Inicio Conciertos Vagos Open Air 2012 – Crónica y Fotos de Jorge del Amo

Vagos Open Air 2012 – Crónica y Fotos de Jorge del Amo

2
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

Vagos Open Air 2012

Viernes 3 y Sábado 4 de Agosto de 2012 – Calvão – Portugal

Viernes 3:

Mientras en España cada vez son menos los que se atreven a montar algo diferente dirigido a un público menos masificado, desde fuera nos llegan buenos ejemplos de cómo hacer bien las cosas y ofrecer un producto diferente, de calidad, y sin quedarse simplemente en el intento. Son ya unas cuantas las ediciones que el Vagos lleva en marcha, y si desde 2009 no ha parado de crecer es, principalmente, porque ofrece algo que no se puede encontrar, por unos motivos u otros, en ningún otro lado de la península, un festival acogedor, con un cartel diferente y variado, en un marco incomparable, y a unos precios más que asequibles.

Calvão es una pequeña localidad (feligresía) de escasos 2.000 habitantes situada en el borde exterior del concejo de Vagos, a 15 km del mar, muy cerca de Aveiro. El festival se celebra en el campo de fútbol, justo al lado de un pinar que sirve como perfecta zona de acampada, que termina en un lago muy pintoresco, no bañable, eso sí. Es cierto que encontrar el recinto puede llegar a ser algo complicado aun con los carteles de la organización por los aledaños, pero una vez ahí, pocas pegas se le pueden poner a un evento que realmente va rodado y en el que el buen rollo y el ambiente toman el control durante 2 días.

Vagos es uno de esos festivales a los que se puede ir "de vacaciones", de esos que no saturan con tres o cuatro escenarios y tres bandas solapándose constantemente mientras uno intenta desdoblarse y verlo todo para no acabar viendo nada.

Los conciertos arrancan a eso de las 18 de la tarde, y el hecho de que sólo haya un escenario permite incluso que durante los cambios uno salga a comer algo o a sentarse un rato para después volver y seguir disfrutando de los conciertos, lo que seguro es uno de sus mayores atractivos, eso e, insisto, un ambiente de fiesta y buen rollo que parece obvio pero que no siempre es así.

La zona de acampada se iba limpiando todos los días, así como las letrinas, suficientes y siempre limpias a pesar del calor que hacía dentro. A nivel de asistencia, Vagos parece haber captado el interés de muchos ‘metalheads’ en los últimos dos años, pero todavía hoy mantiene ese espíritu de festival pequeño con cartel grande en el que el ambiente es total pero el agobio no existe.

Destacar también las duchas, a orillas del lago y siempre limpias, y sobre todo los precios tan asequibles tanto de los abonos como de la bebida dentro, 1,5 € el vaso de 20 cl. más o menos, algo más que asumible. Además, lo mismo puede decirse de la comida y hasta de la hidromiel (que también había un puesto), así que los que trajeran cuartos de más tenían también la opción de darse una vuelta por los numerosos puestos de discos o merchandising situados dentro y fuera del recinto de conciertos.

Antes de hablar de lo que dio de sí la cuarta edición de Vagos, sólo comentar que la nota negativa fueron los accesos, cuya seguridad y exhaustividad resultaba enfermiza por momentos, algo que ralentizó un poco la entrada al recinto en algunos momentos de máximo tráfico y que se podía haber subsanado habilitando una entrada algo más grande.

 


DISAFFECTED

El calor apretó desde primera hora del viernes, así que después de comer bien comidos y de hacer acopio de refrigerios varios tocaba comenzar la tarde y el festival catando un poco de producto de la tierra con DISAFFECTED, banda portuguesa que a pesar de su poco ventajoso lugar en el cartel llevan en esto desde 1991 y gozaron del beneplácito de varios cientos de ‘metalheads’, que les vieron dar un concierto muy sobrio, por cierto.

La banda se mueve entre el death metal de sus inicios, un doom/ dark metal no demasiado distante al de MOONSPELL y un toque progresivo bastante curioso, y aunque a oídos extraños pueden resultar un tanto estrambóticos de primeras (con su vocalista descalzo incluso), la verdad es que dieron un gran concierto para empezar.

