Inicio Conciertos SWEDEN ROCK. Crónica genérica, resumen y del ambiente del festival

SWEDEN ROCK. Crónica genérica, resumen y del ambiente del festival

14
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020
ROCK N ROCK
LEYENDAS DEL ROCK 2020
METAL PARADISE 2020

 

Sweden Rock

Miércoles 5, Jueves 6, Viernes 7 y Sábado 8 de Junio de 2013 – Sölvesborg – Suecia

Crónica genérica y de ambiente de Sweden Rock 2013

Ya unos días después de aterrizar en Madrid tras la gran experiencia que es viajar a un festival como Sweden Rock, voy asimilando todo lo descubierto, visto, disfrutado y vivido en definitiva, y estoy en disposición de contarlo para todos vosotros. Como es habitual en mis crónicas de festivales, me apetece hacer primero un resumen general de cómo es aquello, hablar del recinto, el festival en sí y comentar algunas de las cosas que hay alrededor de un gran evento de este tipo (como hicimos el año pasado con HELLFEST por ejemplo) e incluso hablar de anécdotas, curiosidades y demás. Y ya después nos centraremos en lo más importante y la razón final de viajar hasta tan lejos para disfrutar de un gran festival de rock: los conciertos. Así, cojo el testigo de mis amigos y compañeros/colaboradores de la web como Wences de la Rosa o Mariano Palomo, que ya habían viajado al festival en ediciones previas, para comentaros lo que ha acontecido en esta fantástica y gran edición de 2013.

Empezamos con el comentario general, resumen y "crónica de ambiente", como siempre me gusta llamarlo, de Sweden Rock 2013 (aparte de poder ver muchas fotos acompañando este artículo, al igual que podréis ver las correspondientes a los grupos en las crónicas de los conciertos), y lo primero es decir que todas las buenas impresiones y referencias que tenía se han cumplido con creces con este festival. De hecho, ya he tenido la oportunidad de estar en Wacken, Hellfest (en dos ocasiones), Gods of Metal y Bang Your Head (aparte de obviamente todos los festivales que ha habido en nuestro país en todos estos años), y tengo que decir que Sweden Rock a día de hoy es el mejor festival de rock duro en el que yo he estado, opinión generalizada y compartida por todos los que hemos estado allí al menos una vez, por algo será… Por otro lado, aunque podría estar mucho tiempo hablando de las diferencias socio/culturales y lo que hemos descubierto a nivel de civismo, educación, respeto y sobre todo valor y cultura de rock de Suecia con respecto a España, voy morderme la lengua e intentar que mi reportaje y comentarios vayan por otro lado… aunque a veces cuesta después de comprobar in situ lo que es un festival de rock de máximo nivel: hecho por y para la gente, donde todo está preparado para que los asistentes estén lo más a gusto posible, y donde la principal preocupación es que las comodidades y necesidades estén 100% cubiertas.

30.000 personas, ni una más (al menos a nivel de venta de abonos, que el día de KISS sí había más gente por el tema de venta de entradas del día), en un recinto bastante grande pero preparado para que todos los asistentes estén cómodos en todo momento. Con 5 escenarios (el principal enorme, tres de tamaño medio y uno más pequeño… que en años anteriores era una carpa) pero que, aunque inevitablemente se solapen actuaciones, el sonido es prácticamente perfecto en todo momento (además sonando igual de bien para los cabezas de cartel que para los grupos que abren la jornada, con alguna excepción lógica puntual, pero en general perfecto en todo momento) y no se mezclan ni molestan de un escenario a otro. Y sobre todo es un recinto preparado para que las 30.000 personas no tengan ningún problema, no se esperen colas más que las totalmente lógicas en un evento de este tipo (y NUNCA más de 10 minutos para comer, beber o comprar lo que sea).

