Inicio Entrevistas Entrevistas Texto CROWN OF THORNS – Entrevista con Jean Beauvoir

CROWN OF THORNS – Entrevista con Jean Beauvoir

0
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
CROWN OF THORNS

Entrevista con Jean Beauvoir

LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

Dentro de pocas semanas, la banda de culto de rock melódico CROWN OF THORNS tocarán en Madrid, con Jean Beauvoir (ex PLASMATICS, VOODOO X…) al frente. Con la fantástica excusa de fondo del concierto, nos pusimos en contacto telefónico para charlar con el gran multiinstrumentista, cantante y compositor, un tipo encantador, por cierto. Aquí tenéis la completa entrevista:

 – Hola Jean. Es un placer charlar contigo…

Jean.- ¿Qué tal, tío, todo bien?

Jean Beauvoir– Sí, por supuesto, aquí en Madrid con muchas ganas de hablar contigo. Para empezar, te diré que entre mis 25 canciones favoritas del rock melódico de todos los tiempos hay una con las que tú tienes mucho que ver: "Dying for Love", del álbum "Crown Of Thorns" de 1993. ¿Qué me puedes contar alrededor de esa gran canción? ¿Cómo surgió y qué significa para tí tras todos estos años?

Jean.- Hace ya unos cuantos ya, ¿verdad?… Verás, yo siempre he tratado de escribir de cosas que me pasan a mí o a la gente de mi entorno, o sobre emociones, cosas en las que creo y sentimientos que llegan a la gente porque son cuestiones que todo el mundo comparte. "Dying for love" trata un poco de esto, de la búsqueda por ese gran y mágico amor, especialmente en España (risas)… No, estaba bromeando, pero ya sabes a lo que me refiero, porque todo el mundo está buscando esto tan especial, y es hacia lo que la vida acaba evolucionando de diferentes maneras.

De todos modos, al final se trata de poner esa temática en tesituras de una canción de rock, y llevar esa emoción al punto de que le pueda tocar a la gente de algún modo. El caso es que no eres el primero que me habla de esta canción en concreto, y es que creo que es uno de mis temas que más ha conseguido tocar a la gente emocionalmente. Pero vamos, básicamente trata de las personas que están desesperadas por encontrar ese amor único y mágico.

– Siguiendo con esta idea, entre mis 20 álbumes favoritos de melodic rock tampoco faltaría tu disco con VOODOO X, "Voodoo X The Awakening". ¿Qué supuso para tu carrera ese álbum? ¿Qué recuerdas de esa etapa?

Jean.- Es curioso que lo menciones porque lo pensé hace muy poco… El caso es que llevé a mis chavales a Universal, en Orlando, al parque temático que hay allí sobre Harry Poter, y es increíble el mundo que habían creado. Yo nunca he sido un seguidor de la saga, vale, pero el caso es que cuando paseas por allí y ves la ambientación, los castillos, y todo lo que se ha creado, te quedas alucinado, y es que la verdad es que siempre me ha encantado este tipo de cosas. Por otro lado, yo soy de Haití, y mi familia siempre ha estado muy metido en temas de vudú y en cosas así muy espirituales. De hecho, mi tío es un sacerdote vudú, mi hermana una sacerdotisa… Así que de alguna manera desde pequeño he estado rodeado de cosas relacionadas con espíritus, creencias, formas diferentes de pensar y demás. No sé, creo que por un lado es algo misterioso, pero por otro es parte de la vida…

Entonces, cuando creamos VOODOO X en su momento, Jorn Uwe, mi compañero en la banda, y yo quisimos experimentar un poco con lo que considerábamos que eran las cosas más grandes que la vida, quiero decir, temas espirituales y sobre todo misteriosos, más que religiosos. Nos gustaba el misterio y las cosas que te llevaban a otros lugares, si sabes lo que quiero decir. Entonces, todo el concepto de VOODOO X giraban en torno a esto, y de hecho, grabamos los videoclips en ceremoniales reales de Vudú en Haití, y las canciones también trataban de transportarte como a otro mundo.

– Vaya, eso no lo sabía…

Jean BeauvoirJean.- De hecho, por ejemplo está en el videoclip de "Voodo queen", que trataba de una chica que iba caminando por la calle en Nueva York y luego iba viendo diferentes símbolos y demás. Por eso también cada miembro de la banda tenía su propia representación simbólica: por ejemplo yo era la máscara, Uwe era la daga… Cada uno teníamos un rol que de alguna manera ayudaba a meternos o a mostrar ese mundo místico o misterioso que de alguna manera queríamos mostrar, como se ve en el videoclip, que la segunda parte se rodó directamente en Haití como te decía.

