Inicio Conciertos Crónica Concierto Cronica y Fotos del concierto de FEAR FACTORY y DEVIN TOWNSEND PROJECT...

Cronica y Fotos del concierto de FEAR FACTORY y DEVIN TOWNSEND PROJECT en Durango

12

 

FEAR FACTORY

+ DEVIN TOWNSEND PROJECT + DUNDERBEIST 

Sábado 17 de Noviembre de 2012 – Plateruena Kafe Antzokia – Durango – Bizkaia

Seguimos con una racha de carteles que no se quedan en un grupo principal arrasando con toda la atención y unos teloneros como meros rellenos, aunque en esos casos pueda haber interesentes bandas a descubrir de las que muchos deciden pasar cuando no tienen el nombre suficiente. Hablaba con gente fuera de la sala y no eran pocos los que decían haberse decantado por venirse hasta Durango por ver a DEVIN TOWNSEND más que por el interés en la banda principal, aunque tampoco estuviera de más volver a disfrutar de un directo de FEAR FACTORY. También charlábamos fuera de la caída del cartel de SYLOSIS, de la que todavía había alguna duda antes de entrar al recinto. Finalmente confirmamos que SYLOSIS no actuaron esta noche, siendo sustituidos por DUNDERBEIST.

Estos fueron los que cumplieron ese papel de curiosidad a descubrir. Pese al desconocimiento de la práctica totalidad de los asistentes, la banda Noruega desplegó con elegancia y estilo una propuesta tan atractiva en el aspecto visual como en el musical. Pero no son una banda de fácil escucha. La fusión de estilos que estos llevan podría hacer que el seguidor de DEVIN TOWNSEND PROJECT conectara más con ellos que el de FEAR FACTOdeivRY. Y creo que la banda consiguió agradar, despidiéndose del escenario con una gran ovación, pese a ser un grupo en principio no llamado a esta fiesta.

Los músicos salieron a escena maquillados y elegantemente vestidos, tal y como aparecen en las fotos promocionales. Se trata de un grupo que en pocos años está dejando un buen número de trabajos. El último a presentar era "Black Arts & Crooked Tails", del cual iniciaron con dos temas. "Fear & Loathing" y "Through The Peephole" arrancaron un concierto en el que una interrogante se dibujaba sobre la cabeza de los asistentes al ver esta numerosa banda con dos vocalistas al frente que alternan agresividad y melodía de una peculiar manera llevándonos a derroteros más modernos que los del los mismos FEAR FACTORY.

Pasaron por temas más agresivos como "Father Serpent" y otros más pesados como "Song Of The Buried", terminando por encontrar el reconocimiento de la concurrencia, lo cual tiene mérito en estas inesperadas circunstancias. Completaron el repertorio con el también perteneciente a su última obra "La Guerre Du feu" y posteriormente "Four Of The Seven" y "Shields Aliegned". Tuvieron que nadar en un mar de desconocimiento general de una gente que en buena medida ni siquiera estaba al tanto de la caída de SYLOSIS del cartel, pero consiguieron llamar la atención.

Los fotógrafos no teníamos esta noche acceso al foso, con lo que nos las vimos y nos las deseamos para hacer una buena instantánea de los músicos. Con los primeros en liza no hubo problema, había huecos en las primeras filas, pero la cosa se apretó muchísimo con DEVIN TOWNSEND PROJECT. Quién me iba a decir que acabar colocado en las primeras filas iba a tener premio al final.

 

La última época industrial de este polifacético músico canadiense hizo que pudiera ocupar lugar en un cartel junto a FEAR FACTORY. Si bien el público estaba un tanto dividido entre los que habían ido a ver a los primeros y se encontraron con una propuesta mucho más ecléctica, generadora de división de opiniones, y los que habían ido interesadamente a ver a este genial músico.

DEVIN TOWNSEND ocupa la parte frontal y central de escenario, siendo protagonista auténtico. Su banda, igualmente encima de unas plataformas que les hacían más visibles, se mantiene en un discreto segundo plano. Ahora bien, el trabajo desempeñado es de una calidad y de una profesionalidad total. No podía ser menos estando al lado de un músico que domina todos los estilos que se nos ocurran.

