Inicio Noticias Studio Report Studio Report y escucha previa del álbum Sexurrección de LUJURIA

Studio Report y escucha previa del álbum Sexurrección de LUJURIA

2

 

LUJURIA – Studio Report y escucha previa de "Sexurrección"

Lujuria

 

LUJURIA – Studio Report y escucha previa de "Sexurrección"

Ayer por la mañana acudíamos Rafa Basa, Estrella y un servidor al estudio que tiene el productor Fernando Montesinos (también bajista de OBÚS) en el barrio de Hortaleza, en Madrid, para escuchar junto a Óscar Sancho el que será en breve el nuevo trabajo de LUJURIA: "Sexurrección". Y es que el título le viene al pelo en dos sentidos, que por un lado es una cierta resurrección discográfica desde el último disco de estudio, "Licantrofilia", que ya va haciendo tiempo desde que salió (2008), y por otro tiene que ver con la temática de las letras y el concepto general del disco. De todos modos, de esto ya os cuenta muchas cosas el propio Óscar en la entrevista de Rafa, y yo os voy a hablar del disco en sí, de lo que hemos escuchado y también de lo que nos han ido contando los propios Óscar y Fernando según íbamos desgranando tema por tema.

Lo primero que tengo que decir, empezando a nivel genérico tal vez, es que estamos ante un disco fantástico, que vaya esto por delante… Y de hecho tiene que ser tal vez el álbum definitivo para unos LUJURIA ya legendarios (aunque ellos digan con humildad que aún les queda mucho para serlo) y más que consolidados. Además, se nota que la formación actual ya está 100% estabilizada y que por tanto tanto Maikel (batería) como Ricardo Mínguez (teclista) han tenido importancia y participación total en este disco. Es claro que estamos ante un álbum de heavy metal, e incluso yo diría que de heavy/rock. Y es que ellos saben muy bien que siempre he sido muy seguidor de esa faceta netamente roquera de la banda y de sus canciones en esas tesituras. Por ello, sigo reivindicando, primero, la importancia de la influencia del teclado clásico y hardroquero de Ricardo (sin ser yo un fan de los teclados, incluso en algunos temas de "Sexurrección" creo que no son necesarios, aunque esto va en gustos, por supuesto), y sobre todo el punto 100% roquero, callejero y muy directo del Chepas (tanto a nivel compositivo como de sonido en estudio y directo, especialmente en los últimos años de LUJURIA).

De cualquier manera, y lo llamemos como queramos, estamos ante un disco muy variado, en el que el denominador común es el heavy metal clásico (o el heavy/rock, insisto), con mucha influencia de los 80 pero un sonido adaptado a los tiempos actuales (perfecto Montesinos en la labor de hacer sonar al disco muy clásico y totalmente heavy, sin más, pero sin que quede desfasado, antiguo o algo así sino todo lo contrario). Y luego dentro de esta denominación común hay mucha variedad entre los temas, pasando del heavy metal más puro y duro de "Sexurrección", "Somos latinos" o "Cuando caza una pantera", al rock y hard rock de "Destino noche salvaje" o "Shibari" (un baladón ESPECTACULAR), el punto PURPLE setentero de "Nadie como tú", un par de duetos fantásticos con Udo y con Leo (sin olvidarme del de Manzano y Óscar en la potente versión de "Duro y potente" de BANZAI), algún deje más power por aquí, un punto más cañero y actual por allá, excelentes melodías… De hecho, nos contaba Óscar que en "Sexurrección" hay temas de Chepas, Julito, Óscar y Maikel, cada uno con su estilo y su rollo particular, y se nota esta variedad, os lo aseguro, pero aún así siendo ellos en todo momento, sin romper la homogeneidad en ningún momento me refiero: LUJURIA 100% se mire por donde se mire, vaya… Y me permito añadir que siguiendo la estela en este sentido de "Licantrofilia", mirando atrás (como entonces) en el mejor sentido de la expresión para seguir dando acertados pasos hacia delante, lo que puede parecer una contradicción pero que obviamente no lo es.

