Inicio Conciertos Crónica Concierto Cronica y fotos de LUJURIA, OKER, REGRESIÓN, PHOENIX RISING y ROAR en...

Cronica y fotos de LUJURIA, OKER, REGRESIÓN, PHOENIX RISING y ROAR en Madrid

2

 

LUJURIA

Tercera Generación Fest

Viernes 30 de Noviembre de 2012 – Sala Rock Kitchen – Madrid

LUJURIA + OKER + REGRESIÓN + PHOENIX RISING + ROAR

Gran noche de heavy metal la que se nos presentaba el pasado viernes en Madrid, en la que LUJURIA nos iban a presentar su fantástico "Sexurrección" en la capital. Quisieron hacerlo a modo de minifestival junto a cuatro bandas de lo que han querido llamar la "tercera generación" del metal en nuestro país. Así, desde muy temprana hora en la sala Rock Kitchen pudimos disfrutar de buen rock y metal en directo, aunque bien es cierto que la entrada no fue todo lo satisfactoria que el atractivo del cartel y la iniciativa merecían, especialmente en los tres primeros conciertos.

Ante esto quiero decir un par de ideas muy rápidas antes de meternos en la crónica en sí: Por un lado la iniciativa era muy loable y es una pena que la respuesta no fuera todo lo numerosa y exitosa que todos hubiéramos deseado. Y es que ya he dicho muchas veces que estamos viviendo una etapa increíble a nivel de nuevas bandas en nuestro país pero lamentablemente la escena y oferta es enorme (ese mismo día había cuatro conciertos "similares" más en la capital por ejemplo) y no es fácil arrastrar público fuera de las vacas sagradas, casi siempre internacionales, y de nombres puntuales… una pena porque nos estamos perdiendo conciertos impresionantes (el de esta noche el primero). Por otro lado, personalmente creo que 5 bandas son demasiadas para un evento de este tipo, aunque defienda 100% el trasfondo de la cuestión. Quizás con tres grupos la cosa hubiera quedado más apañada a todos los niveles, pudiendo hacer las bandas sus shows completos (que tanto REGRESIÓN, como OKER y LUJURIA tuvieron que recortar respectivamente sus actuaciones), sin problemas de sonido ni prisas y con el público más metido en ambiente desde el principio.

Eso sí, chapeu para LUJURIA (y el resto de bandas también) por la iniciativa y por defender siempre la escena, la nueva cantera y apostar por los grupos noveles en sus conciertos, los festivales en los que participan, cuando comentan la cuestión en entrevistas y demás. Y es sólo una opinión personal, por cierto, que habrá los que defiendan y prefieran el formato de 5 bandas, perfecto, pero para mí era excesivo para un concierto en sala un viernes por la tarde, teniendo que empezar ROAR de hecho antes de las 6 y cuando ni siquiera los presentes habían terminado de entrar (y muchos otros ni siquiera habíamos podido llegar aún). Dicho esto a modo de intro y de comentario general, vamos con la crónica en sí del concierto, que fue fantástico y en el que creo que por aclamación popular fueron REGRESIÓN y LUJURIA los triunfadores de la noche, aunque OKER también obtuvieron buena respuesta, mientras que ROAR y PHOENIX RISING tendrán que esperar a otra ocasión y tocar en condiciones más favorables para considerarles con mayor justicia y valorarles en su justa medida. 

David Esquitino (david_esquitino@rafabasacom)

Debido a los apretados horarios del festival, ya que la sala tenía que abrir después como discoteca, los madrileños ROAR salieron al escenario con puntualidad inglesa. Y a pesar de que apenas estábamos una veintena de personas en la sala, salieron a la carga con su Thrash Metal de la vieja escuela a dejarse la piel en el escenario, y así lo hicieron.

La banda formada por Kaiser a la voz, Mario y Manolo a las guitarras, Percy al bajo y Gerardo a la batería, fueron una apisonadora y nos descargaron toda su tralla, presentando las canciones de su único disco hasta la fecha, cantadas en inglés, por cierto. Kaiser estuvo muy bien a la voz, derrochando actitud y buen hacer. Mario es un guitarrista muy veloz, que se marcó unos solos espectaculares, aunque no llegaron a lucir lo suficiente porque el sonido de su guitarra sonaba algo cortado y pagaron el pato de salir los primeros. Percy no paraba de posar, toca el bajo de manera magistral y se llevó buena parte de la atención de los numerosos miembros de prensa que no nos quisimos perder a ninguno de los grupos.

