Inicio Festivales Crónica Festival VIÑA ROCK – Crónica y fotos del sábado 30 y domingo 1

VIÑA ROCK – Crónica y fotos del sábado 30 y domingo 1

7
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
VIÑA ROCK 2011
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

Viña Rock 29, 30 de Abril y 1 de Mayo de 2011 – Recinto de Festivales de Villarrobledo – Albacete

Sábado

Amanecíamos (tarde) el sábado pero con perspectivas de día despejado, algo que rápidamente cambiaba en cuanto mirabas al cielo y veías nubarrones negros a lo lejos… Los mismos que descargarían a gusto dos tormentones a lo largo de la tarde, que iban a estropear y mucho la primera parte del sábado en el festival. Y es que una cosa es que haga frío, esté nublado o lo que sea, pero la lluvia te mata un festival… Menos mal que estaba previsto y los escenarios estaban totalmente protegidos porque, pese a que cayó de lo lindo durante la tarde, no hubo el mínimo atisbo de suspensión o problema realmente grave, fuera de la incomodidad y el mal rollo que dan este tipo de cosas en medio de un festival.

Al menos, ya más tarde el cielo se abrió y la noche estuvo tranquila y con temperatura más o menos agradable. Eso sí, no quiero ni imaginarme la situación en la zona de acampada con el barro, el agua, y los partidos de waterpolo que se tuvieron que organizar. Y por supuesto que esto tuvo mucha influencia en que la asistencia el sábado tampoco fuera ni de lejos la esperada, pero al menos los que allí estuvimos lo disfrutamos y capeamos el temporal a base de buenos conciertos, poniéndole, como se suele decir, al mal tiempo buena cara y ganas de disfrutar… aunque fue una jodienda, las cosas como son.

TRANSFER

Comenzábamos el día con calma y a la espera de lo que pasaba con el tiempo, comiendo tranquilamente y dando una vuelta de reconocimiento por la zona de acampada, charlando con amigos de los puestos, encontrándonos con compañeros de los medios para hacer nuestras cábalas de lo que habíamos visto el día anterior y lo que veríamos éste… Así, reconozco que no presté mucha atención a los primeros grupos del sábado, SUCIO, EL MUNDO DE WAYNE… Pero sí tenía muchas ganas de ver a los ya veteranos TRANSFER, una de las bandas de rock urbano que más me han gustado siempre con su propuesta honesta, callejera y cercana por bandera. Lástima que poco antes de comenzar empezaba a diluviar sobre Villarrobledo, con lo que la mayoría nos refugiamos debajo de las carpas mientras ellos comenzaban ante unos pocos valientes que, desafiando a la fuerte lluvia, les dieron a ellos las ganas de hacer un buen show, eso sí, muy deslucido como digo por el tormentón.

Así, grandes temas como "Falsos dioses" o "La gran mentira" se quedaron en poco mientras la mayoría les veíamos, sin dejar de cantar, pero escondidos bajo las dos carpas laterales. Curiosamente, fue tras la dedicatoria para la Iglesia, que ellos tienen mano con Dios, a ver si deja de llover,  de "El mismo mandamiento (Mentira y religión)" y el guiño de (al mal tiempo) "Buena cara", dejó de llover y de repente ellos recuperaban la sonrisa mientras el resto corríamos hacia el escenario para disfrutar en primera línea de lo que quedaba de actuación. Y es que pese a todo estaban sonando de puta madre y demostrando oficio y tablas para aburrir, además de agradecerle a su gente el apoyo pese a la lluvia. Iban terminando ya con la caña y sinceridad de "¡Dinero!" y una más fiestera "Bakalao", para rematar un concierto pasado por agua pero que pese a todo nos dejó muy buenas sensaciones tanto a los que seguimos desde hace años a los liderados por el entrañable Aris, como a los que simplemente querían buen rock n´roll nacional para arrancar el sábado. Eso sí, no sé porqué no cayó ese "Okupa y resiste" para cerrar que hubiera rematado de lujo…

KOP y GATILLAZO

Seguía lloviendo cuando se presentaban los catalanes KOP en el escenario Metálika, de la mano de su metal más moderno y potente y flanqueados por dos telones laterales y uno grande posterior con su logo. Aunque había bastante gente con el nombre de la banda en la boca hablando de sus conciertos del día (y es que es una banda bastante popular, además de polémica, dentro de sus círculos), lo cierto es que de nuevo la lluvia hizo que no mucha gente estuviera delante durante su actuación en la que desgranaron a gusto su propuesta reivindicativa y panfletaria. Lo cierto es que no los conocía y me sorprendieron con su mezcla entre hardcore y metal, en una onda que me recordaba (dentro de mi ignorancia del estilo) a S.A., KTULU e incluso MACHINE HEAD. De la mano de su cantante, Juanra (que estuvo en la cárcel 4 años acusado de colaboración con banda armada, algo que ellos siempre han negado pero que obviamente ya les ha marcado siempre, para bien y para mal), nos ofrecieron una buena ración de su "Acció directa" y claro carácter "Antisocial", para desgranar temas de sus dos etapas (separadas lógicamente por la encarcelación de su líder).

El caso es que el punto político nunca me ha atraído demasiado en las canciones de rock (al menos no de manera tan directa), y después de la curiosidad y sorpresa inicial me di cuenta de que tampoco eran mi estilo precisamente, así que me marché al escenario grande donde poco después serían los liderados por Evaristo, GATILLAZO, los que arrancarían en breve uno de los conciertos más netamente punkies de la noche, tocando tanto temas propios como esas pocas pinceladas de LA POLLA RECORDS que obviamente no podían faltar. Lenguaraz, particular y protestón como pocos (y feo, cada año más feo, jeje), ver y escuchar a Evaristo en cualquiera de sus proyectos siempre es un espectáculo, y eso que GATILLAZO es más rock que punk, líder aparte. Sabiduría y cosas muy claras pero siempre con el dedo índice por delante, además de repartir cera y patadas en el culo por doquier… Bien, como siempre… pese al segundo diluvio del día.