El repertorio se basó en su última etapa con alguna pincelada de sus obras en solitario. Nada de aspectos extremos de Straping Young Land. Todo el concierto se orientó a aspectos más limpios en los que se alternaban contundencia y sensibilidad haciendo gala del eclecticismo que caracteriza a un músico con una carrera difícilmente igualable en cuanto a diversidad de trabajos.

Comenzó con los tonos graves de "Supercrush". Desde que Devin abre la boca es fácil identificar a los más fanáticos, que se entregan y no se resisten ante las sensaciones de una música difícil de coger, pero que genera verdaderos devotos. Desde un punto de vista neutral, uno no deja de admirar hasta donde lleva la imaginación este tío que con una sonrisa constate parecía el hombre más feliz del mundo encima del escenario. De hecho, pequeño se le hizo. No tardó en acercarse a las primera filas estando en contacto continuo con sus seguidores mientras no tenía que hacerse cargo del micro. No paró de gesticular y de animar al personal.

Con un gran sonido retumbaba en nuestro estomago "Kingdom", tras el que llegó el primer recuerdo a una etapa previa a Devin Townsend Project, cuando simplemente con su nombre y apellido recogió temas como "Truth". No sería el único de su trabajo de 1998 "Infinity", ya que también "War" fue una muestra que levantó a los más incondicionales.

Devin Townsend es uno de los músicos que mejor ejemplifica la fina línea que separa la genialidad de la locura. Puede que una sea imposible sin la otra. El humor del que hizo gala con algunas imágenes en la gran pantalla del fondo del escenario es un ejemplo de ello. No le tiembla la mano a la hora de componer, ni tampoco a la hora de salir de un contexto que pareciera musicalmente para eruditos para ofrecer guiños inesperados que sacan una sonrisa a cualquiera.

Lo cierto es que el músico no dejó de mostrar ese lado cómico, a veces mezclado con cierto halo de misticismo. Viendo mover sus manos, podría tratarse de un mago que se saca de la chistera otra carta cuando expone temas como "Planet Of The Apes" o "Lucky Animals". Temas que contrastan con un "Vampira" que pudo ser lo más entendible para todos en el plano musical. El video del tema se veía por la pantalla, de nuevo con ese carácter hilarante.

Imágenes del video también tuvimos en "Juular". Ya con Devin Townsend mostrando la imagen actual, totalmente pelado. Atrás quedó esa melena con entradas y esa perilla que realzaban su imagen delirante. Ahora pareciera rejuvenecido y con una fuerza especial para hacer gritar a toda la sala un mensaje tan claro como el de "Grace", después de haber hablado sobre el amor. Algo que intenta desprender en muchos temas, con mensajes cargados de él, pero lanzados con rabia. Sin embargo, el final fue para un "Deep Peace" lleno de sensibilidad. Imposible saber por dónde nos va a salir con la diversidad de bazas que es capaz de desplegar. Eso es algo que confunde a muchos, pero nunca los genios fueron de fácil comprensión. Si alguien en la actualidad merece tal calificativo es sin duda este hombre que hoy tuvimos enfrente.  Muchos no quisieron perdérselo y mostraron su especial interés por él.

Claro que nunca es moco de pavo tener delante de ti una banda con el peso específico de FEAR FACTORY y eso lo aprovechamos todos los allí congregados. Así que gustosos nos quedamos en una sala con un excelente ambiente que les recibió con los brazos abiertos. Algunos adelantaron sus posiciones, las primeras filas se apretaron más y sacar fotos se volvió labor más complicada. Pero si todo ello es para ver los rostros de felicidad de algunos seguidores que como quinceañeros se peleaban por recibir un gesto de sus ídolos bienvenido sea.