Como curiosidad, el gran Óscar Sancho estuvo toda la actuación de ROAR, en primera fila, cantando, meneando el cuello y animando al grupo y al personal como si hubiera ya un centenar de personas viendo el concierto. Siempre volcado en apoyar el Metal nacional. En definitiva, una gran actuación de ROAR, que apenas tocó media hora pero, a petición popular, se ganaron el tocar un tema más que no tenían previsto.

Los siguientes en salir al escenario, eran PHOENIX RISING, que ante un público cada vez más numeroso descargaban su Power Metal… Pero a mitad de la primera canción se fue todo el sonido de la sala y el grupo tuvo que abandonar el escenario, mientras se solventaban varios problemas. Reaparecieron a los pocos minutos, y empezaron de nuevo su show. Y entre este parón y el tema extra de ROAR, los horarios se fueron apretando y obligaron al resto de las bandas a recortar sus repertorios posteriormente. PHOENIX RISING soltaron su repertorio, con temas del nuevo disco y también de su anterior andadura como QUINTA ENMIENDA.

Para mi gusto, los teclados de Jesús llenaban demasiado el sonido del grupo. Y más teniendo en cuenta que en este concierto, no sé los motivos, (el cantante) Miguel no llevaba su guitarra habitual, dedicándose sólo a la voz. Llegó incluso a bromear con el tema, y se hizo algún solo de guitarra con la boca, tarareando. Esto le dejó más protagonismo a Daniel, que fue el guitarra único de este bolo por tanto. El grupo tiene un buen número de seguidores, que disfrutaron mucho del concierto, aunque he de decir que a mí no me terminan de llenar del todo, si bien es verdad que gozaron ya de mejor sonido, aunque éste no terminó de ser el adecuado para ninguno de los grupos.

Texto: David Collados

Tras ellos, eran los catalanes REGRESIÓN los que aportaban el punto de hard/heavy de fuera de Madrid (aparte de LUJURIA, vaya) y sobre todo demostraban que son uno de los mejores grupos de la nueva hornada sin duda. Sorprendentemente no contaron con demasiado tirón al principio, quizás por desconocimiento, pero poco a poco se hicieron con el escenario y con el público que ya iba entrando en mayor número en la sala. De hecho, el comentario general que escuchaba alrededor era "¡qué buenos estos tíos!, ¿no?".

Con dos discos ya a sus espaldas (tres si somos exactos), y una personalidad y sonido arrollador (y eso que, como dice Collados, no llegó a ser bueno realmente en toda la noche), nos desgranaron unos 40 minutos de show mostrando actitud, desparpajo y clase, mucha clase, algo que se vende carísimo a día de hoy y que REGRESIÓN tienen a raudales, además de mucha calidad y buenos temas. Es más, con el permiso de los protagonistas del concierto, fueron la revelación sin duda y espero que a partir de este concierto se les empiece a valorar como lo que son: una de nuestras mejores bandas de nueva hornada (y eso que no son chavales precisamente ninguno de los 5 miembros).

Puestos a destacar, dos detalles: el primero es que me encantó ver a cinco melenudos sobre el escenario, detalle nimio, vale, pero que a día de hoy no es tan fácil de ver y a los de vieja escuela nos sigue gustando apreciar cosas así en estos tiempos. Y el segundo y mucho más importante, un grupazo encima del escenario que además disfrutaron ellos los primeros del show aunque estuviéramos viéndoles pocos y les conociéramos menos. Pero los grandes grupos se crecen ante esto y de la mano de temazos como "Mil sirenas", "Avenida del deseo" o la propia "Santa decadencia" antes de cerrar prematuramente con "Sigo vivo" y la versión de "Thunderstruck" de AC/DC mientras el cantante Pedro (fantástico) y el guitarrista Toni nos arengaban desde un lateral de la sala. Lástima que por falta de tiempo no nos pudieran presentar el tema nuevo ni la versión de "Resistiré" de BARÓN ROJO que habían preparado, pero aún así se marcaron un conciertazo de reverencia. ¡Excelentes!

Los siguientes en salir eran OKER, una de las formaciones madrileñas de heavy metal clásico que mejores críticas han tenido con su disco debut y que además cuentan con un activo importantísimo como es su cantante, la Xina, con un vozarrón y una personalidad arrolladora encima del escenario. Y es que sobre esto está muy claro que o se tiene o no se tiene, y ella TIENE esa energía, fuerza, rabia y pundonor de los grandes.

