Inicio Entrevistas Entrevistas Texto LUJURIA: Entrevistón con Óscar Sáncho, previa a su presentación en Madrid

LUJURIA: Entrevistón con Óscar Sáncho, previa a su presentación en Madrid

12
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
AYRA - Silent Veil
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
LUJURIA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

   Aprovechando la gira de XX aniversario en la que están envueltos LUJURIA actualmente, la visita próxima a Madrid, y tan señalada fecha en sí, nos ponemos en contacto con nuestro amigo Óscar Sancho, cantante del grupo, para que nos ponga al día de todo esto y nos hable de estos 20 años de historia de una de nuestras bandas más importantes de heavy metal en esta profunda y muy interesante entrevista. La entrevista es bastante larga y detallada, y la podéis leer a partir de aquí:

– Buenas tardes, Óscar, siempre es agradable charlar de nuevo contigo, en este caso con el tema del XX aniversario y la gira de celebración que estáis realizando en estas fechas. ¿Qué tal anda la banda?, ¿cómo nos resumes en pocas palabras la actualidad de LUJURIA?

LUJURIAÓscar.- También es un placer para mí… Me has hecho reír nada más empezar, como se nota que me conoces y ya vas dejando las cosas claras: "En pocas palabras" (risas)… Bueno, trataré de no enrollarme mucho pero no prometo nada que ya me conoces…

Sobre la actualidad de LUJURIA, hay un chiste circulando por ahí sobre Zapatero que dice que le llaman el Tampax porque está en el mejor sitio pero en el peor momento. Así andamos nosotros, somos "Los Tampax (risas), estamos mejor que nunca, en el mejor sitio de nuestra carrera pero… Y seguro que preguntas más adelante por la asistencia a conciertos, la situación actual del rollo y ahí me explayaré un poco más explicando esto, pero eso, en el peor momento.

– En estos días estáis tocando todos los fines de semana y recorriendo toda la geografía española, algo que no todas las bandas pueden decir a día de hoy, teniendo buenas ofertas de Sudamérica y con un disco bajo el brazo, "La llama eterna", que creo que está consiguiendo buenos resultados y críticas muy positivas. No es mal bagaje para entrar en la tercera década de existencia como banda, ¿no?

Óscar.- Pues la verdad es que no. Como siempre dijimos, el hábitat natural de LUJURIA es un escenario, y por ello estamos dispuestos a todo, así que ahí andamos recorriendo la Piel de Toro y disfrutando mucho. El disco "Llama eterna, (sin el artículo, que "La llama eterna" es un disco de AVALANCH… –ndr: cierto es, valga la puntualización pues-), se está entendiendo y la gente ya lo va recibiendo con cariño cuando han comprendido que es mucho más que un disco de versiones y además, como dices, de Latinoamérica van llegando ofertas.

Yo creo que hay dos razones importantes: La primera es que LUJURIA no ha dejado de trabajar nunca, de tal manera que creo que debemos ser la única banda que llega a su XX aniversario sin haber parado, desaparecido, descansar unos años y volver. En fin, que han sido XX años todos dedicados al metal en cuerpo y alma, y eso la gente lo empieza a valorar. La segunda es que somos una puta piña, no nos importa el dinero, no miramos si tras un concierto hay que repartir o pagar a algún músico contratado, sino que salimos a tocar a darlo todo por esto que amamos, y la gente lo nota. Entonces, tras 20 años siempre ahí y demostrando que de verdad llevamos esto en el alma, la peña ha empezado a "adoptar" a LUJURIA. Estamos muy contentos con eso

– Empezamos si quieres comentando los conciertos de la gira de XX aniversario. ¿Cómo han ido hasta ahora?, ¿qué tal la recepción de la gente en los que habéis hecho hasta ahora?

Óscar.- Bueno, aquí empiezo a contarte porqué en mi primera respuesta te dije que éramos los Tampax: La audiencia en general ha decaído, eso lo primero, pero entendemos perfectamente que la peña anda sin pasta así que no sólo no voy a llorar sino que queremos agradecer de todo corazón a cada persona que se está acercando a vernos en estos conciertos. Pero no sólo la peña anda mal de pasta, sino que, como las estrellas internacionales andan que venden menos, pues se tiran a la carretera mucho más que antes, así que ahora tenemos más conciertos que antes y menos pasta que nunca, y así es difícil llenar salas.

Con esto claro, te diré que estamos muy contentos de cómo nos están recibiendo en todas partes, tenemos mucho que agradecer a la gente de LUJURIA, que lo da todo en cada concierto y que acude a vernos, pero como nos gusta contar siempre la verdad, hay que decir que las audiencias han caído un poco. Es que LUJURIA no va a ser esa banda "fantasma" que viene diciendo que va llenando a tope, pero siempre somos honestos y por eso te lo cuento, porque te repito, no sólo no nos quejamos sino que estamos agradecidísimos a los que han venido a vernos hasta ahora y a los que van a venir.

– ¿Qué tipo de conciertos estáis haciendo?… Quiero decir, cuéntanos a nivel general la estructura de estos conciertos, tipo de set que estáis ofreciendo y qué sorpresas o detalles concretos te apetece contarnos de esta gira.