Tras esto, tenía curiosidad por ver a THE LOCOS, el proyecto en solitario de Pipi de SKA-P, del que me habían hablado bien a pesar de ser un rollo casi más ska que punk, y todo ello pasado por la particular batidora gamberra del espigado vallecano, que hace un show muy divertido disfrazándose de los personajes de las canciones y con ese hinchable gamberro como "mascota" del grupo en medio del escenario (como podéis ver en las fotos)… Pero coincidía con ANGELUS APATRIDA, que son palabras mayores, así que aparte de un par de paseos rápidos para tomar las pertinentes fotos que veis en el reportaje, me situé bien posicionado en el escenario metálico para ver una nueva descarga (ya sin lluvia, por cierto) de unos ANGELUS que, además, jugaban en casa.

ANGELUS APATRIDA

Lástima que, una vez más, no acompañara ni el público (ellos mismos dijeron que la vez anterior, ¡hace 5 años!, había mucha más gente delante) ni sobre todo el sonido del escenario Metálika que, nuevamente, "no tiraba" (y encima el concierto empezó sonando de manera muy embarullada, aunque luego se arregló en este sentido). Aún así, ANGELUS salieron a demostrar lo que son a día de hoy: una apisonadora sónica y una banda totalmente profesional que no tiene nada, absolutamente nada que envidiarle a cualquier formación que nos vendan como la nueva panacea desde el extranjero.

Como mejor saben hacerlo, desde encima del escenario, Los hermanos Izquierdo, Víctor Valera y David Álvarez reivindicaron otra vez que nuestra cantera de música cañera es increíble, siendo sin duda ellos mismos punta de un lanza de un movimiento que sigue con AGRESSION, LEGEN BELTZA o STEELGAR como el propio Polaco comentó al final del concierto. Pero antes hubo tiempo de repasar sus tres discos, de recibir toda la tralla del mundo, de hacer moshpits, molinillos e incluso un intenso "wall of death"… e incluso de recibir el impacto de una zapatilla (tirada más a modo de juego que a mala leche pero que, pese a la sonrisa sarcástica de Guillermo, no le hizo ninguna gracia… incluso dañó su clásica Jackson blanca de flecha: "como te pille luego te voy a atravesar con la guitarra, tío").

Así, sonaron cortes como "Blast off" de su reciente "Clockwork", como clásicos de su discografía que ya son "Give´m war" (que sonó brutal… antes del ataque), "Vomitive" o "Versus the world" (¡cómo me ponen esas melodías!) para cerrar con el recuerdo, como digo, a las bandas que poco a poco van sacando a la cabeza en nuestra escena thraser actual, a los que dedicaron "Thrash attack". Conciertazo una vez más de una de nuestras formaciones más rotundas, y que demostraron que se encuentran en plena forma y disfrutando de un momento muy dulce… aunque quizás éste ya no es su festival (al menos a nivel musical). Por cierto, curioso ver a ANGELUS teniendo delante más chubasqueros de colores que camisetas negras, jeje, tenía que decirlo.

RULO Y LA CONTRABANDA

Pasando ya al escenario grande, uno de los conciertos del día era sin duda el de RULO Y LA CONTRABANDA, que sin duda iba a alimentar el morbo de qué versión de LA FUGA se llevaba el gato al agua, si los que se fueron (Rulo y el guitarrista Fito) o los que se quedan. Y mis sensaciones son contradictorias, aunque de ambos saco cosas positivas y negativas (de los actuales LA FUGA lo comentamos cuando hable del domingo), pero lo que está claro es que ambos han perdido… y es que la química y la magia, relaciones personales aparte (que se lo digan a BARÓN ROJO por ejemplo), no funcionan igual por separado.

Dicho esto, está claro que la propuesta de Rulo ha calado muy bien entre la gente, algo lógico y esperado ya que él era el principal compositor y vocalista de la banda, aunque por otro lado ha perdido muchísimo toque roquero y se sitúa en esa peligrosísima línea que divide el pop del rock y que hace no mucho han cruzado bien convencidos gente como PEREZA o FITO (y no hablo de su guitarrista precisamente). Y es que lo nombro a propósito porque de hecho por ahí van totalmente los tiros, y todo ello contando con el carisma que tiene Rulo tanto compositor y como frontman (aunque de voz en directo va muy justito, por mucha pose y lo mucho que se lo curra y lo vive), que no es poco, así que me temo que de aquí a muy poco tiempo tendremos el próximo caso no de vendido, que quizás la palabra no es justa, pero sí de extraviado… aunque lo vaya a petar, de eso no me cabe duda.  

Dicho esto, que no es más que las sensaciones que tuve al 100% viendo el concierto, hay que decir que Rulo ha conformado una banda más que solvente (buenos músicos aunque con menos actitud roquera, especialmente su guitarrista "estrella"), y luego cuenta con el activo de unos temas que calan en la gente de maravilla, con ese discurso tristón de perdedor bohemio y encantador que casa tan bien con el público que aún no sabe si elegir entre el rock o lo que se le parece pero no llega (niñas pijas, adolescentes y pseudohippies, vale), y todo ello con su propio atractivo personal que para mí lo hace carne de cañón para la primera multinacional que esté al quite.

