Inicio Conciertos Crónica Concierto SAXON – Crónica y Fotos de su concierto en Santander

SAXON – Crónica y Fotos de su concierto en Santander

1
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
SAXON

Viernes 11 de Noviembre de 2011 – Escenario Santander – SANTANDER

Nuevamente nos visitaban los de Yorkshire, y lo hacían tan solo poco más de 3 meses después de su venida con el epitáfico tour acompañando a JUDAS PRIEST; alteraban algunas de las ciudades habituales en la ronda hispana llegando este viernes 11 a Santander y a una sala, Escenario Santander (ECAM), que personalmente ha resultado todo un descubrimiento, inaugurada la pasada primavera y con una condiciones realmente excelentes para albergar este tipo de espectáculos, cuenta con 3000 m2 en los que incluye salas de ensayo, estudio de grabación y una sala de conciertos con capacidad para 1200 personas. La acústica, que inicialmente podría parecer desfavorable al encontrarte un recinto diáfano y alto con paredes, suelo y techo de hormigón acaba resultando impecable desde el primer momento y la visibilidad perfecta desde cualquier punto de la sala, que incluye un balcón lateral (zona VIP). Ubicada en un parque cerca del campo de futbol de El Sardinero, de muy fácil acceso en coche y sin problemas de parking (salvo los días de partido). La única pega, si se le puede buscar, que no podrás tomarte una cerveza en los alrededores, está en una de las zonas de expansión de la ciudad y llegar al bar más cercano es un paseo, pero que necesidad si dentro las cañas son a 2 € (como en el bar de debajo de mi casa, así si). Esperemos que los promotores tengan a bien acordarse nueva y próximamente de esta sala (habida cuenta de las prestaciones que ofrece en cuanto a visibilidad, acústica, accesibilidad y precios, como aspectos destacables).

Ndr.: Gracias a Calle Underground por la excelente organización del evento y el trato prestado a nuestra web.

Pero pasemos ya a la presentación de lo que tocaba esa noche. Como decía, después de la suspensión del mes de Mayo y la visita del verano en la que ya presentaron algunos de los temas de su último disco "Call To Arms", tocaba un show completo de la banda y lo cierto es que la larga sesión dio para repasar 24 temas de la misma en algo más de 2 horas de duración.

Iniciaron el concierto con una intro ambiental que da paso al primer tema del último disco "Hammer of the Gods", incisiva y rápida sirve para que, sobrio como siempre, Byford y los suyos se planten en escena flaqueados por un telón con el logo del grupo (además del reloj y la espada blasonada con serpientes) para continuar inmediatamente dándonos la bienvenida al show con aquello de… Fill your heads with "Heavy Metal Thunder" que suena tan potente como siempre y que sirvió para que el respetable corease los primeros estribillos. Durante la primera parte del concierto se dedican a alternar temas del último álbum con clásicos de los primerísimos 80 y así llagan "Never Surrender", "Chasing the Bullet", Motorcycle Man" con su  machacante ritmo de batería, "Back in ’79" con sus consabidos coros, "And the Bands Plaed On" o "Mist Of Avalon".

La forma física que demuestran tanto Byford, cantando a un grandísimo nivel durante todo el concierto, como Paul Quinn, algo más retraído, pero impecable en sus solos; es realmente sorprendente, ambos están viviendo una segunda (o tercera) juventud, ambos con 60 años.

Tampoco se queda a la zaga Nigel Glockler, el batería, que tras su última reincorporación en 2005 parece contar con energías renovadas cada disco que lanzan y que por supuesto dio la talla en este directo (sin necesidad de solo).

Y que decir de los miembros más "jóvenes" de la banda. Siempre he pensado que el ojo de tío Biff a la hora de incorporar a Nibbs Carter primero y a Dough Scarratt ha sido fundamental para la continuidad de la banda, dos grandísimos músicos con una presencia escénica tremendamente sólida.

Continúan con el único guiño que a lo largo del concierto harían a su anterior disco "Into The Labyrinth", y "Demon Sweeney Todd" empieza a sonar suavemente para estallar, nuevamente con un Nigel Glockler explendido de fuerza y velocidad, haciendo bailar a gran parte del público y que arranco los primeros OeOeOeOe del respetable.