En este sentido Dino Cazares fue el más atento, sobre todo con las primeras filas. Porque aunque domine el castellano el micro solo lo utilizó para hacer coros. Pero al menos este sí que se portó con guiños a quien se entregase. Además pedía constantes circle pits; que se produjeron, aunque en honor a la verdad la banda tampoco dio un recital como para enloquecer al personal. Por momentos el concierto resultó bastante mecánico, y no lo digo porque estuviéramos ante uno de los reyes del metal industrial. Lo digo porque todo parecía calculado, no había demasiado entusiasmo en la imagen de Burton C. Bell, que se limitó a cantar bien y a hacer un concierto correcto en el papel de frontman. Se le debería haber pegado algo de Devin Townsend. Los fans, predispuestos para la banda con las mejores intenciones, hubieran vibrado de una mayor manera.

Pero no digo con ello que hicieran un mal concierto, solo que creo que la maquinaría esta noche no abrió gas a tope. Es una sensación en la que me reafirmo cuando en el repertorio me faltan temas que han tocado en otros lugares, dejando la actuación en una duración de poco más de una hora incluyendo 13 canciones. Un poco escaso a mi modo de ver.

Eso no quita para que los seguidores disfrutaran desde el principio con "The Industrialist" y mucho más cuando la banda miró rápidamente a la época en la que el grupo forjó la importancia de su nombre con temas como "Shock" o "Edgecrusher". De hecho, el set list estuvo plagado de temas de aquellos bien entrados 90. Como si de una tanda consecutiva se tratara, FEAR FACTORY completó la presentación de "Obsolete" con "Smasher/Devourer", cuyo estribillo fue fuertemente subrayado por el personal, que hizo retumbar la sala.

Un recuerdo al álbum que marcó el retorno de Dino Cazares a una formación en la que es fundamental para entender a FEAR FACTORY como lo que es. Me refiero a "Mechanize", del cual interpretaron "Powershifter". Era un momento de la descarga que se podía hacer un poco más pesada, sin llegar a esos temas que todos sus seguidores reclaman, repasando otra época en la continua evolución del sonido de la banda. Por esa unión sonora entre discos se entiende que de nuevo los temas representantes de uno de ellos caigan de forma consecutiva, intentando cohesionar el repertorio. Así fue en el caso de "Acres Of Skin" y "Lichpin" de "Digimortal".

Posteriormente un nuevo exponente de su nuevo "The Industrialist", "Recharger", remataba esta fase del concierto menos memorable a mi modo de ver, aunque consiguiera desatar algún que otro pogo. La banda no dejó de lado su primera obra de aquel lejano 1992 en que editaron ese alma de una nueva maquina que avecinaba lo que se venía encima para el futuro. Fue "Martyr" el tema interpretado antes de encarar una recta final que llegaba demasiado rápido.

De nuevo de una tacada nos metieron los temas de su obra cumbre para muchos, incluido para mi, "Demanufacture". En cuanto a sonido y contundencia "Self Bias Resistor" fue lo mejor de la noche. Incluso Burton C. Bell pareció enchufarse más. "Zero Signal" mantuvo el nivel, siendo uno de esos temas que mejor pueden representar el sonido que marcó a una nueva generación con la irrupción de este grupo que teníamos encima del escenario. Y la descarga se remató con "Replica", otro tema más que representativo de. Cómo resonó el Plateruena con ese I Don´t Want To Live That Way. Creo que la noche estaba para el lucimiento de la banda americana, pero estos no mostraron intención de aprovecharlo del todo.

Se marcharon para no volver, aunque Dino Cazares estuvo largo rato repartiendo púas, siendo el más agradecido sin duda. La gente se lanzaba a por el preciado tesoro con un ímpetu con el cual era imposible competir. Pero en estas que Dino se quita una de sus muñequeras, la lanza más atrás de donde yo me encontraba, la gente la devuelve hacia delante y este que escribe la consigue sin apenas oposición en una ubicación delantera que de no ser por no tener acceso al foso para hacer fotos seguramente no hubiera ocupado. Sentí odio en las miradas de los que me rodeaban. Un maravilloso recuerdo de una leyenda del metal que sin duda supera la propia sensación de una actuación cumplidora y poco más. 