Óscar.- Hemos entrado en el año del XX aniversario mientras estábamos presentando "Llama Eterna", y eso ha hecho que la gira de este disco no hubiese llegado a muchos sitios, por lo que el repertorio es una mezcla: hay importancia de "Llama Eterna" (además, ¿qué mejor manera de celebrar XX años que rindiendo homenaje a los que abrieron el camino?) y hay temas antiguos que hace tiempo no tocábamos, para rematar con los clásicos ya imprescindibles de LUJURIA.

Sobre detalles, pues a ver, para nosotros es muy importante el grupo invitado (o los grupos, que hay sitios que metemos dos cuando se puede). Entonces, cuando nos dejan (que a veces el grupo invitado lo pone la sala o el patrocinador del bolo si lo hay), procuramos invitar a un grupo de la zona que esté abriéndose camino. Tenemos que asegurar el futuro del movimiento y, en donde nos es posible, invitamos a músicos históricos de la zona, por ejemplo en Barna pudimos hacer "El heavy no es violencia" con Domingo Gallardo de BRUQUE. Tenemos invitados también en Madrid pero seguro que me preguntas por ello más adelante, así que me espero para comentar esto…

Cómo siempre decimos (y reiterando el respeto siempre hacia el resto de fechas), la capital manda. De hecho, viene Madrid dentro de poco, el 11 de marzo concretamente, en un concierto muy especial en la sala Caracol. Háblanos en concreto de cómo será el concierto de Madrid, que sé que tenéis muchas ganas y además tenéis varias sorpresas preparadas para esta fecha.

LUJURIAÓscar.- ¿Ves? Si antes lo digo… (risas). Pues en Madrid tocamos en Caracol, que está también en su XX aniversario. Esa sala es emblemática para LUJURIA porque ahí dimos nuestro primer bolo como banda ya reconocida en la escena. Lo recuerdo perfectamente, que fue con AZRAEL. Entonces, la sala ha tenido el detallazo de contar con nosotros para juntar ambos aniversarios, así que estamos deseando que llegue y agradecer tanto cariño a Caracol, una sala con la que hemos crecido. En cuanto a sorpresas ya las hemos contado aquí hace unos días… Vamos con WILD de teloneros, que son una clara apuesta de futuro, y luego hemos invitado a tres musicazos a los que admiramos: a Luis García, ex batería de SOBREDOSIS (y KING KONG y ÑU…), que hoy por hoy es el mejor batería de este país (¡ya veréis a qué nivel está!); a Manolo Arias, que es un superclase al que todos conocéis de sobra, tiene más historia en el rock que la pantalla del Canci, toca como un diablo y, ¡coño!, los que fuisteis al Leyendas ya lo sabéis, es mi padrino (risas). Y por último tenemos a Leonor Marchesi (la conocéis la mayoría por SANTA, pero ella es argentina y tiene allí dos discos con PÚRPURA, dos trabajos en solitario y atentos que anda montando banda y grabando) en la voz.

Es todo un honor para LUJURIA tener a este trío de ases que seguro van a hacer disfrutar mucho a la peña que se acerque al bolo. Y como somos unos putos románticos, hemos convencido a Caracol (de nuevo gracias, ¡cómo nos mimáis…!) para que hagan entradas de taco, de "las bonitas" como dice mi santa)  para la venta anticipada. Las tenéis en Tipo y están limitadas, así que quien las quiera que vuele, que además se ahorra una pasta.

– He leído que dentro de poco publicaréis el DVD con la actuación grabada en el Gillmanfest del verano pasado en Venezuela. Cuéntanos cómo será, qué extras tendrá y demás…

Óscar.- Mira, lo primero quiero dejarte claro una cosa, (el DVD) va sin extras. Lo hemos estado hablando mucho y vamos a apostar por ello porque, por un lado, sale nuestra vena romántica añorando aquellos videos de VHS, acuérdate: metías la cinta, veías un concierto y eras feliz. No te interesaba el making of, una galería de fotos, una entrevista antes de salir…y eso llevará el lanzamiento, el concierto íntegro para que veáis lo que fue aquello, lo disfrutéis y gastéis el DVD como yo gastaba aquellas cintas de VHS antaño.

Y otra de las razones que nos ha decidido a esto es la económica, que te lo he comentado ya en esta entrevista pero es que no lo podemos olvidar, que nuestra gente anda apurada, son tiempos duros así que vamos a darle algo que no cueste mucha pasta. Creo que entre pagar 17 euros por un DVD que además del concierto tenga lo que te he comentado, que verán una vez y nunca más, y luego se limitarán a ver el concierto las veces que les apetezca, o pagar 10 euros por un DVD donde viene lo que de verdad interesa, creo que la gente prefiere lo segundo y se lo vamos a dar. Es que siempre nos hizo gracia en el local el tema de aquellos CD´s que te costaban 17 pavos y venía con "una entrevista de regalo", y nosotros decíamos, ¡coño, cóbrame 12 y no me regales la entrevista!… Pues vamos a hacer eso mismo.