También, es un disco donde mandan las guitarras, como tiene que ser en todo trabajo de heavy metal que se precie, con una "lucha" fantástica entre el punto más heavy clásico de Julito y el toque más roquero del Chepas, además de un sonido fantástico. En definitiva, un álbum directo y que te llega desde la primera escucha, agresivo cuando tiene que serlo, reivindicativo cuando hay que sacar las uñas y levantar la cabeza por encima del hombro, melódico y elegante si hay que ponerse las chupas blancas y cardarse el pelo, e incluso sin perder el deje divertido y vacilón cuando hay que imprimir el sello marca de la casa en ciertos temas. Y desde luego hay experimentación y miradas adelante, detalles sonoros que no se aprecian tanto en una primera escucha (y que seguro que descubrimos más adelante) y demás, pero esto no significa evolución absurda, "moderneces" sin sentido ni búsqueda del Santo Grial del nuevo metal sino, repito: heavy metal, rock duro de toda la vida, calle, macarrería y autenticidad. ¡Esto es LUJURIA!, como diría Julito seguro en el local de ensayo. Y es un trabajo con la duración justa, que ya sabéis que siempre digo que por encima de 45/50 minutos en un disco siempre hay relleno y sobran temas… lo que no ocurre aquí.

Y hay buenas letras, buen sonido, buenas instrumentaciones… pero sobre todo CANCIONES, excelentes canciones, que es lo realmente necesario para que un disco sea grande. TEMAS, de esos que te obligan a levantar el puño en directo, a corear himnos, a moverse o agitar las melenas (las de la cabeza o el corazón, que para el caso lo mismo da) en los conciertos, a taconear en tu casa casi sin querer, a cantar letras ("sencillas" pero efectivas… y con chispa y mucho más jugo de lo que a veces puede parecer) de las que de repente se aferran a la cabeza y no se van. Se han marcado un discazo que no se quedará olvidado en la estantería para siempre después de las primeras escuchas de rigor, sino que es más bien de los que apetece recuperar y degustar de manera habitual. Y como ellos mismos dicen, (siguen) tan gamberros como siempre pero (se muestran) más maduros que nunca, y yo les doy las gracias por seguir siendo tan heavies, por mantener esa llama eterna que siempre han portado de un modo u otro (aunque obviamente haya habido cambios, evoluciones y demás en su ya larga carrera) y por defender un estilo, la calle, la autenticidad por bandera y una manera cada vez más única de hacer rock duro.

Vamos con el análisis tema a tema de "Sexurrección", que lo escuchamos completo y en el orden en el que irá en el producto final.:

  1. – "Sexurrección": Empieza el disco "a saco", sin intros ni nada parecido sino con un riff muy pesado pero super heavy con uno de los cortes más directos y agresivos, dando un puñetazo sobre la mesa para empezar y tener claro de qué va esto. De hecho, el tema y la letra del mismo es toda una declaración de intenciones, recordando la historia de la banda (nombrando incluso varios títulos previos), y de hecho estoy convencido de que será el elegido para abrir los próximos conciertos. Con una base rítmica muy potente (como es genérico en casi todo el disco), una canción muy heavy y directa, clásica y "moderna" a un tiempo, que sin duda se convertirá en imprescindible… y gran sólo al final, que también es otra de las "generalidades" del disco que más me gustan. ¡¿Y es que somos heavies o los putos Panchos?!

  2. – "Cuando caza una pantera": Es el que ya pudimos escuchar en el Leyendas y tengo que decir que me ha gustado más en estudio ahora que entonces, que me dejó más frío. Otra canción muy heavy, aunque algo más melódico, pero también muy directa, bastante ochentera, y que de primeras ya te obliga a decir que esto es LUJURIA, ¡buena señal! Me gusta la letra, sencilla pero con chicha y totalmente marca de la casa, y tiene un estribillo de los que llegan, con un fantástico trabajo de guitarras (ese juego entre el punto más heavy de Julito y más hardroquero de Chepas que tanto me gusta).

  3. – "Deséame como si me odiaras": Temática de sadomasoquismo, sumisión y demás, y ahí tenía que aparecer Udo Dirkschneider (U.D.O. y ex- ACCEPT) para marcarse el primer duelo antológico con Óscar… y encima haciéndolo en un castellano muy correcto (recordemos que vive en Ibiza desde hace años), aunque no deje de ser curioso escucharle cantando en nuestro idioma. Y musicalmente puede llevar un toque ACCEPT, aunque tiene un teclado más ambiental de fondo. Me gusta lo bien que han quedado empastadas las voces, a priori muy diferente de Udo y Óscar, y la mezcla entre el punto clásico y el toque más potente y cañero. Quizás hay un cambio de ritmo a mitad de la canción que me ha gustado menos, pero por contra el solo melódico en la parte intermedia es fantástico, y luego se acelera sonando sobre el trabajo de Maikel. Domíname como sabes tú…

