Inicio Lanzamientos A-Z Crítica del CD de DREAM THEATER – Dream Theater

Crítica del CD de DREAM THEATER – Dream Theater

30

DREAM THEATER  – Dream Theater

Discográfica: Roadrunner/Warner Music 

DREAM THEATER - Dream TheaterSi "A Dramatic Turn of Events" supuso una prueba de fuego en la que DREAM THEATER tuvieron que sobreponerse a la salida de la banda de su líder y uno de los principales compositores  y particular ideologo, superando la prueba con nota, no menos importante iba a ser su álbum posterior, donde deberían demostrar que la carrera de la banda estaba asentada con nuevas propuestas que resultaran interesantes a la legión de fans que tienen por todo el orbe.

Con este trabajo homónimo se ve, ahora más que nunca, como John Petrucci y Jordan Rudess han cogido las riendas del grupo y, si bien es destacable el nivel de participación de todos los miembros (a los cuales se les da su parcela sonora bien diferenciada dentro de la mezcla final), ellos dos son, quienes por encima del resto, destacan en forma y fondo.

Además he de reseñar que, desde hace bastantes años, por fin un nuevo disco de DREAM THEATER me suena fresco y sorpresivo; si bien no estamos hablando de inclusiones de nuevos elementos musicales, sí consiguen llamar la atención, huyendo de cierto uso de clichés de los que antaño abusaron demasiado, como por ejemplo el uso de un esquema clásico para luego desvariar en terrenos técnico-progresivos que poco o nada tenían que ver con lo que la canción estaba mostrando hasta ese momento y terminar volviendo a como empezaron. Ahora las canciones suenan más frescas y, sobre todo, inspiradas, hilando sus partes de una forma más coherente, sacando el máximo provecho de todos y cada uno de los músicos, sin olvidar la voz, para la cual se ha dejado una importante labor que James LaBrie cumple con creces.

Es, además, la primera oportunidad de Mike Mangini para demostrar su valía, no sólo como el grandísimo batería que es, sino como compositor de sus propias partes, ritmos y variantes, milimétricamente estudiadas con Petrucci y acopladas a la perfección, lo cual le da más valía al ya de por sí excelente trabajo del anterior disco y gira. Sin duda, Mangini aporta aires nuevos, respetando el trabajo de su tocayo predecesor, pero impregnando de personalidad cada uno de sus momentos.

"False Awakening Suite" nos introduce a la dimensión sonora de este "Dream Theater" con un tema instrumental que me ha recordado, en mucho, a la etapa "Six Degrees of Inner Turbulence" aunque llevando el desarrollo de los arreglos a un terreno más épico-operístico. Sin duda, una gran carta de   presentación que nos abre al primero de los grandes temas, un "The Enemy Inside" heavy (hay mucho de ello en toda la obra) y enrabietado sublime, ideal para los directos en el que riffs contundentes y técnica aúnan fuerzas en una pieza buenísima. Continúan la variedad sonora y la calidad con un "The Looking Glass" que es otra de las piezas angulares del nuevo trabajo, con un deje a "Images and Words" que ya desde su hard rockero comienzo se apodera del oyente, amen de un estribillo, puente, melodías y conjunción de teclados y guitarras colosales.

Vuelta a terrenos instrumentales con la segunda pieza de esta guisa, un "Enigma Machine" que de nuevo me trae recuerdos del pasado, aunque en esta ocasión de la época "Awake", repleto de barroquismo y cierta oscuridad. Con "The Bigger Picture" estoy enamorado perdido del estribillo, no puedo -ni quiero- evitarlo, una vez más en tesituras muy hard rock y donde he de destacar, una vez más, como la coherencia en casar las distintas y variadas partes entre sí impera por encima del tener que meter una extensa parte técnica "porque sí". Mismas sensaciones que me produce "Behind the Veil", con los THEATER más heavies en años (quizás desde "Train of Thought") y otro de esos estribillos para remarcar.