Y sin extenderme demasiado, os doy algunos datos que todos vamos a comprender perfectamente: Servicios/urinarios de sobra, limpios y con papel (incluso en algunos había operarios fuera que te lo daban si lo pedías por si se había gastado). Agua para todo el mundo (incluso en TODOS los conciertos desde las primeras filas los voluntarios te daban agua de manera gratuita si lo solicitas). Literalmente decenas de puestos de comida con toda la variedad y calidad que podamos imaginar, desde comida rápida de todo tipo hasta platos más elaborados, productos propios, curiosidades, "delicatesen" varias (como sus famosos "Langos" o la riquísima carne de alce), helados, postres, chucherías, gofres, churros… Dos (¿o eran tres?) grandes carpas para las bebidas con cerveza, sidra de pera (todo un descubrimiento y una de las bebidas estrella del festival), refrescos… y donde no esperabas más de 5/10 minutos como mucho para ser servido, como decía. Además, todo en prácticas y cómodas botellas de plástico duro que luego todo el mundo recogía y depositaba en los cubos de basura (¡cubos de basura por todo el recinto!) u operarios del festival iban haciendo batidas por los distintos escenarios cuando terminaban los conciertos para limpiar y recoger lo que se había quedado por allí. ¡Ah!, y había cajeros, tiendas oficiales (bien surtidas y con mucha variedad) y un restaurante oficial del festival ¡y hasta un supermercado propio! Y sí, luego muchos puestos de mercadillo, tanto dentro como fuera del festival donde podías encontrar de todo, especialmente ropa de todo tipo, como es lógico (miles de camisetas diferentes, por cierto), pero también discos, botas, ropa de cuero, juguetes, colgantes, sillas de todo tipo (muy demandadas y utilizadas por allí, por cierto)… ¡Un lujo para el coleccionista y toda la fauna consumista festivalera (que somos todos en el fondo) pero una ruina para el bolsillo! Que allí todo es más caro, y además la corona sueca es más fuerte que el euro y los precios cotizaban a la alta para nosotros… pero también lo vale, también lo digo sin sonrojarme.

Por otro lado, hay zonas elevadas para minusválidos, algunas fuentes, pequeñas laderas para descansar o ver algunos conciertos sentados… También cuenta con una zona de prensa/VIP/backstage con todas las comodidades e incluso extras como mesas de ping pong, máquinas de pinball (de pago), "jaimas" de descanso, una torreta desde donde sea veía todo el festival y el mar, una exposición de ropa de cuero hecha a medida (que trabajan para artistas como los propios EUROPE por ejemplo), habitáculos preparados para entrevistas o la propia carpa de ruedas de prensa por la que pasaron artistas como DORO, NEWSTED, BLACK STAR RIDERS, FIVE FINGERS DEATH PUNCH o los propios cabeza de cartel como EUROPE, RUSH y KISS. Podéis ver alguna foto de éstas en el artículo, aunque no pude asistir a todas ya que en Sweden Rock es imposible estar a todo, y había conciertos que no me quería perder, aunque sí me dio cierta "rabia" no poder ir a la de KISS en concreto, que fue la más multitudinaria. Eso sí, pude saludar a Doro en persona (nos conocemos de muchas entrevistas en Madrid), que nos transmitió saludos para Rafa Basa y todos los lectores de la web, además de emplazarnos para el concierto del Leyendas en pocas semanas; e incluso enseñarle mi tatuaje de WARLOCK, que le hizo mucha ilusión. Frikadas de fan y momentos bonitos de la trastienda de los festivales, ¿qué puedo decir?

No he comentado aún nada sobre algunas de las cosas más interesantes y/o curiosas que encontrábamos dentro del recinto, como una exposición fotográfica y de memorabilia dedicada a MÖTLEY CRÜE (bastante completa e interesante según nos comentaron los que entraron, que costaba unos 5 euros), una zona de tatuadores profesionales, exposiciones de coches y motos realmente impresionantes o la gran carpa de instrumentos de música donde se podían probar guitarras de todo tipo (sobre todo Gibson o Yamaha, que esponsorizaban el lugar) y donde además hubo firmas de discos de algunos de los guitarristas más importantes como Tommy Thayer (KISS), Mille Petrozza (SLAYER) o John Norum (EUROPE). Hablando de esto, también había sesiones de firmas de discos de muchas de las bandas del festival, que además solían ser de las bandas al completo y que lógicamente tuvieron mucha aceptación. Incluso había una emisora de radio que emitió durante todo el festival en directo in situ y por la que pasaron algunos artistas, personalidades locales, presentadores "oficiales" del festival y demás.

