Inicio Conciertos Crónica y Fotos del festival TUSKA OPEN AIR en Helsinki, Finlandia. Viernes...

Crónica y Fotos del festival TUSKA OPEN AIR en Helsinki, Finlandia. Viernes 28 de junio

3
Century Media - KANSAS
Century Media - KANSAS

 

TUSKA 2013

Viernes 28 de Junio de 2013 – Suvilahti –  Helsinki

Afrontaba con curiosidad cuando menos mi primer TUSKA, probablemente el mayor festival metalero en el país del Koskenkorva, y sino el mayor (Provinssi y el nuevo Rock the beach crecen rápido) al menos si es el más puramente orientado al metal, ya que el mismo fin de semana tenía lugar en otro punto de Helsinki el Rock the beach, festival en la línea de pasados BBK Live, donde tienen cabida bandas de todo tipo, en este caso RAMMSTEIN y NEWSTED eran los mayores reclamos para los amantes del rock duro, siendo algunos nombres interesantes también STONE SOUR, DANKO JONES, AIRBOURNE o los locales KOTITEOLLISUUS, entremedio de otros que poco o nada tienen que ver con ellos.

Comenzaré comentando alguna de las peculiaridades del TUSKA, y algunas de ellas puedes que hagan hasta gracia, que resulten curiosas o extrañas, y en general ayudaran a entender (al menos así me pasó a mi) porqué el festival más ilustre del por muchos considerado paraíso del metal no atrae a demasiados foráneos mientras que sus vecinos Suecos cada vez ganan más adeptos internacionales gracias al SWEDEN ROCK.

En primer lugar comentar que se organiza en la zona de Suvilahti, digamos a las afueras de Helsinki pero ya dentro de la ciudad, ya esto hace que sea una "rara avis" dentro de los festivales europeos, habitualmente organizados fuera de las ciudades o incluso en pequeñas localidades (como ejemplos, Wacken o Hellfest). Ya de por si esta particularidad convierte al TUSKA en uno de los festivales más caros (sobre todo si tenemos en cuenta el cartel, 117€ por los tres días comprando las entradas con antelación, 130€ en taquilla), ya que no cuenta con zona de acampada como casi todos los festivales que conozco (y Helsinki es una de las ciudades más caras del mundo, un hotel puede ser un dolor "carteril"), y si tu intención estando incluso en el país es llegar al lugar en coche y volver a casa tras cada jornada (en mi caso vivo de momento en Lahti, a unos 100km de Helsinki), puede ser un absoluto infierno encontrar  un sitio donde dejar tu coche sin que sea una zona de estacionamiento limitado, y eso visto lo visto, es casi una misión imposible, pues salvo que seas residente, prácticamente toda la ciudad es así, y da gracias si encima no tienes que pagar por aparcar un máximo de un par de horas. Una hora me llevó conseguir aparcar a más o menos un kilómetro de la zona del festival. Eso sí, la organización lo avisa, gracias por el detalle, supongo…

Sumemos pues el tiempo empleado en aparcar al retraso que ya llevaba sobre mi horario previsto debido a un pequeño "incidente" en la carretera, hora y media sobre lo previsto. Llegué por fin a las puertas del festival, ubicado junto a una planta eléctrica (en Finlandia plásticos y demás se queman para producir electricidad) en lo que era una antigua zona industrial en desuso, y lo primero que llama la atención es ver a una gran cantidad de individuos de cierta nacionalidad y etnia con enormes bolsas llenas de latas y botellas perfectamente organizados para recoger todo aquello que caiga al suelo. ¿Motivo?, en este país te devuelven 15 céntimos por cada lata si las llevas a unas máquinas especiales que hay en todos los supermercados, y aunque los locales son muy limpios y siempre hay alguien dispuesto a mantener limpia la ciudad, esas "buenas gentes" convierten un gesto cívico en un negocio propio y llegan a amenazar a quien les hace la competencia, que habilidad… que conste que esto era una simple anécdota, nada que ver con el festival.