– Por cierto, ¿qué recuerdas de aquella actuación y experiencia en sí?, que sé que fue bastante especial para vosotros…

Óscar.- Aquella experiencia fue increíble para LUJURIA desde que pisamos suelo venezolano… Fíjate que lo primero que veo nada más bajar del avión es al propio Paul Gillman que vino a recibirnos. Imagínate, uno de mis ídolos ahí delante y no reaccioné, me quedé helado, hasta que me tuvo que hablar él: "Hola Oscar ¿qué tal el viaje?", y no podía decir nada, así que le abracé que era lo que me pedía el cuerpo. Por otro lado, conocer Venezuela, su gente, ha sido maravilloso, y finalmente  como remate cantar "Corazón de heavy metal" con Paul…

No se puede pedir más, pero lo tuvimos, porque hubo hasta un crucero que nos regaló Paul junto a HOLY DIVER, la banda americana tributo a DIO que también tocaba en el Gillman Fest y con los que hicimos buena amistad. Bueno, paro que me enrollo (risas), pero fue increíble poder ser cabeza de cartel del festival más importante de Venezuela y uno de los más importantes de Latinoamérica.

– Por cierto, ya sabes que algunos dirán "muy bien, pero ¿porqué no grabar algún concierto en esta gira, ya sea en Segovia (donde ya grabasteis hace meses otro show especial con varios invitados, las cosas como son), Madrid o donde sea, y añadir material de estos 20 años?"… Ahí te lo dejo para que lidies en público con opiniones de este tipo… Hablando en serio, ¿cuál es la idea a este respecto? (sé que nos adelantaste algo recientemente, pero me gustaría que nos ampliaras esta información)

Óscar.- Exacto, tenemos grabado un concierto en Segovia con invitados de auténtico lujo: Ángel de Tierra Santa, Víctor de WARCRY y Cifu de CELTAS CORTOS… Vamos a ver qué pasa, pero la idea es sacar eso a finales de año para rematar el XX aniversario.

De esta manera, empezamos el aniversario con la más reciente actualidad de LUJURIA (nuestra proyección en Latinoamérica) y lo rematamos con el homenaje a nuestra ciudad y a los compañeros de viaje en estos 20 años, ésa es la idea. Y también, porque nos gusta ser honestos también, porque en Venezuela Paul tuvo la gentileza de poner a nuestra disposición un equipo de grabación cojonudo, con siete cámaras, creo, una grúa, steadycam,… En fin algo que nunca hemos tenido, y suma a eso que estábamos en el mejor escenario que hemos pisado (la tarima era la misma que llevó AEROSMITH en su gira latina) y con un público muy numeroso y entregado, así que tontos seríamos si no sacamos eso. Pero hacer algo así aquí se nos iría totalmente de presupuesto, sería imposible.

Lujuria– Por cierto, ¿qué se siente al cumplir 20 años con una banda tan particular, heavy, en el sentido más amplio de la palabra, honesta y fiel a sí misma y a su gente como LUJURIA?, ¿en qué momento visteis que "esto" tenía futuro y que efectivamente cumpliríais la mayoría de edad, los 20 y esperemos que los 30?

Óscar.- Pues mira, con un grupo te pasa como a cada uno de nosotros con nuestra edad: no nos damos tanta cuenta porque va día a día. A veces uno piensa la edad que tiene y dice "¡venga, no jodas!, si fue ayer cuando…". Pues con un grupo igual, nos hemos dado cuenta casi de repente que llevamos XX años… ¿Cuándo vimos que tenía futuro? Hasta ahora nunca (risas), nunca nos lo planteamos sino que fue mucho más natural: estábamos en Segovia, éramos heavys y queríamos montar una banda.

Nos pusimos a ello y hasta hoy y, como dices, a ver si llegamos a los 30, algo que tampoco nos hemos planteado y que esperemos que caiga de repente, que estemos disfrutando, haciendo metal, siendo felices con esto y digamos, "¡troncos que hacemos 30 años" ¿coño, sí..?" "Sí, tío, pues ponte un güisqui y a tocar, que estamos en el local y aquí no se viene a hablar", seguro que algo así me diría el Chepas (risas).

– En estos años habéis vivido momentos excelentes y otros no tan buenos, como en toda buena familia que se precie, pero creo que llegáis a los veinte años en muy buena forma, con todo el respeto totalmente ganado, con muchos más fans que detractores (y eso que ya sabemos que las envidias y el deporte de intentar tirar piedras a los nuestros sigue siendo algo arraigado en España), y con el status ya de banda clásica de nuestra historia, ¿qué se siente?

Óscar.- ¿Sabes cuando me di cuenta? Verás… Estaba en el Excali hace poco viendo a STRIKER, HURLEMENT y NADSOKOR. Al acabar paso a saludar a las bandas como un seguidor más y alguien (creo que Antuan, al que aquí conocéis bien, y lo que pululáis por el bar Tyrant mejor) les dice a los HURLEMENT que soy el cantante de LUJURIA. Entonces, su cantante (¡qué voz tiene!, por cierto) me dice "¿LUJUGUIA?  It´s a classic"… Pues ésa es la primera vez que me lo decían, un grupo francés, un vocalista al que había entrado a saludar, me hizo darme cuenta porque, como te decía antes, uno va día a día avanzando sin darse cuenta de cosas y, no te lo negaré, me moló. Me sentí muy bien, parece que algo habíamos hecho en estos años donde, como bien dices, ha habido de todo.