"Surrender to Reason" de nuevo nos retrae a su segundo disco, hilando con gusto fragmentos acústicos con otros donde la melodía y preciosismo instrumental están muy presentes y con un James LaBrie luciendo galones por derecho propio. Atención a la parte intermedia con coros intercalados a los acordes de Rudess, exquisitos. "Along for the Ride" es la preciosa balada que, viendo la variedad de la que el álbum hace gala, no podía faltar, siendo un tema que me ha ido enganchando de menos a más, donde de nuevo me tengo que quitar el sombrero ante uno de los mejores teclistas de la historia del rock, un Jordan inmenso usando unos preciosos sonidos en su solo.

"Illumination Theory" es el opus final, llegando a los veintidós minutos de duración y, aunque el tiempo la pondrá en su sitio, creo honestamente poder decir que va camino de ser uno de los mejores temas largos en la historia de DREAM THEATER. De nuevo unos comienzos muy heavies dominan y sorprenden hasta la llegada de la parte vocal estupendamente bien metida (de nuevo a destacar el trabajo de James LaBrie), la -casi- inevitable parte calmada a la mitad y como retoma con más fuerza aún, no sin antes intercalar el lucimiento de todos y cada uno de los instrumentistas con su particular solo cada uno. Por cierto, que parece que termina, pero tiene un pequeño fragmento final para piano y guitarra que pone la guinda al excelso trabajo.

Por último, indicar que me resulta curioso la elección de un título homónimo para este disco. No es un cambio de rumbo, ni un aparente punto de inflexión, sino más bien un balance de varios de los puntos más destacados en su carrera, con un sonido renovado, eso sí; una especie de reinicio o, como se puso tan de moda llamarlo desde hace un tiempo, reboot que, en ciertas partes, nos hace mirar hacia aquel lejano -y brillante- "Images and Words", su segundo álbum, y que fue el que mayoritariamente consiguió el beneplácito de crítica y público . Sin embargo sí es una personal revalida, un "aquí estamos ahora y estos somos nosotros" rotundo que pone de manifiesto que hay DREAM THEATER para largo.

J. José Jiménez

Lista de Temas:

  • False Awakening Suite
    I. Sleep Paralysis
    II. Night Terrors
    III. Lucid Dream
  • The Enemy Inside
  • The Looking Glass
  • Enigma Machine
  • The Bigger Picture
  • Behind The Veil
  • Surrender To Reason
  • Along For The Ride
  • Illumination Theory
    I. Paradoxe De La Lumière Noire
    II. Live, Die, Kill
    III. The Embracing Circle
    IV. The Pursuit Of Truth
    V. Surrender, Trust & Passion

 

 

 

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS

30 COMENTARIOS

  1. Tenía muchas ganas de leer la review del disco por aquí. En cuanto a la descripción de cada tema en particular estoy de acuerdo, también en que ha habido un trabajo espectacular por parte de todos los músicos. Mangini sigue sin ser Portnoy, pero su instrumento destaca más incluso que en el anterior disco. Con las primeras escuchas quizá me llegó a decepcionar un poco, pero conforme se suceden va ganando en capacidad de adicción, como suele suceder con todos los discos de estos colosos. Eso sí, de momento lo veo varios pasos por detrás del A Dramatic Turn of Events, que me sigue pareciendo una auténtica joya se mire por donde se mire, lo mejor de la banda desde Octavarium en mi opinión.

  2. Pues yo soy otro de los que piensan que el A Dramatic Turn Of Events era una puta maravilla y éste no le llega ni a la suela de los zapatos. De hecho, después de escucharlo cuatro o cinco veces puedo decir que no hay ningún tema que me haya enganchado y que en general me parece desangelado… Aunque claro, después de un disco en el que a la primera escucha quedé de rodillas ante 7 de los 9 temas que tiene, pareciéndome uno de los tres mejores de su carrera, difícil lo tenían…

  3. En principio muy buen disco, muy completo, aunque creo que es necesario, como no podía ser de otra forma, darle tiempo para escucharlo numerosas veces para sacarle todo el jugo y así poder hacer un juicio lo más razonable posible. El tiempo dirá si es una obra maestra o simplemente un disco más en la discografía de esta banda, que ojo, tampoco no es moco de pavo…
    Pues lo dicho, démosle tiempo al tiempo pero las primeras impresiones tras varias escuchas son altamente positivas!!!