Texto y fotos: Antonio Refoyo (www.lamiradanegra.es)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

CONCEPTION - LAST TOUR
SARATOGA - Gira 2023
DELALMA - Delalma
Z LIVE FESTIVAL 2023
LEGION GIRA 2023
ABSOLOM - La Era Del Caos
DARK EMBRACE - Hueso producciones
KIVENTS

12 COMENTARIOS

  1. «no había demasiado entusiasmo en la imagen de Burton C. Bell, que se limitó a cantar bien y a hacer un concierto correcto en el papel de frontman»

    Lo de cantar bien es bastante discutible. Los trozos con voz «clara» dejaban bastante que desear.

    Les vi la anterior vez que vinieron por Euskadi en Bergara y me fliparon.

    Lo de Durango del otro día no estuvo mal pero no sé me dejaron un poco frío.

    Setlist muy corto y Burton C. Bell bastante ausente.

    Por no hablar de que, para mi gusto, había demasiada gente en la sala y entre el calor y el humo (si la gente sigue fumando en recintos cerrados) estaba un poco «agobiado».

    Insisto no fue un mal concierto pero esperaba algo más, no se.

  2. ¿¿Cantar bien??? Vergonzoso! Gallitos del señor Bell que hacía que la gente se riera en su puta cara, de verguenza ajena. Probablemente el mayor loser que he visto con un micro en mano en toda mi puta vida.

    Ganas de llorar.

    • Yo a los FF no voy a verlos más ni en pintura, son demasiado predecibles y mecánicos, aparte de los gallos del amigo que ya le vale después de 20 añitos, ya debería de haber mejorado algo pero ya veo que no. Devin Townsend es algo chungo de coger, pero debe de ser un espectáculo en vivo, ese tío debe de hacer lo que le venga en gana. Todos mis respetos para él.

  3. La voz fue bastante lamentable, en Linchpin directamente solté una carcajada porque menudo gallo se cascó al principio. Y bueno, lo de ausente sin más, sino recuerdo mal estuvo bastante parlanchin entre tema y tema, al menos soltó unos 5 «eskerrik asko» y a mi con esa chorrada ya me vale, jajajaja.

    Lo que si fue una mierda fue la duración, no les pido que toquen dos horas, pero al menos que me lleguen a los 15 temas, en otros concis se cascaron un par de temas más de Soul Of A New Machine que hubieran quedado de puta madre para redondear un concierto que sin ser una maravilla por duración y exceso de aforo (enlatados que estábamos todos), estuvo muy pero que muy bien.

    p.d: El merchandising entre la camiseta de FF del Chuache en Terminator y la careta de Devin Townsend estuvo divertido, jajaja

  4. Yo vi este cartel en Madrid el dia 24,
    con Sylosis y quede bastante satisfecho,
    por 24 pavos ver 3 grupos incluido al
    genio devin me parece baratisimo.
    Sylosis estuvieron media hora y bien metieron
    bastante tralla con su dupla de vocalistas.
    Tras ellos,Townsend nos deleito con una
    previa al concierto en las pantallas
    Ziltoid TV,como media hora desplegando
    más ingenio que toda la programación de
    Tele5 en la ultima decada…
    Tras dicho vacile salio el «caretas» jajaja
    que punto lo de las mascaras.
    Este hombre es un genio,toca todos los estilos,
    es un gran guitarrista ,buen vocalista (si lo
    comparamos con C.Bell que no tuvo su dia) y un
    gran compositor con un sonido brutal en muchas
    de sus composiciones y una imaginación infinita,
    toca todos los palos y lo hace bien,es un gran
    desconocido para muchos, para mi un genio a la
    altura de Steve Vai y muy pocos más.
    Presento su decimoquinto trabajo
    Epicloud,con 4 ó 5 temas del mismo y también
    varios temas antiguos de Ziltoid the omniscient,
    Infinity etc…y así hasta alcanzar la hora y
    10 minutos de actuación.
    Tras Townsend salieron Fear Factory con ese sonido
    atronador caracteristico comenzando con
    The industrialist,Shock etc tocando aproximadamente
    hora y media con 2 temas de cada disco y al menos
    4 de Demanufacture para acabar con Replica,
    el señor C.Bell,cantó bastante mal la verdad es
    cierto,que en las partes más melodicas lo hacia como
    el culo,(quizá hizo demasiadas flexiones antes de salir
    al escenario y se quedo sin aliento),la base ritmica
    brutal y Dino Cazares muy bueno «cabrones ha venido el
    gordo a dar caña»jejeje, sonido brutal y la voz bastante mal.
    Finalmente Dino se dejo ver por la zona de merchandising
    para hacerse fotos con los fans,un gran tipo.
    Para mi como mini festival global notable alto,y por fin
    pude ver a uno de los genios infravalorados tras 18 años
    que le descubri cuando formaba con el genio Vai en el año
    93.