Creo que estas celebraciones, este año en el que vamos a estar con el XX aniversario son las que nos están haciendo darnos cuenta del camino recorrido, pero vamos, aparte de la satisfacción y lo bien que dormí esa noche, con la sonrisa que no me la borraba ni un desnudo de la Milá, sigo igual, con las ganas del primer día, con la ilusión del primer día y disfrutando del metal como el primer día. Esto es mi vida, hermano, y en muchos aspectos seguro que me entiendes lo que quiero decir, que lo que menos quiero ser es un clásico, sino que lo que quiero ser durante toda mi vida es uno más. A veces mi mánager, David, hasta me regaña y me dice que mantenga alguna vez la distancia, que le dé glamour, que me haga valer para ser más considerado en la escena. Y sé que lo dice por el bien de LUJURIA, pero tío, no puedo, no me sale, yo soy como soy, no soy una estrella sino un heavy metal kid.

– No descubrimos la pólvora a estas alturas diciendo que el Leyendas es un festival más que especial para LUJURIA…

Óscar.- Si tío, siempre lo digo, es mi festi sin duda…

– Por eso, vuestra actuación de este año cobra incluso mayor importancia, ya que ahora sí que sois por derecho una de nuestras bandas legendarias (si es que había alguna duda), y además creo que es bonito que de alguna manera la gira de 20 aniversario vaya a tener una parada muy especial en el Leyendas. Adelántanos lo que puedas o quieras sobre esto, aunque aún quede mucho…

Óscar.- Mira, concretamente la semana pasada estuvimos en Murcia tocando, y vino Marcos a vernos (es el organizador del Leyendas para quien no le conozca), y nos dio el mejor regalo del aniversario, y espero que no le moleste que lo desvele, y será la primera vez que me salte algo que he prometido callar, pero creo que se merece las gracias públicamente: ¡LUJURIA cerrará el Leyendas!… ¡Buahh!, nos pusimos como locos y a maquinar ya cosas en el hotel esa misma noche, y vamos a hacer todo lo posible para que sea grande la celebración. Andamos maquinando y atando cosas, y os garantizamos que vamos a muerte. Esa noche no se duerme, que LUJURIA está de fiesta.

Lujuria – Por cierto, ya que hablamos del Leyendas, quiero remarcar el detalle y el puntazo de vuestra actuación de 2010 a primera hora del día siguiente tras la suspensión por la lluvia, algo que de verdad os honra y que calló muchas bocas, y además demostró a algunos que el compromiso de la banda con su gente y el heavy metal en sí es absolutamente real, y que por supuesto los mensajes y las palabras hay que demostrarlas con hechos y no con poses, y vosotros lo hicisteis.

Óscar.- Gracias…

– Además, fue un show fantástico, realmente emotivo y encima que congregó a muchísima gente, ¿cómo lo recuerdas?, ¿con qué te quedas de esa actuación que creo que fue muy especial?

Óscar.- ¡Guau!, sí que lo fue, sí… De hecho, al acabar no parábamos de abrazarnos en los camerinos. Pero la noche anterior fue dura porque la lluvia se cebaba pero bien, aquello parecía no tener solución pero en camerinos se trataba de arreglar el festi por si podía continuar. Entonces, en un momento dado nos dicen que intentarán recolocar grupos, y fue una pena porque nosotros estábamos programados en una muy buena hora, de noche, con luces por primera vez… y lo que se comenta es recolocar por la mañana a quien quiera quedarse. No lo dudamos, nos quedamos y, si hay problemas en ver quien abre, abrimos, que esto es el Leyendas y ¡¡hay que sacarlo adelante como sea!!

Nos fuimos al hotel y sobre las 3 de la mañana llovía como si hiciera falta un diluvio, no se podía ni descansar, y menos con las ganas que teníamos de tocar. La verdad es que no sé a qué hora me pude dormir, pero me despertó una llamada de nuestro querido mánager (un abrazo, David, que eres uno más celebrando estos XX años, siempre a nuestro lado): "Tío, que se toca, han echado cantos, se va a arrancar el equipo a ver si funciona y no llueve, levanta a éstos". Habíamos dormido poco pero se tiraron de la cama, ¡se toca en el Leyendas!, y allá que fuimos… El panorama era complicado porque había muchos charcos, la peña que seguro ha pasado una noche fatal en el camping, el equipo a ver si arranca… ¡pero por fin estamos listos!…

Ni dios en el recinto pero durante la prueba de sonido se corrió la voz, ¡que sigue el Leyendas!, ¡qué tocan los LUJURIA! Y se ponían en movimiento… Pero nosotros eso no lo veíamos, sino sólo el recinto vacío y sabíamos que había que empezar, porque no se podía retrasar nada. Entramos a camerinos a cambiarnos y nos conjuramos, ¡haya lo que haya a morir, coño, que el Leyendas sigue! Y subimos a las tablas, las puertas se abren y la peña entra corriendo, tío, y apenas iba medio tema y ya tenemos un montón de basca delante, ¡¡menudo subidón!! Fue la hostia y se nos pusieron todos los pelos de punta.

– Sí, tío, ya sabes que yo estaba allí y fue un momento muy especial…

Óscar.- Es más, tengo una foto que lo describe todo: en un momento de la actuación sacamos a Marcos Rubio a cantar con nosotros y celebrar que el festi seguía. Él llevaba los bolsillos con fichas de bebida de las barras y se puso a saltar loco de alegría porque ¡ése sí que lleva el Leyendas en el alma! Las fichas salían del bolsillo y se la sudaba, se la sudaba todo, la verdad, porque estaba descargando toda la tensión de la noche anterior… Pues bien, tengo una foto que lo capta y me parto cada vez que la veo: está Marcos en el aire y salen las fichas por el aire, ahí están los "redondelitos" azules congelados (risas). Esa foto es el espíritu de aquello, que fue sencillamente, ¡la hostiaaaaaa!

