Inicio Lanzamientos A-Z LILLIAN AXE – XI: The Days Before Tomorrow

LILLIAN AXE – XI: The Days Before Tomorrow

2
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020
Madness Live!
NIGHTFEAR - Apocalypse
IRON MAIDEN BARCELONA 2020
CENTURY MEDIA
ROCK N ROCK
ROCK THE NIGHT FESTIVAL
PACO VENTURA - GIRA 2020

ROCK THE NIGHT FESTIVAL

PACO VENTURA - GIRA 2020

Discográfica: Love+War Records/AFM
Puntuación: 5,5/10

LILLIAN AXE - XI: The Days Before TomorrowDentro de lo que podríamos llamar la segunda división de bandas de hard rock guitarrero de finales de los 80 en Norteamérica, había algunos nombres interesantes como ZODIAC MINDWARP, KILLER DWARFS, BRITNY FOX, los primeros KINGDOM COME, STEELHEART o FASTER PUSSYCATS entre otros (cada uno en su rollo y estilo, por supuesto). Pues bien, entre ellos estaban también LILLIAN AXE que editaron cuatro discos muy interesantes entre el 88 y su separación en el 95, destacando sobre todo los tres primeros: "Lillian Axe", "Love+war" y "Poetic justice" (quizás su trabajo más exitoso). Pues bien, el caso es que la banda resucitó en 2007 de la mano de su guitarrista y líder Steve Blaze, pero ya con otro sonido, un estilo bastante diferente del hard rock típico y ochentero que hacían en su primera época. Además, parecían que remontarían el vuelo cuando reclutaron a un cantante tan bueno como Ronny Munroe de METAL CHURCH, pero en 2010 dejaba la banda, entrando un soso Brian Jones que poco aporta al estilo que se presupone que tiene el grupo.

Dicho esto, tras la edición de dos flojos "Waters rising" (2007) y Sad Day on planet earth" (2009), recuperaban algo de crédito con "Deep red shadows" (2010), algo que pierden totalmente con este extraño nuevo disco, que sigue ahondando en ese gusto reciente de Steve Blaze por sonidos enigmáticos, guitarras pesadas y estructuras incluso progresivas (¡qué manía!). Nunca entenderé a los músicos de los 80 que de repente "ven la luz" en algún momento y descubren que lo que hacían toda la vida ya no les gusta y tienen que experimentar en extraños viajes astrales, mezclas imposibles de estilos y composiciones sin pies ni cabeza. Y es una pena porque se nota que la banda tiene calidad, y el propio Steve hace un buen trabajo a la guitarra, pero los temas no hay por donde cogerlos y al final un disco que empieza con un tema roquero, raro pero interesante como "Babylon", acaba perdiéndose en divagaciones, estructuras raras, dejes ralentizados más cercanos al rock alternativo y al pop/rock que otra cosa… Y me da más rabia cuando se nota que la banda tiene potencial y que en la cabeza de Steve Blaze hay mucha más música interesante que la que aquí nos muestran. Cortes como la hardroquera y dura "Take the bullet", o en la roquera y más stoner "Lava on my tongue" recuperan un poco el tino incluso nos dejan buenas sensaciones calmadas marca de la casa en la balada "Bow your head" o del corte relajado que cierra el disco, "My apologies". Y no me gusta totalmente aunque creo que un corte moderno pero atractivo como "Death comes tomorrow" es muy interesante, pero en general el disco me ha descolocado totalmente y no creo que vuelva a recuperarlo una vez que termine las escuchas de rigor para este comentario terminen.

Una lástima porque el grupo, sin ser de primera línea como decía antes, era bastante interesante (aunque nunca llegaran a hacer mucho fuera de Estados Unidos) pero las probaturas y toques experimentales en las bandas que me gustan nunca fue conmigo. A lo mejor es que mi cabeza no está preparada para sonidos tan modernos, alternativos y "espaciales", al menos no cuando el nombre que hay en la portada no te induce a pensar esto (y la propia portada, muy atractiva y macarrilla tampoco). No sé, el caso es que me temo que este disco quedará olvidado en la estantería de proyectos fallidos como tantos otros de los últimos años. Y es que, como se suele decir, si algo funciona, ¿para qué lo tocas? Es más, los experimentos fueron a finales de los 90 y principios de 2000, mientras que ahora las bandas que tendieron a hacer lo del ensayo y error por sistema hace años (mejor no recordamos grandes experimentos como "Slang", "Generation swine", "Eye to eye", "Demolition", "Carnival of souls", "Brutal planet", "Reload", "Lulú" y demás… ¡ay!, éste último se me ha colado sin querer, jeje), se han redimido y han vuelto convencidos a su estilo clásico que es lo que les gusta y mejor saben hacer. LILLIAN AXE parece que siguen probando erre que erre a ver si funciona este cambio y, en mi humilde opinión, se seguirán dando de cabezazos contra la pared. No le doy más vueltas pues, que para gustos los colores, como se suele decir, pero "XI: The days before tomorrow" no creo que sea el disco que les devuelva a los de Nueva Orleans a su status de antaño.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com

Lista de Temas:

  1. Babylon
  2. Death Comes Tomorrow
  3. Gather Up The Snow
  4. The Great Divide
  5. Take The Bullet
  6. Bow Your Head
  7. Caged In
  8. Soul Disease
  9. Lava On My Tongue
  10. My Apologies
  11. Angels Among Us (tema extra para Europa)

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Se te quitan las ganas de escucharlo jeejje
    Creo en todo lo que dices pq el ultimo disco que compre fue “waters rising” y los dos ultimos por mas oportunidades q les he dado no he podido con ellos.
    Una pena no se a que tipo de publico pretende llegar. Quizas sea el “tipico” musico que hace la musica que realmente le llena sin hacer caso de lo que le piden los fans…

  2. Yo personalmente alabo los intentos de bandas así por abrir su sonido a opciones mas contemporáneas e intentar experimentar un poco. Unas veces salen cosas interesantes, otras sólo se quedan en intentos fallidos.
    Puede que muchos de estos cambios no gusten a aquellos que buscan el “mas de lo mismo” disco tras disco. Pero lo que hace que un disco sea realmente especial, es su capacidad para decir algo que no se haya dicho antes, ya sea en el sonido de una banda, o en el sonido de un estilo concreto.

    Lo que pasa es que muchos parece que no se dan cuenta que esos sonidos cíclicos donde una banda suena casi igual en sus primeros trabajos que en los últimos, son producto de la propia demanda, es decir, que los discos de X grupo suena así porque tú quieres que así sea. Muchísimas de estas bandas, al igual que la música prefabricada de MTV acaba dándole al público lo que quiere oír. Al final el éxito radica en que su continua reiteración sonora es lo que precisamente engancha a la masa, y sin masa no hay negocio…Es tan simple como eso.

    Señor Esquitino tal vez el problema no lo tenga la banda sino la autorestricción musical de uno que yo me sé…
    Un 5,5 es propio de un disco flojo, malo, descafeinado, y dicho sea de paso, si se argumenta con criterio todo es respetable en esta vida. Pero tu 5,5 parece más un castigo porque no te gusta el nuevo sonido del grupo que una valoración meditada.
    Si a cada banda que le da por innovar adentrándose en sonidos menos convencionales de los que puedes tolerar, la valoras con este criterio, miedo me da lo que pienses de todo aquello que no sea Heavy clásico, AOR, Hard Rock y derivados…