Inicio Noticias Noticias Breves Cronica y fotos del concierto de TEN + PUSSY AND MONEY en...

Cronica y fotos del concierto de TEN + PUSSY AND MONEY en Madrid

0

 

Ten

PUSSY AND MONEY

Sábado 17 de Noviembre de 2012 – Sala Live – Madrid

Tras once largos años, TEN regresaban a Madrid para tocar en directo en La Sala Live. Después de un período de altibajos parece que la estabilidad ha llegado a la banda de Mr. Gary Hughes, y con ello el hambre por volver a girar y a sacar discos con asiduidad. Recordemos que TEN tienen nueva formación, con la que han editado Heresy And Creed hace pocas semanas y con la que Gary ya se lanzó a la carretera hace unos meses por Reino Unido. La banda ahora está compuesta por el líder Gary Hughes, los veteranos John Halliwell y Steve McKenna y las incorporaciones de Dan Mitchel como guitarra solista, Max Yates a la batería y Darrel Treece-Birch a los teclados. Nombres hasta ahora desconocidos en los círculos hardrockeros, pero que en mi opinión componen la formación más sólida de TEN desde que el añorado Vinny Burns se marchara del grupo hace ya unos cuantos años.

La noche comenzaba con el ambiente todavía un poco frío para recibir a PUSSY AND MONEY, teloneros de TEN en esta ocasión. Los burgaleses decidieron ofrecer un tributo completo a THE CULT, algo muy respetable pero no sé hasta qué punto acertado, ya que THE CULT en principio no es una banda que pegue demasiado con TEN ni con los gustos extra melódicos de la mayoría de la gente que acudía al concierto. Quizás por eso la buena labor de PUSSY AND MONEY cayó en parte en saco roto. La banda salió con mucha fuerza para ofrecer una actuación de 45 minutos en la que sonaron temas como Li´l devil, Sweet Soul Sister, New York City, Wild Flower o She Sells Sanctuary. Buen sonido y actitud rock ‘n’ rolleras, pero como decía antes, supongo que podrían haber enganchado más al público con una variedad de versiones más afines a lo que íbamos a ver esa noche.

Tras la intro de rigor y con una sala que había ganado en asistencia (superando al final las 200 personas), TEN se disponían a arrancar un concierto en el que certificarían el buen estado de forma del grupo en la actualidad. Los ingleses se desquitaron de su corta actuación en el Firefest con un show de dos horas rigurosas de duración, en las que acometieron tema tras tema sin marcadas interrupciones ni respiro alguno para el señor Gary Hughes.

De lo que no nos pudimos desquitar fue de los problemas de sonido. Si en el Firefest fue bastante embarullado (de hecho el tour manager de TEN me comentaba que la tensión de Dan Mitchell en el escenario del Rock City se debía a cuestiones de sonido), en Madrid no mejoró la cosa. Más bien al contrario. La voz de Gary Hughes, altísima, se comía parte de los instrumentos, especialmente los teclados e incluso llegaba a comprometer las guitarras. Una verdadera lástima porque el sonido mejoró algo después de varios temas, pero no lo suficiente. Para mí fue el punto negativo de la noche.

Pero entremos en el show en sí mismo. Tras la intro The Gates Of Jerusalem, sólo podía sonar la fantástica Arabian Nights, que tanto se echó en falta en Nottingham y que representa a la perfección esa mezcla de épica y melodía que la banda de Gary domina tan bien, para a continuación seguir profundizando en el último álbum Heresy And Creed con su primer single, Gunrunning. Este animado inicio de concierto puso las pilas tanto al público como al grupo, que continuó con uno de sus temas insignia, Spellbound del disco homónimo.

Desde el principio del show se vio a la banda en forma y con muchas ganas de dejar un buen sabor de boca entre la audiencia, al igual que sucedió en el Firefest aproximadamente un mes antes. De entrada destacó ver a un Dan Mitchel bastante más relajado que en Nottingham y, aunque lejos de ser el alma de la fiesta, se le notó un punto de dinamismo que allí, directamente, no existió. Por eso sorprendió verlo compartiendo coros con Steve McKenna o incluso tocando de rodillas en temas como The Robe o Valentine. En el aspecto musical, Dan volvió a maravillar con una técnica envidiable, adornando las canciones con mil detalles a la guitarra y demostrando mucha habilidad y buen gusto a la hora de hacer suyos los solos de Vinny Burns en cortes como Ten Fathoms Deep, que sonó a continuación de Spellbound. Creo que Gary esta vez ha acertado de lleno al encontrar un guitarrista que le aporta frescura a la banda, a la vez que afinidad y buenas dosis de calidad.

