Inicio Conciertos Crónica Concierto Crónica y Fotos del concierto de CUATRO GATOS en Madrid

Crónica y Fotos del concierto de CUATRO GATOS en Madrid

1
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

 

CUATRO GATOS

Sábado 16 de Febrero de 2013  – Sala Caracol –  Madrid

El pasado sábado teníamos la ocasión de disfrutar en la sala Caracol de Madrid (un sitio que cada vez me gusta más para disfrutar conciertos, por cierto) de un evento muy especial y además de una formación muy querida por el que firma. Y tal vez no sean mi banda nacional preferida ni sus discos los que más suenan en mi reproductor habitualmente, pero CUATRO GATOS siempre han tenido algo especial y único que les hace ser uno de esos nombres de referencia aunque no hayan podido obtener nunca el éxito que por calidad merecen ni siquiera tal vez las oportunidades para dar ese paso hacia la primera línea que un grupo de esta categoría podría ocupar sin problemas. Aún así, cumplían 10 años desde que Juanmi Rodríguez, Pedro Vela y Joaquín Arellano "El Niño" salían de ÑU para formar este grupo al que pusieron el nombre provisional entonces de aquel disco de la banda de José Carlos Molina, y hasta ahora…

Pese a los cambios de cantante, de formación en sí y las etapas oscuras y dificultades de todo tipo por las que han pasado a lo largo de su historia, ahora cumplen el décimo aniversario (bueno, 10 años desde la edición de "La caja de música" para ser exactos, que la banda se gestó algo antes), y además con la formación más estable de su carrera y en un momento de forma fantástico, como pudimos comprobar en directo todos los que llenamos la sala Caracol para ver este show tan especial. Tengo que decir que esto me sorprendió inicialmente pero por otro lado fue un lujo ver la sala llena para acompañar a CUATRO GATOS en esta fiesta, y además con público muy variopinto y muchos músicos y amigos del grupo (gente de SANTELMO, ASFALTIKA, EDEN LOST, BURNING KINGDOM, BEETHOVEN R…),además de seguidores de todas las épocas de la banda, multitud de medios cubriendo el evento, antiguos miembros del grupo… En fin, toda la gran familia de CUATRO GATOS celebrando y disfrutando de una noche especial en todos los sentidos, ¡muy bien!

Con cierto secretismo, el grupo había anunciado que estaban preparando un show especial y lo cierto es que así fue, con un espectáculo a la altura de las circunstancias donde no faltaron pantallas con juegos visuales a modo de sombras chinescas con las siluetas de los músicos, una gran pantalla central con una serie de proyecciones acordes con las distintas canciones, e incluso con pequeñas películas de marionetas realizadas para la ocasión, o algunos elementos de atrezzo dando juego a ciertas canciones (como por ejemplo en "A quien quiera escucharme"). No me quiero olvidar de destacar al respecto la puesta en escena realmente trabajada, a modo de vestuario preparado para la ocasión, sobre todo en el caso de la preciosa Covi y Cherokee, todo ello por cortesía de Belen J. Devesa, que se lo curró de lo lindo al respecto y acertó de pleno con los distintos diseños de vestuario de la cantante o el pizpireto gorro "a lo Robin Hood" del bajista por ejemplo… El resto de músicos también iban elegantes pero cada uno a su manera, como obviamente se encargaron de recalcar ellos mismos con su buen humor y toque divertido habitual, llevándose la palma en este sentido las mallas rojas y negras del teclista Filthó, ¡impagables! (aunque a mí me encantaron, hortera que es uno, jeje).

Hablando de los músicos, creo que está hasta de más comentar el hecho de la calidad de primer nivel que tienen CUATRO GATOS, tanto a nivel conjunto como individual, pero me apetece destacar el hecho de estar ante uno de los grupos de nuestro país con mayor excelencia y elegancia musical. Personalmente siempre me he declarado totalmente fan del guitarrista Pedro Vela, un tipo infravalorado que si estuviera en una banda internacional le tendríamos en un pedestal y es que toca con una clase y un feeling que tira de espaldas, y como tal volvió a dejar muestras de su calidad durante todo el show, además de mostrar un repertorio de preciosas guitarras envidiable, e incluso jugar con nosotros y regalarnos "su corazón" (bueno, al menos uno de cartón) durante su solo de guitarra. Y me apetece destacar también al bajista Cherokee, al que creo que no había tenido la oportunidad aún de verle en directo en un concierto eléctrico y me cautivó en todo momento con una planta, elegancia, calidad y porte digno de los bajistas más reputados y reconocidos.