  4. Para servidor un muy buen disco…Coincido en casi todo con la crítica. No sé si mejor o peor que el anterior porque lo tengo pendiente, pero desde luego está a años luz del truño que algunos pretenden pintar seguramente por haberlo escuchado muy por encima y haberse dejado llevar por las críticas de otros foreros…

  5. Pues aunque no he tenido tiempo para escucharlo con calma y detalle, lo poco que he percibido me da unas sensaciones muy buenas. Adoro a Dream Theater, me parecen una de las bandas más interesantes de los últimos 20 años y de largo; pero en justicia también he de decir que no pocos de sus discos han tenido un proceso lento de entrada en mi cabeza. DT hacen música intrincada, compleja, que para las orejas que nos hemos forjado con el rock duro de los ’70 y el heavy metal de los ’80, con música más directa, nos cuesta a veces asimilar. Pero cuando le pillas el tranquillo, es una auténtica delicia. «A dramatic turn of evens» es un pedazo de disco, que también me costó su tiempo masticar; hoy es un imprescindible en mi colección. Este homónimo pega bien de primeras, si bien tiene cierta heterogeneidad, pero ahí sigue la complejidad, la rabia, la melodía, el talento, la virtuosidad… y las eternas influencias de Rush. Dream Theater en estado puro, y un muy buen disco para una banda que lleva casi 30 años en la carretera.

  6. A los Dream Theater empieza a pasarle lo que les está pasando a los grnades dinosaurios. Empezamos a comparar sus trabajos actuales con los legendarios y no es justo. Images and Words, Awake, Falling into Infinity y Metropolis (si me apuras hasta A Change Of Seasons) son ya considerados obras maestras dentro del metal en general. Cualquier cosa que saquen ya lleva, inevitablemente el sambenito de «no esta a la altura de». Este disco, sin ser una obra legendaria, es un gran disco. Lo mismo le pasó al anterior, aunque para mi gusto este es superior. Han recuperado ese puntito trágico que siempre habían tenido y que fueron perdiendo a favor de meter mas caña. El trabajo de Mangini me parece impresionante, continuista, como no podía ser de otro modo, con lo que hacia el mejor Portnoy, al que le debemos mucho, muchisimo, sobre el actual status de Dream , aunque también le debieramos el bajonazo que arrastraron durante mucho tiempo. El único pero, por decir algo, tal vez sea el sonido. Muy denso. Muy apelotonado. Mucho pelota de graves. Ojo, que no digo que el disco suene mal, sinó que tal vez, con otro sonido, el disco sería aun mejor.
    Por mi parte, he vueslto a recuperar la fe en los Dream.Chapeau por ellos.
    Saludos.

  7. Un disco correcto con algún momento brillante. No innova nada, hace ya unos cuantos discos que DT no pueden innovar, ya le dieron muchísimas vueltas a su sonido en discos anteriores, en aquella época en la que cada DT de Dream Theater era diferente al anterior. Yo diría que el último disco 100×100 innovador fue Train of Thought.

    Lo primero que me llama la atención es el poco minutaje del disco, 68 minutos es anormal para DT, y el poco minutaje de las canciones. Termina con un tema épico de 22 minutos, pero el resto está en una media de 6 minutos. Raro raro para Dream Theater !!!

    De todos los cortes me quedo con el último de 22 minutos, Illumination Theory y esa maravilla de hard rock, AOR o lo que sea «The Looking Glass».

  8. Vamos a ver chavales, ¿hemos escuchado todos el mismo disco?. Siendo Dream-Theater una de mis bandas preferidas desde que tenía apenas 16 o 17 años (ahora tengo 32) y tras haber dado muchísimas oportunidades al disco (todos los discos de la banda requieren un largo proceso de asimilación) creo que se salvan a penas tres canciones. Si el anterior disco me dejó un buen sabor de boca y con ganas de ver que pasaba en un futuro, he de decir que este disco junto con Octavarium y Systematic Chaos son de los tres peores redondos que han firmado los de NY. Un disco sin sentido, sin saber muy buen por donde tirar, parecen totalmente perdidos, intentando cambiar constantemente sin sentido alguno, con algunos momentos de inspiración pero que se quedan en eso, momentos y vamos a ver estamos hablando de una de las bandas más grandes del metal progresivo, no pueden dedicarse a hacer discos de momentos, en mi opinión Mike Portnoy llevaba toda la razón y necesitaban un respiro que parece que ahora que están tan arriba no quieren darse pagando un alto precio por ello, perjudicando enormemente a las composiciones y a la inspiración. Enigma Engine me parece la peor canción instrumental que han hecho en su vida, a años luz de Erotomania, Hell’s Kitchen, Dance of Eternity o Stream Of Consciousness y del resto se salvan retales, amén del single y de The Looking Glass. Por último aún siendo Mangini técnicamente superior a Portnoy simplemente está correcto, no hay señales de la originalidad ni de la presencia que tenía y sigue teniendo (escuchad The Winery Dogs). Definitivamente necesitan un merecido descanso, cuando parecía que tras Silver Clouds.. y A dramatic.. empezaban a levantar cabeza vuelven a enterrarla de nuevo. Una auténtica pena, esperemos que se den cuanta y rectifiquen.

    • Pues no se, tio. A mi el disco me ha gustado. No está a la altura de sus grandisimas obras, pero me ha molado. También ha sido de mis bandas preferidas de siempre(yo ahora tengo 36). A mi me gustó Octavarium y sin embargo Black Clouds me pareció muy mediocre. Coincido en que Sistematic Chaos es lo peor que han hecho Dream en su existencia. Es cuestión de gustos.
      Saludos.

    • Hombre… yo creo que cada cosa en su sitio. Y es que creo que a Dream Theater le empieza a pasar como a Maiden, Priest o AC/DC… Maiden nunca grabará otro «Powerslave», ni Priest otro «Screaming for vengeance», ni AC/DC otro «Back in black»; básicamente porque ya están grabados. La deriva de cualquier banda es parecida en tanto en cuanto sacas lo mejor de tí en los inicios de la carrera, para luego matizarlo y finalmente incorporar cosas nuevas; porque los grupos, con los años, también incorporan cosas para mantenerse mínimamente actuales. En el caso de Dream Theater, además, es que es harto complejo por cómo estructuran su música. De entrada hay que tener en cuenta que nunca harán otro «Images and words», ni otro «Awake», ni otro «Metropolis». Este nuevo disco no va a constar en el podio de sus mejores obras, pero es un buen disco, como lo era el anterior, para los Theater de hoy. Hay que ser honestos y plantear exigencias ajustadas a una expectativa realista; ninguna banda con más de 20 años en el mundo de la música es capaz de hacer una obra maestra comparable a sus discos consagrados. Y si conocéis alguna, por favor, sacadme de mi error.

      • Testament, Kreator y Overkill están sacando discos a un nivel altísimo. En los tres casos mis preferidos de sus discografías (Gathering, Dark roots, Enemy of god, Ironbound,…)

        El anterior de Theater también fue un disco muy competente. En mi opinión el 6º en su pódium, lo cual no está nada mal (awake, images, metrópolis, falling, six degress, a dramatic).

        • Lo cierto es que me cuesta creer que el último disco de Testament esté a la altura de «The new order», «Souls of Black», incluso «Demonic». Tampoco creo que lo úlitmo de Kreator esté a la altura de «Extreme aggression», «Coma of souls» o «Pleasure to kill». Quiero decir… a mí «A matter of life and death» y «The Final Frontier» de Maiden me han gustado mucho, son buenos discos para Maiden… pero ni de lejos creo que puedan ponerse al lado de «The Number of the Beast» o «Powerslave».

          • No he nombrado a Maiden.

            Son gustos personales, lo que no es algo personal es que roots supere a demonic en todo, sólo hay que leer las críticas de ambos discos en la página que gustes.

            Yo a estas alturas de la película, disfruto más de un roots que de un new order
            o prefiero oir un enemy of god a un pleasure to kill, pero como he dicho es cuestión de gustos.
            lo que es impepinable es que los grupos que he nombrado siguen currándoselo y mucho a la hora de grabar un disco.

          • Tú lo has dicho, cuestión de gustos; y no creo que Dream Theater haya currado precisamente poco para este disco. Otra cosa es el resultado que tú estimes.

  9. En mi opinion es un buen disco, no comparto las criticas negativas, me parece un disco mas que correcto dentro de la discografia de dream theater, y comparandolo con el resto de grupos del panorama me parece de lo mejorcito del momento, no hay nada en el mercado que se asemeje al nivel de esta gente dentro del genero, y eso es de agradecer.

    Los sigo desde siempre, es cierto que despues de train pegaron un bajon, pero al igual que es complicado mejorar awake e images, tambien es complicado no hacerlo con el octavarium.
    Esta claro que Portnoy era el gran lastre de este grupo, no me atrevere a poner en duda lo que a hecho por este grupo, pero al igual que es responsable de lo bueno lo es de lo malo, estaba llebando a dream theater a ser un grupo de trash, tipo metallica pero con estudios en musica.
    Aparte no evoluciono con el paso de los años, siempre lo mismo en todos los discos, los mismos solos todo igual… Mangini es un muscio acorde al nivel de Rudess, Petrucci y Myung, no hacia falta que lo demostrase en el grupo ya estaba claro desde hace mas de una decada que era mejor musico que Portnoy
    y con el ivan a mejorar la tendencia del grupo de los ultimos años.

  10. todavia estoy esperando q alguien comente algo sobre la presentacion del cd etc etc etc…q tambien es parte de la edicion de cada cd…este tipo de cd solo lo pueden hacer ellos,el otro dia lo estuvimos desfragmentando tema a tema un colegi y yo y lleguamos a una misma conclusion…es un gran cd,Eso si luego me enchufo una cancion del directo en el marquee y nos caimos de culo…y son los mismos,eso si no hay uno q este intentando dar la nota constantemente…pensando el ombligo del mundo,y si fue cojonudo,pero de persona paso a ser personaje…yo no lo echo de menos….imaginaos el lastre q se han quitado petrucci y compañia..

  11. Siendo muy fan de Dream Theater y habiéndome gustado el disco (algo menos que el anterior, eso sí), a día de hoy hay bastantes bandas en ese amplísimo saco llamado Metal Progresivo que están en mejor forma. The Ocean, Leprous, In Vain, Mastodon, Pain of Salvatin, Voivod, Protest the Hero… opinión personal, por supuesto. Pero desde Train of Thought no sacan nada que me haga exclamar «OH, DIOS». Discos de buena factura, pero ya.

  12. Venga ya …. el disco es mediocre, al igual que su anterior trabajo. Dream theater necesita a Portnoy y a Petrucci JUNTOS. Son los que han tirado del carro hasta hace un par de años, para lo bueno y para lo no tan bueno. Ese dúo es imprescindible para que Dream theater vuelva a ser lo que fueron, son el alma del grupo. Sólo es cuestión de tiempo de que el batería original regrese a la banda. Por otro lado Manguini es un gran batería pero no es el ideal para Dream Theater.

  13. Pues con más escuchas de este disco homónimo, lo cierto es que da la sensación de heterogeneidad y menor complejidad que su predecesor. «A dramatic…» era un disco con temas largos e intrincados, pesados, con grandes estribillos… «Dream Theater» tiene una fórmula en en su estructura que recuerda a sus discos de los ’90, con una orientación más hardroquera, aunque hay 3 temas claramente potentes y complejos. No va a pasar a la historia como uno de los mejores discos de Dream Theater, desde luego, pero teniendo en cuenta la carrera de banda ya es considerable, con casi 30 años de vida y 13 discos de estudio, varios de ellos obras maestras indiscutibles. Y es que no podemos exigir a nadie una creatividad e innovación eternas…