Inicio Conciertos Crónica Concierto Crónica y Fotos del concierto Tributo a Dio en Madrid

Crónica y Fotos del concierto Tributo a Dio en Madrid

4

 

 

 

RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA 2019
ROCK THE COAST FESTIVAL
¡HYSTERIA! TU DISCOTECA DE ROCK & METAL EN PLENO CORAZÓN DE ARGÜELLES
IRON MAIDEN - Discografía remasterizada en ediciones CD Digipack
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!
ON FIRE ROCK - INCURSED
CENTURY MEDIA
PENDEJO
OBUS - 8 de Diciembre BARCELONA
ROCK N ROCK
Madness Live!

 

TRIBUTO A DIO

Sábado 27 de Abril de 2013 – Sala Cats – Madrid

Maravillosa noche de heavy metal, de rock n´roll y de emotivo homenaje a uno de los más grandes, al maestro, a nuestro adorado, añorado e idolatrado Ronnie James Dio. Meses de preparación, mucho esfuerzo, tiempo, dinero e ilusión invertidos en el proyecto auspiciado principalmente por el gran Tony Hernando, que se ha volcado en ofrecerle al maestro uno de los más sinceros y especiales homenajes que le habrán brindado en todo el mundo durante todos estos meses desde que nos dejó. Y sí, algunos dirán que porqué tanto bombo cuando Dio no es más que un muerto más del rock, un nombre más dentro de los muchos músicos de nuestro rollo fallecidos en los últimos años (el último de la lista ha sido otro de los más ilustres, por cierto, el señor Jeff Hanemann de SLAYER, RIP). Pero los que amamos esto de corazón sabemos que no es así y que la muerte de Dio ha sido la muerte por excelencia del heavy metal y del rock duro, la más dura y la más sentida, y como tal todos los homenajes, recuerdos e iniciativas para honrar su memoria y su legado son pocas. Y a veces se nos olvida que los músicos también son fans y también adoran a los grandes, más incluso cuando en ocasiones han sido inspiración e influencia tan directa de su propia vida, de su profesión, de su carrera y de su camino.

Pues bien, poniendo el corazón y los cojones sobre la mesa, Tony quiso reunir un gran elenco de increíbles músicos nacionales para organizar este tributo (de carácter benéfico además, que a nadie se le olvide el detalle) tan especial. Y los músicos respondieron a la llamada desinteresada para rendir su particular homenaje al maestro (sí, ya sé que me repito, pero la ocasión lo merece) y, a modo de aquel maravilloso y único HEAR N´AIDS/"Stars" (que además se representaría acertadamente al final de la velada) se reunieron sobre el escenario una nutrida representación de los mejores músicos de nuestro país para esta noche en la que todos le dijimos "hasta siempre" de la manera más respetuosa y especial posible a Ronnie James Dio.  Hay que decir que, era un mes difícil (con muchísimos conciertos todos los fines de semana en la capital… coincidiendo esa noche incluso con THE POODLES+OVERLOUD+SEX PLOSION y alguna otra cosa) y justo en la víspera de todos los festivales, la manida crisis y demás, la propuesta tuvo muy buena acogida, consiguiendo llenar unos tres cuartos de entrada de la sala Cats, lo que a día de hoy lamentablemente no es nada fácil. Eso sí, con un ambiente muy frio hasta el final y con la gente muy parada, disfrutando del show y de la calidad que estaban viendo y escuchando pero mostrando pocas emociones, algo que me chocó un poco, la verdad…

Hubo también algunos detalles que tal vez se podían haber limado (como el cierto descontrol a la hora de poner las portadas correspondientes en las pantallas, unas luces no muy espectaculares o una presentación final de los músicos un tanto deslavazada), pero fuera de nimiedades, el concierto fue un éxito a todos los niveles con las tres partes del show (ahora explico cómo lo vi en este sentido) funcionando perfectamente y ofreciendo un espectáculo musical de máximo nivel, seguramente irrepetible y que haría palidecer de envidia a cualquier banda tributo del mundo (sí, del mundo) ya sea de Dio y su legado o de cualquiera (presupuesto y trucos escénicos aparte, que ya sé que hay tributos por ejemplo a PINK FLOYD o QUEEN realmente espectaculares). Es más, pocas veces he visto en mis muchos años de conciertos a mis espaldas tanta calidad junta encima de un escenario, ni músicos tan increíbles compartiendo una noche única sin aparecer en ningún momento ningún tipo de ego, de protagonismo fuera de lugar e incluso de descoordinación, que la preparación y ejecución fue perfecta (ya digo, quitando el detalle de las pantallas que sí creo que se podía haber hecho mejor).