  4. "Amor y Lujuria": El siguiente dueto sigue siendo de "relumbrón" y es que tenemos nada más y nada menos que a Leo Jiménez cantando a medias con Óscar el tema… y me llama la atención que canta en tonos medios casi todo el corte, sin subir hasta el final, donde obviamente nos regala algunos agudos marca de la casa de esos que se clavan de manera inconfundible. Musicalmente es un tema más hardroquero y pegadizo, y de hecho iba a ser el single inicialmente (aunque al final se hayan decantado por "Sexurrección"), pero potente y heavy a la vez. Curiosa la mezcla de voces, como digo, ambos cantando con mucho feeling y rollo (muy bien Óscar en todo el disco, por cierto, en su estilo pero haciendo y mostrando muchas cosas), y luego el tema a mí se me asemeja en el buen sentido a canciones antiguas de la banda, aunque no me gusta el estribillo, mucho más power, ni el teclado en este caso (que me sobra), pero el riff base es impresionante. Lujuria con amor sabe mejor… aunque no tengan que ser necesariamente compatibles.

  5. – "Destino noche salvaje": ¡Sin duda una de mis favoritas desde el primer momento! Tema del Chepas (del que me declaro fan sin rubor) que comienza con una intro de sonido de tren de vapor, arrancando inmediatamente después un riff heavy/roquero (con teclado de fondo en las mismas tesituras) que le da todo el dinamismo del mundo. La voz de Óscar aquí también es muy directa y agresiva pero con chispa y gamberrismo implícito. Es una canción roquera, clásica y ochentera pero con sonido potente, y me gusta mucho la letra ("viaje placentero, el enemigo la velocidad"), con nocturnidad y alevosía, jugando con dobles sentidos y con ese punto que tanto me gusta de "La raya" de OBÚS (salvando las distancias pero cuando la escuchéis sabréis lo que quiero decir, o al menos lo que me ha transmitido a mí), que personalmente defiendo que creó escuela. El estribillo es más pegadizo y "suave" pero con mucho rollo. Será muy potente en directo, ¡seguro!

  6. – "Nadie como tú": Empieza melódica pero se roqueriza pronto… y al final es un homenaje indisimulado a DEEP PURPLE y su "Highway star" (al menos en el estribillo). En definitiva, un corte roquero, setentero y 100% en ese rollo, y aquí sí tiene más importancia y presencia el teclado, además de ser muy curioso escuchar a Óscar "haciendo de Gillan" en algún momento. ¡Buen tema!

  7. – "Poema al coño rubio": Pese a lo aparentemente obvio del título, no os dejéis llevar por la primera impresión porque la letra y el tema en sí tiene mucha historia detrás (aunque sea soez y elegante a un tiempo)… aunque esto ya os lo cuenta el propio Óscar. Digamos sólo que es un poema de una maestra (ya jubilada), lesbiana y que le escribió a su pareja en la época franquista (y tuvo represalias por ello). Musicalmente empieza con un riff muy potente y entra rápido una base más power y velocidad, pero es muy LUJURIA también. En principio es un corte más duro pero luego se suaviza con la melodía y el teclado, que van en otra tesitura, aunque el final sí es 100% "a tope". Y en el fondo es una reivindicación al estilo de "Sólo son rosas", aunque el tema sea muy diferente…

  8. – "El batallón sagrado de Tebas": Es la canción "300" del disco, pero no en la onda que imagináis de ser algo épico o algo así sino de la historia que cuenta, que en la realidad tenía más trasfondo de lo que nos muestran en la famosa película… Musicalmente es una canción base de Julito, aunque le hayan "metido" un arpa como intro, y es un tema heavy melódico y en parte más simple tal vez. Personalmente no es de las que más me han gustado aunque sí me encanta la melódica guitarra de fondo que se mantiene durante todo el tema, así como el riff base. La letra es muy LUJURIA (en este caso reivindicando el amor y la homosexualidad libre, incluso históricamente), la base rítmica bastante potente y tiene un curioso toque de teclado final a lo "No more tears" de OZZY que sorprenderá.

