Inicio Conciertos Crónica Concierto PANZER, TETO y DHARMA en Fuenlabrada Madrid. Crónica y fotos

PANZER, TETO y DHARMA en Fuenlabrada Madrid. Crónica y fotos

1

 

PANZER

+ TETO + DHARMA

Sábado 17 de diciembre de 2011 – Sala El Grito – Fuenlabrada – Madrid

En un concierto poco publicitado, de hecho mucha gente ni se enteró, y en una fecha quizás no demasiado buena por aquello de, primero, coincidir con otros dos conciertos "similares" en Madrid el mismo día (FUCK OFF + OMISSION, en Excalibur, y CRANEO + COZ, en Revirock), y luego ser un viernes metido en plena vorágine de las cenas de empresa tan típicas y obligadas en estas fechas, se presentaban PANZER en la sala de Fuenlabrada.

Antes de empezar a comentar el concierto en sí, me apetece citar el hecho de contar con una sala tan buena en la zona Sur de Madrid, con un tamaño, estructura, disposición, sonido… excelente. Nunca había tenido la oportunidad de ir a ver conciertos allí y me sorprendió el lugar muy gratamente… Eso sí, está fuera de la capital y eso, le pese a quién le pese y aunque esté en Fuenlabrada pueblo y no en un polígono perdido como sucede otras veces con buenos locales de este tipo, es siempre un hándicap muy importante, y supongo que es la razón por la que no está en el circuito de salas de conciertos de rock habituales en Madrid. Entonces, muy buena sala pero lamentablemente la asistencia no creo que superará las 130 personas para ver un concierto muy interesante pese a todo, con tres bandas bastante diferentes entre sí, pero que gustaron y lo hicieron muy bien cada uno a su manera. Por cierto, en el evento se presentaba también en sociedad (al menos para algunos como yo) la nueva revista/fanzine Rock Total, que me pareció interesante aunque aún necesita más rodaje.

Comenzaban DHARMA, que venían desde Vigo, lo que sorprendía un poco al principio por distancia, pero luego nos comentaron que es la banda de uno de los hijos del bajista de PANZER, que era uno de los organizadores del concierto, por cierto. A lo que iba, que es la banda en la que toca Héctor Díaz-Valdés (guitarrista ahora, y ex cantante de PUMAS, una joven formación conocida hace años en la localidad), que aprovecharon la ocasión de viajar a Madrid para tocar abriendo el show. En formato de cuarteto, con chica al frente (con buena voz aunque bastante cortada con respecto a dirigirse al público) y en un estilo quizás más actual y con ese deje metalero/progresivo que está tan en boga en la actualidad, pese a ser una banda más bien de rock, dejaron buena impresión musicalmente aunque les faltan tablas y sobre todo algo más de chispa para mover a la audiencia en directo (y moverse ellos mismos también). De todos modos, aún había poca gente en la sala y tuvieron que lidiar con un ambiente muy frío y un desconocimiento casi general con respecto a su música, lo que es no fácil. Me quedé con un medio tiempo muy chulo como es "Decadencia" (nada que ver con el famoso tema de HÉROES DEL SILENCIO, por cierto), y la versión guitarrera que se hicieron del famoso "Beat it" de Michael Jackson. Buena banda pero a los más heavies y/o amantes del heavy clásico español de los 80 (que creo éramos mayoría esa noche) no nos terminaron de entrar, las cosas como son. 

Tras la presentación de David Calderón, el "Trovador Urbano" (¡un abrazo, amigo!), venían ya TETO, una banda a la que no conocía y que me sorprendieron para bien. Aunque parecía que llevarían un rollo más heavy (quizás me lo imaginé yo al ver la guitarra roja de flecha y con tachuelas en un lado del cantante/guitarra, Roberto), lo cierto es que son una interesante banda de rock urbano y guitarrero, aunque con un rollo divertido que les hizo desde el principio ganarse al público ya más numeroso que iba entrando en la sala. Sencillos, tocando sin más pretensiones que pasarlo bien y divertir a la gente que tienen delante, pero sonando, no tardaron en hacerse con el escenario y conseguir que el público corease estribillos con ellos y bromeáramos sobre varias cosas que nos preguntaba el cantante logrando una interacción que no había habido con DHARMA. Presentando los temas de su primer trabajo, "Retratos del + aká", y tras una intro demasiado alargada de la popular "El patio de mi casa" comenzaron, con "Calentamiento" y "Cantinero", buenos temas roqueros. Luego le dedicaron con sorna "Generación del bolsillo roto" a Iñaki Urdangarín, y "a todos aquellos que roban con traje y corbata" (ante el rugido de aprobación del respetable). Lástima de tanto parón entre canciones, que quitaban mucho dinamismo al concierto, pero ya digo que sonaron muy bien y gustaron… En la parte intermedia, incluyeron su particular parte de "canciones románticas", como nos dijo el cantante entre risas, con cortes como "Mi compañera" o "Ex-Cupido", y se atrevieron además con una versión acelerada incluso de los inefables HOMBRES-G, para rematar un show de unos 45 minutos con su particular villancico "Feliz Falsedazz" (que no es el tema de SOZIEDAD ALKOHOLICA pero tenía su punto), de cachondeo con incluso un Papa Noel sobre el escenario (que ya había salido antes vestido de torero para "Animales") y globos. Una banda divertida y que nos dejó a todos ya calientes y animados para acometer lo que habíamos ido a ver: PANZER (celebrando su 30 aniversario en este gira, por cierto).