El concierto continuaba con los dos últimos discos de TEN. Primero mediante la canción Book Of Secrets de Stormwarning, seguida por la melodía celta de Raven’s Eye, donde destacaron los coros de Darrel Treece-Birch, labor en la que también ayudaron McKenna y especialmente John Halliwell. The Lights Go Down, con la que TEN abrieron en el Firefest, dio paso a otra sección de Stormwarning representada por Endless Symphony y por una de las canciones más melosas de los TEN de los últimos tiempos: The Hourglass And The Landslide.

Por lo visto TEN querían hacer especial hincapié en su material más reciente. No en vano la nueva formación es la que ha grabado Heresy And Creed, pero también la que realizó la gira de Stormwarning en primavera. No obstante se iban echando de menos los clásicos y por eso fue excelentemente recibido uno de los himnos del grupo, The Robe, con un Gary Hughes tremendo, que incluso reemplazó en directo al coro que suena a continuación del solo de guitarra en la versión de estudio. Mejor así que sampleado, ¿no? Tras escuchar uno de los mejores temas de la noche no hubiera estado mal seguir con los ánimos en lo más alto (¿qué tal algo del tipo de Bright On The Blade?), sin embargo Gary y los suyos pasaron a terrenos más tranquilos con Another Rainy Day y Love Song, lo que enfrió un poco el ambiente.

El pulso del concierto se recuperó un poco con Black Shadows, del en ocasiones injustamente relegado Far Beyond The World, último disco que grabara la banda con Vinny Burns. Pero el espaldarazo definitivo para que la gente volviera a vibrar fue el single de TEN por excelencia, el enorme After The Love Has Gone, cantado por todos a pleno pulmón. Seguíamos por la senda de los clásicos y ahora tocaba revisitar Babylon con su tema cierre, una de las mejores baladas compuestas por Gary Hughes en su carrera. Con una sensacional representación de Valentine, Gary demostró que la noche aún no había terminado y que se encontraba más que preparado para seguir con el show adelante. ¡Y eso que no se había tomado ni un respiro! Lástima, una vez más, que el sonido excesivamente alto empañara la calidez de la voz de Hughes y rompiera en parte la magia de esta canción.

Tras una balada, qué mejor que un tema rápido como Unbelievable, sellado con la promesa por parte del vocalista inglés de volver a nuestro país el año que viene. Al menos esas son las intenciones de un Gary que, como decíamos, hacía mucho tiempo que no se le veía con tantas ganas y determinación de tocar en directo regularmente.

El ritmo se aceleró aún más con Red, una de las canciones que no suelen faltar en los shows de TEN, cuyos aires celtas se entremezclaron con los "oe-oe-oe-oe" que despidieron al grupo en su retirada del escenario. Pero la banda estaba dispuesta a redondear sus dos horas de actuación, así que regresó sin demora. Gary Hughes hizo las presentaciones de rigor de los nuevos componentes, así como de los veteranos Halliwell y McKenna. Y para terminar, el inolvidable The Name Of The Rose,que supuso el cierre ideal de un show muy destacado por parte de los chicos de Gary Hughes.

Vimos a una banda revitalizada después de unos años de incertidumbre, perfectamente capitaneada por un Gary Hughes que parece dispuesto a no desfallecer en su carrera con TEN. Personalmente, eché en falta más presencia de los temas clásicos en el set-list (cayeron más canciones de los dos últimos discos que del resto en total), sobre todo de dos álbumes tan magníficos como los dos primeros de la banda, de los que sólo sonó un corte. En mi opinión un balance más equilibrado hubiera redondeado aún más un concierto que, en sí, fue muy bueno. Por último, señalar que TEN ofrecieron un preámbulo la noche anterior en el bar La Urbe, a modo de acústico con entrada libre. Se marcaron cinco temas (The Name Of The Rose, After The Love Has Gone, Book Of Secrets, Black Shadows y Love Song) para comenzar el fin de semana de la mejor manera posible. Así da gusto.

Set-list:

  • Arabian Nights
  • Gunrunning
  • Spellbound
  • Ten Fathoms Deep
  • Book Of Secrets
  • Raven’s Eye
  • The Lights Go Down
  • Endless Symphony
  • The Hourglass And The Landslide
  • The Robe
  • Another Rainy Day
  • Love Song
  • Black Shadows
  • After The Love Has Gone
  • Valentine
  • Unbelievable
  • Red
      Bis:
  • The Name Of The Rose

Texto: Mar Tomás

Fotos: Andrés Abella

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

 

 

OBUS - MADRID
EASY RIDER - Metamorphosis
SARATOGA GIRA
DARK RAILS - HELL-TRAIN
GUADAÑA – Erytheia
KIVENTS
AGENCIA - AREA51METAL
EVIL HUNTER - Lockdown
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE

 

 

 

RESURRECTION FEST
METAL PARADISE
KIVENTS
MAGO DE OZ - Bandera Negra
CELTIAN - Sendas de Leyenda
ROCK GUITAR EXPERIENCE – COLECCIÓN DE LIBROS
ROCK GUITAR EXPERIENCE