Por otro lado, se lo hace muy bien en directo (una cosa no quita la otra) y la banda suena perfecta, aunque los temas de LA FUGA son caballo ganador mientras que los suyos propios me parecen mucho más suaves y sobre todo manidos, exprimiendo en exceso sus letras marca de la casa, y apostando por bajar ese punto justo de volúmen y rock para entrar mejor en otros sitios (a posta o no, pero es lo que hay). Y es que cortes propios como "Cabecita loca" (con la que cerró y que es de lo mejor del disco), "A la baja" (un tostón), "Como Venecia sin agua" (llena de rimas contradictorias porque sí) o la sosísima y facilona "Mi cenicienta" (si esto no es un guiño a Fito, que baje Dio y lo vea), me dejaron helado, incluso cabreado, pero de repente el pie pisaba el acelerador y sonaba "Baja por diversión" (con toda la gente cantando), "Jaleo", la encantadora "Majareta" o esa particular filosofía de vida que es "Paquí y pallá", además de la gran "Buscando en la basura", y evidentemente que es otra cosa.

En fin, supongo que los peludos (de cabeza o de corazón) estamos condenados a aceptar que al gran público le gustan los roqueros pero domesticados, es lo que hay, ¿no? Una lástima porque el jodío es muy bueno…

ANGELES DEL INFIERNO

Y llegaba por fin el concierto que los pocos heavies del lugar estábamos esperando, el que realmente íbamos a disfrutar sin disfrazar la palabra rock y duro y heavy metal de cualquier otro epíteto. Y antes de nada, me quedo con una frase de mi amigo Marcos Rubio (organizador del Leyendas y Aupa Lumbreiras, con quien estuve en el concierto): "puedes ver bandas que tocan mucho mejor, que meten más caña, que suenan más duros, pero todavía no he escuchado en todo el festival una sola canción, quitando "Flojos de pantalón", como cualquiera que han tocado hoy ANGELES DEL INFIERNO"… y suscribo totalmente lo expuesto.

Dicho esto, y poniéndonos en situación: cuatro gatos viendo a nuestros legendarios ANGELES DEL INFIERNO (al menos en comparación con cualquiera de los otros dos escenarios), hay que decir que no las tenía todas conmigo respecto al concierto que nos ofrecerían Juan Gallardo, Robert Álvarez y compañía esta vez, y es que las dos últimas veces en España habían sido iregulares, especialmente la última en la fiesta de presentación del Metal Way de Zaragoza de hace dos años. Y lo cierto es que empezó bastante flojo, de la mano de un "Principio del fin" que sonó sin fuerza (y obviamente con el sonido del escenario bastante por debajo de lo que debería, aunque esto creo que lo voy a omitir, por no repetirme, en lo que queda) y con Gallardo todavía muy frío, congelado (imagino que ante el disgusto de ver tan poca gente delante… y mis amigos y yo no parábamos de repetirnos la frase: "tío, es VIÑA ROCK no un festival heavy"), con poca actitud, por mucha chupa de cuero y gafas oscuras, y con la voz muy justa. Encima, la continuación era con "Todos somos ángeles", con lo que las expectativas no eran las mejores…

Pero afortunadamente aquello empezó a carburar, Juan a cantar con ganas y a adueñarse del escenario, la banda a sonar y el público a calentarse de verdad a base de clásicos e himnos inmortales: "Prisionero", "Hoy por tí, mañana por mí", "Sombras en la oscuridad"… Conforme nuestras gargantas empezaban a sufrir, la de Juan se calentaba, a la vez que la sonrisa de Robert comenzaba a ser real y la guitarra blanca también sonaba ya a ANGELES, con esa personalidad, sonido y toque heavy de los 80 que no habíamos escuchado aún en todo el festival. Con "Rocker" y "Nada que perder" (¡cómo me ha gustado siempre este tema divertido y vacilón!) estábamos totalmente entregados y la banda ya ofreciendo el nivel que su caché e historia obliga. Por cierto, comentar la curiosidad del teclista que ahora lleva la banda, que lo hizo muy bien y le dio un punto guapo a los temas, y que ya no está el guitarrista Ix Valieri (037 e INFERNOISE) con ellos como la última vez que les vimos.

Seguíamos ya en una nube con esa emoción de poder cantar los temas que han marcado tu vida, incluso con alguno diferente como "Vives en un cuento", que siempre me encantó, antes de meternos en el momento emotivo de la noche con esas dos baladas únicas, irrepetibles y que nos pusieron los pelos de punta: "Pensando en tí" y "Si tú no estás aquí" (sí, Juan, así sí). Volvíamos a la tralla y a menear los pelos y hacer air guitar a gusto con "¿Dónde estabas tú?" (atención a la crítica feroz en la letra) y a la reivindicación de lo que somos de "Moriré con las botas puestas", y eso que lógicamente Juan ya no fuerza como antaño, pero sin duda esta vez sacó los temas más difíciles adelante con toda la experiencia, clase y garra del mundo.

Más temas distintos (y es que será por temazos en los cinco primeros discos de la banda), y la verdad es que disfruté un montón "Héroes del poder", incluso me gustó "Sangre", que nunca fue mi tema favorito del "Pacto con el diablo" precisamente (mientras se intercambiaban imágenes diabólicas en la pantalla y el escenario se bañaba de luces rojas… efectos que no eran de última generación precisamente, pero bueno, no quedaban mal). Iba quedando menos para cerrar pero aún teníamos clásicos en el tintero como "A cara y cruz" (que es curioso como se ha convertido en todo un himno), que sonó atronadora… incluso le perdonamos a Juan que nos cantara dos veces la misma estrofa y nos dejara sin dedicarle el tema a los políticos mamones que nos tocan los cojones y nos venden un futuro que no vale ni un duro; la imprescindible "666" (¡que levante la mano el que no ha bailado alguna vez en directo esta canción!, y no se le ha quedado la sonrisa correspondiente), además de ese "Fuera de ley" para poner sobre el tintero lo que es el heavy metal, antes, ahora y siempre (aunque se le volviera a pirar la letra a Juan… ainnnns).