En Madrid además se presentaban como uno de los ojitos derechos de LUJURIA y de muchos de los presentes, y es que es curioso la reputación que han conseguido en tan poco tiempo de la mano de ese "Burlando a la muerte" (y su primera maqueta, "Dale caña") que son ya clásicos para muchos. De todos modos, en directo aún les queda un pequeño empujón y tienen que dar un paso adelante pese a que tienen muchas papeletas para ser grandes en el futuro de la mano de unos temas muy buenos, con gancho, una formación joven y entusiasta (y ya con el bajista Luis, más veterano, asentado en el grupo y con más presencia y protagonismo escénico) y sobre todo una cantante de las que diferencia a una banda "normal" de un grupo especial. Y tienen la imagen, las ganas y la actitud para ello, sólo les falta pulir algunos detalles y adquirir algo más de experiencia encima del escenario para dar el paso al siguiente nivel.

La gente estuvo con ellos desde el principio, y eso que el sonido empezó flojo, pero de la mano de una presentación impactante (perfecta la intro épica y la Xina disfrazada de asesina enmascarada de película) y unos "Dale caña" y "La hora de actuar" que caldearon el ambiente desde el principio. Sobre todo la intensa y épica balada "Héroe perdido" subió la intensidad y con Xina demostrando que pone el alma en cada canción (ya sea desgarrando, rompiéndose la garganta o aportando feeling), aunque con la banda algo estática por momentos. Y sobre todo el final fue espectacular de la mano de la 100% PRIEST/SANTA/ANGELES DEL INFIERNO "Rebeldes de acero", para mí y muchos su mejor tema sin duda, pusieron las cartas sobre la mesa demostrando que en cuanto den ese último empujón hacia delante, terminen de coger tablas y seguridad encima del escenario y se dejen llevar por los fantásticos temas que tienen, habrán llegado donde merecen. Aún les falta pero están en el camino sin duda… Y lástima que tal vez por falta de tiempo no pudiéramos disfrutar en directo de la colaboración de Óscar para "Carroñeros del rock", que la ocasión la pintaban calva, como se suele decir.

Ya con una asistencia mayor en la sala, se disponía el escenario a modo de liturgia del metal para que LUJURIA rematara la noche de la mejor manera posible: demostrando que ellos sí que ya han llegado (por si alguien tenía alguna duda). Joda a quien joda, como dice uno de sus temas más famosos, tienen un directo espectacular, han sacado un trabajo excelente, cada vez son más banda y además la comunión con su público es total. Curioso el detalle, por cierto, de que aunque Óscar sea el que hable para la gente y el que mantiene los discursos habituales que siempre ha mostrado LUJURIA a favor de la libertad, contra el poder, la Iglesia, la Familia Real y demás, en este caso le vi más comedido (sin callarse ni morderse la lengua, no confundamos) y con más protagonismo de toda la banda, como decía, con un Chepas en primera línea mostrando un nivel guitarrero, junto a Julito, de primer nivel. Un Javier Gallardo desatado y sin moverse (o más bien sin parar de moverse) de la primera línea del escenario, y unos Maikel y Ricardo cada vez más partícipes del sonido actual del grupo. Me encantó también la imagen de Óscar, más ochentera que nunca (ese David Lee Roth, que te he pillado, jeje), con mallas, cadenas, botas blancas de pelo y una camiseta revolucionaria con flecos pero sin estridencias, el que quiera entender que entienda, como se suele decir… y cantando muy bien.

Empezaban a modo de "Sexurrección" con la colaboración de una pareja gótica/blackmetalera como son Zapa y Alma (que también participan en el disco), algo que descolocó a muchos, a mí el primero, pero que a la postre les quedó bastante bien (aunque ya digo que a muchos nos costó pillarle el punto al tema). Musicalmente están actualmente un peldaño (o varios) por encima del resto y lo cierto es que presentaron en Madrid una forma increíble, y se les nota pletóricos, sabedores de que ya son unos clásicos totales de nuestra historia y muestran una seguridad y desparpajo encima del escenario totalmente abrumadora. Auténticos animales de directo pero tocando muy bien y ofreciendo heavy metal, heavy metal y más heavy metal en cuanto a imagen, sonido, actitud, discurso y demás, algo 100% coherente con lo que propugnan pero con un punto extra de calidad y seguridad como digo.

"Cuando caza una pantera" y "Jekyll y Mrs Hyde" seguían subiendo la temperatura del local, con todo el mundo entregado y Óscar sin cansarse de defender esta tercera generación del metal y de agradecernos nuestra presencia (con gente venida de Logroño, ¡y en silla de ruedas!, de Mallorca, de Barcelona… increíble). "Traidores y criminales" nunca ha sido de mis canciones favoritas del grupo, pero en estos tiempos terribles para el pueblo no puede faltar en un repertorio de una banda como LUJURIA, y como tal la cantamos puño en alto ("nosotros batallamos contra el PP y apoyamos al pueblo en su lucha"). La Rock Kitchen era una olla a presión y estábamos todos botando y cantando al compás del conciertazo que se estaban marcando LUJURIA