Y fue una noche no sólo de homenaje sino también de reivindicación y de demostración de que en España tenemos a unos músicos increíbles sin nada que envidiar a los grandes dioses guiris (por mucho que nos gusten y les apreciemos, que una cosa no quita la otra), sonando la banda en todo momento como en las mejores etapas de DIO: perfecta. De cualquier manera, siendo un homenaje a un vocalista único, era obvio que tenía que ser una noche de cantantes, y creo que todos salimos de allí con la boca abierta tras la demostración de talento, de poderío, de fuerza y personalidad (incluso "imitando" a Dio) de Ignacio Prieto (EDEN LOST y ex- ATLAS entre otros), de Tete Novoa (SARATOGA) y sobre todo de dos cantantes abrumadores y totalmente descomunales como son Ronnie Romero (NOVA ERA entre otros y ex- SANTELMO) y Manuel Escudero (MEDINA AZAHARA y también ex- SANTELMO… evidenciando una vez más que es una pena que esté tan "desperdiciado" siendo simple corista de MEDINA). Ambos son posiblemente dos de los alumnos aventajados de Dio en el mundo (sí, sin exagerar) y el pasado sábado evidenciaron que están preparados de sobra para dar el salto a cualquier banda enorme que descubra su potencial y su talento.

Por supuesto que no me olvido de Gabi Boente (que ejerció un poco de conductor y de "cantante base" durante toda la noche), perfecto en su labor de cantante tributo y clavando la estética, imagen, movimientos, dejes y demás del maestro, además de cantar realmente bien, !de lujo! y de reivindicarse ante una gran audiencia después de años un poco en la segunda y tercera fila tras su etapa en SARATOGA a mediados/finales de los 90. Y tampoco me olvido de mentar a Leo Jiménez, que se tuvo que caer de la convocatoria a última hora por serios problemas de garganta que le van a tener unas semanas en el dique seco, pero que aún así quiso estar allí… Lástima no haberle podido escuchar "Neon knights" como estaba previsto, que hubiera sido apoteósico.

Y del resto de los músicos, pues fue una nutrida representación de algunos de los mejores y más reputados bajistas y baterías de la actualidad (y de siempre, vaya), manteniéndose Tony Hernando como guitarrista en todos los temas (haciendo de lujo de Vivian Campbell y Craig Goldy, si me permitís el guiño, y clavando todos los riffs y sólos de las canciones), y también el teclista Pável Mora y el bajista Josele Megía como banda base (aunque al final salieron también gente como Antonio Pino, de LEO, o Luiz Calzada, de RAINBOW IN THE BLACK, para tocar alguna parte de "Stars"). Así, pasaron por el escenario gente como Niko del Hierro (SARATOGA) y Sergio Martínez (037 y ANKHARA entre otros) como bajistas, y baterías como Andy C (SARATOGA), José Martos (ex- BARÓN ROJO, NIÁGARA, TRITÓN y ATLAS entre otros, ¡toda una leyenda y más que en forma!) o Matt del Vallejo (037). De hecho, hay que decir que fue una noche de cantantes, vale, pero los segundos protagonistas fueron sin duda los baterías, ¡espectaculares los tres!, que menudo nivel, qué caña y qué lujo contar con una tripleta de baterías (y además de tres generaciones totalmente diferentes) como la que vimos esta noche. Y por cierto, fuimos muchos los que ya le hemos puesto a Matt la etiqueta de mejor batería joven actual, ¡qué maquina de aporrear y qué personalidad, garra y desparpajo!