Aún quedaban los bises, el primer grupo (y casi único) que lo hizo, y es que estábamos asistiendo a los mejores 10 minutos que vivimos en todo el festival… y posiblemente en todos los VIÑAS que he asistido, con una interpretación estratosférica y más que emotiva de la mejor balada que se ha hecho nunca en este país: "Al otro lado del silencio" (introducida al teclado, por cierto), y sonando, ahora sí, como no había sonado ese escenario en todo el día. Realmente emocionaba ver a toda la gente, muy pocos heavies como digo (al menos vestidos como tal), pero todo el mundo cantando al unísono con los ojos cerrados, ¡impresionante! Sólo quedaba una bala en la recámara, y ese MALDITO en las pantallas anunciaban que venía el himno entre himnos, el tema más heavy de la banda y ese clásico inmortal que nos hizo a muchos meternos en esto. Y sí, "Maldito sea tu nombre" sonó, y Juán lo cantó como antaño, demostrando que con ganas aún puede hacerlo cuando quiere. Y es que los clásicos son los clásicos, eso es impepinable…

En definitiva, un concierto que sin duda fue de menos a más y que, ahora quitándome la máscara de fan, creo que recupera la credibilidad perdida para ÁNGELES DEL INFIERNO en España… Y espero de corazón que no nos decepcionen la próxima vez, pero al menos en VIÑA ROCK volvieron a ser un nombre a la altura de su leyenda e historia (a pesar de llevar más de 15 años sin sacar un disco precisamente a este nivel, que no se me olvida).

SOZIEDAD ALKOHOLICA

Como decía en el comentario general, fue el concierto con más gente (junto al de BOIKOT) de todo el  VIÑA, algo que no deja de ser curioso siendo S.A. una banda no precisamente comercial y accesible, pero así son las cosas y lo cierto es que allí estaban a la par los punkies, roqueros, hippies, metaleros e incluso algunos raperos… todos juntos para ver a los vascos SOZIEDAD ALKOHOLICA arremeter contra todo a base de tralla y más tralla. Y pese a esto, ellos siguieron a lo suyo, a sonar sin concesiones, aunque con un toque más modernizado y pesado que es precisamente el que tienen en sus últimos trabajos.

Destacar de todas formas que esta vez hicieron un repertorio con alguna mirada extra a sus primeros trabajos de lo que hubo en el Getafe En Vivo el verano pasado (que fue la última vez que los había visto) y que aparte de cortes más actuales como "Piedra contra tijera" o "Perra vida", nos ofrecieron sorpresas como "Cienzia asesina" o "Sin dios ni ná", además de los habituales "Ratas", "Criminalización" o "Motxalo", entre otros, antes del cierre esperado con "Nos vimos en Berlín" (rematado con el guiño a su vacilona versión del "Rumore" de Rafaela Carrá, por cierto), que puso a toda la explanada a botar para poner punto final a un gran concierto, que sonó como un cañón y que fue de las actuaciones del festival… Y es que S.A., te gusten o no y por supuesto polémicas absurdas y conspiraciones retrógradas aparte (que les han dado bastante publicidad, una cosa no quita la otra), siguen siendo una trituradora encima de un escenario.

AVALANCH

Nos cambiábamos una vez más de escenario, y ahora era el turno de los asturianos AVALANCH, una banda que creo que poco a poco han cogido su punto y a día de hoy están en una forma excelente, sonando además más roqueros, melódicos y atemporales (sin dejar de lado su vena actual) que cuando nos sorprendían con trabajos más duros y modernos, en mi opinión, como "El hijo pródigo" y "Muerte y vida". Así, Rionda, Francisco Fidalgo, Ramón Lage (que tiene una energía impresionante en directo) y compañía ofrecieron una versión muy solvente de lo que es actualmente AVALANCH en directo, y además sonaron mejor que otras bandas en ese mismo escenario, las cosas como son.

Curioso el detalle, por cierto, de la camiseta de ANGELUS APATRIDA que portaba el cantante, muy activo y vitalista, como siempre, y de la mezcla entre contundencia y elegancia que creo que cada vez consiguen mejor en directo. Hablando de temas, presentaron algún corte de su reciente "El ladrón de sueños" (que me sigue alucinando su portada, por cierto), como "Donde estoy" aunque, como suele ocurrir en estos casos en los conciertos en festivales, que además son más cortos, suele haber más espacio para canciones clásicas como fueron "Delirios de Grandeza" (muy coreada), "Lucero", "Alas de cristal" u "Hoy te he vuelto a recordar", de su trabajo anterior, "Muerte y vida". De todos modos, en algún momento había que ir a cenar y por ello no vi el final del show, que la noche se estaba haciendo larga y en algún momento había que parar…

Final

Y después de un reparador bocadillo y un nuevo paseo por los puestos, me acerqué a ver qué tal se lo hacían los legendarios punk/hardcoretas/crossovers RATOS DE PORAO, pero después de tres o cuatro temas a toda pastilla, que hacían más ruido que otra cosa (de verdad que me sentí como un abuelo pensando "qué cosas más raras escuchan los jóvenes de hoy en día"… si no fuera porque RATOS DE PORAO no son precisamente una banda nueva, jeje). Y es que estoy mayor para la música sin melodía y los gruñidos (con todo el reconocimiento para su historia e influencia desde mediados de los 80, para SEPULTURA los primeros, lo sé), así que con todos mis respetos para Joao, el Gordo y su banda, les dejé con su mítico "Crucificados pelo sistema" y me marché con mi música a otra parte.

Es más, la madrugada del sábado al domingo ni siquiera vi nada de IRATXO, que cerraba en el escenario grande esa noche (ni había visto a RAIMUNDO AMADOR, que coincidía con AVALANCH), ni tampoco a las bandas tributo (en este caso a RED HOT CHILI PEPPERS, PLATERO Y TU y RAGE AGAINST THE MACHINE… que me dijeron que las tres eran muy buenas, especialmente la última) y me marché a la cama que aún quedaba el domingo completo.