Jean BeauvoirEntonces, el disco tenía mucho que ver con la fantasía en general, y es que es un concepto que me encanta. Me gusta el hecho de pensar en meterte en otros lugares y esas cosas, y por eso quise hacer un trabajo totalmente basado en esto. Por otro lado, al final en el disco también se metieron otros conceptos y no fue todo mística, fantasía y simbolismo, sino que también había rock y hablábamos de la fuerza que puede tener un riff encima del escenario para transportarte a otro lugar, por ejemplo. No sé, temas como "I´m on fire" o "Like a knife" tenían temáticas poderosas aunque sí es verdad que supeditadas un poco al tipo de mundo del que hablábamos en VOODOO X.

También es interesante mirar un poco atrás a veces y ver lo que estabas pensando entonces, te ayuda a mantenerte en la realidad actual (risas)… En la vida real me refiero, pero por otro lado no siempre tienes la oportunidad de introducirte en un mundo de fantasía, no siempre nos podemos permitir ese lujo como por ejemplo sí hacen los críos. De todos modos, fue un disco muy importante para mí en el que simplemente quise profundizar algo más en esto que te estoy contando. De hecho, me gustaría volver a retomar este proyecto o este concepto cuando tenga la oportunidad…

– Bueno, hablemos del presente. Hace semanas se anunció que CROWN OF THORNS vendrán a Madrid para realizar un único concierto el 27 de abril. No os veo en directo desde que tocasteis en Inglaterra en el GODS OF A.O.R. de 1996. ¿Cómo será el show? ¿Qué distará de aquel que pude ver en el 96? Adelántanos todo lo que puedas en cuanto a la actuación se refiere…

Jean.- Bueno, no quiero contaros demasiado porque entonces ya lo sabríais y no querréis venir (risas). Pero bueno, básicamente tocaremos temas mayormente de CROWN OF THORNS, aunque habrá algunas sorpresas como un par de temas de VOODOO X, quizás uno que escribí para los RAMONES… No sé, quiero sorprender a la gente y aportarles varios sabores diferentes durante el mismo concierto. El caso es que no toco en España desde hace muchos años, no sé exactamente porqué pero así han sido las circunstancias.

El caso es que el tiempo va pasando y de repente te ves 15 años después y dices: "espera, ¿qué pasa aquí?". Por eso la banda está realmente excitada con la posibilidad de ir a vuestro país y ver a nuestros fans de allí, así que nada, la idea es ir y ofreceros el mejor show que podamos, daros lo máximo que tengamos y esperar que la gente salga contenta y satisfecha del concierto. Eso es todo lo que vamos a hacer, tratar de hacer lo mejor posible para que lo disfrutéis y que saboreéis diferentes cosas en una misma noche de rock.

– Recuerdo claramente desde que os vi en directo que, aparte de las canciones en sí, el show gira alrededor de tí. Creo que hay algo mágico en tí, hay magia, hay una personalidad única, y cuando un showman sube al escenario, eso se nota. ¿Qué tienes que decir de tu personalidad especial?

Jean.- No es algo que tenga que decir yo (risas)… No sé, yo sólo hago lo que hago, y sólo trato de entretener a la gente. De todos modos, he estado un par de años sin actuar y es cuando me he dado cuenta de lo que lo estaba echando de menos y de lo cómodo que me siento encima de un escenario. La verdad es que no sé muy bien cuándo tomé la decisión de volver a tocar en directo de nuevo, pero el caso es que creo que es bueno tomar distancia de las cosas para darte cuenta de lo importantes que son.

Adoro estar sobre el escenario, y tocando de nuevo en directo me he dado cuenta de lo que amo la música y lo que me gusta comunicarme con los fans. Es que ese sentimiento es único, mirarles a la cara desde arriba, verles sonriendo…, y sabes que les puedes aportar felicidad o tristeza según la canción, pura emoción. Bueno, es algo que he oído en voz de mucha gente y me hace feliz, por supuesto. Quiero decir que a la gente le gusta verte sobre el escenario y es genial, aunque bueno, también estarán los que no quieran verte (risas), pero ya sabes, soy yo mismo sobre el escenario, hago lo que puedo y doy lo que tengo.