Ciñéndome ya a lo que nos interesa, me resultó cuando menos gracioso ver sobre el acceso al recinto un enorme cartel (se puede ver en las fotos) que rezaba que (obviamente) estaba prohibido acceder al recinto con armas de fuego o cuchillos/navajas…que menos, ¿no?, anecdótico tratándose de uno de los países más seguros y tranquilos de Europa, aunque todo tiene un porque y cada país tiene sus problemillas, no es algo en lo que vaya a alargarme más de la cuenta. Me acerqué a las ventanillas (solo dos…) donde se recogen los pases VIP, invitaciones, acreditaciones y demás parafernalia y para aumentar un poco más mi frustración, la cola era kilométrica, de una lentitud escandalosa, y el que solo hubiera dos personas para atender a tanta gente por muy ordenados que seamos aquí no ayudaba mucho. En resumen, pasé prácticamente toda la actuación de ABHORRENCE y el primer tema de WINTERSUN haciendo cola con resignación bajo el sol. Y si, en Finlandia también hace sol, y picaba. Nota curiosa para posibles visitantes: en verano no existe la noche al igual que no existen las persianas, aconsejable comprarse un antifaz para poder dormir, así como un buen repelente de mosquitos. Avisados quedáis.

Aunque no es el orden en el que hice las cosas, creo que si es el orden en el que debo contarlas, así que antes de ponerme a escribir sobre como lo hicieron los grupos (obviamente salí disparado a ver a WINTERSUN en cuanto tuve mi pase), dedicaré unas líneas a otros menesteres. El recinto, presidido por una enorme estructura circular de metal (símbolo del festival, 16 ediciones llevan ya), no era especialmente grande (muy bien organizado y aprovechado, eso sí, faltaría más), más bien minúsculo comparado con los grandes festivales europeos, según los datos de la organización, unas 25000 personas han asistido al festival, doy por sentado que es la suma de los tres días, porque o muy mal ojo tengo, o ni en China son capaces de meter tanta gente en un espacio tan reducido.

El TUSKA cuenta con tres escenarios,  el Radio Rock, sin nada que envidiar en cuanto a tamaño a ningún otro festival, el Inferno stage, mucho más pequeño que el anterior con casi la mitad de su tamaño y un pequeño escenario cubierto en el interior de una nave, el Club stage, imposible ver nada en él si no vas con tiempo. El habitual mercadillo de los festivales se limitaba a unos pocos puestos con existencias varias aparte del puesto oficial del festival donde todos los grupos vendían a su vez su propio merchandising. En el tema hostelero contaban con varios puestos donde poder comprar algo de comer y beber (sin alcohol) así como chucherías varias, mientras que el apartado de las barras (o barra en este caso) y sus colas son caso aparte. En el TUSKA existe una zona "para beber", y de ahí no puedes salir con tu cerveza o lo que sea que hayas pedido, estando esta zona ubicada alrededor de la antes citada estructura metálica circular, a medio camino entre los dos principales escenarios aunque sin posibilidad real de ver a las bandas como dios manda, y para qué negarlo, este sistema no me hizo ninguna gracia, a lo que si le añadimos el precio, 8’5€ por una cerveza (por mucho que te devuelvan 2€ al devolver el envase), apaga y vámonos.

Centrándome por fin en lo estrictamente musical,  llevaba un cabreo considerable por perderme la actuación de ABHORRENCE, que para los despistados es una antigua banda local de death metal que nunca llegó a grabar un álbum como tal y que apenas estuvo activa entre 1989 y 1990, reunida recientemente y muy conocida en el país porque entre otras cosas cuenta en sus filas con el vocalista original y guitarrista/miembro fundador de AMORPHIS, Tomi Koivusaari, casi nada, de ahí la expectación. Para cuando quise acercarme al escenario principal Jari Mäenpää y sus WINTERSUN ya iban por su segundo tema, "Land of snow and sorrow", de su largamente esperado segundo trabajo de estudio.

Para los que siguen pensando que WINTERSUN se trata de un proyecto de Jari con unos cuentos músicos de estudios comentar que están muy equivocados, Jari se ha rodeado de un puñado de buenos músicos que llevan en la banda más o menos desde 2004-5, siendo estos Teemu Mäntysaari a la segunda guitarra, el ex- NORTHER Jukka Koskinen al bajo y  Kai Hahto de los doomsters SWALLOW THE SUN a la batería, y suenan francamente bien en directo, muy compactos, sólidos y creíbles.

Sonaron mucho mejor de lo que podría esperar y Jari estuvo casi perfecto a la voz, puestos a ponerle algún "pero" quizá decir que se centraron demasiado en "Time", y sobre todo el hecho de que no interpretaran "Beyond the dark sun", con diferencia su tema más conocido internacionalmente, pero bueno, supongo que lo guardaran para ocasiones especiales o algo por el estilo. Buena descarga aún y así.

