Inicio Conciertos Crónica Concierto Cronica y fotos de KREATOR, MORBID ANGEL, NILE y FUELED BY FIRE...

Cronica y fotos de KREATOR, MORBID ANGEL, NILE y FUELED BY FIRE en Bilbao

0

 

KREATOR

+ MORBID ANGEL + NILE + FUELED BY FIRE

Sábado 10 de Diciembre de 2012 – Sala Santana 27 – Bilbao

Llegue a la puerta 15 minutos antes de que comenzaran las actuaciones y me encontré con un auténtico caos para entrar en la sala. Buen síntoma, porque eso significa que el concierto ha despertado expectación, pero falta de previsión por no abrir las puertas con antelación para que todos pudiéramos disfrutar de las cuatro bandas en liza. Así que me ocurrió como a muchos, que me perdí buena parte de la actuación de FUELED BY FIRE. Y confieso que no guardé cola y que aproveché mi condición de acreditado para pasar, pero el tapón que se formó en la puerta sin que nadie se moviera fue demasiado. Así que tan solo llegué a ver de manera apresurada un par de temas, entre los que se encontró "Thrash Is Back", de su primera obra "Spread The Fire", que muchos acogieron como un clásico.

La procedencia latina de los miembros de la banda se dejó notar entre un público donde había mucha presencia de paisanos suyos, que en muchos casos debieron esperar desde tiempo antes en la puerta porque estaban cogidos a  la valla con sus banderas dando todo el ánimo a un grupo que, sin embargo, está afincado en U.S.A. Lo poco que vi me dio muy buena sensación, siendo además la banda más cercana musicalmente al estilo los cabezas de cartel.

Porque si algo sorprendía de este cartel, aparte del gran nombre de sus bandas, era la forma en que se habían unido en torno a la caña estilos que muchas veces no se suelen tocar como son el thrash y el death. Evidentemente entre ellos la banda que mas tenía que demostrar esta noche eran FUELED BY FIRE, que hicieron una actuación que hubiera gustado a muchos de los que se quedaron fuera pacientemente esperando entrar, sobre todo si su preferencia era por la banda alemana que encabezaba la noche.

Hay mucho seguidor que viene de la onda más clásica del heavy metal que no ha pasado la barrera del thrash hacia el metal extremo de bandas como las que hoy tenían como invitados KREATOR. Sin embargo, las bandas de thrash alemanas ya pusieron una pizca más de agresividad a lo que desde Estados Unidos había llegado desde la bay area. Así que la única duda que quedaba era ver cómo reaccionaría un público que no necesariamente tiene que coincidir en gustos con las tres bandas principales dadas sus diferencias de estilos.

Y hablo de las tres bandas principales, porque en cada uno de los casos que nos quedaban pendientes llamarles teloneros de nadie a estas alturas no hace honor a la historia y leyenda de cada una de ellas. Comenzando por NILE, que en el aspecto musical a mí personalmente me parecen los más completos de la noche. Tal vez también menos indicados para montar los pogos que luego se montarían, pero con una calidad musical dentro que les hace unos fuera de serie en un estilo tan personal como el suyo dentro del death metal.

Karl Sanders sigue siendo el capitán de esta nave, haciendo con su guitarra auténticas fantasías en este estilo, apoyado por el segundo capitán de la nave, Dallas Toles Wade, y siempre con otros músicos al lado de un nivel a la altura que hace falta para integrar en esta banda. Es plausible el trabajo de Chris Lollis en el bajo. Los tres juntos hacen voces que resultan igualmente brutales, y técnicamente son una banda que en directo dan tanto o más que en estudio, cosa que pareciera complicada.

Tuvieron unos escasos tres cuartos de hora para tocar, tal vez un poco menos, con lo que se hace corta una actuación de estas características en la que el grupo intentó satisfacer a sus fans con un set list donde no faltaron temas clásicos para la banda. Desde el inicio con "Sacrifice Unto Sebek", "Defiling The Gates Of Isthar" y "Kafir". Tripleta con la que vienen abriendo sus conciertos de esta gira.

Entre las sorpresas de la noche quedó un "Smashing The Antiu" inesperado. Aunque se quedaran muchas piezas en el tintero que sus seguidores hubieran querido disfrutar en vivo, "Sharcophagus", "The Inevitable Degradation Of Flesh" y "Black Seeds Of Vengeance" dejaron muy satisfecho al personal, que con ellos aún se reservaría fuerzas para los siguientes y que aún tenía el gusanillo en el estómago de todo lo que quedaba por disfrutar en un concierto que más bien parecía un festival a cubierto, por la cantidad y el tipo de propuestas que teníamos.