– De todas formas, cuando te ví en vivo, encuentré algunos guiños, algunos detalles tuyos que me recuerdaron algunas poses y actitudes muy a lo Paul Stanley de KISS…

  Jean.- Pues mira, no es ninguna tontería porque es algo que me han dicho bastantes veces. Es que las cosas de alguna manera se revierten, quiero decir que cuando dos personas son amigos, al final puede surgir cierto parecido. El caso es que Paul y yo nos conocemos desde hace muchos años y hemos pasado mucho tiempo juntos, especialmente si miramos atrás. Nosotros salíamos mucho juntos, íbamos a tomar algo, a bailar, íbamos a los clubs y discotecas… y la verdad es que éramos muy cercanos. Y claro, estoy seguro de que ciertas influencias se te pegan. Es un poco como cuando vas a una discoteca con tus amigos cuando eres joven y miras un poco a un tipo que te llama la atención, y te fijas en cómo viste, cómo habla, cómo se mueve…, ya sabes, estas cosas. Y nosotros solíamos hacer cosas así, nos fijábamos en quién conducía, a dónde nos apetecía ir…

Entonces, pues sí, reconozco que pude haber cogido ciertos detalles de Paul que me gustaban y que me influenciaron, y además siempre he sido un gran fan de KISS. De todos modos, yo pienso que tus influencias siempre son un compendio de mucha gente, y al final todas ellas se mezclan con tus cosas propias para marcar quién eres. Es como en una canción, que hay muchos acordes, notas y demás, pero es cosa de cómo lo mezcles para que salga una música u otra. El caso es que todos tocamos las mismas notas pero al darle un tratamiento diferente al final salen cosas distintas, ¿no?, y es que lo que le hace a uno ser particular o personal.

– Sí, es verdad…

Jean.- Así que bueno, hay mucha gente que me gustaba y que eran grandes encima de un escenario, y por supuesto Paul es uno de los mejores en esto y siempre lo ha sido. Pero por ejemplo Jimmy Page o Robert Plant, cada uno en su estilo, son grandes "actuadores", quiero decir que hay muchos, y todos hemos aprendido un poquito de ellos y de alguna manera han sido una influencia para los artistas posteriores. El caso es que KISS o LED ZEPPELIN son dos de las bandas más grandes de la historia, así que no creo que sea nada negativo que alguien me diga que me han influenciado. De hecho, me parece un buen cumplido (risas).

– Volviendo a CROWN OF THORNS, ¿qué está haciendo la banda en el presente? Quiero decir, aparte del show en Madrid, ¿en que estáis involucrados? La verdad es que os había perdido la pista desde vuestro álbum "Faith" de 2008…

Jean.- Creo que no lo había mencionado pero he estado trabajando los últimos años junto a Little Steven en una compañía para ayudar a otras bandas. Pero reconozco que quizás es el momento para traer a CROWN OF THORNS de vuelta. El caso es que ya he aprovechado mi experiencia y, pese a que los tiempos han cambiado mucho, creo que hemos hecho cosas positivas en la compañía. Pero vamos, el caso es que hemos tenido mucho trabajo en estos años y no me ha permitido dedicarme como debería a la banda o a mi carrera musical en sí, porque estaba muy ocupado preocupándome por… ¡otras bandas! (risas). De hecho, han sido 6 años en los que no le he dado la oportunidad a la banda.

Es más, el disco "Faith" fue difícil porque lo híce entre medias de muchas cosas, pero al final no pude hacer actuaciones ni presentarlo en directo como me hubiera gustado. Pero ya es el momento para mí de concentrarme de nuevo en lo que quiero hacer y seguir a mi corazón. Por eso ahora estamos planeando hacer muchas más cosas con CROWN OF THORNS de nuevo, por ejemplo tenemos conciertos en Noruega, en Suecia, luego haremos Madrid, después tenemos un par de actuaciones más adelante en Nueva York, saldrán más conciertos… Y también me gustaría ponerme ya a trabajar en un nuevo disco, y me gustaría sacar de hecho un nuevo EP como presentación en mayo o junio. Pero vamos, la idea es como una primera piedra de toque de cara a un nuevo disco, y sobre todo volver a sacar a la banda a la luz.

– Entiendo que la compañía de la que me hablas es Renegade Nation, fundada por Little Steven como comentabas, y donde tú tenías un puesto ejecutivo.  Cuéntanos algo más sobre en qué consistía o consiste tu trabajo y cometido en la empresa. ¿Cómo es el Jean Beauvior no netamente músico, por decirlo de alguna manera?