Tocaría relajar un poco el ambiente y para ello nada mejor que la power balada que da título al disco y que sirvió para llegar al que para mi es uno de los temas más intensos de su repertorio, "Dallas 1 PM" con Dough Scarratt haciendo el solo de este tema.

Llegaba el momento de rememorar la etapa más americana de la banda, o por lo menos los años en los que intentaron el salto del charco (algo que desgraciadamente no resulto), con discos como "Innocence Is No Excuse" (85), del que sonó "Rock ‘n’ Roll Gypsy" en el que la gente pudo cantar; "Rock The Nations" (86), con el tema título y enlazado "Battle Cry", tras la que empezarían a oírse los primeros gritos de SAXON, SAXON, y que remataría un poco más tarde (4 temas después) con "Ride Like the Wind" de "Destiny" (88). Probablemente los álbumes con un sonido más producido y con arreglos pensados para intentar encaramarse en listas USA.

Finalizarían el repaso al último álbum con "When Doomsday Comes" y nos embarcaríamos hacia la recta final del concierto con uno de los temas que desde su edición en el 81 han servido de himno a varias generaciones de fans, ya no solo de la banda sino del público metalero en general como es "Denim and Leather" que fue coreado brazo en alto por las aproximadamente 1000 personas que asistimos esa noche al encuentro con los británicos en Santander. Una rápidisima "20,000 Ft" y la melódica versión "Ride Like the Wind" (de un Christofer Cross que pronto visitará la península), que evidentemente gana mucho en relación a la interpretación original de Christopher Cross , sirvieron para llegar a lo que sería la primera despedida de la banda sobre el escenario con la extensa versión de un "Wheels of Steel" en la que Biff pidió y obtuvo una amplia respuesta del publico cántabro (y no cántabro, que también asistió mucho personal de las provincias cercanas).

Volverían a escena con otro de sus himnos, Nibbs Carter y su bajo arrancaban "Crusader" y la sala se caía tarareando la entrada del tema. Tanto este primero, como el segundo de los bises nos llevaron de vuelta a esos primeros ’80 con temas que no podían faltar como "747 (Strangers in the Night)" y "Power and the Glory" entre las que hubo un corto pero efectivo solo de guitarra. Y sin apenas dar tiempo para pedirles una nueva vuelta a escena, nuevamente era Nibbs Carter quien introducía con su solo de bajo el comienzo del segundo bis en el que "Strong Arm of the Law" y "Princess of the Night" pusieron fin a las 2 horas de actuación de la banda.

Un repertorio lleno de clásicos más la lógica presentación de los temas más destacados de su último trabajo, tal vez la ausencia de temas de los últimos veintitantos años (saltaron todos sus álbumes desde 1988 hasta 2009) nos haya privado en esta ocasión de muchos de nuestros temas favoritos de la banda; pero cuando se cuenta con las posibilidades de set list de un grupo como este, tiene que resultar complicada elaborar la selección. A diferencia de las últimas visitas de la banda, en esta, Biford no nos dio la oportunidad de "escoger" los temas, con su clásica vacilada comiéndose la hoja con el set list y repitiendo entre tema y tema aquello de "new song or old song".

Terminar diciendo que por lo visto a fecha de hoy en Santander, tiempo nos queda para poder disfrutar de esta formación, pues  la actitud y entrega demostrada esta noche confirman que el paso del tiempo parece no afectar de igual manera a todos y que los que hoy nos han visitado tienen aún largo camino por recorrer.

Ya no quedaba más en la noche santanderina que continuar con la fiesta, y para eso (además de para asistir a la descarga) se había desplazado nuestro amigo Rafa Basa, que desde ese momento y hasta casi el amanecer nos "llamó a las armas" desde uno de los locales especializados de la ciudad, la excelente Sala BlackBird.

Ndr: Lamentamos no haber podido ver a los teloneros VANDERBUYST por problemas logísticos. Hablamos de ellos en la crónica de Madrid.

Texto: Juan Manuel López González

Fotos: Sergio Blanco

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

1 COMENTARIO