– Tras las actuaciones de los últimos años en Sweeden Rock, Metal Camp, visitas a Latinoamérica… ¿hay alguna sorpresa o caramelito para este año que nos podáis contar a día de hoy?

Óscar.- Sabes que LUJURIA tiene por norma no contar nada hasta que no esté cerrado del todo… Y no es por eso de que se gafa (que también alguna superstición hay que tener cuando estás en esto), sino que es principalmente por respeto a nuestra gente. Ellos saben que si LUJURIA anuncia algo, se va a hacer, después de XX años tienen muy claro que, o pasa algo irremediable, o lo que hemos anunciado se hace. Pero algo te puedo adelantar: estamos a punto de cerrar un país latino que aún no hemos visitado… Igual en dos semanas está todo atado y ya lo anunciamos como merece y siendo seguro para que nuestra gente de allá sepa que vamos.

LujuriaTambién, aunque esto está muy en mantillas, aviso, iniciamos una posible visita a Europa para otoño, pero recalco, aún muy en mantillas ¿OK?… Y estoy seguro de que estas dos cosas no son las únicas en las que anda trabajando nuestro mánager, y es que ahora es uno de los objetivos claros de LUJURIA: salir donde haga falta.

– Hablando ya un poco de los 20 años de LUJURIA, vamos a hacer un repaso somero, y es obligado comenzar por el principio…

Óscar.- Si te soy sincero son más de 20 años, pero contamos desde la primera vez que subimos a un escenario, que fue un 19 de marzo de 1991, pero ya llevábamos tiempo… Aunque vale, lo dejamos en XX años que si no vamos a parecer unos abuelos del metal (risas)

– ¿Cómo comienza una banda como LUJURIA en una ciudad pequeña como Segovia, donde obviamente no era tan "fácil" hacer heavy metal ni siquiera posiblemente para encontrar gente afín en gustos, ideas y demás?

Óscar.- Los que estamos en LUJURIA nos conocíamos de sobra, porque por ejemplo yo con Julito iba a conciertos a Madrid pero estábamos en pandillas diferentes. Nos juntábamos todos los heavys en un bar de Segovia, el Muelle, allí podías ir sólo que siempre habría un colega…, qué de recuerdos de su barra y su servicio (risas). Bueno a lo que vamos, un día en el Muelle estaba Julito tomando una birra, había intentado montar una banda pero no pitaba, se había quedado sin banda y estaba triste. Nos pusimos a hablar y se lo dije: "si quieres montamos un grupo y yo canto", y así pasamos una buena temporada él y yo en el local con su ampli (un Laney), al que enchufábamos su guitarra, y mi micro, flipa. Y cuando nos vimos sueltos (para oírnos estaba la cosa, jeje) ya fuimos liando a peña.

Al Chepas le conocíamos también, que había sido guitarra en TYC un grupo muy reputado en Segovia y nos plantamos en su casa. Le dijimos que íbamos a grabar una maqueta y necesitábamos unos punteos y se vino. Se encontró a unos chicos que tenían un puto tema propio y ni maqueta ni na pero se enredó (risas)… Nos lo contaba el otro día en un hotel en esta gira, dice que cada día pensaba mandarnos a tomar por culo por cabrones y cada día se acababa liando en el ensayo. De ahí poco a poco completando la banda… Al Gallardo le lió el Chepas, porque Gallardo era guitarra, y de hecho pasó por varios grupos (ACIDO, MAZIUS..), y le ofrecimos el bajo porque no encontrábamos (estaba al principio el Tocino, bajista también de TYC, pero se piró tras el primer concierto por motivos de curre. Hoy día vive en Colombia y vino a vernos este año cuando estuvimos ahí, fue un momento muy feliz para nosotros… Total, que Gallardo dijo: "voy a probar, a ver si me mola el instrumento", y a día de hoy le encanta el bajo.

Al final estábamos en el grupo los que nos veíamos en el Muelle donde se juntaban las distintas pandillas de los barrios. Ahora que me has hecho pensar me doy cuenta de que hubo una escena rica en los 80 en Segovia, y tal vez LUJURIA es un poco la unión de aquella escena en una banda donde todos éramos el que más ganas tenía en su panda (la mía había montado una banda llamada "Dotación Zeta" pero nunca salimos del local), y esa unión es lo que ha llevado a LUJURIA hasta hoy. Por otro lado, nuestra salida no fue tan dura por ser de Segovia como sí por ser en los años que fue, principios de los 90. Nosotros veníamos de la escena ochentera y éramos heavys pero la música pujante entonces era el grunge, el chandal metal, y al poco el power, así que nada más salir estábamos fuera de onda, pero nos importó una mierda, lo nuestro era el heavy metal, y por eso nos costó arrancar.

– Al principio hubo mucho cachondeo con el tema de las letras gamberras y sexuales, algo que os distinguió y os aportó personalidad pese a todo. Ya sé que siempre ha habido una segunda interpretación y un trasfondo mucho más profundo en las letras, pero es obvio que en los primeros discos había más cachondeo y punto divertido que después. ¿Cómo ves a día de hoy "Cuentos para mayores" (uno de mis favoritos de la banda, como sabes) y "República popular del coito"?