Jean.- Pues la verdad es que soy CEO de la compañía, director ejecutivo, y me ocupo de bastantes cosas relacionadas con negocios… Vale, de hecho, dirijo la compañía junto con Steven (risas), la verdad es que es un trabajo importante, y tenemos un par de estaciones de radio en Estados Unidos, un programa de radio sindicado y corporativo a nivel mundial, en el que Steven es el DJ, por cierto, tenemos contratos de management y distribución por todo el mundo, una compañía de discos que vende en Europa y Estados Unidos, fichamos a bandas para el sello. También hacemos programas de televisión, traemos a gente de Europa para actuar en programas musicales aquí en América y viceversa… Así que bueno, ha sido una gran experiencia pero te aseguro que he vivido un período realmente ocupado.

De hecho, Steven y yo creemos mucho en esto, y él se ha podido ocupar del tema cuando ha tenido tiempo libre de Bruce Springsteen (ndr: Little Steven es uno de los guitarristas de la banda del Boss desde tiempos inmemoriales). En su momento me propuso que me tomara un descanso de sacar discos y de hacer cosas como músico y le acompañara en esta experiencia, y fue lo que híce y lo que he hecho en estos últimos años. Ha sido genial, y de hecho la empresa continúa y Steven sigue al frente, pero yo he tomado la decisión hace algunos meses de retornar a mi actividad netamente musical. Ya he tenido demasiado de la parte empresarial a modo de dedicación diaria porque siento que me estaba perdiendo la parte creativa, que ahora quiero recuperar.

– Vamos a volver atrás de nuevo, y es que vuestro primer álbum "Crown of thorns" me parece uno de los mejores discos de melodic rock de la historia. ¿Qué me puedes contar del LP, del ambiente que rodeaba a la banda en aquel entonces…?, ¿cómo fue crear la banda y grabar aquel disco? (en un período que recordemos que no era el mejor momento para el hard rock en 1993)

Jean BeauvoirJean.- Fue una gran experiencia, pero no hubo premeditación o algo así. El caso es que después de VOODOO X yo seguía buscando cosas, y de hecho me ofrecieron un buen contrato para hacer un disco en solitario, pero por alguna razón en ese momento no quería hacerlo sólo. No sé, me gusta el ambiente de las bandas, el formar parte de algo, ya sabes, el ser una parte de una entidad más grande. No sé cómo explicarlo pero es un poco la sensación, es un feeling diferente comparado con hacerlo sólo.

Por otro lado, conocía a Mikkey Free desde hacía tiempo, igual con Tony Thompson… Además, es curioso porque éramos tipos negros que nos gustaba el rock n´roll, que era algo que casi nadie había tenido la oportunidad de hacer, y yo había sido un poco el primero con PLASMATICS y tal. Luego Mikkey Free había estado con SHALAMAR, y Tony con CHIC, aunque también participó en la reunión de LED ZEPPELIN entonces. Entonces, cuando surgió la oportunidad de hacer esto fue una gran oportunidad y le dije a la compañía que, en vez de un disco en solitario, porqué no hacíamos un disco de CROWN OF THORNS, que fue lo que hicimos. El caso es que yo conocía a Paul (Stanley) y Micki era amigo de Gene (Simmons), con lo que les propusimos la idea y nos apoyaron para que el tema fuera para adelante.

– ¿Tan sencillo como eso?

Jean.- No, porque de todos modos, a día de hoy tengo que reconocer que fue bastante confuso porque hubo demasiada gente involucrada: el productor Beau Hill, el sello, los ingenieros, técnicos de sonido… Demasiada gente metiendo mano, con lo que al final fue un poco lioso porque había como muchos jefes en el tema (risas), demasiada gente queriendo mandar quiero decir. Entonces, fue un poco complicado hacer el disco pero a su vez fue una gran experiencia, disfrutamos mucho y creo que es un álbum que destila mucho gusto, mucha esperanza y buenas vibraciones. Creo que al final salió un disco muy bueno, la verdad.

Por otro lado, es verdad lo que me decías, que en ese momento en América el grunge estaba emergiendo con mucha fuerza, y lógicamente no eran los mejores años para sacar un disco de rock melódico de este tipo. Al final las compañías piensan en el negocio, piensan que son los dioses de la música y ellos deciden el destino de las bandas o los discos en cada momento, y obviamente pensaron que era mejor apoyar el grunge que otras cosas. También en parte era lógico porque en ese momento podías invertir 50.000 dólares en un disco, meter varias notas desafinadas y vender millones de copias, así que les compensaba claro. Eso era más barato que invertir en grandes vídeos, giras en pabellones y estadios (risas), ya sabes.

