué pena que Marc Free se fuera de la banda!! Todos sabemos que ahora “él es ella”, y lo respetamos, pero, ¿en algún momento hablasteis con Marcie para animarla a unirse a los remozados KK? Hubiera sido muy interesante, con todos mis respetos para Shortino…

David.- Yo hablo con ella de vez en cuando y seguimos manteniendo el contacto al menos un par de veces al año o algo así, que nunca ha habido ningún tipo de mal rollo al menos entre ella y yo. Sí sé que cuando Carmine ha pensado en la reunión, siempre le ha preguntado, pero ella educadamente ha declinado la oferta. Es que ya te digo que no hay ningún tipo de problema pero no está interesada, y es que además, incluso siendo aún Mark, ya estaba más interesado en ser un cantante de pop que de rock duro, y ahí radica un poco también el problema para esto a día de hoy.

De hecho, a lo mejor una de las cosas que hacían a KING KOBRA una banda interesante es que éramos unos músicos de hard rock con un cantante más o menos de pop. Es más, lo que hizo Mark en solitario después era material mucho más suave y popero que lo que hacíamos nosotros. El resto de nosotros hemos seguido en una vena más hardroquera y a día de hoy Paul Shortino encaja mejor con el tipo de banda que somos en la actualidad. Entonces, no sé si hoy funcionaría igual con Marcie, y creo que así es un lo correcto para todos actualmente. Pero le deseo lo mejor a mi amiga, por supuesto.

– David, termina tu mismo la entrevista como quieras…

David.- Muchas gracias por escucharnos y por estar interesados en la banda, que es un privilegio y un honor poder hablar con vosotros y hacer esta entrevista para España. ¡Espero que nos podamos ver pronto en persona!

Rafa Basa