Inicio Lanzamientos A-Z SCAR SYMMETRY – The Unseen Empire

SCAR SYMMETRY – The Unseen Empire

1
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

 

Discografica: Nuclear Blast
Puntuación: 7,5/10

SCAR SYMMETRY – The Unseen EmpireYa acostumbrados a la ausencia de Christian Älvestam y por ende a los nuevos SCAR SYMMETRY, solo cabía esperar que el segundo trabajo en la nueva etapa de los suecos estuviese a la altura de un “Dark Matter Dimensions” que irrumpió de la forma más inesperada en los planes de quienes nos disponíamos a enterrar al grupo con la marcha de su vocalista. Bien mirado, quizás fuera algo drástico teniendo en cuenta que son Jonas Kjellgren y Per Nilsson los arquitectos de este sonido, pero es que es cierto que muy pocos esperaban un disco tan a la altura como aquel, tan digno que incluso, por qué no, pudo haber sido el mejor hasta la fecha (sobre gustos no hay nada escrito), un trabajo que primero respetaba la identidad de los SYMMETRY de manera escrupulosa y después le daba una nueva forma, refrescándola con nuevos matices y sobre todo un nuevo par de voces a la altura en lo melódico y, seamos francos, superior en las guturales, savia nueva que además les permitió girar más que casi en toda su historia, algo que antes era casi imposible y una auténtica pena, que una banda tan original y exquisita en estudio no pudiera llevar su material al escenario por culpa de la apretada agenda de un vocalista que además en directo dejaba bastantes dudas…

Ahora eso ya es historia, porque se ha demostrado que este grupo puede sonar tan bien o mejor con dos buenas voces como las de Lars y Roberth y a la vez evolucionar y reciclarse, algo que empezaba con un soberbio disco en 2009 y que continúa ahora con “The Unseen Empire”, un buen disco que nos trae algunas novedades más integradas en ese sonido habitual de SCAR SYMMETRY tan esclavo de la melodía que les puso en el mapa, pero también con algo menos de brillantez y maestría de la que nos tienen acostumbrados al menos en lo que se refiere a sus composiciones y al regusto que dejan tras su escucha.

De hecho, “The Unseen Empire” es un disco bastante diferente a lo que sugiere su comienzo con “The Anormaly”, un muy buen tema muy “estándar” de SCAR SYMMETRY, buen death melódico de cautivadoras melodías y buenas dosis de ‘riffing’ pesado y versatilidad vocal, con unas limpias fijas y unas guturales que van desde lo agudo a lo más grave, a lo más gutural propiamente dicho, donde ‘Robban’ es una aténtica apisonadora. A partir de ahí, temas más reconocibles van mezclándose con otros más experimentales, algunos bastante diferentes a lo que estábamos acostumbrados, que a veces funcionan mejor y a veces peor, pero que en general muestran una clara intención de SCAR SYMMETRY primero de llevar su sonido tan lejos como la imaginación se lo permita (a veces demasiado), y segundo de empujar sus límites a nivel técnico tanto por las estructuras, sensiblemente más complejas y menos directas que en trabajos anteriores, como por los riffs/ fraseos, como por los solos, cuya importancia y complejidad se ha disparado.

Esto hace que “The Unseen Empire” sea un trabajo menos fácil de escuchar al menos en el primer contacto, pero para nada que sea un disco peor, o al menos no por ello. Sí es cierto que aquí hay algunas composiciones realmente originales y a un nivel técnico altísimo, pero también creo que el grupo esta vez se ha olvidado un poco de ese equilibrio entre el material más técnico que siempre les ha caracterizado y las melodías y estribillos más accesibles, que los hay, pero en menor proporción. Para mí esa fue siempre la esencia del grupo, esa dualidad que ahora aquí se ha visto algo resentida de forma innecesaria, desde mi punto de vista, porque creo firmemente que puede hacerse un disco más técnico y complejo sin perder un ápice del gancho que siempre han tenido, y eso es lo que creo que ha “fallado” en este último, que aun así es un muy buen disco, que quede claro. De hecho, SCAR SYMMETRY han querido compensar esa mayor carga técnica con un disco más corto, de sólo 9 temas en 43 minutos, sabedores de que este más que cualquier otro trabajo puede llegar a hacerse algo pesado.