El caso es que fue el momento de decir stop a esto, y nos pilló justo en medio, pero bueno, pese a todo tuvimos un éxito razonablemente grande, al menos a nivel local, y en Europa también. Fuimos capaces de sacar un disco importante, salió  en todo el mundo, y al final es un clásico. Así que bueno, fue un buen trabajo, lo pasamos bien haciéndolo, y de todos modos fue de alguna manera fácil de componer, aunque había muchas decisiones políticas y manos detrás, como te decía, pero aún así fue creativamente un trabajo sencillo y cómodo de hacer.

– Es que sigue habiendo mucha gente encantada con ese disco…

Jean.- Fue un trabajo musicalmente muy satisfactorio, vaya, seguro que sí. Y me encanta que a día de hoy las sensaciones de la gente sigan siendo positivas con respecto a este álbum. Es una pena que a día de hoy los discos ya no valgan nada, y a los libros poco les queda (risas), ¿sabes lo que quiero decir?… Pero bueno, ahí estará para siempre y creo que fue una gran experiencia hacer ese disco y sigo teniendo muy buena impresión cuando lo escucho.

– Es verdad que eran tiempos difíciles para el rock clásico, pero el caso es que hicisteis un disco inconmensurable, aunque CROWN OF THORNS no terminó de despegar, se quedó en grandes elogios de la prensa, de los fans pero la banda no se convirtió en un grupo enorme, en la banda que por méritos propios debería haber sido.

Jean.- Sí, eso es verdad…

– Quiero decir que el status de CROWN OF THORNS no se elevó a la altura que a todos nos hubiera gustado. Incluso girasteis como banda invitada de BON JOVI y VAN HALEN en el 95, pero el grupo no se consagró entre los grande, ¿porqué?… ¿No te queda un poso algo triste por esto?

Jean.- Pues sí, de alguna manera tengo esa sensación. Pero bueno, nunca sabes lo que te deparará el destino cuando haces algo, aunque no te puedes plantear las cosas en plan "¿porqué pasa esto?, ¿porqué no pasó?, ¿porqué no hice esto?, ¿porqué no híce lo otro?, ¿debería haber hecho eso?… Es la vida, que está hecha de aciertos y errores, y luego, ¿quién sabe?, pudo ser la suerte, el momento, fallo mío… un montón de cosas. El caso es que no puedes pensar esto siempre porque de hecho no puedes hacer nada para arreglarlo.

Por otro lado, y respondiendo a tu pregunta, sí, siempre queda ese poso de pensar porqué las cosas no fueron de tal manera, pero sinceramente no sé la razón. Pero bueno, el caso es que nunca es tarde para renacer, así que debo hacer el máximo esfuerzo para volverlo a hacer y esperar a ver qué te tiene reservado la vida en este sentido. Ésta es la única manera en la que enfoco este tipo de cosas actualmente.

– Hablando de vuelto último trabajo, no me terminó de convencer "Faith". En mi opinión, faltaban hits, faltaban canciones mágicas, esas canciones que sí había en vuestro debut discográfico "Crown of Thorns"… Siento decírtelo, pero es mi opinión, y es que al disco le faltaba mucho para ser un "discazo". Háblame de vuestro último disco y de mi opinión no muy positiva…

Jean.- Mira, la música es un tema muy raro porque lo primero es que es algo subjetivo, cuestión de gustos, ya sabes. Pero vamos, no eres el único que me dice esto, y el caso es que yo nunca estoy 100% satisfecho con lo que hago, lo reconozco. Y es curioso porque, cuanta más música haces y más llevas en esto, menos satisfecho estás (risas). Pero bueno, cuando estoy trabajando en un disco, siempre pienso que el mejor que he hecho, o al menos que estoy cerca de esto,  aunque luego te enfadas contigo mismo cuando no es así. Luego, por ejemplo en los últimos meses he vuelto he escuchar todo el material que he hecho y grabado en mi vida, todo, para ver dónde está la magia y el secreto, ya sabes. Entonces, al final estoy en parte de acuerdo sobre "Faith", no sé, quizás había demasiadas canciones lentas, pero el tema es que cuando lo estás haciendo no piensas en esto, sino que siempre pasa después (risas).