 


Domingo

Después de un sábado largo y pasado por agua, sobre todo por la tarde, finalmente nos encontrábamos el domingo con el sol y el buen tiempo, que más vale tarde que nunca, ¿no? (y eso que luego por la noche fue el día que más frío hizo de todos, pero no nos adelantemos). Así, nos esperaba un día completo de festival, si bien en este caso con un cartel sin demasiados puntos álgidos o bandas realmente grandes, pero sí con conciertos interesantes y muy variados que íbamos a disfrutar a lo largo de todo el día, eso sí, con el cuerpo y la cabeza ya más machacados después de dos días completos de festival.

 

SEGISMUNDO TOXICÓMANO

Comenzaba el día festivalero para mí a eso de las 17:30 (con la calma, vale, pero es que si no, ¿quién aguantaba hasta el final?) con los vitorianos SEGISMUNDO TOXICÓMANO en el escenario principal. Como era de esperar, con el sol brillando en lo alto y bastante calor, la explanada estaba hasta arriba de gente para disfrutar de uno de los primeros conciertos importantes del día, y es que poco a poco "Los Segis", como decían algunos, se han hecho un hueco importante dentro de la escena punk rock estatal, a base además de letras menos obvias y más interesantes que algunos de sus compañeros estilísticos.

Con el público totalmente de su lado y bajo una enorme y guapa pancarta (con su logo y la impactante portada de su último trabajo), nos atacaron desde el principio con su mezcla de rock urbano, punk y buenas melodías, y con referencias de bandas tanto del lado más netamente punk del norte como puedan ser CICATRIZ o LA POLLA, como también esos REINCIDENTES o BARRICADA, que son la base de toda banda del estilo que quiera sonar roquera. De todos modos, ellos ya tienen cinco discos y un directo a la espalda, con lo que se han labrado su propia historia y reputación, algo que refrendaron en VIÑA ROCK a base de himnos como "Mi vida" (con aquello patas arriba), la punkarra y vacilona "Por tí voy a cambiar", una más roquera y combativa "Último asalto" o su particular versión del "England belongs to me" de los británicos COCK SPARRER, rebautizada como "Eukadi" (y es que allí huele a Spiz, como cantaban en una parte del estribillo).

No, bromas aparte, una gran banda de directo, ahora en formato de trío, y que creo que en su estilo se han convertido en una de las formaciones clave listas para liderar a la nueva generación de punk/rock urbano de este país, cuando los Rosendos, Evaristos, Drogas y demás comiencen poco a poco a flaquear. En VIÑA ROCK al menos se lo llevaron de calle…

 

DARK MOOR

Para ver a una banda tan musical y preciosista como DARK MOOR fuimos muy pocos los que nos plantamos delante del escenario metalero a media tarde para ver a la exquisita banda liderada por Enrik García, único miembro original que queda en la formación. Es absurdo discutir a estas alturas si el grupo tiene mala suerte o si en este país no sabemos apreciarles como merecen, que posiblemente las dos cosas sean ciertas, pero la verdad es que su propuesta barroca, preciosista y exquisita, no pegaba nada con un festival como VIÑA ROCK y menos a las 18:30 de la tarde.

Sonaron bastante bien, nítidos y muy limpios, y demostraron que son un grupazo, pero lo cierto es que no congeniaron con la gente y además se hace difícil disfrutarles en estas condiciones cuando, además, tienen que llevar muchas orquestaciones, teclados, coros y demás totalmente grabados, y ya digo que en un festival así y con toda la solana en la cabeza… pues cuesta meterse en ambiente. También creo que no acertaron con el set, con muchos cortes de su último trabajo, "Ancestral romance", y prácticamente ninguna mirada a sus primeros tiempos, aunque esto ya es una observación estrictamente personal.

Viña Rock 2011Chapeau para la banda, que se lo curraron de lo lindo intentando en todo momento levantar a los pocos que tenían delante y ofreciendo una propuesta musical realmente de libro, destacando a un Alfred Romero que es un cantante soberbio (con una gran variedad de registros) y además con esa chispa y gracejo andaluz que rompe un poco con el punto más académico y serio del que podría pecar el grupo en directo. Por cierto, detalle friki al canto, y es que me gustó el bajo modelo Billy Sheehan (con cuerdas rosas) del bajista Mario. También, personalmente me gustó mucho el trabajo del batería, Roberto Cappa, y a su vez me quedo con algunos temas como la rimbombante "Mio Cid", el preciosismo de "The chariot", la elegancia de "Love from the stone" o la tralla de "Alaric de Marnac" (que trata sobre un asesino despiadado que mutilaba a sus víctimas, como lo presentó Alfred).

Finalmente nos agasajaron con su particular versión de "La canción del pirata" (totalmente diferente a la que horas después nos ofrecerían TIERRA SANTA en el mismo escenario), para cerrar con "On the hill of dreams" de su anterior "Autumnal", ante los aplausos de los presentes pero con una sensación agridulce. No sé, a lo mejor es que no está hecha la miel para la boca del asno (y hablo refiriéndome a mí), pero lo cierto es que costó ver a una banda como DARK MOOR a pleno sol y en un festival como VIÑA ROCK… y creo que a ellos también se les hizo algo cuesta arriba.

 

HABEAS CORPUS

Sin ser seguidor de los madrileños, me parecieron una banda interesante, aunque les costó levantar a la gente, que se mostraron algo expectantes ante la mezcolanza de estilos de unos de los veteranos del hardcore/metal de nuestro país, HABEAS CORPUS. De la mano de los originales MARS (cantante) y el guitarrista Chifly, además de la voluntad y buen rollo del bajista Víctor (que ya lleva unos cuantos años con ellos), poco a poco consiguieron hacerse con el concierto mezclando canciones combativas de todas sus épocas y sonando muy cañeros pese a todo. Temas como "A sangre y fuego", "Cada vez más odio", o la supercañera "La razón", junto con algún corte de su melódico nuevo trabajo, "A todo o nada", (que ha generado mucha polémica entre sus seguidores más puristas), pero que personalmente me gustó bastante lo que escuché, especialmente un "Fanáticos católicos", que sonó con unas melodías de guitarra inusuales para una banda como ellos pero que les quedó niquelada.