 


NORTHLAND

El cambio de tercio después fue brutal con NORTHLAND. Los catalanes eran nuestra representación en Vagos este año, y fue una pena que saliesen con tanto retraso, porque su concierto fue más corto que el de nadie aunque eso sí, nadie quedó indiferente.

Había ganas de fiesta y de folk, y los portugueses lo pasaron en grande durante los escasos 40 minutos de que dispusieron, en los que NORTHLAND repasaron su trabajo homónimo a fondo.

Se hizo como digo muy corto, pero ahí quedaron esas melodías y esos arreglos tan cuidados que tanto gustaron sobre todo a los que ya esperaban para ver a ELUVEITIE, quienes media hora después tomaban el escenario.


ELUVEITIE

El de los suizos, gustos aparte, fue uno de los mejores conciertos de todo el festival. Es evidente que su ‘melodeath’/ folk ha supuesto toda una revolución en el género, y la respuesta del público así lo demostró.

Gran expectación para ver a los suizos, de banda grande realmente, y tras un ‘surfcrowding’ detrás de otro el grupo se vino arriba con un público tan volcado y no falló, llevado en volandas sobre todo por Chrigel, quien por cierto terminó el concierto algo fundido.

El ambiente fue inmejorable, y es que el set de los de Zurich fue realmente acertado, comenzando con la gran intro de "Helvetios" y repasando cortes como "Neverland", por supuesto su himno "Inis Mona", cantadísimo, "Meet The Enemy" o "A Rose For Epona". Muy buen sonido y unos ELUVEITIE que llenaron el escenario de buenas canciones, instrumentos de toda clase y mucho saber estar.


ENSLAVED

El sol empezaba a caer sobre Calvão para cuando ENSLAVED aparecieron en escena después una interminable intro ("Axioma"), tras la cual sonaba un "Ethica Odini" que no les hizo justicia. Salieron realmente decididos a reconquistar Portugal, pero al principio el sonido les dio de lado, especialmente a Grutle, quien apenas se oía.

La cosa después mejoró con "Raidho" y "Fusion Of Sense And Earth", y como la noche iba cayendo su concierto empezaba a hacerse más vistoso gracias a un buen juego de luces y al extraño telón que lucían, aunque el público se mostraba muy contemplativo. ENSLAVED estuvieron bien, aunque quizás no nos llegaron tanto como en su actuación del último MITD, supongo que porque a día de hoy verles en un escenario grande no es lo más adecuado a su propuesta. Los noruegos dieron un recital de técnica (sobre todo Ice Dale), y de compenetración, aunque por el contrario dejaron a muchos muy fríos. Como en las últimas veces, eché de menos alguna referencia más clásica, algo de sus primeros días, algo a lo "Jotunblod" en plan ‘blacker’, porque por ejemplo en "Return To Yggdrasil" se notó que muchos se vinieron arriba culpa de un set quizás demasiado encorsetado y "poco complaciente con el respetable". Muy bueno su concierto en cualquier caso.

El de ARCTURUS fue sin atisbo de duda el peor concierto que pudimos ver en Vagos 2012, y uno de los peores que he visto en mi vida (con permiso de MAYHEM en Atarfe, claro). Vaya por delante que la banda de Vortex siempre tendrá mi respeto por tres grandes discos a cual mejor (sobre todo el primero y el último), pero lo que vimos en Portugal fue el desvarío sin pies ni cabeza de quien quiere seguir con algo de lo que, a pesar de haber vuelto, sigue cansado. Vortex rozó el ridículo, y no lo atropelló porque lleva una banda muy completa que sonó realmente bien y que le salvó de la quema. Al margen quedaron grandes cortes como "Ad Absurdum", "Shipwrecked Frontier Pioneer", "Alone” o "Painting My Horror”. Vortex no cantó nada, se rió de su público y echó a perder lo que podría haber sido un gran re-encuentro. Para volver así… 


AT THE GATES

Lo bueno llegó después, con el recinto en su apogeo ante la vuelta de una leyenda como AT THE GATES, quienes en primera instancia reconozco que me despertaban algunas dudas.