No sé si me da cierto reparo el tener que ver a un nombre tan grande y clave de nuestro heavy rock un poco de tapadillo y en una sala menor de la capital ante poco más de 100 personas, pero por otro lado alabo la coherencia actual de la banda, y el haber ido recuperando el tono y las ganas poco a poco, sin pretensiones ni aires de grandeza. Es más, no puedo más que quitarme el sombrero ante el hecho de que, a día de hoy, sean capaces de ofrecer tan buenos conciertos como si fueran unos principiantes más, sin que se les caigan los anillos lo más mínimo de tocar en sitios pequeños y sobre todo sonando por fin a ellos, con un Carlos Pina, ahora sí, haciendo de él mismo no del roquero moderno y llorón de otras épocas (y lo digo con todo el cariño, Carlos, no me malinterpretes, pero me alegro MUCHÍSIMO de haberte recuperado para la causa después de los años de renegar de esto… lo que tiene aún más mérito y me merece un respeto extra por tí y la banda).

Y es que curioso como los grandes nombres aquí siempre fueron BARÓN ROJO, OBÚS y si acaso ANGELES DEL INFIERNO, y de repente una banda tan especial y con esas letras que son, efectivamente, el grito de guerra de una generación, se quedara en un injusto segundo plano tanto entonces como sobre todo históricamente. Desde aquí les quiero reivindicar por un lado, y por otro reitero que es genial verles otra vez encima de un escenario habiendo reconstruido la banda poco a poco (de hecho, a día de hoy tenemos a la formación original más Miguel Ángel "Cachorro", que con la tontería ya es un miembro más después de llevar 5 años con ellos), y siendo un grupo otra vez de heavy rock, sonando tan bien y demostrando una vez más que la experiencia es un grado y que haciendo las cosas con sentido y con cabeza (e ilusión), se llega a buen puerto. 

Dicho esto, ya digo que fue una grata sorpresa ver por fin a PANZER como la banda de heavy rock que me maravilló cuando empecé a escuchar esta música hace tantos años. Y eso que ya había tenido la ocasión de verles un par de veces antes, creo que en sendos Leyendas del Rock, y en ambas ocasiones me habían gustado pero la banda aún no estaba engrasada. Ni siquiera en la grabación del DVD "Del infierno al infinito", grabado en el legendario Egáleo de Leganés hace un par de años, estaban en la forma que sí les ví el pasado sábado. Además, creo que es importante ver juntos sobre al escenario a Carlos Pina, Rafa Ramos (un crack el tío, por cierto), Fernando Díaz-Valdés (aunque sigo sin entender la profusión de detalles con la bandera de España en su vestuario y bajo, aunque no voy a entrar a valorar algo que simplemente me chocó pero que realmente no sé si es relevante comentar), y Juan Leal (al que se le ve algo más descolocado y que todavía se tiene que acoplar al grupo después de años fuera de la música, al menos a nivel profesional), añadiendo al Cachorro que ya sabemos todos que aporta ese punto de sonido, pose, imagen y rollo ochentero (y cada vez tocando mejor) que le viene de perlas a este tipo de bandas (y a todas con las que ha tocado y/o toca: HARAKIRI, COZ, SANGRE AZUL 2005, BELLA BESTIA, SILVER FIST, CUEVAS BAND…).

Comenzaron tarde, pasadas ya las once de la noche, pero desde el principio pusieron todas las cartas sobre la mesa y enfocaron por dónde iban a ir los tiros esa noche: heavy metal (que no es de Perogrullo mencionarlo), muy buenas canciones, actitud (aunque a Carlos le costó un poco al principio animar a algunos sectores del público más parados), buen sonido y en general fantástica interpretación de la banda, pese a algunos problemas con las guitarras en los dos primeros temas, y alguna canción puntual que sonó más deslabazada (como "Fuego prohibido", una lástima). Por cierto, bastante bien el señor Pina a la voz, con ese voz cálida y entrañable inconfundible, y muy correcto como frontman, mostrándose cercano, agradable y sin excesos verbales en los comentarios entre canción y canción. Rafa Ramos poniendo el punto divertido y las bromas entre canción y canción (y tocando muy bien escondido tras su batería), buena conexión entre Cachorro y Fernando, y Juan un tanto más tímido en una esquina del escenario "escondido" bajo su sombrero, pero que poco a poco se fue animando.