Óscar.- Creo que esto ya te lo he contado alguna otra vez, y es que antes que las letras fue el nombre, aunque parezca lo contrario. El caso es que el nombre se le ocurre a Julito y nos encantó, y es entonces cuando yo me planteo que con ese nombre debemos tener unas letras como las que tenemos. Mi idea era llevar la filosofía del metal, reivindicar una sociedad más justa y mejor, pero desde el punto de vista del sexo y la represión a la que se le somete. Para nuestra desgracia, el tiempo nos da la razón y en este país tenemos un buen ejemplo con el retrógrado de Rouco Varela  dando caña continuamente a los avances de esta sociedad mientras parece olvidar el pasado. Por ejemplo, en 2007 una sentencia del Tribunal Supremo confirmó la condena al Arzobispado de Madrid, presidido por Rouco Varela, como responsable civil subsidiario de un caso de abusos sexuales continuados a un menor por parte de un sacerdote madrileño, o tenemos que escuchar a Rajoy diciendo que acabará con el matrimonio homosexual si alcanza el poder (lamentablemente bastante probable) cuando es un gran avance social. 

Sobre esos discos en concreto que me preguntas, a mí me siguen gustando mucho, siguen teniendo plena vigencia…

Lujuria – Creo que en "Sin parar de pecar", un disco infravalorado en mi opinión, y sobre todo "Enemigos de la castidad" ya se produjo un cambio, una cierta madurez en música y letras (sin perder vuestro estilo y personalidad, por supuesto), y un avance importante de la banda. Además, es obvio que temas como "Corazón de heavy metal" o "Merece la pena", que hoy son clásicos imprescindibles, le daban otro punto a la banda, especialmente para los que aún os calificaban sólo como un grupo heavy más con letras golfas.

Óscar.- Bueno, nosotros ya hemos pasado página a eso que comentas, y creo que ya apenas quedan de esos que dicen que somos un grupo con "letras golfas" porque después de XX años la gente sabe bien de qué va LUJURIA. Por quedar, quedan algunos que son incapaces de dar su brazo a torcer y reconocer de una vez que se equivocaron cuando nos juzgaron sin conocernos, les puede el orgullo, allá ellos, saben bien que están equivocados y que mantienen una cruzada que sólo les descalifica, pero ha dejado de ser un problema para nosotros y ha pasado a ser un problema para ellos. De todos modos esto sí coincide con una nueva lucha de LUJURIA desde "Licantrofilia"…

Como sabes bien, somos heavys ochenteros convencidos, y una de las cosas que añoramos de aquella época es la hermandad y el apoyo que había. Desde "Licantrofilia", que era lo que definimos como "una llamada a los lobos dormidos", peleamos porque la mayoría (porque somos mayoría, lo estamos viendo en esta gira donde nos encontramos auténticos heavys en cada cuidad en la que tocamos) dejen claro a esa minoría que aquí, en este movimiento, no pinta nada aquel o aquella que cae en la crítica infundada, en la descalificación fácil, en echar por tierra todo lo que sale de aquí, bueno, ¿que te voy a contar que no sepas? Los grupos de aquí son auténticos titanes, luchando contra viento y marea por un movimiento que no da para vivir de él, robando tiempo a su vida, amigos, pareja, arrimando pasta para estudios de grabación, instrumentos, etc etc, para que llegue el "iluminado" de turno a dejar su cagadita en un foro, en un comentario de noticia mientras una mayoría que no está de acuerdo calla. Y eso… eso no puede ser, María Teresa (risas)

– Y cumplimos 10 años, con la edición del primer DVD y la posterior salida de "El poder del deseo", un disco muy interesante en el que además ya había mucho trasfondo social detrás, mucha lucha por ciertas causas y rebeldía (que no falte nunca, por favor), y más calle y denuncia social. A su vez, musicalmente entró Nuria de la Cruz como teclista, y la música se tornó un poco más "power", por decirlo de algún modo… No sé cómo lo ves tú… ¿Cómo fue este viraje en aquella época?

Óscar.- Por aquella época es cuando empezábamos a decir la frase que luego nos acompañó en el directo: "los cojones de los 80, la tecnología de los 2000", porque no podíamos limitarnos a repetir lo ya hecho. Por eso LUJURIA se toma su tiempo entre disco y disco, nos gusta observar lo que hay y aprovechar lo bueno, y es que de lo contrario seríamos tontos, así de claro. Y si bien es cierto que el power no fue nunca nuestra devoción, sí que es cierto que trajo algo muy importante a nuestro movimiento, como es la preocupación por la calidad musical, el perfeccionamiento con los instrumentos.

Y visto con la perspectiva de los años, siempre dijimos que el error fue que esa preocupación se impuso al cuidado de las letras, a la actitud y a la filosofía de nuestro movimiento. Siempre he dicho, resumiendo mucho, que los 80 eran más corazón que técnica, los noventa más técnica que corazón y que lo ideal era tratar de fusionar todo, que es lo que en aquellos años intentó LUJURIA. Nuria fue un gran aporte ya que tenía la carrera de piano además de ser una magnífica intérprete, pero es que además en aquella época el Oso, pieza clave que no es justo olvidar, finalizaba sus estudios de composición y armonía, y eso se notaba en las composiciones. También progresaba mucho como tenor lo que poco a poco acabó por hacer incompatible con LUJURIA su carrera profesional pero nos dejó muchas enseñanzas. A mí en concreto me educó mucho la voz… y sé lo que se dice de mi voz, la verdad, y ya cansa un poco, porque tengo mi timbre personal, que puede gustar o no, pero técnicamente la tengo muy trabajada, no olvides que un tenor profesional del Teatro Real de Madrid, el Oso curraba ahí, me daba clases particulares y corregía cada defecto técnico durante años. Aparte de esto, al grupo le dejó mucho en tema de composición y armonía. Siempre será un LUJURIA.