                Setlist:

  1. When time fades away ( instrumental/intro)
  2. Sons of winters and stars
  3. Land of snow and sorrow
  4. Winter madness
  5. Beautiful death
  6. Time
  7. Starchild

Coincidían en tiempo y casi espacio por un lado IHSAHN en el inferno stage y por el otro TORTURE KILLER,  grupo de death metal finés por muchos conocidos solo por el hecho de haber contado con los servicios de Chris Barnes (SIX FEET UNDER, ex- CANNIBAL CORPSE) a la voz en su segundo disco de estudio, teniendo ya cuatro a fecha de hoy. La actuación de los segundos iba a ser presumiblemente más corta, y tras escuchar un par de temas del señor IHSAHN, me apresura a intentar asomar la cabeza por algún lado en el Club Stage.

Imposible. Así de sencillo y rotundo, imposible acercarse al escenario por ningún sitio, este escenario cubierto era tan ridículamente pequeño que apenas tendría capacidad para poco más de 300 personas y si llegaba a eso. En lo estrictamente musical, un sonido potente durante los tres temas que pude escuchar (apenas tocaron 4 sin contar la intro), mucho más nítido de lo que cabía esperar en un recinto cerrado de esas características, brutales en todo momento, y si bien Juri no me convencía del todo a la voz, he de decir que Pessi me dejo más que contento, un vozarrón en toda regla, tal y como requiere una banda de este tipo. Veremos a ver si con el tiempo consiguen quitarse de encima la etiqueta de "parecerse a …" aún dentro de sonido de Tampa que idolatran y que a tantos nos gusta.

                Setlist:

  1. Swarm!
  2. Devil’s reject
  3. I bathe in their blood
  4. Phobia
  5. Forever dead

Aún retumbaba el último tema de TORTURE KILLER a mis espaldas cuando iba de nuevo al encuentro del señor Vegard, no es que esperara mucho viendo desde lejos la respuesta de la gente, aunque también es cierto que el nuevo estilo que se gasta el señor IHSAHN dista mucho de la caña y malignidad black metalera de antaño y que no invita a mucho movimiento, pero no sé…se suele decir que hay que saber envejecer (hombre, que apenas tiene 5 años más que yo y no me veo viejo de momento…), pero ni tanto ni tan calvo, con todo el respeto a sus fans que los tiene y no pocos, aunque me da que no eran mayoría precisamente este día.

No niego que sus trabajos en solitario sean de un nivel supremo y así lo recogen críticas por medio mundo, pero sencillamente soy de los que no pueden quitarse la imagen de este señor con su armadura cantando aquello de "I am the black wizards", y por lo que vi, como yo había mucho allí mirándolo sin demasiado interés, y es que al igual que puede pasar con DREAM THEATER y otros por el estilo, su música es una virguería pero no está hecha para el directo salvo para los privilegiados de sus fans. Tienen y tuvieron momentos más intensos que verdaderamente merecían la pena, coincidiendo habitualmente con los momentos de Ihsahn a la voz, pero era todo lo contrario a la voz melódica de Einar, que sí, lo hacía de lujo,  pero la sombra de EMPEROR es mucha sombra me temo.

Si ya de por si puede costar hacerse con el estilo musical del este proyecto, el estilo visual de los chicos de LEPROUS (básicamente es toda la banda tocando para Ihsahn) es todo lo contrario a lo que habitualmente se ve en un escenario, que sería lo de menos si no fuera por lo ya dicho anteriormente. Poco más se puede decir, debido al horario infantil las luces eran absolutamente inútiles, el sonido fue muy correcto, y en ese aspecto empiezo a darme cuenta de que en España dejamos mucho que desear, ya son unos cuantos bolos por el país los que llevo y no he podido quejarme de problemas técnicos ni una vez, buena señal.

En masa se movía la gente hacia el escenario principal para ver a una leyenda del death metal como es o son BOLT THROWER, incombustibles pese al paso de los años y fieles, siempre fieles a un estilo y temática, y sobre todo algo que agradezco (aunque empiece a cansarme), y es que se niegan a grabar la continuación de su buen "Those once loyal" hasta que no consideren que el material que tienen al menos iguala a su predecesor, aunque quizá ocho años empiecen a ser ya demasiados, para INIHDSAque decir lo contrario.

Bajo un sol de justicia (estándar finés claro, unos 30 grados no es lo habitual por aquí) comenzaron las pruebas de sonido con un tema precisamente de su último disco hasta la fecha,  "Anti tank (Dead armour)", aunque la intercalaron con su compañera de trabajo "The Kilchain", prosiguiendo con la anterior después, algo no muy habitual la verdad, maniobra que repetirían una vez más varios temas más tarde, una vez ya en plena actuación, durante la cual llamó mi atención sobre todo Jo, más bien su estado físico, y es que por esta mujer parecen no pasar los años, impresionante, todo lo contrario que Karl, quien luciendo una melena más larga de lo habitual se veía claramente peor tratado por los años, más delgado que la última vez que lo vi aunque su inconfundible voz cascada se mantiene en buena forma, que es lo que cuenta.

Una vez más las luces se mostraron totalmente inútiles, a plena luz y con el sol de cara, algo que estaba haciendo sudar a todo el grupo de lo lindo, aunque eso no se reflejó en ningún momento en su música, comportándose ambos guitarra de la forma habitual, Barry más animado y sonriente, Gavin más serio y con cara de pocos amigos, pero ambos tocando con la exactitud de un metrónomo, como siempre han hecho las veces que los he visto .

Uno de los momentos álgidos del concierto fue sin duda fue cuando dedicaron "When glory beckons" al difunto Jeff Hanneman, muy bien recibida por el público presente, así como la posteriormente dedicada a la hija del propio Karl, "…For victory". Muy buen concierto, con una excelente acogida por parte de los presentes, aunque eché de menos uno de mis temas favoritos "At first light", perfecta para comenzar una descarga, pero bueno, para gustos los colores que digo siempre.

                Setlist:

  1. Intro (Bso "Battle of Britain")
  2. The Iv crusade
  3. Mercenary
  4. Warmaster
  5. Anti tank  (Dead armour)
  6. When glory Beckons
  7. World eater/Cenotaph
  8. Entrenched
  9. …For victory
  10. No guts, no glory
  11. The killchain
  12. Powder burns
  13. Where the next to conquer
  14. When cannons fade
       Bis
  15. In battle there is no law

Había perdido la cuenta ya de cuantos años llevaba intentando ver en directo a AMORPHIS, alrededor de 15 años en los que siempre me pasaba o surgía algo para no poder verlos, así que imaginaros mis expectativas, como un clavo estaba lo mejor situado que podía para disfrutar de su actuación, y a diferencia de lo que muchas veces sucede en nuestro país, el hecho de jugar en casa no les restaba protagonismo, son profetas en su tierra, algo que en nuestro país rara vez pasa.

Desde un inicio Tommy se destapó como lo que es, un gran frontman, actuando y siendo el centro de atención, siendo creíble en todo momento, interpretando y no solo cantando, y que conste que estas palabras vienen de alguien que en sus inicios en la banda no daba un duro por él, quien me lo iba a decir.

El resto de miradas normalmente caen como ya esperaba sobre Esa y Niclas, sobre todo sobre el segundo porque aparte de moverse bastante más es también el encargado de las segundas voces, todo lo contrario que Tomi, siempre tímido y retraído, a veces tan metido en una esquina del escenario que según en qué ángulo te situaras frente al escenario es probable que no lo vieras.

Una vez más el sonido fue perfecto, con un señor Joutsen inmenso al (peculiar) micro, mucho mejor de lo que me esperaba en un principio, "Sampo", "Into hiding", "The wanderer" y "House of sleep" fueron sin lugar a dudas mis favoritas, sin desmerecer a las demás, y que conste que no me sentó nada bien escuchar únicamente un tema de "Tales from the thousand lakes" o "Elegy" y absolutamente ninguno de "The karelian isthmus", y sobre todo y ante todo, imperdonable que nos dejaran con las ganas de "Black Winter day" pese a los gritos de  la gente pidiéndola, entiendo que estarán hartos ya de ella, pero…en fin, muy buena su actuación, para que negarlo.

                Setlist:

  1. Shades of grey
  2. Sampo
  3. Silver bride
  4. Narrow path
  5. Hopeless days
  6. Into hiding
  7. On rich and por
  8. Nightbird’s song
  9. The wanderer
  10. The smoke
  11. The house of sleep

Es cuando menos curioso que una banda que en España es considerada prácticamente "de culto" (es un decir) como KING DIAMOND, al otro lado de Europa sea capaz de ser cabeza de cartel del festival más grande del país y encima en la jornada más potente, está claro que en diferentes latitudes diferentes gustos, y me alegro de ello, y sobre todo de poder disfrutar del montaje escénico completo, algo muy difícil en nuestro país por motivos de espacio en las salas donde actúa.