  9. – "Shibari": Para mí uno de los temazos más rotundos del álbum, y más en este caso tratándose de una canción en principio inesperada en un disco de LUJURIA. El caso es que estamos ante un baladón de libro, una power ballad a la vieja usanza donde además va a sorprender y mucho la labor de Óscar, con una voz muy cálida y jugando mucho con las respiraciones y los silencios en la forma de cantar en este caso (y es que su querido Coverdale es un maestro en esto, como me contaba Óscar emocionado). Empieza suave y luego va subiendo en intensidad según se te van poniendo de punta los pelillos de los brazos y de la nuca, con esas guitarras roqueras y todo el feeling del mundo. Muy atractiva, con todo el rollo del mundo pero sin ser "moñas" en ningún momento. ¡Ah!, y no puedo dejar de reseñar el pedazo de solo a mitad del tema en modo "melena al viento echado hacia atrás en el acantilado del videoclip de turno", ¡uff! Y para el final cerramos con un teclado/piano, como se explica en todo buen manual de hacer baladones… De la letra (y título), en otro momento incidimos, pero hay morbo, a la par que un precioso modo de describir el atarse por amor, además de una dedicatoria especial intrínseca.

  10. – "Duro y potente": Como ya es habitual en LUJURIA, aquí está el recuerdo y homenaje a una de nuestras bandas con la versión de uno de los temazos clásicos más queridos de nuestro heavy/rock. Además, cuenta con el acicate de la participación del propio José Antonio Manzano cantando con Óscar (primero "por lo bajini" y luego subiendo mucho en el estribillo y partes puntuales) en el clasicazo de BANZAI. Algo más potente incluso que la versión original, les ha quedado de lujo, la verdad, totalmente dura y potente, si me permitís el guiño fácil… y si gracias a esto algunos fans más jóvenes descubren a BANZAI, mejor que mejor (que sé que es una de las intenciones manifiestas de LUJURIA con estas cosas). ¡Como el metal, no te van a romper!

  11. – "Somos latinos": Y para terminar, cerramos con el más heavy de "Sexurección" precisamente junto al tema título que a su vez abre el álbum (detalle que entiendo que no es casual). En este caso se trata de un homenaje a los hermanos latinos, a los que tanto aprecia y nombra Óscar siempre (y toda la banda, vaya), y con una interesante (y bonita) historia detrás que ya os contará el propio cantante en las entrevistas correspondientes. Musicalmente es un tema 100% de Julito: totalmente JUDAS PRIEST y con deje tanto a "Painkiller" como incluso a "Jugulator" por momentos, muy poderosa y en modo himno (aunque el estribillo es más duro y simplón, no me termina de convencer). Por cierto, curioso el "trío" de homenajes recientes al público latino en forma de canciones de OBÚS, SARATOGA y ahora LUJURIA en sus respectivos últimos trabajos. Aunque en este caso la letra me parece un poco tópica, el público sabrá apreciar la intención y el agradecimiento sincero… y ya digo que musicalmente es un cañonazo.

Pues nada, más no me puedo alargar y creo que todos habéis sacado vuestras propias conclusiones de lo que tenemos delante. Ahora habrá que esperar a la fecha de salida oficial (el 6 de noviembre, si no me equivoco), para volver a escucharlo más veces y ya poder disfrutarlo de manera completa… y sacar aún más conclusiones si cabe de cara a la crítica correspondiente en unos días.

¡Enhorabuena por un discazo y mucha suerte!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Fotos: Rafa Basa

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

DEBLER EPERNIA - Gira 2022
DARK EMBRACE - Hueso producciones
Marcos Nieto - Second Chances
NURCRY - Alma Libre
TWILIGHT  - Sign Of The Times
IRON MADIDEN
KIVENTS

2 COMENTARIOS

  1. El POder Del Deseo me pareció el mejor álbum de 2003, una amalgama de sonidos power con el rock macarra hispano de los ochenta con esas letras tan picantonas. Además un disco inspiradísimo, como aquel Enemigos de la Castidad, otro cañonazo. Después sacaron el disco de la rebelión comunera, que me recuerda a mi cantando los textos de los libros de historia del insti para intentar estudiarlos sin aburrirme (peaso disco por cierto YLYA). Licantrofilia me pareció más anodino, no sé, le faltaba ese algo y el último de versiones también me dejó más frío que otra cosa. Espero que con este Sexurrección recuperemos a los mejores Lujuria. (Tb me gustaría ver a Oscar de jurado en la Voz, mas q nada para que torture al p***o de Melendi)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Por favor, danos tu nombre