– Un punto muy importante fue la grabación del directo "Únete al escuadrón" en 2005 en una abarrotada sala Aqualung, precisamente el día que tocaba QUEEN con Paul Rodgers en el Palacio de los Deportes. ¿Qué recuerdas de esa noche y qué significó para LUJURIA el tener su particular "Barón al Rojo Vivo" o "¿Hay alguien ahí?", si me permites el guiño?

Óscar.- ¿¡Cómo no te lo voy a permitir si es un orgullo que digas eso?!… Era el momento y fue una prueba más de lo que es LUJURIA como grupo: Nos acabábamos de quedar sin compañía, habíamos pedido la carta de libertad porque la idea de lo que debía ser Locomotive, lamentablemente, se había prostituido, una pena. Yo a veces bromeaba con Goyo, el dueño del sello, diciendo que estamos haciendo "Nueva Chapa", porque el sello apostaba por sacar adelante a los grupos que nacían entonces, apostó por un festival que muchos añoramos, el Machina, y por trabajar por esto, y obtuvo premio. Jamás entenderé el cambio, si iba bien ¿por qué cambiar?, pero cambió… Se despedían trabajadores, se olvidaba el trabajar por los grupos y se iba al resultado fácil, así aquel "nuevo Chapa" estaba muerto, era un zombie, un muerto en vida, una sombra de lo que fue.

Nosotros aguantamos un poco por romanticismo, por cariño, como aguantas una relación que sabes que no debe seguir porque aun tienes mucho cariño a esa persona, pero ya no pudimos más. Decidimos irnos y pedimos la carta de libertad que, por cierto, nos dio sin problemas, ahí lo hizo bien porque otras compañías putean mucho a los grupos en esos momentos y tampoco lo entiendo, si no los quieres, si no los apoyas ¿para que los retienes? En fin…Y así, sin compañía nos metemos en el directo. Montamos nuestra propia compañía, fuimos al banco a pedir un crédito, avalamos la aventura con nuestras nóminas, los que la teníamos, y a seguir. Tiramos la casa por la ventana y salió bien pero, como estamos siendo sinceros y recordando el pasado, no fue rentable, porque no escatimamos gastos. Nos podían las ganas y la ilusión y no se hacían números, se firmaban los papeles del banco y a morir. Por eso fue muy importante el apoyo que recibimos, lo bien que salió el concierto porque al menos no perdimos… mucho. Siempre nos ha sudado la polla el dinero, en LUJURIA no hay nadie a sueldo, somos un grupo de verdaderos amigos y vamos a muerte como una piña. Aquello, sinceramente, hubiera sido la puntilla para cualquier grupo pero para nosotros fue lo contrario, nos hizo más fuertes.

En lo musical tratamos de recuperar los directos como deben ser, un concierto donde te la juegas y sin regrabar nada ¿qué es eso de escoger lo mejor de una gira? ¿Retocar los fallos en un estudio? Eso es un disco de estudio con público. Nosotros lo hicimos como debe hacerse, eso creemos, sin trampa ni cartón y no creas que ha cundido mucho el ejemplo, ¿eh? Hay muchas cosas en la historia de LUJURIA que no se valoran como debieran pero ya se valorarán, y ese directo es una de ellas.Lujuria

– Otro momento y disco especial fue el proyecto particular de "…Y la yesca arderá", un bonito intento de hacer un disco contando la historia de vuestra querida Castilla, en el que además ofrecisteis un lanzamiento con una gran presentación en caja de madera y demás. Humildemente, y visto con la perspectiva del tiempo, creo que no funcionó, y es que LUJURIA era y es "otro tipo de banda" (y de hecho a día de hoy no tocáis temas en directo de ese disco). De todos modos, sabes que tú y yo tenemos ideas diferentes sobre esto y tengo la suficiente confianza contigo para planteártelo directamente… ¿Qué te parece?, ¿cómo ves este disco a día de hoy?

Óscar.- Pues fíjate que a día de hoy es el disco de LUJURIA que más ha vendido. Aunque tampoco nos engañemos, vendió mucho en Castilla a tal vez un público que no compra metal pero vendió. Por otro lado, para nosotros sí funcionó, Esqui, porque actualizó una historia muy bonita que debía ser contada de nuevo. Siempre recordaré cuando lo presentábamos con el autor del poema, Luis López Álvarez, un hombre de avanzada edad con su traje a quien le preguntan que opinaba de nuestra versión (recordemos que antes de la nuestra hubo una del grupo segoviano de folk "Nuevo Mester de Juglaría" que nada tiene que ver). Su respuesta se me quedó grabada para siempre: "las guitarras eléctricas son el látigo que necesitaban mis palabras".