La voz de ‘Tompa’ Lindberg ya no es la que era, eso está claro (aunque tampoco destacó nunca por su chorro en directo), pero en Vagos vimos seguramente la mejor de sus versiones actuales, y por extensión la de una banda sueca que salió a matar con "Slaughter Of The Soul” y no dejó cabeza sobre hombro. Me gustaron incluso más que el Electric Festival, primero porque los hermanos Björler estuvieron mucho más participativos, y segundo porque el setlist de Portugal fue antológico. "Cold”, "The Burning Darkness”, "Nausea”, "Windows, "Unto Others”, "Suicide Nation”…

Sonaron todos los clásicos y también hubo espacio para temas menos conocidos, para un total de hora y cuarto larga de locura y buen death metal melódico a manos de sus progenitores.


NASUM

La sesión golfa quedó para NASUM. Estos suecos tienen el crédito de haberle devuelto a los mismísimos NAPALM DEATH el interés por el ‘grindcore’ (o eso se ha dicho siempre), y en su vuelta liaron una de mucho cuidado entre quienes todavía quedábamos en pie.

La gira, en homenaje a su difunto vocalista Mieszko y a los 20 años que hubiera cumplido el grupo de no habernos dejado, se presentaba como un puñado de fechas exclusivas para rememorar la gloria de esta enorme banda, y desde luego así se hizo. Keijo Niinimaa (ROTTEN SOUND) se hizo cargo de las tareas vocales haciendo un trabajo espectacular, mientras que el resto del grupo se mantuvo quizás en un segundo plano mientras iban cayendo temas como una bomba racimo.

Transmitieron toda la fuerza y putrefacción de sus mejores años, seguramente los primeros de este siglo, y la gente contestó con golpes y descontrol pasadas la 1 de la madrugada, todo diversión y locura durante algo menos de una hora, que desde luego se pasó en nada. Abrieron con "Mass Hypnosis”, del "Human 2.0”, aunque explotaron algo más sus dos últimos trabajos, "Helvete” y "Shift”. Gran manera de terminar el día, a base de buena ‘porrada’


 

Sábado 4:

CHTHONIC

La segunda jornada comenzaba para nosotros con los taiwaneses CHTHONIC, una banda que goza de bastante tirón en países como el Reino Unido o Alemania pero que en la península ibérica parecen todavía inéditos. La expectación aun así era importante, y es que su show resulta de lo más exótico a pesar de que musicalmente cumplen sin llegar a ser nada del otro jueves.

El suyo fue un concierto realmente entretenido, con un Freddy muy participativo que supo meterse a la gente en el bolsillo a pesar de la temprana hora y del calor que hacía, aunque las miradas se centrasen casi más en su bajista que en el propio vocalista. Su black/ death suena primitivo, y sólo las esporádicas instrumentaciones y melodías adicionales lo hacen algo diferente. En directo, eso sí, el grupo se deja la piel, y eso siempre es de agradecer.

 


TEXTURES

El público iba llenando el recinto a pasos agigantados, y para cuando los holandeses TEXTURES asaltaban el escenario de Vagos ya parecía haber más gente que en toda la jornada anterior. "Silhouettes” está todavía caliente, pero TEXTURES supieron repartir el peso de sus temas y crear el más absoluto caos en uno de los conciertos más movidos de este año, en el que no paró de volar gente hasta el foso.

Además, y por raro que parezca, sus temas quedan especialmente bien en directo a pesar de la cantidad de detalles que siempre han escondido en ellos. Incluso el sonido fue mejor incluso que de costumbre. Grandísimo concierto.

 


CORONER

Ya ganándole terreno a la noche, CORONER eran seguramente el máximo atractivo del festival para melómanos como nosotros, aunque de nuevo nuestros peores temores tuvieron que confirmarse. Veníamos sobre aviso, las opiniones de sus shows de reunión del año pasado no eran las mejores, pero no queríamos resignarnos a ver un mal concierto de unos suizos con joyas en el mercado como "R.I.P.”, "Punishment For Decadence” o "Mental Vortex”.