Por otro lado, está claro que muchas miradas se centraban en Covi, cada vez más protagonista en la banda ya no como corista sino como segunda voz con todas las de la ley, y que se hizo con el corazón de los presentes desde el primer momento con su simpatía, naturalidad, desparpajo y preciosa voz (y envidiable figura, las cosas como son), y eso que tal vez su micro estuvo un tanto bajo durante todo el show. Y también hay que destacar sin duda a Juanmi, tal vez protagonista principal a nivel individual (cantante, principal compositor, teclista, bajista, guitarra acústica, frontman, titiritero…), y al que se le veía exultante, disfrutando de un concierto por fin a la medida de lo que él entiende que debería ser CUATRO GATOS en directo. Además, sin parar de bromear humilde tanto con nosotros como con su inseparable "alter ego" (o gemelo malvado, según se mire) que es "El Niño", haciendo perfecta pareja escénica con Covi, compartiendo dueto de teclados cuando la ocasión lo requería con Filthó (éste cada vez con el teclado más vertical, invertido y tocando casi desde el suelo, ¡qué tío!)… Eso sí, aún me cuesta verle sólo cantando y sin ningún instrumento en las manos, falta de costumbre supongo.

Y en el concierto en sí, pues casi dos horas de repaso a toda la historia de CUATRO GATOS, centrándose lógicamente en aquel "La caja de música" que sigue siendo posiblemente el disco más popular y exitoso de la banda, aunque lógicamente esta noche escucháramos versiones bastante diferentes de aquellos temas, entre otras cosas porque ya no los canta el gran Iván Urbistondo sino que están adaptados tanto a la voz de Juanmi (con un registro totalmente diferente y sin la potencia del también ex BEETHOVEN R.) como de Covi, dándole un aura distinta a aquellas canciones pero haciéndolas realmente personales e interesantes. Por otro lado, sólo hubo un par de miradas a "Esférica", un disco y una etapa que lamentablemente no funcionó y que es hasta más desconocido por la gente con respecto al resto de la carrera del grupo, y de lo que no se olvidaron también fue de la etapa actual del grupo, con referencias variadas al fantástico "El sueño de la razón", e incluso un par de guiños semiacústicos a "Me arriesgaré" y ese formato de la banda más sencillo con la que han funcionado en los últimos tiempos. ¡Ah!, y si no me equivoco, también nos presentaron un tema nuevo como fue "Sin trampa, sin miedo" (en un corte AOR/progresivo cantado por Covi que me gustó mucho, aunque ya digo que le faltó un poco de empaque y volumen al micro de la pelirroja vocalista en estos temas en los que su voz era protagonista).

Empezaron casi a las 22:30 con una épica intro y su clásico "Hermano enemigo" con las primeras proyecciones en las pantallas, y con la gente metida en el show desde el principio. Seguía el repaso a esos primeros tiempos de la banda con "Tras el cristal" y "Más allá de la realidad" (ésta en una versión más cercana a su preciosista revisión más reciente), al igual que en el caso de "Adios", muy pegadiza. Para "Cruce de caminos" sube la distorsión de la guitarra y Covi y Juanmi se ponen sus largos abrigos de cuero del videoclip, antes del momento más teatral de "A quién pueda escucharme" con Covi a modo de actriz/cantante y Pedro y Cherokee jugando a las sombras chinescas. Tras "Desde el rincón" y el divertido y rotundo sólo de Pedro Vela, retornaba el punto más cañero con la genial "Mañana quizás sea peor", muy guitarrera y potente. La instrumental "Ecos" fue el momento ambiental, justo antes de una gran interpretación de "Inmortal", a petición del respetable, para pasar al breve sólo primero de batería y luego de teclado/piano para desembocar en uno de los momentos álgidos de la noche sin duda con la enorme "La caja de música": uno de los mejores temas del grupo y que en directo además cobra una dimensión espectacular a dos voces y con las proyecciones esotéricas y muy visuales relativas a la canción, la portada y concepto de aquel disco, la bailarina de la caja de música y demás.

Breve parón para presentar al grupo y se arrancan con la querida y resultona "Me arriesgaré", antes de seguir soñando de la mano de "El sueño de la razón", otro tema más largo, preciosista, progresivo y con mucho encanto y grandilocuencia, CUATRO GATOS en estado puro, vaya (y con Juanmi con chistera a modo de "narrador" de la historia, a juego con la intrigante marioneta con su imagen que podíamos ver jugando en las pantallas). Ya en los bises, llegaba otro de los momentos más espectaculares de la noche con la brutal versión de "El fantasma de la ópera" que se marcaron los músicos enmascarados (ojito a la máscara pintada a lo Gene Simmons de Joaquín) y con Covi muy elegante con un precioso vestuario renacentista y una máscara veneciana carmesí. Por cierto, aunque el concierto tuvo algunos altibajos a nivel de sonido (y es que ecualizar correctamente a un grupo como CUATRO GATOS, y más en un concierto tan especial, tiene su miga), lo cierto es que nos dejaron con la boca abierta con la interpretación del tema en cuestión.

Era el momento de terminar de manera más desenfadada de la mano de la maravillosa "Tocaba correr" de ÑU, uno de esos temas que alegran el espíritu y te dejan con una sonrisa tonta durante toda la noche, al menos a mí siempre me pasa cuando la escucho. Y para cerrar a modo de fin de fiesta total (tarta customizada y personalizada con fotos de los miembros y referencias varias al grupo incluida), rematábamos con el punto roquero y guitarrero pero más movido y desenfadado de "Argumentos de fe"… Y basta ya de hablar del concierto y del grupo, ¿no?

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Marta Errea (facebook.com/martaerreaphotography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

1 COMENTARIO