Yendo ya al concierto en sí, como digo se desarrolló en tres partes: comenzando por la actuación de RAINBOW IN THE BLACK (la banda tributo a Dio de Gaby Boente que lleva ya funcionando desde hace unos tres o cuatro años y lógicamente están más que rodados) para calentar el ambiente y dando muestras de un nivel espectacular. Y como era lógico, tocaron temas que luego no se repetirían. Tras la parte central del show repasando la carrera de DIO (desde "Holy diver" hasta "Killing the dragon", teniendo temas de casi todos los discos, aunque sí dejaron fuera afortunadamente el material del infumable "Angry machines" (todo gran músico y banda tiene su garbanzo negro en los 90, ¿qué le vamos a hacer?), y tampoco tocaron nada ni de "Magica" ni de "Master of the moon", los dos últimos discos de DIO que hay que reconocer que tampoco están al mismo nivel ni de lejos de sus clásicos). Y para rematar, la interpretación de "Stars", un lujazo y el fin de fiesta con varios de los temas inmortales de la historia de Dio y su legado. Genial, por cierto, escuchar temas diferentes rescatados para la ocasión, aunque es lógico que algún clásico y temazo se quedara fuera, y en mi caso eché especialmente de menos "Rock n´roll children" de DIO y "Die young" de HEAVEN&HELL. 

Comenzaban como digo RAINBOW IN THE BLACK aún con la sala a medio gas y a eso de las 20:00, pero poco a poco iría goteando gente hasta alcanzar una muy buena entrada ya cuando terminaron su actuación. Con Gabi Boente como principal protagonista de la banda (que sonaron espectaculares) aprovecharon para hacernos abrir boca de la mano sobre todo de clásicos de RAINBOW y BLACK SABBATH de la talla de "Kill the king", "Man of the silver mountain", la siempre mágica "Children of the sea" o esa macarruza y pesada "Mob rules", además de la mirada a unsuperclásico de DIO como es "Don´t talk to strangers" que Gabi interpretó con todo el sentimiento y la clase del mundo. Finalmente remataron con una roquera "Tarot woman" y "Gates of Babylon", espectacular, dando carpetazo a una fantástica primera parte del show y dejándonos con muy buenas sensaciones de cara a lo que se nos venía encima.

Ya con la imperial portada de la portada completa del "Holy diver" en la pantalla central, y el correspondiente cambio de banda base, comenzaba la parte dedicada a DIO de la mano de la enérgica "Stand and shout" y "Straight trough the heart", sonando la banda de manera maravillosa, limpia y poderosa a un tiempo, y empezando con Gabi (cantante) y con Andy. Para un peso pesado como "Holy diver" salió Manuel Escudero, defendiendo el superclásico con toda la fuerza y clase del mundo. Tras una brutal "Shame on the night", se daba un pequeño salto a "Sacred heart" (que no sé porqué no se siguió el orden cronológico en este caso) entrando Ignacio Prieto y José Martos para seguir deslumbrándonos con dos interpretaciones impresionantes de dos temas menos habituales como son "King of rock n´roll" y la hardroquera y pegadiza "Hungry for heaven"… Ni que decir tiene que las bordaron.

Llegaba el más difícil todavía y nos encarábamos al grandísimo "Last in line" de la mano en este caso de Gabi Boente, que volvía a escena, y la presentación de Matt del Vallejo, que de primeras no me terminaba de cuadrar en este tributo (por su juventud y aparentemente quizás no ha sido tan influenciado por la saga Dio) pero que se hizo casi el protagonista de la noche ofreciendo una interpretación brutal de los temas que tocó. Así, sonaron la propia "The last in line", la rítmica "One night in the city" (¡impresionante Matt!) y una de mis canciones favoritas como siempre ha sido "Evil eyes" (genial Gabi con una interpretación espectacular… y hablo de interpretación a todos los niveles, no sólo cantando). Seguíamos con cambios, y ahora salía otro de los mejores, que Ronnie Romero me tiene totalmente embelesado, y de hecho fue un lujo escucharle cantar otros dos temas menos habituales del repertorio de Ronnie, en este caso de "Dream evil", como son "Night people" y "Sunset Superman", aparte de "Wild one" de "Lock up the wolves", un disco que siempre me pareció muy flojito.

Seguía Matt a los tambores (dejándonos alucinados a todos) y era el momento de que volviera Gabi Boente para recuperar dos temas más raros como son "Jesus, Mary and the holy ghost", pasable, y una muy rara "Strange highways" que fue posiblemente el más flojo y precisamente raro que sonó en toda la noche. Volvía Ronnie (Romero) para levantar el vuelo de la mano de ese fantástico "Killing the dragon" que precisamente fue el disco que volvió a levantar a Ronnie (Dio) y colocarle en el lugar destacado que merecía. Tras un pequeño descanso, volvía Gabi Boente y José Martos para otro de los momentos álgidos de la noche con ese "Heaven and hell" que obviamente no podía faltar. Además, me sorprendió que lo tocaron a la manera alargada, como lo hacían precisamente HEAVEN&HELL en directo, con solo de Tony incluido y toda la magia del tema preparada para que la gente coreara y se empapara de la grandeza de uno de los temas más grandes de la historia del heavy metal.

Tras respirar para asimilar lo que acabábamos de ver, se nos informaba de que Leo no iba a poder estar para cantar el tema que habían preparado juntos, por lo que salieron dos pesos pesados (y como digo para mí los dos mejores cantantes de la noche) como Ronnie y Escudero para interpretar a dúo otro de los inmortales como es "Neon knights" (que abrió tantas y tantas noches radiofónicas para muchos, las cosas como son), y ya de nuevo con Andy a la batería… Momento emotivo cuando al final salió Leo a dar la cara, a pedir disculpas y a tratar de participar de todos modos de la fiesta con una pequeña parte de la preciosa "Rainbow eyes" (la balada más bonita de la historia para el que suscribe) que fue un lujo de cualquier manera. Para cerrar esta parte de los bises, venía otra de las imprescindibles como "Rainbow in the dark", que Escudero bordó y por fin la gente despertó 100% y aportó el calor que había faltado en el resto de la velada.

Para la última parte, me pareció una sorpresa que aparecieran los SARATOGA al completo para interpretar otro de los superclásicos como es "We rock", que sonó con una caña espectacular y que quedó curiosa con la voz de Tete (menos cercana a Dio que el tono de Ronnie, Escudero o Gabi, está claro) y me gustó. Finalmente era el momento del fin de fiesta con esa interpretación de otra de las joyas absolutas de la historia de Dio como es "Stars", con casi todos los músicos sobre el escenario, los cantantes haciendo las partes que en la versión original hacían el propio Dio, Geoff Tate, Rob Halford, Don Dokken, Dave Meniketii…, varios guitarristas en la parte de los solos y Matt y Andy compartiendo batería, además de la participación conjunta de Sergio Martínez al bajo. Un poco enrevesado y con cierto lío pero la ocasión lo merecía y al final salió adelante de manera bastante satisfactoria. Y había que terminar a lo grande y era "Long live live rock n´roll" (con pequeño guiño final a "Man of the silver mountain" casi como outro) el superclásico que ponía punto y final a una noche mágica y única.

¡Larga vida al rock n’roll y larga vida a Ronnie James Dio!      

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Marta Errea (martaerrea.pasarelastudio.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

4 COMENTARIOS

  1. Conciertazo, algo que no se si se volverá a repetir y que los 12€ de la entrada lo merecieron y mucho, estoy muy feliz por haber podido presenciar este evento , orgulloso de los músicos que tenemos en nuestro país, sobre todo de los pedazo de cantantes que salieron esa noche al escenario.
    Destacar como mejor de la noche a las dos bestias del evento, que fueron sin duda Ronnie Romero y Manuel Escudero, este ultimo me sorprendió sobremanera(perfecto), seguido de Gabi Boente y Ignacio Prieto, por este orden.

    Error impresionante no haber tocado DIE YOUNG, puesto que para mi y seguramente para la mayoría (por lo menos con la peña que he podido hablar)era uno de los imprescindibles sin lugar a dudas, que ademas podrían haberlo puesto en el lugar de por lo menos dos o tres temas que yo no hubiera tocado,que para mi gusto personal sobraban y dejo a la peña indiferente, también habría vuelto a tocar Kill the king y “Man of the silver mountain, cantadas por Ronnie o Escudero(habría sido cojonudo).

    FUE LA OSTIAAAAAA!!!!! ENHORABUENA!!!!!!!

  2. Tremendo concierto.
    Para mí los mejores cantantes de la noche fueron Gabi Boente y Ronnie Romero, sin desmerecer en absoluto al resto que estuvieron de 10. Gabi tuvo que cantarse los temas menos agradecidos del repertorio en mi opinión como “Jesus Mary and the holy ghost” y la rara “Strange Highways” y creo que eso le da un mérito especial.
    También comparto la opinión de que faltó Die Young de Black Sabbath, pero repetir temas habiendo tantos y tan buenos en la discografía de Ronnie creo que no venian a cuento.
    La sala Cats está muy bien pero la acústica en las primeras filas difería muchisimo de la parte trasera, que sonó mas compensada.
    En fin, que a ver si se repite otra vez una cosa de estas…