Para "Mano de hierro" no se cortaron en pedir un círculo enorme de gente bailando y haciendo moshpits al final, además de un gran "wall of death", que llevaron a cabo con éxito como podéis ver en las fotos (la verdad es que fue muy divertido, incluso me quedo con la frase del cantante pidiendo entre risas que se uniera "el de la camiseta de MURO", recordando su pasado más heavy). Finalmente remataron con "Fascismo nunca" al grito de "¡para la gente que se empeña en ser libres!"… es decir, todos nosotros.

TXARRENA

Después de HABEAS CORPUS la elección era o BANDA JACHÍS u HORA ZULÚ (ambos conciertos con bastante buena asistencia), pero aquí el menda se tomó un descanso antes de acometer uno de los conciertos imprescindibles para mí del festival. Y es que una de las bandas que más ganas tenía de ver eran los liderados por el Drogas, en este año que BARRICADA se están tomando un merecido lapsus. Ya de noche y con bastante expectación se presentaban en VIÑA ROCK la actual encarnación de TXARRENA, cuyo primer proyecto data de hace 18 años, y que ahora Enrique Villarreal ha vuelto a recuperar de la mano de un gran "Azulejo frío", que está gustando mucho (pese a que es un poco largo).

Con una banda en la que destaca una bestia (ahora de las baquetas, como cuando empezó… de hecho, me hizo mucha gracia cuando el Drogas le presentó como "una tormenta de hostias", ¡qué crack!) como es Brigi de KOMA, que cada día está más grande el tío, y dos integrantes de LENGUA DE TRAPO como son "El Flako", bajista roquero (con gafas de poli malo, Rickenbaker en ristre, y peinado y expresión del rock), y Txus, guitarrista, TXARRENA demostraron en directo que son una banda de garaje, carretera y rock n´roll de toda la vida de lo más coherente. De hecho, ya los ví en Madrid hace algunas semanas y de nuevo salí de VIÑA ROCK con la misma buena sensación que en la Joy Slava de la capital… Y es que la banda suena tela, tiene mucho rollo, se les nota que realmente disfrutan de la experiencia y luego es que el Drogas encima del escenario tiene ese carisma, fuerza y aura especial de los grandes de este país. Fijaros que es feo, pequeñito y además últimamente anda algo encorvado, empequeñecido incluso cuando lo ves paseando por el backstage con esa pinta de viejo/sabio roquero inconfundible, sus Allstars rosas y su chaqueta de cuero curtida en mil batallas, pero luego encima del escenario usa el bastón como trampolín para mostrar toda la fuerza y actitud del mundo, destilando chispa y personalidad en cada letra, comentario y chascarrillo, y se le nota feliz, realmente desinhibido y disfrutando de la experiencia como digo.

Y claro, nosotros desde abajo no le íbamos a la zaga, desde el comienzo con "Salvaje mirar" y esos toques rocanroleros, gamberros, nocturnos y "barriqueros" en el fondo (que de casta le viene al galgo) que tiene TXARRENA. Entregados desde el primer acorde y sonando muy bien, fueron cayendo cortes de sus dos trabajos, y con la gente cantando bien a gusto, que diría el propio protagonista: "Que rompa este silencio", la gamberra "Ella no para", con todo el feeling del mundo, "Todos los gatos", "Pelea de barro", "El lobo feroz" (con careta incluida e incluso una Caperucita entre el público, como se aprecia en una de las fotos del momento)… Con el público rendido ante la evidencia de que al final los grandes son los amos de la barraca por derecho, los que dominan el escenario como nadie y los que tienen ese algo especial que hace que las miradas no se posen en otro lado, nos regalaban la versión del "Frío" de ALARMA, un tema que TXARRENA ya bordaron en su primer disco y que en el VIÑA mantuvo toda la magia del mundo. Y finalmente se marchaban de la mano de "Empujo p´aquí, empujo p´allá" del primer disco y ese temazo llamado "Azulejo frío" que da título a este segundo. Muy grande y posiblemente lo mejor del domingo, al menos para un servidor… ¡A gusto!

BRUJERÍA

Era el turno en el escenario metálico de otra de las sorpresas internacionales, en este caso de la mano de la caña de los mexicanos BRUJERÍA, quiénes evidentemente han perdido mucha de su efectividad inicial aunque no su fuerza y su pegada, además de su mensaje 100% subversivo. Lamentablemente, fuimos de nuevo muy pocos los que nos acercamos a ver a tan legendaria formación (con más de 20 años de historia entre unas cosas y otras, por cierto). Además, lo cierto es que era extraño ver sobre el escenario a un grupo formado por gente tan importante como Shane Embury (bajista de NAPALM DEATH, aquí guitarrista), Jeff Walker (bajista de CARCASS), Adrien Erlandsson (reputado batería de gente como PARADISE LOST y que ha tocado con grupos como AT THE GATES, CRADLE OF FILTH o THE HAUNTED), además de Juan Brujo y Pinche a las dobles voces, y que no estuviéramos más de 300 o 400 delante, por mucho que la propuesta no sea precisamente popular.

Enmascarados como bandoleros (es marca de la casa) y con un enorme telón "virginal" de fondo, lo cierto es que la banda suena como un cañón y con toda la rabia del mundo (asesinos a más no poder los riffs de una leyenda del grindcore como es Shane "Krusty" Embury) aunque ya digo que el impacto inicial está muy diluido a estas alturas y el concierto se quedó como una curiosidad para un festival como VIÑA ROCK pero poco más. Mucha consigna y riffs agresivos desde el escenario en temas tan rotundos como "Anticastrista", "Colas de rata", "El desmadre", "Brujerizmo", "Echando chingazos" o el clásico "Matando güeros" para cerrar, machete en mano, con el que comenzó la aventura allá por 1989 en una fiesta en Tijuana (México), con la participación entonces de gente como Dino Cazares o Raymond Herrera de FEAR FACTORY entre otros. Y vale, el secretismo inicial, identidades misteriosas y la implicación política de los antaño proscritos BRUJERÍA (buscados incluso por el FBI por sus nombres de narcos, al menos es lo que contaba la leyenda) hace largo tiempo que pasó a mejor vida, pero lo cierto es que recordar algo que tuvo tanto gancho a mediados de los 90 tenía su punto.