  5. Hombre no se si lo llamaría yo «gallos» lo que ocurre es q burlón esta muy tocado de la voz se le ha cascado y se ha quedado sin ella, en las partes claras sencillamente se retira el micro y hacecomo el q canta pero casi ni se le oye. Les ha visto en sus dos visitas anteriores al país y una le había ocurrido y tanto en lisboa como en Sevilla me dio bastante pena la verdad. El set liist no es el mejor dejan fuera los temas donde no estaba din o como los de arquetype y es una pena por que en ese album para mi el mejor de sus ulttimos 10 años hay verdaderos cañonazos q en vivo quedan de muerte.

    Una verdadera lastima.

  6. no se como a estas alturas a alguien le sorprende la «no voz» de Bell
    ha sido así siempre
    no se como alguien paga una entrada por verles en directo.
    gran grupo en estudio pero sin cantante en directo…

  7. Yo los vi en Valencia y no se si será por estar en primera fila pero no me sonaron tan mal las partes melódicas de Bell, pero bueno, la verdad es que si que he visto muchos videos en los que suena como el culo, así que supongo que tendreis razón. Aunque tampoco creo que sea como para no merecer la pena verles en directo porque la musica la clavan y las partes de voz no melódicas también.
    A Devin no lo había visto ni escuchado nunca y la verdad es que es un genio el tio, y de lo mas simpático y cercano que he visto nunca

  8. Comparto opiniones; Bell no estuvo al alcance y eso que solo tocaron hora y diez , no quiero imaginarme un concierto más largo … Estuvo bien, pero la gente salio poco contenta y más a los precios que están ahora los conciertos

  9. La verdad, el concierto de Madrid fué justo lo que e esperaba, y no por ello me dejó de sorprender. Al tener entradas por venta anticipada, pude echar un vistazo a los Dunderfeist estos después de echar un vistazo al merchandising, y pese a ser «más de lo mismo» quizas mi buen humor al poder enfrentarme al genio de Devin por primera vez (dos veces me lo perdí en la vecina Francia por trabajo) hizo que no me parecieran tan malos, simplemente correctos, sin mucho que ofrecer, pero divertidos, por lo menos su frontman, con el que estuve charlando después del concierto.
    El intermedio amenizado por los videos de la Tele del infame Ziltoid, fueron el preludio a lo que ibamos a presenciar, un genio, no tiene otro calificativo. Devin empezó con una sonrisa en la boca, con un sonido limpio y entregado, y acabó igual, sin haber fallado una sola nota ni con las guitarras (unas 8 creo) ni con su voz, atreviéndose incluso a competir con Anneke al cantar los trozos que le habrían tocado a ésta en caso de haber estado presente. Pensaba que ibamos a ser pocos los que ibamos a ver a este genio, ya que compratía cartel con FF, pero no pocos habíamos ido sobre todo a ver al Crazy Canadian, un genio que crea devotos entre sus seguidores, y que cada vez llega a más gente (por fin se empieza a reconocer entre el público a este personaje que lleva más de dos décadas deleitándonos). Lo dicho, de comienzo a fin entregado, el público otro tanto, y hasta los que no lo conocían coreando sus estribillos en Lucky Animals, Grace o Vampira…se acabó su concierto, y me dejó tan lleno que no quise ni ver a FF, todo lo que escuchara después de haberle escuchado a él me iba a sonar a basura. Grande Devin, ojalá cumplas y vuelvas pronto con temas de SYL.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre