Inicio Conciertos Crónica y Fotos del concierto de CRASHDÏET, SISTER y SLEEKSTAIN en Madrid

Crónica y Fotos del concierto de CRASHDÏET, SISTER y SLEEKSTAIN en Madrid

1
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
NIGHTFEAR - Apocalypse
BARON ROJO 21 Marzo - Barcelona
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
ROCK N ROCK
PACO VENTURA - GIRA 2020

 

CRASHDÏET

+ SISTER + SLEEKSTAIN

Martes 21 de Mayo de 2013 – Sala Caracol  – Madrid

¡Por fin se reabrió nuestra querida sala Caracol! Y fue de la mano de esta interesante cita hardroquera/sleazy que había despertado inicialmente bastante expectativa. De hecho, pese a ser un martes, laborable y en una temporada infestada de conciertos, a las puertas de los grandes festivales (nacionales e internacionales) y demás, el concierto registró una entrada bastante aceptable… aunque bien es cierto que la primera banda de la noche pagó el pato del mal día y tuvieron que salir a tocar antes una Caracol aún desperezándose.

Por cierto, hay que comentar que estaba previsto que tocaran inicialmente los jóvenes británicos FALLEN MAFIA (capitaneados por atractiva chica al frente) pero por razones que desconozco no llegaron a actuar. Así, comenzaba la tarde de la mano de otros jóvenes hardroqueros, franceses en este caso, llamados SLEEKSTAIN. Pese a tener imagen y mostrar buena actitud y ganas de hacerlo bien, lo cierto es que están aún muy verdes, y tal vez las ganas de emular a sus ídolos como SKID ROW o GN’R no bastan para cuajar un buen show. Especialmente el cantante me pareció flojísimo, aunque no paraba de moverse y animar, y musicalmente me dejaron bastante indiferente. Además, aún éramos muy pocos en la sala, tocaron muy poco tiempo y además los grupos conocidos de la noche eran SISTER y CRASHDÏET, así que nada, sigan haciendo juego y la próxima vez que les veamos seguro que han mejorado y tenemos delante a unos SLEEKSTAIN más interesantes (o no).

Tras esto, me llamó la atención que había bastante gente que había venido a ver a los suecos SISTER como primera opción. Hay que decir que son una de esas formaciones de sleazy/punk metal pero además con ciertos tintes un tanto más oscuros y casi extremos por momentos (especialmente en la voz), que más están llamando la atención en los últimos tiempos. Yo reconozco que soy mucho más fans de HARDCORE SUPERSTAR que de 69 EYES, por hacer un paralelismo de dos grupos que me vinieron a la cabeza inmediatamente viendo a SISTER (por cierto, una de las primeras bandas de un tal Nikki Sixx, por si alguien quiere ser malpensado, jeje). Así, me gustó bastante su primera faceta que la segunda… tal vez porque uno ya se va haciendo mayor y supongo que tendemos a fijarnos más y mejor en tendencias clásicas que en las innovaciones en las nuevas bandas.

De cualquier manera, sorprendieron para bien a propios extraños con una actitud espectacular sobre el escenario, un vestuario muy currado (no sé las etiquetas correctas, pero me pareció muy interesante la mezcla entre hardroqueros tirados y macarras junto con un punto algo más cyberpunk… sin que faltaran las tachas, el cuero, los tatuajes, vaqueros rotos, botas, maquillaje, camisetas desaliñadas…) con un punto musical realmente interesante… pese esa similitud tan acuciada con los HARDCORE SUPERSTAR más agresivos y metaleros de los últimos tiempos que para mí les resta personalidad e incluso atractivo. Llamarme exquisito o tiquismiquis, pero no pude dejar de pensarlo durante todo el concierto, y eso que me gustaron bastante, insisto.

 

Liderados por el cantante Jamie, muy activo y dándolo todo durante la casi hora completa de concierto, fueron convenciendo paulatinamente a los que iban poco a poco entrando en la sala, y también mejorando su actuación (que empezaron sonando horribles) hasta dejarnos atrapados al final del show a los aproximadamente 250 que ya andaríamos dentro entonces. Mucha tralla, actitud, buenos temas y músicos de los que no necesitan ser especialmente virtuosos para "molar" y llamar la atención. Me quedé con temas macarrillas como "Too bad for you" o "Slay yourself on me" (realmente salvaje), una muy punkie "I don’t mind if you die" (de su EP) o la interesante balada "Would you love a creature" (comenzada sólo con acústica y voz, y luego entrando la banda con mucha fuerza e intensidad). En definitiva otro de los nuevos nombres de la inagotable cantera sueca por los que creo que hay que apostar fuerte de cara al futuro… al menos los que nos gusta este tipo de rollo y de música, claro.

Pero estaba claro que los cabezas de cartel eran por derecho los también suecos CRASHDÏET, que quizás no habían dejado demasiado buen sabor de boca en sus dos últimas visitas, amén de ser uno de esos grupos de los que se dice que son mucho mejores en disco que en directo. Pues bien, tengo que decir que la última vez que vinieron (ya con Simme Cruz en la banda) no pude acercarme pero la vez que les ví con su anterior cantante Olli (RECKLESS LOVE), me decepcionaron enormemente… en parte porque el reconocido admirador de David Lee Roth no pegaba nada y sobre todo porque musicalmente me parecieron muy malos. Esta vez, aunque mis expectativas eran bajas, he de decir que me sorprendieron gratamente y es que creo que han mejorado mucho desde entonces y además está claro que han ganado una barbaridad con un tipo al frente a su medida como es el "mohicano" Simme Cruz. Que vale que en directo tampoco es el gran cantante que escuchamos en "Generation wild" y "The savage playground" (que tampoco lo fueron nunca tampoco Sebastian Bach o Vince Neil, por ejemplo), pero tiene una imagen, una actitud y un rollo de los que enganchan y transmiten rock por los cuatro costados. Curiosamente me recordó en directo casi más a un Billy Idol jovenzuelo que a su adorado Sebastian Bach, y me gustó una buena actitud de frontman y ese deje de chulería que a día de ese se echa de menos entre tanto rollo políticamente correcto y "normalización" del rock duro en la sociedad.