LA FUGA

 

Volviendo al toque más popular del festival, otro de los atractivos del VIÑA 2011 era ver la actual encarnación de LA FUGA, tras la disgregación que antes comentábamos hablando de RULO Y LA CONTRABANDA. Pues bien, como decía en el comentario del sábado, es evidente que ambas encarnaciones de la banda han salido perdiendo, y aunque los actuales LA FUGA se han quedado el nombre y el toque más netamente roquero, está claro que han perdido muchísimo en el cambio de cantante… Y no es que Pedro (ex MR. FLYIN), la nueva adquisición a la guitarra y voz lo hiciera mal, pero la magia y la chispa de los temas está en la voz de Rulo (es el mismo caso de si PLATERO Y TU volviera con un cantante que no fuera Fito, por hacer una analogía de un caso similar… pues no puede ser), y sin él la formación suena muy diferente, con menos personalidad y encanto. De todos modos, ¡ole sus narices! (o su morro, que las dos versiones me valen) de seguir adelante, aunque luego tiraran lógicamente de la mayoría de temas que, compuestos por Rulo, han hecho tan grande a la banda. Eso sí, por mi parte no soy quién para valorar la decisión de Nando y Edu de seguir adelante con el mismo nombre y tocando los mismos temas, aunque será el tiempo el que les dé o quite la razón a unos u otros, pero creo que todavía hay tela que cortar al respecto.

Por otro lado, al final del concierto había diversidad de opiniones, y eso que a nivel de audiencia está claro que hubo mucha más gente viendo a LA FUGA que a RULO Y LA CONTRABANDA, pero el grueso de ambos conciertos fue muy similar y ya digo que creo que ambos han perdido con el cambio (aunque reitero que lo de Rulo tiene pinta de ir muy, muy arriba… aunque por otros derroteros). Y a nivel de temas, pues era lógico que hubiera grandes éxitos del pasado de LA FUGA junto a algunos cortes de su reciente "Raíces" ya con la nueva formación: "Negociando gasolina", "Majareta", "Pedazo de morón", "Baja por diversión" o "Ganas" (más sosa) y la guapa "Arde el viernes" (la que colaboran en el disco Alberto Cereijo de LOS SUAVES y Boni de BARRICADA, imprimiendo precisamente raíces, y que sonó más potente en directo que en estudio), estas dos del último, para terminar con "P´aquí, p´allá" y rematar con un outro de "Hell´s bells", queriendo remarcar tal vez sus raíces netamente roqueras. En definitiva, dos bandas haciendo lo mismo pero a medias, una pena…

TIERRA SANTA

Y cerrábamos la noche, ahora de nuevo en el escenario Metálika con la vuelta de TIERRA SANTA (coincidiendo con BERSUIT, con lo que la elección estaba clara), que después de su reunión y su fantástico nuevo trabajo, era obligada su presencia en muchos de los festivales veraniegos de este año, primera parada en VIÑA ROCK. Me gustó comprobar que sí hubo más gente delante de los riojanos que en otros conciertos en el mismo escenario, y además sonó con más fuerza y volúmen que los anteriores del día. Ya les había visto hace algunos meses en la presentación en Madrid, y me gustó verles ahora ya más rodados, normal tras ese óxido obligado de estos dos años en el dique seco que se quita sólo a base de conciertos. Además, personalmente me encanta el toque más clásico que les aporta el teclado de Juanan Sanmartín, que junto a los clásicos Ángel, Arturo y Roberto, además del batería David, ofrecieron un concierto del nivel que tenían TIERRA SANTA antes de su separación en 2008, y que poco a poco van recuperando… y es que el que tuvo retuvo… y además lo mantuvo, ¿qué no?

Y siempre se ha dicho que son algo sosos sobre el escenario, pero no sé, supongo que forma parte de la personalidad de la banda, pero al menos en VIÑA ROCK no fue así, y lo cierto es que desde el principio al final hubo sonrisas e interactuación de la banda con el público, muy buena comunión (aunque la audiencia estuvo paradilla, las cosas como son, sería cosa del frío que pegaba fuerte ya a esas horas de la noche) y es que ya digo que había ganas de verles en su regreso. El caso es que ellos son sencillos pero efectivos, y al final tienen algo en las canciones que llega a la gente y que les han convertido en lo que son: una de nuestras bandas grandes de heavy metal de la actualidad.

Mezclando cortes de su reciente álbum de regreso, "Caminos de fuego", como el tema título, con el que abrieron, u otros temas que suenan de lujo en directo como "Reina de Egipto" (una de mis favoritas, mezclando parte lenta y movida) o la muy coreada "La leyenda del holandés errante", con sus clásicos como "Corazón indomable", la rápida "Alas de fuego", una imprescindible "Legendario", la emotiva "Una juventud perdida" o "Mejor morir en pie" (y eso que eché de menos el toque netamente hardroquero de los temas de "Apocalipsis", del que sólo cayó una intensa "Nací siendo libre"), hicieron las delicias del respetable (y sonando muy bien y ya digo que mucho más rodados que cuando les ví en Madrid allá por noviembre o así). Para el bis, era obligado el cierre con "La canción del pirata", que sí que animó por fin al público y al final nos dejó con ganas de más.