Seguíamos reivindicativos y socarrones a ritmo de "La favorita del rey" (con recadito obvio para Juancar&Co) y "Dejad que los niños se acerquen a mí" (en este caso con mirada inquina hacia el Vaticano y la Iglesia: "se van a llevar las ostias y nos vamos a llevar el oro"). Uno de los momentos álgidos llegó con la colaboración de Leo Jiménez para "Amor y Lujuria", uno de los mejores temas del nuevo disco, y con la gente totalmente entregada al que para muchos es el mejor cantante que tenemos en la actualidad. Curioso cómo la gente cantaba todos los temas, los nuevos y los clásicos por igual… "Carne de cañón", "Cae la máscara" (¡vaya inicio brutal de Maikel) y "Destino noche salvaje", que era la primera vez que la tocaban en directo y sonó como un cañón, y además con una reacción espectacular de la gente, demostrando que es uno de los temas mejor recibidos del nuevo trabajo. Por cierto, se la dedicó Óscar desde las tablas a un servidor, lo que le agradezco de corazón aunque estas cosas me den mucha vergüenza… tímido que sigue siendo uno a estas alturas, jeje.

Era el momento de ponernos aún más roqueros y macarruzos con "Estrella del porno", que suena como un cañón, y esa versión brutal del "Duro y potente" de BANZAI (lástima que finalmente no pudiera venir Manzano a Madrid, la próxima…), defendiendo siempre LUJURIA a esos padres que nos enseñaron el camino a todos en este país y, en definitiva, el legado de los pioneros y los grandes de este país. Lamentablemente eran casi las once y la sala tenía que cerrar, así que era el momento del punto final con todas las bandas participantes (y algunos amigos como gente de WILD o AGRESIVA) sobre el escenario para cantar ese "Corazón de heavy metal" que todos hicimos latir a una esa noche en Madrid. Lástima de "Joda a quién joda" y "Destrucción" (la versión de V8) que tenían preparados para cerrar a modo de bis, pero en este "querido" Madrid los horarios mandan en las salas y tuvimos que cerrar con un sabor agridulce, porque el concierto estaba en un punto muy, muy álgido. Al menos nos marchamos con la sensación de que la hermandad del metal esa noche, aunque no estuviéramos todos los que somos, sí que fuimos todos los que estuvimos, que no es de Perogrullo decirlo ni mucho menos.

Muy bien los "teloneros" (sin que nadie lo entienda como una falta de respeto, por favor) pero lo cierto es que LUJURIA demostraron porque ya sí están en la primera línea por fin, y en Madrid se marcaron uno de los mejores conciertos que les he visto (y son muchos ya desde aquella primera vez en Canciller hace muchos años teloneando a MAGO DE OZ e EASY RIDER). Primera, segunda y tercera generación de nuestro rock duro y heavy metal, ¡qué lujo!

Texto: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Marta Errea (facebook.com/martaerreaphotography)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

2 COMENTARIOS

  1. Felicidades por las fotografías, son realmente buenas. Y con respecto a Lujuria, me alegro que Sexurreccción haya sido acogido tan bien, es un gran disco y se lo merecen. Pero he seguido los sex list de los conciertos que han hecho hasta ahora y creo que deberían darle más cancha al disco. De hecho, por lo que leo no tocaron El Poema al Coño Rubio, que es uno de los mejores temas que han hecho en años. Pero es sólo una apreciación personal ¿eh? Deseando estoy de verlos, que la última vez fue con la gira de Licantrofilia.

  2. Viendo la desbandada de público que asola las salas y los conciertos, sólo puedo dar mi enhorabuena a un grupo que se lucha el cobre aún con los tiempos que corren.

    Bien por Lujuria y bien por la crónica, casi en todo.

    En lo único que no estoy de acuerdo es en la continua postura de esta web en vendernos a Lujuria como el mejor grupo de rock duro o Heavy de la actualidad. Puedo daros una lista de, al menos 10 grupos que, a nivel técnico y de inspiración están muy por encima de Lujuria en España. Os pongo unos cuantos ejemplos de distintas tendencias: Marea, Darkmoor,Saratoga, Crownless,Jorge Salán…

    No dudo de la calidad de Lujuria, pero hay aspectos en su último trabajo que siguen dando mucho que desear (una producción con sonido “a la española” muy comprimido y con poca potencia,(y la mezcla en general que es un desastre) y la voz de Oscar que sigue sin transmitir nada)

    ….por mucho que les joda a los integrantes de esta web.

    Salud, de todos modos, a todos los grupos que siguen apostando por subir a las tablas…