Empezaron de maravilla con "Panzer", "Arriba" y "No hay quién nos pare" (aludiendo al espíritu juvenil que les movía entonces y les sigue moviendo aún, pese a que ya no son unos jovenzuelos precisamente), momento en el que ya la banda sí que sonó a tope por fin, y la verdad es que nos animaron desde el principio con la retahíla de himnos inmortales que fueron sonando en la hora y media larga que duró el concierto. Y es que si hablamos de canciones, está claro que "los innombrales" (y lo digo como guiño, que nunca fui yo de los que alimentara las supersticiones de turno) tienen algunas de las mejores que se han hecho en España, y es que si "Galones de plástico" (que sonó como un cañón) no está entre los temazos más grandes de la historia de nuestro heavy rock, apaga y vámonos. ¡Cómo sonó!, por cierto…

Tras la primera ronda de superclásicos, nos presentaron un tema nuevo que ya llevan rulando desde hace tiempo, como es un "Vida eterna" que me encantó, un tema 100% PANZER y de heavy metal clásico y ochentero, por si alguien pensaba que sus composiciones nuevas irían por derroteros modernos (yo mismo lo podría pensar, vale). Y luego era el momento de otra retahíla de canciones algo menos conocidas para algunos pero con el mismo encanto como "Sube un escalón," Gedeón" (que siempre me pareció más flojilla pero bueno) y "Escapa", que no me la esperaba y me encantó la sorpresa, sinceramente. Nos poníamos tiernos con "una canción de amor, como BON JOVI pero en español", que nos decía Pina de broma antes de meterse 100% en el papel mágico de una de las baladas imprescindibles de nuestra historia como es "Junto a tí", que todos cantamos con ganas. Seguíamos a buen ritmo con la majestuosa "Caballeros de sangre" (intro completa incluida, aunque como anécdota hay que decir que a Carlos se le fue un poco la letra tras la parte acústica inicial… aunque lo solventó con toda la profesionalidad del mundo). Con un rato de juego previo, "Perro viejo" puso a bailar hasta a los del fondo de la sala y lo cierto es que uno de sus himnos clave sonó de lujo, superheavy y despejando cualquier duda que aun pudiera haber sobre cómo sonarían este tipo de temas en directo a estas alturas.

Seguían cayendo himnos inmortales y nosotros felices de poder cantar esas letras tan especiales de "Toca madera" (que no estaba en el set, por cierto), con ese riff tan rotundo y que sonó de maravilla, o "Volverás desertor", que me alegro de que Carlos la enarbole él el primero sin ningún tipo de complejo. Quizás les quedó bastante peor uno de sus mejores temas como es "Fuego prohibido", que sonó muy rara (aunque me gustó la presentación que hizo Pina: "una canción sobre las cosas que a veces no te atreves a decir") y les quedó deslucida, una pena. Teníamos que recuperar el buen tono y qué mejor que ese tema tan querido y movido que es "Dios del rock" (ya sabéis, que en el octavo día Dios hizo el rock…), que ponía punto y final al concierto antes de los bises. Quizás la elección no me pareció la más acertada con ese "Caña" y "Danza de la muerte", que personalmente siempre me parecieron dos temas menores de la discografía clásica de la banda (y además nos dejaron sin "Tú mismo", que muchos pedían entre la audiencia, o incluso ese "Cuervos negros" que hubiera quedado de lujo en las fechas en las que estamos). Afortunadamente, el fin de fiesta se alargó cuando parecía que remataban, y volvieron para tocar otra vez su himno (y el de toda una generación) "Panzer" con la presencia de TETO en el escenario para cerrar un concierto emotivo, intenso y que sinceramente creo que no soy el único que salió calificándolo de "mejor de lo esperado". Y es que veces somos muy ilusos, puñeteros incluso y sobre todo injustos en cuanto a las expectativas que tenemos a veces con ciertos conciertos…

Me alegro mucho de que PANZER nos hicieran cambiar de opinión y sobre todo nos hicieran disfrutar de una gran noche de heavy rock a la vieja usanza. Lástima que fuéramos tan pocos, pero creo que no me equivoco si digo que tendremos otra oportunidad de verles dentro de algunas semanas en Madrid. Y nada, en estos tiempos de dominio de los que tienen cara de sabueso conservador, es un lujo que todavía podamos recuperar (y reivindicar) a nuestros clásicos en tan buena forma y recordar tiempos mejores, o al menos pasados, y tratar de seguir rompiendo con la herencia de un sistema caduco impuesto al nacer. Todo el mundo a gritar…

Texto y fotos: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

 

 

BLOODHUNTER - GIRA 2022
HEAVY METAL HEART 2022 SPAIN
NURCRY - Sin Temer Al Sol
RRS PROMO - BARON ROJO - BILBAO-BARACELONA
GUADAÑA
XTASY
INDRID - De Dagas y Silencios
METAL PARADISE 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AGENCIA - AREA51METAL
KIVENTS