“Illuminoid Dream Sequence” es un ejemplo muy bueno de las nuevas miras que ofrece quinto trabajo de los suecos. Un tema con atmósferas marcadísimas y guitarras eclécticas antes de la primera estrofa y luego con un desarrollo en las mismas al más puro estilo PAIN, sin un estribillo muy definido ni ostentoso, dejando el protagonismo de manera muy clara a esas estrofas en las que hay de todo, hasta un tempo de death a piñón en el que falta pegada, por cierto. Eso sí, el ‘tapping’ en este tema es una gozada… Con “Extinction Mantra” volvemos a sorprendernos con un sampleado de corte arábigo/ indio mientras desarrollan una especie de groove/ math aplastante y salvaje, que de nuevo falla un poco en las melodías y en la propia personalidad del tema, al que le falta un algo que se siente y que hace que cueste más engancharse…

“Seers Of Scheraton” es otro buen ejemplo de cómo SCAR SYMMETRY han enrevesado las cosas a nivel técnico/ compositivo, un tema que te vuelve loco con sus cambios, sampleados repentinos, solos y hasta ritmos de rock progresivo a lo YES mientras Roberth se desgañita, que como como pieza de música resulta brillante, pero que no termina de meterte en su desarrollo anárquico y casi hasta elitista. Además este es un trabajo que descoloca por partida doble, porque cada tema es diferente al anterior, como demuestra después “Dominion Agenda”, un tema en el que de repente se vuelven sencillos y amenos, sin florituras más allá de un solo que esta vez busca transmitir más que demostrar, pero que no termina de conseguirlo del todo… Lo mismo sucede con “Astronomicon”, otro tema raro y con sampleado y efectos vocales de corte muy moderno o con “The Draconian Arrival”, un tema más a medio tiempo pero con mucho cambio más centrado en las voces y la creación de atmósferas lúgubres, muy novedoso igualmente y alejado de la línea que habían trazado con sus discos anteriores.

En definitiva, estamos ante lo que casi definiría como una revolución en el sonido de SCAR SYMMETRY que no termina de convencer del todo precisamente por lo rompedor del cambio. Sí, demuestran ser unos instrumentistas fuera de lo común que tocan lo que quieren y cuya imaginación no tiene límites conocidos, ¿pero acaso no lo sabíamos ya? ¿Dónde queda la armonía y la pasión a la hora de interpretar temas que de verdad lleguen al oyente?

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)
Twitter: @Jorge_del_amo

Lista de temas:

  1. The Anomaly
  2. Illuminoid Dream Sequence
  3. Extinction Mantra
  4. Seers Of The Eschaton
  5. Domination Agenda
  6. Astronomicon
  7. Rise Of The Reptilian Regime
  8. The Draconian Arrival
  9. Alpha And Omega

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. Bueno, partiendo de que no lo he escuchado todavía me gustaría comentar que el que en este disco se hayan perdido parte de esas melodías tan accesibles y pegadizas no significa que hayan perdido su esencia.
    De hecho a mi este grupo me encanta pero hay temas en donde suenan un tanto happys, un elemento que en grupos como Soilwork y compañía me resulta un tanto chirriante y que no termina de cuajar bien en ese sonido tan híbrido de influencias, como es el metal sueco (en mi modesta opinión).

    Además con el tiempo me he dado cuenta que un vocalista con dualidad de estilos (gutural y limpio) en estudio suena bien pero en directo la cosa no es tan sencilla. Andar cambiando de registro en un directo no puede dar un resultado bueno durante un tiempo prolongado.
    Pienso que la inclusión de 2 vocalistas cada uno para lo suyo puede dar mucho juego, además de unos directos mucho mas contundentes y bien realizados.

    Aunque todavía la imagen de dos frontman en un bolo pueda resultar extraña, ya va siendo hora de que las cosas se hagan como se tienen que hacer y no dejarse llevar por modas. Un vocalista por muy bueno que sea en gutural y limpio, no puede cantar esa dualidad en directo con demasiada brillantez, y durante mucho tiempo.
    Es mejor tener dos vocalistas y hacer las cosas bien que tener uno que en directo esté a medio gas.