Del resto de la banda, un Peter London más rollizo demuestra que va aprendiendo a tocar mejor el bajo (aparte de seguir jugando acertádamente con esa imagen andrógina marca de la casa), y Martin Sweet (guitarrista) ha mejorado mucho con respecto a lo que nos había ofrecido en otras ocasiones. Eric Young sigue cumpliendo a la batería y, en definitiva, a veces basta y sobra con que la banda toque sus canciones sin alardes ni virtuosismos pero que no descuide la imagen, la chulería y el punto macarra y divertido que debería primar en un concierto de rock. Por cierto, cuando empezaron CRASHDÏET ya habría unos tres cuartos de sala completos (que al final se registró buena entrada como digo) y con bastantes chicas entre el público, que se tiene que notar el espíritu hardroquero, ¿no?, y más cuando está claro que CRASHDÏET es una de las bandas que está tirando del carro para recuperar parte del crédito que consiguieron antaño aquellos MÖTLEY, POISON, SKID ROW, WHITESNAKE (los guapitos, sí), GN’R y demás. Y nada, diversión, rock n’roll, sudor y a "mover el culito" y menear la melena al ritmo de los buenos himnos del grupo, que es a lo que habíamos ido los presentes, está claro.

Cómo es lógico, se centraron en los temas sobre todo de sus dos últimos trabajos, dejando quizás algo atrás esos dos discazos que son "Rest in sleazy" y "Unatractive revolution" (con el malogrado Dave Leppard al frente), incluso centrándose excesivamente en su más reciente "The savage playground" en detrimento del anterior, "Generation wild", bastante superior a éste, pero la actualidad manda, ya sabéis… De todos modos, ¡hey!, menos protestar que aquí hemos venido a divertirnos, y desde el principio nos pusieron las pilas con "Change the world" y "Circus" de su último disco. Más intensidad pero manteniendo el buen tono con los ya clásicos "Tikket" y sobre todo la gran "So alive" (más hardroquera y con Simme echando un cable guitarra de flecha desvencijada en ristre). "California" y "Chemical" ponían el punto un tanto más suave, aunque está claro que son dos de los temas más pegadizos y acertados de la banda (sobre todo el segundo con ese estribillo tan matador)…

Y todo iba perfecto y despegando como un cohete cuando se les ocurrió meter la larga, moderna y extraña "Garden of Babylon", además con las luces casi apagadas y dejándonos a todos estupefactos y con una "cortada de rollo" importante. Un error gravísimo que todos comentábamos a la salida y que menos mal que lo arreglaron de inmediato a ritmo de superclásicos como son "Breaking the chains" o "Riot in everyone" (supermacarra en directo, ¡cojonuda!). A estas alturas Simme iba entonando la voz (que empezó flojito y algo ronco) y de nuevos todos le pillamos el punto al concierto después del plomazo de mitad del show… Volvíamos al nuevo disco y en un punto más metalero con "Anarchy" y después más rocanroleros con "Liquid Jesus" (un tema que gana bastante en directo, por cierto). Tras otro corte de su primer álbum como es "Queen obscene", era la gran "Generation Wild" la que ponía el punto y seguido el show bastante antes de tiempo de lo que la mayoría hubiéramos deseado, y es que creo que se había conseguido un gran ambiente de concierto a estas alturas… Un detalle que no entiendo es por qué son las bandas más jóvenes las que no suelen llegar a la hora y media en directo, pero bueno, dejamos el debate para otra ocasión antes de decir que cerraron definitivamente con su último single, un "Cocaine cowboys" muy bien aceptado aunque a mí me dejó un tanto frío y sobre todo con ganas de más. Pero no había más sleazy sobre el escenario y se marcharon dejándonos en general buen sabor de boca aunque ya digo que un par de cortes más hubieran redondeado una buena, divertida y en cierto modo inesperada noche de hard rock en directo, que siempre alegra el espíritu y te hace volver a casa con una sonrisa extra y una sensación de poderío y seguridad interesante (al menos a mí me pasa).

Supongo que será aquello de "It’s only rock n’roll but I like it" que sigue vigente, aunque por otro lado no le quito la razón a los que dicen que nada que ver entre lo bien que suenan en disco y luego cómo son en directo. Para gustos los colores y al final con las opiniones pasa con las bocas y los culos, que cada uno tiene uno de cada y lo utiliza como mejor le parece. Yo me lo pasé muy bien y me fui contento a casa, que a veces me parece más que suficiente para justificar lo que creo que fue un buen concierto. Y sí, que sigan saliendo nuevas bandas de hard rock/sleazy tan atractivas como CRASHDÏET o SISTER, por favor, que el aire fresco nunca sienta mal.

Texto y fotos: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. Si te soy sincero, me temblama el dedo en el momento de abrir la crónica para leerla… No los he visto en vivo pero los videos que circulan por Youtube (los de mejor calidad) dejaban a la banda, especialmente a Simon, a un bajo nivel. Asi que como fan del grupo me alegro de que hicieran un buen concierto y convencieran 🙂