Pese a que su último "Illud Divinum Insanus" ha encontrado una reacciones encontradas entre sus seguidores, las expectativas eran altas con MORBID ANGEL. La sala ya registraba un lleno que en las primeras filas provocaba ciertas apreturas y el evento cogía bisos de convertirse en una de las grandes citas de esta temporada. Y es que cabía la duda de si el grupo se dedicaría a presentar esa nueva obra o se basaría en un repertorio basado en sus grandes trabajos, esos que les han convertido en grandes del estilo.

La respuesta comenzó a quedar zanjada desde el inicial "Inmortal Rites", con una banda que había salido a agradar a sus seguidores de siempre. Por si aún no estaba claro "Fall From Grace" y "Rapture" corroboraban que aquella no era la noche de presentación de un nuevo disco. Más bien nos volvíamos al año 1993 para volver a descubrir "Covenant", del cual interpretaron hasta 6 temas. Algo que sus fans agradecieron de gran manera.

Con esa columna vertebral donde estuvieron "Sworn To The Back", "Blood On My Hands", "God Of Emptiness" o el final "Worl Of Shit (The Promise Land)", la banda tampoco se olvidó de hacer honor a su carrera con temas de sus primeras obras que estaban convirtiendo aquello en algo memorable, como fueron "Maze Of Torment", "Bil Ur-Sag", "Where The Slime Live" o "Chapel Of Ghouls". Con este repertorio la banda ofrecía una buena muestra de cómo se forjó su leyenda antes de entrar en el presente siglo. De su última referencia tan solo nos brindaron "Existo Vulgaré" y "Nevermore", que quedaron bien acopladas en el repertorio, pero que no pudieron llegar a lo provocado por unos clásicos que comenzaron el movimiento en las primeras filas y que luego con KREATOR se incrementaría hasta límites insospechados.

El buen sonido con el que contaron, la puesta en escena de una banda con gran presencia, fundamentalmente encarnada en la figura de David Vincent, con su espectacular indumentaria sacada del mismísimo infierno; pero sobre todo con una calidad que pudimos apreciar en esas guitarras que perfectamente se sincronizaron, con un Trey Azagthoth que llevó el timón a las seis cuerdas, en perfecta sincronía con el miembro más nuevo, Destructhor, al que no le va grande una banda técnicamente tan impecable como esta. Y a falta de Pete Sandoval, hay que destacar cómo le pega a la batería Tim Yeung, qué capacidad física y técnica de este impresionante baterista.

Un nombre grande de la historia del death metal que cuenta con grandes músicos en sus filas, que escoge un repertorio para el deleite de sus seguidores, que ofrece una impresionante puesta en escena con la sola presencia de sus miembros y que además suena de maravilla solo podía tener palabras de elogio al final de la descarga. Incluso fuera muchos opinaban que se habían comido a los mismos cabezas de cartel. Esto no es una competición, pero si de lo que se trataba era de expresar la magnitud del concierto que había ofrecido la banda americana era una valoración lógica, sobre todo para sus seguidores más incondicionales, a los que les hicieron soñar en un cálido y acogedor abismo.

En la impresión de un concierto también influye el hecho de ser una banda que no pasa fácilmente por nuestra tierra. Ese hecho MORBID ANGEL lo tenía a favor, mientras que KREATOR tiene que jugar con el factor de haber sido más vistos. Eso siempre obliga a dar más de sí misma a la banda para no caer en la monotonía. Pero KREATOR no suele dar la de cal, aunque se puedan llegar a hacer un poco previsibles en directo.

Sin embargo, ellos pueden decir que sus últimos discos sí que han tenido buena acogida entre sus seguidores. Desde que pasaron la época experimental de "Outcast" y "Endorama" la banda no solo ha recuperado la senda de la buena tralla, también ha sabido dejarnos trabajos de un nivel que puede llegar a competir con sus clásicos. Esto que parece una osadía decirlo sobre cualquier banda con tanta andadura es algo que queda constatado desde la parte inicial del concierto, lugar en el que se acumularon los temas pertenecientes a sus últimas tres obras y que desataron al personal como si estuviéramos desde ya en el último bis de la noche.

Ya en el comienzo, con un telón cubriendo el escenario sobre el que se proyectaban imágenes relacionadas con la banda mientras sonaba "Personal Jesus" de Johnny Cash, pudimos apreciar cómo arreció el personal al ver algunas de las portadas de los trabajos del grupo. Especialmente significativa me pareció la reacción con la de "Enemy Of God", de no hace tantos años. Pero en el caso de os alemanes sí que vinieron a presentar un último disco de título "Phantom Antichrist". De ahí salen temas como el homónimo con el que iniciaron una vez caído el telón mostrando un escenario espectacular decorado en honor a la portada del álbum.