Al final las cosas son como son y, nada, se trata de intentar hacer un nuevo disco mejor ahora, dar lo máximo y ya está. Es un poco como me pasaba con VOODOO X, que siempre me ha gustado pero nunca he pensado que fuera tan bueno hasta que años después de oír cosas excelentes sobre la banda, lo he vuelto a escuchar y es cuando te das cuenta de la magia que tenía. Es que la música es un arte muy extraño, amigo mío, pero está bien, y yo respeto la opinión de cada uno y aprendo de ellas, por supuesto. Quiero decir que escucho mucho a los fans y a los periodistas cuando hablan de mi música, y respeto lo que ellos tienen que decirme, les escucho e intentaré hacerlo mejor la próxima vez.

– Tú eres un gran compositor desde hace muchísimos años tanto para tí y tus bandas como para muchos otros artistas de muy diferente índole. Hay algunos músicos que cambian su forma de componer con el paso de los años. ¿Por qué crees que pasa esto? ¿Se pierde el feeling, la magia?

Jean.- La chispa para componer, o el saber hacerlo, mejor dicho, no se pierde nunca, pero sí es cierto que se pierde frescura y por eso digo que es bueno de vez en cuando tomarte un descanso. Por ejemplo ahora he estado unos seis años apartado y creo que ha sido muy importante para darme cuenta de lo que lo necesitaba y para recuperar la ilusión y la pasión en general por volver a hacer canciones. Incluso he vuelto con más ganas que antes, y es por esto, por ese parón, que creo que era necesario y que ha sido positivo.

  Por ejemplo he podido viajar a Escandinavia a componer varias cosas allí, porque soy uno de los compositores de Universal Publising, y por ejemplo he estado trabajando en Noruega durante cuatro días, y en Suecia otros 14, y he estado haciendo cosas con equipos compositivos totalmente diferentes prácticamente cada día. Y ha sido genial porque he descubierto la magia de nuevo, el trabajar con gente totalmente desconocida y poder hacer canciones diferentes cada día, volver a sentir la chispa de la composición. Te pones un día desde las 10 de la mañana a trabajar en varias canciones para una gente, y luego al día siguiente lo mismo pero con gente totalmente distinta (risas), y es genial. Para mí lo importante es seguir teniendo ganas de crear música, que fluya la creatividad que pensaba que estaba un poco dormida. Pero vamos, la verdad es que no sé de donde sale esa creatividad, o la magia o como se quiera llamar, simplemente estoy sentado, me pongo a componer y surge algo.

– Es que el que nace compositor…

Jean.- Es fantástico y siempre lo he hecho, pero es genial haberlo recuperado y poder volver a hacerlo ahora pero estando mucho más fresco. De todos modos, al final una gran canción es una gran canción, y no importa con quién lo hagas o para quién, el estilo que sea me refiero: rock, funkie, balada o un tema de RAMONES (risas). El caso es conseguir el feeling y la atención del que lo escucha, sea cuál sea el tipo de audiencia que hay delante. Claro que no es lo mismo la audiencia de Britney Spears que la de RAMONES pero tú tienes que hacer las mejores canciones posibles, y es lo que he hecho siempre en mi vida. El reto está en intentar hacer algo cada vez mejor, y luego esperar que funcione, claro (risas), porque en el fondo se trata de eso. 

– Para ir terminando… ¿Qué deparará el futuro para Jean Beauvoir y para CROWN OF THORNS?

Pues lo primero que tengo en mente es tratar de tocar en directo lo máximo que pueda, además de componer bastante y lo mejor que pueda. Por otro lado, me quiero concentrar en CROWN OF THORNS, aunque seguiré componiendo también con otra gente, supongo. Quizás pueda hacer algo en solitario también, pero no quiero confundir cosas y prefiero concentrar todas mis energías en sólo una cosa o dos, no mucho más. También, seguramente actúe en una película americana, que se rodará en julio, y para la que compondré la banda sonora.

Así que bueno, básicamente seguiré siendo creativo y haciendo música, aunque ya te digo que prefiero concentrarme en tocar en directo y hacer nuevas canciones. De todos modos, habrá que ver la reacción de la gente, pero si quieren vernos, yo lo haré, aunque si no quieren… (risas)… entonces tendré que hacer algo más, creo. Pero vamos, confío en poder hacer lo que tanto adoro.

– Ok, pues muchas gracias por tu tiempo, Jean, ha sido un placer y nada, la última palabra es tuya.

Jean.- Pues nada, gracias a todos por apoyar a CROWN OF THORNS y por apoyarme a mí, y eso, que estamos deseando ir a España, así que mantener las orejas y los ojos bien atentos para lo que se os viene encima. Espero veros en el concierto de Madrid y a ser posible en más conciertos en el futuro en España.

Rafa Basa