Final

Y nada, la verdad es que ya estaba machacado después de tres días de festival y la opción de BOIKOT (con la explanada hasta los topes) no me atraía nada, lo reconozco… y es que hace muchos años que me dejó de convencer su propuesta y sobre todo su discurso de punk facilón para adolescentes que quieren asustar a las abuelas (si es que alguna vez lo hizo). Sí hubiera querido ver a los granadinos ESKORZO, pero el cuerpo me dijo "basta", al menos a nivel de conciertos grandes por este fin de semana. Lo que sí pude ver fue un rato de los fantásticos CULT TO CULT en el escenario de versiones, una banda buenísima de rock n´roll de alto voltaje que imitaban de lujo a THE CULT y que lo hicieron de maravilla homenajeando temas tan buenos como "Here comes the rain" o "Fire", ¡qué bandaza!… No puedo decir lo mismo de TÓKAME LA POLLA, homenaje a LA POLLA RECORDS pero que por contra eran bastante malos (oye, no siempre se puede acertar con estas cosas) y además no me gustó nada la mezcla entre juventud, actitud punk de tercero de la ESO y discurso trasnochado que el propio Evaristo no hubiera aprobado, así que después de tres o cuatro cortes como "Alicia" o "La chica Yé-Yé" (con la colaboración de Chiquitín, de SKA-P y BOIKOT) me marché, que ya había tenido demasiado VIÑA ROCK por el fin de semana… Y me dio rabia perderme a una banda genial como son LA LEÑERA, pero mi cuerpo me estaba pidiendo cama y manta (que hacía un frío que pelaba) desde hacía rato, así que a eso de las 5 de la mañana, que se dice pronto, enfilé con mi amigo el Macarrón el camino hacia el hostal despidiéndome del VIÑA ROCK 2011 hasta otra ocasión.

Texto y fotos: David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Galería de Fotos:

Sábado

KOP

THE LOCOS

ANGELUS APATRIDA

RULO

AVALANCH

 


Domingo

DARK MOOR

HABEAS CORPUS

TXARRENA

BRUJERIA

TIERRA SANTA

7 COMENTARIOS

  1. Vaya puta mierda de crónica. ¿Por qué no os habeis limitado a comentar solo los conciertos heavys para así ahorraros decir semejantes gilipolleces sobre los grupos que normalmente no tienen cabida en esta página (lease Rulo, La Fuga, Bersuit)…?

    Otra opción habría sido mandar a un “cronista” menos cerrado…

    • Gracias por tus amables palabras, “Juanka”, es un placer trabajar para gente como tú, hacer fotos durante los tres días, ver conciertos desde las 4 o 5 de la tarde hasta idem de madrugada, y escribir 15 páginas de crónica completa para recibir semejantes halagos. Es un placer ser tan cerrado para hablar por igual de grupos heavies, roqueros, punkies, metaleros, hardcoretas… (y lo siento, pero para hablar de hip hop, ska, chill out y tecno ya no me da mi limitada cabeza, experiencia y gustos… ¡ah!, ni la linea editorial de la página que estás leyendo).

      De todas formas, es un lujo tener la suerte de poder trabajar en un medio como https://www.rafabasa.com donde tienen cabida lectores tan abiertos y agradecidos con nuestra labor como tú. Gracias, como digo, por tu opinión, tu respeto y tu educación para con nosotros en general, y en concreto con mi esfuerzo y trabajo (y opinion).

      Gracias a personas como tú y a comentarios como el tuyo es una inmenso placer poder expresarme en un medio como éste, y nos encanta lo bien valorados que nos sentimos cuando leemos opiniones tan constructivas y agradables como las que nos dedicas. Un saludo muy afectuoso, “Juanka”, y que sigas disfrutando de nuestras crónicas, nuestro trabajo y nuestras opiniones en https://www.rafabasa.com

  2. A ver, tampoco es para ser tan drástico como Juanka ni para tomarselo tan mal como David. Yo supongo que Juanka se queja de los errores que hay en las crónicas de los grupos que no son del estilo de David, ni de esta web, y que por tanto es lógico que haya esos errores (como por ejemplo decir que perra vida es una canción “actual” de SA, cuando es de su primer disco allá por el 1991 si no recuerdo mal). Entonces pues se puede entender que haya gente que diga: si nunca hablais de esos grupos, para hablar sin mucha idea mejor que no lo hagais. Pero por otro lado hay que valorar que David haya hecho el esfuerzo de ver grupos que no son de su rollo para poder hacer una crónica lo mas completa posible, que deje satisfechos a muchos seguidores de esta web como yo que también nos gustan esos otros estilos. Además que deja claro en la crónica cuales son sus gustos, no engaña a nadie.
    Por último, tampoco me gusta lo de calificar a la gente de cerrada. Si a una persona le gusta solo el heavy, para mi no es ni cerrado ni abierto ni leches, son sus gustos y punto. Y no creo que sea ni mejor ni peor que otra persona a la que le guste heavy, punk, rock, hip hop y música tradicional portuguesa.

  3. de verdad que los que queremos al heavy metal dimos una nueva leccion al no acudir a este patetico evento proetarra y que nada tiene que ver con nosotros.lo siento por las pocas bandas heavys k fueron pero se deberian plantear si acudir a este tipo de festivalillos politizados y lamentables es adecuado para una banda de metal

  4. en primer lugar yo tampoco entiendo ke se hagan cronicas de esos grupos,pero bueno,el ke no kiera ke no las lea,en segundo lugar decirle a VENOM71 ke la gente acude a este ”patetico evento proetarra” pq le da la gana y kiere pasarselo bien y si se puede ver algo de heavy mejor,muchisima gente pasa de politikeo y kiere pasarlo bien,pero klaro,tu eres el mas ”listo” y lo sabes todo,el unico patetico aki eres tu!! las bandas se palntearan lo ke les de la gana,y tu deberias plantearte si tu madre se metio jako x la vena en el embarazo y si es adecuado ke sigas aziendo el ganso y faltando el respeto en esta web