Sin embargo, costó apreciarlo hasta que se disolvió toda esa niebla artificial con la que comenzaron la descarga. Trabajo costó hacer una buena foto, si es que en algún caso se consiguió finalmente. Costaba apreciar a Mille Petrozza cantar desde la parte de atrás del escenario, donde tenía ubicados dos micrófonos a ambos costados de la batería, lugares desde los que cantó esporádicamente dejando su posición habitual al frente del escenario.

No nos hacíamos una idea del terremoto que se iba a producir en la sala aún cuando interpretaron "From Flood Into Fire", también del nuevo disco. Pero cuando llegó "Enemy Of God" aquello se desató en movimiento constante, no solo en las primeras filas, sino en la primera mitad de la sala. Pogos enormes, mosh y circle pits se alternaron de manera constante de aquí al final de la descarga. En ocasiones de manera tan brutal como en "Hordes Of Chaos (A Necrologue For The Elite)", demostrando de nuevo el aprecio del personal por las composiciones no clásicas del grupo pero que a este paso algún día lo serán, y en otros momentos un tanto más suavizados, como en el caso de "Phobia", sin que por ello cayera la intensidad de una descarga sin cuartel.

Apenas hubo palabras por parte de la banda, enlazando un tema con otro, recibiendo con palmas un "Civilization Collapse" que ampliaba el círculo generado por el personal en esa parte de la sala donde muchos ya chorreaban sudor. Esto fue debido a la cantidad de gente que no falló a la cita, pero sobre todo al ejercicio constante dentro de esas batallas de buen rollo. Hubo quien haciendo mosh caía al foso una y otra vez, regresando como si tal cosa al epicentro de todo este movimiento.

Un leve saludo para comenzar "Voices Of The Dead" fue suficiente para meterse al personal más en el bolsillo. Aún quedaban todos los clásicos de una tarde noche larga con cuatro bandas en el cartel y me preguntaba si aquello podría aumentar aún más y si la gente tendría fuerzas para aguantar hasta el final. Tras introducirnos "Extreme Aggression" quedó demostrado que no se puede dudar del público de KREATOR. Si a alguien le flojeaban las fuerzas, temas así suponen una inyección que no se vende en farmacias ni las receta ningún médico, pero provocan un subidón que no veas.

Por si no había sido suficiente "People Of The Lie" fue suministrado con idéntica fuerza. De nuevo "Death To The World" nos recordaba que KREATOR también están en forma en estudio, donde recientemente han registrado temas como este, porque en directo ya estaban demostrando en este momento su capacidad destructiva 30 años después de su creación. Mille Petrozza pidió un wall of death para los enlazados "Coma Of Souls" y "Endless Pain". Este fue brutal en una sala repleta de público. El odio inquebrantable que sigue poseyendo la banda queda patente en temas como "Pleasure To Kill", otro de los intocables en el repertorio iniciado con un are you ready que avecinaba algo gordo.

La intro a "Violent Revolution" daba la entrada de los bises. Un recordatorio para un álbum que marcó el retorno en su día a los sonidos más tradicionales de la banda, para posteriormente introducir con acústica "United In Hate", recalcando que habían venido a presentar nuevo disco. Pero allí nada iba a parar a un público que pese a la apretura y el sudor seguía disfrutando de lo lindo. Y en el final iba a tener tres temas consecutivos que por sí solos son todo un orgasmo para los más thrashers. "Batreyer" comenzó esta recta final destinada a no dejar ni una solo alma metalera descontenta. Después Petrozza  asió la bandera de "Flag Of Hate" mientras comenzaba la estrofa time to raise y el público respondía ¡¡¡¡¡the flag of hate!!!!!! Y por último "Tormentor".

Poco más se podía pedir 5 horas después de la apertura de puertas con el tute que nos metieron estas cuatro bandas. FUELED BY FIRE fueron el grupo a descubrir, NILE el toque exquisito que tal vez algunos no supieron apreciar en busca de algo más directo, pero musicalmente fueron impecables; y MORBID ANGEL y KREATOR se repartieron honores, los primeros porque brindaron una actuación que en el papel de telonero no esperábamos tan completa, con tantos temas y con un repertorio tan clásico; los segundos porque para eso eran los cabezas de cartel, porque su nombre en el thrash metal europeo lo es todo y porque siguen en forma encima de un escenario como en los mejores tiempos. Seguro que a quien tuviera oportunidad de estar ahí todavía se le ilumina la cara al recordarlo.  

Texto: Antonio Refoyo (www.lamirdanegra.es)

Fotos: Juan Ramon Felipe Mateo (www.musifota.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 


Galería de Fotos:

MORBID ANGEL 

NILE