Las habituales rejas funerarias cubrían el frontal del escenario cuando el teatral KING DIAMOND apareció sobre el escenario un poco después que el resto de la banda y a ritmo de "The candle", tema que empalmarían con "Welcome home", algo que no me esperaba tan pronto, y es que el tema que popularizo "Clerks" de Kevin Smith es uno de los más conocidos de la multinacional formación.

En general todo fue como esperaba, pero mucho mejor, gracias a contar con un escenario con el espacio adecuado claro (a oscuras habría sido ya increíble), Hal Patino como suele ser habitual no paró de moverse por todo el escenario con sus aires de estrella del rock, Mike y Andy perfectos a las guitarras, el segundo siempre un poco más estático ya que los años no pasan en vano, aunque quizá para el señor Petersen no sea lo mismo, puesto a mi parecer estuvo perfecto a las voces, muchísimo mejor de lo que esperaba tras los problemas que ha venido teniendo en los últimos años.

Destacar la presencia (creo que era ella, no alcancé a escuchar su nombre), a modo de nota curiosa rosa, de la bella y jovencísima mujer de Mr King Diamond a los coros, como viene siendo habitual,  y es que viendo a Livia sobre el escenario no es del todo imposible imaginar lo que vio en ella.

Uno de los momentos más intensos de su descarga (ya sin las rejas y con permido de "Voodoo") fue sin duda cuando KING DIAMOND preguntó al respetable si estaba listo para un poco de MERCYFUL FATE, arrancando sin más miramientos y como no podía ser de otro modo con "Welcome to the Sabbath". En pocas palabras, la locura generalizada.

Tras despedirse la banda al terminar "Eye of the witch" el público comenzó a corear el nombre de la banda una y otra vez hasta que aparecieron de nuevo para regalarnos "The family ghost" y un nuevo cover de MERCYFUL FATE, nada más y nada menos que "Evil", despidiéndose una vez más para reaparecer ante la insistencia de la gente con sendas guitarras acústicas sobre el escenario, claro signo de que los jinetes estaban al caer, "Black horsemen" sería la elegida para cerrar un show altamente recomendable, muy entretenido y de lo mejor que he visto en mucho tiempo, y eso viniendo de alguien que no es un fan de la banda ni mucho menos, es mucho decir a mi parecer.

                Setlist:

  1. The candel
  2. Welcome home
  3. At the graves
  4. Up from the graves
  5. Voodoo + Let it be done?
  6. Dreams
  7. Slepless nights
  8. Solo de batería
  9. Shapes of black
  10. Come to the Sabbath (de MERCYFUL FATE))
  11. Eye of the with
       Bis
  12. The family ghost
  13. Evil (de MERCYFUL FATE)
       Bis 2
  14. Black horsemen

En resumen, una buena jornada pese a mis quejas varias.

No pude asistir al festival el sábado debido a un compromiso personal (ya lo sabía de antes, no es que fuera una sorpresa) y no pensaba asistir a la del domingo ya que hacer 200km para ver a STRATOVARIUS y NIGHTWISH (y si acaso AMARANTHE) no era suficiente reclamo, con todo el respeto por los primeros, pero los he visto al menos una decena de veces. Posteriormente anunciarían el mismo sábado la cancelación de ASKING ALEXANDRIA, siendo sustituidos por BATTLE BEAST, por quienes sin duda si habría ido de nuevo, pero me enteré demasiado tarde, cosas que pasan. Todo mi respeto por las bandas pero la economía no está para bromas y hay que priorizar, esperemos un cartel más interesante el año que viene, que los han tenido anteriormente.

Un saludo desde Finlandia!!

Texto y fotos: Ángel Ruiz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Más Fotos de KING DIAMOND:

 

 

 

3 COMENTARIOS

  1. La verdad es que si, la mayor parte de su material audiovisual o es más antiguo que su mujer o está grabado de mala manera en algún festival. Pero eso sí, que sea en algún lugar oscuro y no tan al norte, porque por un lado aquí no anochece y encima para las 22:00 estaba todo acabado, impensable en otros festivales…