En otro orden de cosas, todo el recinto es de césped, ubicado a las afueras del bonito pueblo de Sölvesborg (en la zona del sur de Suecia y "cerca" de Mälmo para ubicarnos un poco geográficamente), a la orilla del mar y en un entorno precioso rodeado de bosque, con grandes lagos cercanos y un montón de casitas típicas nórdicas de madera salpicadas por el camino y en los propios alrededores del festival (ya sea pertenecientes al pueblo o a campings cercanos… otro concepto de camping al que tenemos nosotros, por cierto) en las que de hecho varios de los presentes nos alojamos. Luego, el propio del festival está totalmente pegado al recinto y de nuevo en un entorno paradisiaco, lleno de árboles y césped, y con todos los servicios básicos cubiertos como podéis imaginar… que esto es Europa, lo que añadiría si no me mordiera la lengua hablando de ciertas cosas. ¡Ah!, y dentro del recinto obviamente había varias carpas y zonas cubiertas donde poder sentarte a comer, descansar y relajarte, además de guarecerte del calor en el caso de este año… o de la lluvia en caso de haber aparecido por sorpresa. Todo pensado y todo preparado para la comodidad de los asistentes, como es la tónica de Sweden Rock.

Hay que comentar que, pese a estar en Suecia, este año hemos contado con 4 jornadas de festival totalmente soleados y es que ha hecho verdadero calor durante el día, y por la noche con ponerte alguna sudadera recién comprada (como una preciosa blanca de MÖTLEY CRÜE que se llevó de recuerdo un servidor, jeje) o similar más que de sobra… otra cosa será pillar la zona en invierno, pero eso es otro tema… De hecho, era muy curioso pensar cómo esos días en España ha estado nublado y lloviendo incluso mientras allí hemos disfrutado de un tiempo festivalero perfecto: soleado pero muy agradable. A nivel de público, por no extenderme demasiado, permitirme volver al argumento de que allí la cultura de rock es algo general y está totalmente normalizado, con lo que obviamente había gente de todas las edades (de todas, sí), y me llamaba mucho la atención no sólo el poder ver muchos niños por el recinto, además de familias enteras en sí, sino a su vez también veteranos/as del rock con sus camisetas, melenas, chalecos de cuero… y tatuajes, muchos tatuajes, algo que todavía aquí se nos queda como algo pintoresco y hasta extraño cuando allí es totalmente normal y te encuentras personas con el pelo largo, pendientes, tatuajes y demás en cualquier ámbito de la sociedad como lo más normal del mundo… y en el festival mucho más, claro. Supongo que es algo cultural y educacional, pero no podía evitar pensar en todo momento que en España seguramente esto nunca suceda y es una pena… Y por cierto, había gente venida de todos los lugares de Europa (muchos españoles entre ellos), además de asistentes que han viajado desde Japón, Australia, Estados Unidos o Brasil por ejemplo, ¡increíble!

No sé si se me olvida comentar alguna cosa más a nivel de recinto, ambiente, "fauna festivalera" (que, como podéis ver en las fotos, en este sentido en Sweden Rock también hay personajes de todo tipo, además de todas las tribus urbanas del rock posibles)… Quizás hablar de que el festival básicamente es de rock, hard rock y heavy metal clásico, con lo que pese a algunas excepciones puntuales de grupos más cañeros o extremos, lo normal es que los conciertos se vean con entusiasmo y emoción pero de manera bastante tranquila (aunque claro que hubo pogos y más movimiento en conciertos puntuales como en el caso de TANKARD o KREATOR, pero no es lo habitual allí), y los suecos corean bastante pero no se mueven demasiado en los conciertos, lo que desde España nos sigue llamando la atención. De cualquier manera, incluso en los conciertos más numerosos no es difícil llegar a las primeras filas o moverse entre "la marabunta" para ir al servicio, ir a comprar bebida o lo que sea y poder volver a tu sitio sin demasiado problema. De hecho, en mi caso pude ver muchos de mis conciertos favoritos desde bastante cerca (incluso de los cabezas de cartel y/o shows más importantes de cada día) y así poder tomar muchas de las buenas fotos que podréis ver en las crónicas desde una posición privilegiada y sin tener que acceder al foso necesariamente.