Pues bien, parece ser que la formación sigue en sus trece, porque en Portugal estuvieron muy espesos y en general se notó que aburrieron al personal, sobre todo porque prácticamente la mitad de lo que sonó fue de su último "Grin”, seguramente su peor disco de todos, algo que no se explica. CORONER llevan ahora además un ‘rollo’ que no convenció a nadie, incluso con un cuarto miembro que no he podido descubrir quién es encargado de meter sampleados por PC y de algún que otro coro esporádico, al más puro estilo ‘dubstep’.

Incluso sus temas más clásicos sonaron extraños, con un grupo quizás demasiado autocomplaciente y estático en lo que tenía que haber sido un concierto muy distinto. Una pena.


OVERKILL

Después llegaron OVERKILL y nos quitaron todos los males con el mejor concierto de los dos días de festival, aunque claro, eso sí que no fue una sorpresa.

Fueron los que más se hicieron de rogar en el cambio, pero una vez que tomaron las tablas su concierto pasó como un relámpago por Calvão, cegando a todo el mundo y dejándonos con ganas de más y más.

Comenzaron sonando regular, eso es cierto, pero toda vez que los problemas de sonido quedaron resueltos Bobby ‘Blitz’ y los suyos dieron rienda suelta a sus tablas y dieron una lección de heavy/ speed/ thrash ‘old-school’ y de cómo no sólo mantener viva una llama después de varias décadas, sino de cómo avivarla más aún. Sus dos últimos trabajos de estudio son seguramente 2 de los 3 o 4 mejores discos de toda su carrera (si, sin miedo…) lo que facilitó mucho las cosas a la hora de confeccionar un set en el que su material más reciente tuvo el protagonismo que merecía.

Estuvieron sobre el escenario una hora y diez minutos más o menos, poco tiempo para tantos y tantos temas que no pueden faltar, aunque la elección fue desde mi punto de vista bastante acertada.

Hacía mucho de la última visita de OVERKILL a Portugal, y el público se volcó literalmente con los neoyorkinos, que alucinaron de principio a fin.


ARCH ENEMY

Cerrando el festival, ARCH ENEMY venían con la vitola de cabezas de cartel, aunque superar lo de hacía un rato era poco menos que misión imposible. Los suecos trajeron el montaje más vistoso, eso sí, aunque nuevamente demostraron que en festival no suenan ni lucen igual que en una sala abarrotada. La banda de Angela Gossow salió a por todas, pero no me llegaron a matar en ningún momento a pesar de que dieron un concierto muy serio. Ella en concreto me parece que se esfuerza demasiado en demostrarle a todo el mundo que tiene una gutural salvaje y se olvida de darle a los temas lo que le piden, sobreactuando en ocasiones.

Por su parte Michael Amott cuajó un papel estratosférico, así como Nick Cordle, quien ha sustituido a Chris y que se salió también, como ya intuíamos todos los que habíamos disfrutado de su labor en ARSIS. ARCH ENEMY dieron un concierto muy vistoso, aunque quizás deberían ir pensando en variar un poco su repertorio porque les ví algo planos, un poco más de lo mismo, y eso aunque a veces es bueno es algo peligroso…

El sabor de boca final fue casi inmejorable, y la experiencia algo a repetir para el futuro. Buen emplazamiento, muy buen ambiente, precios justos y un cartel que SIEMPRE merece la pena. ¿Qué más se puede pedir?

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)
Twitter: @Jorge_del_amo

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Un festival como los de la vieja escuela, con precios asequibles, bandas poco habituales y solo un escenario, que también tiene sus ventajas. Buena crónica también, muy bien sintetizada. Discrepo con lo de Coroner (con esta crónica y con mucha gente), a mi en Wacken me encantaron, pero quizá porque ya venía esperando un repertorio con sus temas más técnicos.

  2. Supongo que el redactor no andaba por el recinto durante el concierto de los portugueses Mindlock, que fueron los que abrieron el sabado, jeje…

    Muy buen festival, con ambiente familiar, precios más que populares, una zona de acampada repleta de arboles y amplia y muy buen rollo. Vaya, todo lo contrario que en los campos de conc… digo, festivales españoles.