Me queda hablar en esta "crónica de ambiente" de los conciertos que hemos visto a modo de resumen o de comentario general de los mismos, que luego podréis leer las crónicas individuales. Lo primero que tengo que decir es que, aunque a priori soy de los que decían que el cartel era de los más "flojos" de los últimos años, al final no ha sido así en absoluto y de hecho hemos asistido a una edición fantástica de Sweden Rock en este sentido, en la que además hemos podido ver mucho y mucho bueno, gustos e intereses de cada uno aparte. Hay que comentar que en Sweden los conciertos son más largos de lo habitual en los festivales, y de hecho prácticamente ninguno dura menos de una hora, y en el caso de las bandas importantes los shows son de hora y cuarto/hora y media… alargándose algo más en el caso de los cabezas de cartel. Además, las bandas saben que están en un festival especial, en uno de los más importantes de hecho, con lo que en muchos casos preparan shows especiales (como ocurrió por ejemplo con SAXON, AMON AMARTH, CANDLEMASS u obviamente EUROPE y RUSH), tocan sus repertorios casi completos o los hacen especiales para la ocasión, además de asistir a reuniones esporádicas o a conciertos únicos y prácticamente exclusivos para Sweden Rock (como en el caso de HARDLINE, SURVIVOR o los propios SWEET mismamente), lo que es un lujazo. 

Ya habrá tiempo en las crónicas de hablar largo y tendido de todos los conciertos que pude ver, que fueron muchos (aunque siempre con la máxima por delante de que es que es imposible verlo todo, aunque nos hubiera gustado) y casi todos de día o con unas condiciones perfectas de visibilidad. Pero a grandes rasgos hay que decir que los grandes triunfadores para todos (los que los adoran y los que no somos grandes fans en absoluto) fueron RUSH con un show espectacular y un montaje de lo mejor que he visto nunca, y demostrando son una de las bandas más legendarias, elegantes e importantes de la historia. Por otro lado, KISS ofrecieron el mejor espectáculo de rock, con todas las acepciones del término en primera línea: espectáculo y rock, pura diversión visual y sonora y un nuevo montaje que, pese a tirar de todos los "tópicos" de su show desde tiempos inmemoriales (benditos tópicos en este caso), nos dejó a todos boquiabiertos con esa araña articulada como base que es el punto álgido de su nuevo espectáculo. Eso sí, la voz de Paul Stanley para olvidar, algo que, aunque nos pese, es una triste realidad y seguramente la principal duda sobre el futuro de la banda, una lástima… y algo que empañó el que de todos modos fue un concierto espectacular, sigo incidiendo en la palabra a propósito. Y después tenemos que nombrar conciertos de esos que, casi sin darte cuenta, al final del año los seguiremos recordando sin duda, como en el caso de STATUS QUO, ACCEPT, SWEET (totalmente inesperado pero ¡qué buenos!), AMON AMARTH, THUNDER, AVANTASIA… o luego el punto de los clásicos que nunca defraudan como SAXON (pese a contar con uno de los peores sonidos del festival, algo inexplicable) o DORO.

Y como gran decepción, y uno de los conciertos que tenía que haber sido grande pero no lo fue, resaltar el gran traspiés de EUROPE, que lo tenían todo para haber hecho un concierto grandísimo de 30 aniversario pero que por tozudez (y que en mi opinión el escenario principal se les quedó enorme), por pensar demasiado en que estaban grabando DVD y por una elección bastante errónea del set list y sobre todo de la estructura del concierto, naufragaron estrepitosamente. Esperemos que en España en pocos días la cosa sea mucho mejor tocando menos tiempo porque calidad, buena forma y temazos obviamente no les faltan, pero en Sweden Rock no acertaron, no.

Pues nada, esto es lo que me apetecía contaros de cómo es Sweden Rock (al menos en mi opinión y en base a mi primera experiencia de este año) y también de lo que ha sido en este sentido la edición de 2013, totalmente exitosa y satisfactoria, por cierto. La verdad es que tengo que hacer válido el dicho de todos los españoles presentes de que "el que va a Sweden Rock repite", y yo en concreto ya estoy esperando la edición de 2014 (en la que por cierto ya han anunciado a WASP, MONSTER MAGNET, SODOM y una reunión muy especial de músicos top bajo el nombre de PHENOMENA). ¡Sweden Rock!

Texto y fotos: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

P.D. – Saludos a todos los buenos amigos con los que lo hemos pasado muy bien allí, compañeros de medios y demás, y por supuesto a mis acompañantes Ángel Corral, David Collados y Eva Engström (nuestra "casera", guía particular y contacto en Suecia). Y muchas gracias también a la organización del festival por tratarnos tan bien y darnos todas las facilidades para asistir al festival y poder realizar nuestro trabajo con la mayor profesionalidad y comodidad del mundo.

Más fotos:

 

 

 

 

 

14 COMENTARIOS

  1. es una maravilla y seria un gustazo.
    Igualitos que los de aquí, todos los años voy a uno de la peninsula y los unicos que me pareciron decentes fueron el Kobeta (sin tener en cuenta la zona de acampada que parece ser que no estuvo a la altura), y decentemente los Machina, el resto de festivales una castaña.
    Aprender señores promotores!!! que la pasta os gusta de lo lindo.

    • Es lo que tiene la tierra con mejor salud metalera de Europa (básicamente de Francia para arriba).
      Los escandinavos respetan el metal como un género más y no es difícil encontrarte Evergrey, Dark Tranquillity o Children of Bodom puesto en las tiendas de música de “a pie” como hilo musical.
      La profesionalidad no distingue géneros y todo el mundo que envuelve lo musical metalero es trabajado con el mismo respeto y seriedad que cualquier otro estilo comercial.

      Allí hay bandas de segunda y tercera fila, que no llegan a despuntar intencionalmente que se mean en calidad, sonido y propuesta literalmente en cualquier banda de primera de aquí.
      Si aprendiéramos ,aunque fuera un poquito, de esta gente, tal vez aquí las cosas marcharían de otra forma.

  2. Vamos a hablar en términos más realistas que 1500 pavos es yendo a tutiplén y comprando a saco (que para quien se lo pueda permitir, perfecto, pero no es la generalidad). Yo haría unos gastos estimados de unos 750/800 euros, que de cualquier manera no es un festival barato y Suecia no es barato tampoco. Hay que sumar 300 de entrada, más unos 180/200 de vuelo (más luego seguramente otros 100 o así en transporte, alquiler de coche o lo que sea, gasolina y demás), y en alojamiento para 4 o 5 días entre 100 y 200 euros se puede apañar bastante bien. Si le sumamos otros 100 pavos o así en total para comer y beber en el festival los 4 días (o más barato, vaya, que recordemos que hay agua gratis y que se pueden comer choriquesos comprados en supermercado en el parking, jeje). Y luego las compras… uff,las compras! Ahí ya es cosa de cada uno. Yo no pude evitar gastarme unos 200 o 300 euros en compras varias, pero por ejemplo otros se gastan 600 euros y otros nada o casi nada, eso ya depende de cada uno… aunque algunos disquitos, camisetas, caprichos, curiosidades y demás siempre caen, es inevitable 🙁 Y eso que a mí las chupas, botas y demás se me salen de presupuesto, que con gastos así ya sí salen los 1500 que dice Wacky, jaja.

    En fin, resumiendo, no es barato ni es un festival para todos los bolsillos (y menos para los nuestros en este “maravilloso” país del culo de Europa, ¿o es la cabeza de Africa?, en el que sobrevivimos), pero planificando con tiempo y sabiendo a dónde vas, mi recomendación es que es un festival al que cualquier roquero/heavy tiene que ir alguna vez sí o sí. No os arrepentiréis! 🙂

  3. De alojamiento de todos modos, el camping del festival (que no me acuerdo cuanto cuesta pero no mucho) es una solución perfecta, cómoda y asequible, nada que ver con los pedregales y patatales a los que estamos acostumbrados aquí. Y sí, con cesped, sombras, duchas, baños y demás sin ningún tipo de problema, todo lo contrario 🙂

  4. Pues yo incluyendo todo me he gastado unos 1100 €. Me he comprado discos y camisetas, pero si habia un periodo de grupos que no quería ver, pues nos pillabamos unas birras en el supermercado de fuera y nos ibamos a la playa. Fuera media litro eran unas 15 coronas, y dentro 55. Siempre hay que ver esas cosas….(fuera me refiero a una lata de medio litro en un supermercado)