Entonces, ese poema, extrapolando su historia, es toda una enseñanza para nuestro movimiento, por eso también quisimos hacerlo. La historia de los Comuneros es la historia de una rebelión que fue aplastada en su época pero que 500 años después sus ideas tienen más vigencia que nunca, y es que la enseñanza es que cuando tienes la razón las ideas, tarde o temprano, aunque pasen 500 años, acaban triunfando. Nosotros, los heavys llevamos años defendiendo una forma de vida y siendo criticados por nuestras pintas y acusados de mil cosas, pues bien, este disco era para decir a todos que eso da igual, y con el tiempo acabarán entendiendo que apostamos por la idea justa. De hecho, ya se nos considera de otra forma, y mejor que cuando nacimos en los 80.

Por último, musicalmente hablando es el legado del Oso que, tras esto, se desliga de LUJURIA porque ya le es imposible compatibilizarlo. Y una vez más creo que es un disco infravalorado porque es una auténtico disco conceptual ("ópera rock" no, ya nos lo dijo el Oso, es que ópera rock no hay ninguna aun en el rock español, hay algunos discos conceptuales, otros que lo parecen y poco más) Dentro de esos discos conceptuales este es el primero DE VERDAD, con un concepto claro antes de atacar la composición. Un poema completo en el que basarse, una composición que busca apoyar ese texto según sea, un disco que de verdad narra una historia hilada con principio y fin, no hay mucho de eso en nuestro rock por mucho que haya discos que se pongan esa etiqueta. El tiempo, una vez más, hará justicia a este disco situándole donde merece.

– Tras los cambios en la formación (creo que acertados por las circunstancias), llega "Licantrofilia" en 2008, un disco 100% LUJURIA, muy heavy/roquero, como reivindicando lo que es la banda, y que ha calado muy bien entre la gente, que ha funcionado muy bien y del que además pudisteis sacar por fin una edición en vinilo, que sé que para vosotros es muy especial.

Óscar.- Una vez más era el momento y una vez más el tiempo nos da la razón…

– ¿Cómo se planteó este disco y qué chip activó en la banda para que sea uno de los trabajos más netamente heavy clásico y con algunas de las mejores letras (ya sin "El Oso" en estos menesteres, que siempre había hecho un buen trabajo, las cosas como son) de la historia del grupo?

Óscar.- El heavy debía volver por sus fueros tras el atracón power que nos estaba llevando a un precipicio. Y no sólo en lo musical, sino sobre todo en su actitud, que nos parece más importante. Por eso este disco se llama así, como te he contado, es una llamada a los lobos del metal que estábamos siendo domesticados sin darnos cuenta. Nos estaban haciendo perros, movíamos la colita y nos daban pan y ya no queríamos salir a luchar por la vida, era más cómodo estar tranquilitos, lamer la mano que nos da la comidita y cantarle al señor de los anillos (¡que daño ha hecho ese libro al metal!). Así que conscientemente hicimos un disco que reivindicaba el metal tal y como nació, con lo aprendido en el camino pero haciendo lo más difícil, extirpando lo que no valía, lo que nos había llevado a ser lo que en su día criticamos, increíble.

Como te digo, el tiempo ahora nos da la razón y viene pegando fuerte lo que han llamado NEW WAVE OF TRADITIONAL HEAVY METAL, ése es ahora el futuro del metal y estamos encantados, se vuelven a oír aullidos ¡cómo lo echábamos de menos!

– Y llegamos a la "Llama eterna", un disco especial, 100% homenaje a muchas cosas, y del que creo que habéis salido realmente airosos (y eso que la empresa no era fácil teniendo que lidiar con nombres tan especiales y variados como SANTA, BARRICADA, TRIANA, GOLIATH, BURNING…). Imagino que muy contentos con el resultado y con la aceptación de la gente, ¿no?

Lujuria Óscar.- Si, la verdad es que sí, estamos encantados. Aún hay quien no sabe bien de qué va, cree que es un disco de versiones sin más y nos dicen que de puta madre pero que falta tal grupo o tal otro, entonces les explicamos la filosofía del disco y ya cambia la cosa. Ha sido una labor de boca a boca explicar el disco, tal vez porque mucha gente no tiene el original y no ha leído el libreto, pero bueno, es algo que entendemos porque no todo el mundo se puede permitir ya comprar música, hay poco dinero y mucha oferta. Pero quien sabe de qué va el disco nos dice que ya era hora que un disco como éste apareciera.

Como sabes, otra de las luchas de LUJURIA es dar prestigio a nuestra historia y como dice la frase "no se ama lo que no se conoce", así que ahí andamos, dando a conocer nuestra historia (la historia de nuestro rock) para que cada vez se la respete y se la ame más.

– Y ahora te tengo ya que preguntar por el potencial nuevo álbum de la banda, ¿cómo será?, ¿en qué estado está?, ¿para cuándo estará listo?… Cuéntanos, Óscar…

Óscar.- El pobre no hace más que sufrir retrasos pero es que hay cosas que hemos considerado inaplazables. La primera, ese "Llama Eterna" del que acabamos de hablar, que había que hacerlo, era una necesidad vital además de por los motivos que te he contado, por rendir homenaje a Javier Gálvez que como sabes hay un tema nuestro en ese disco dedicado a él. Por otro lado, este año es nuestro XX aniversario y eso tampoco se puede aplazar, y hay que celebrarlo con la gira que estamos haciendo, lo que nos quita mucho tiempo de componer.

Luego, LUJURIA es una banda que ensaya mucho, y Julito, nuestro guitarra, lo expresa muy bien, que él es muy futbolero y dice: "para estar en forma hay que entrenar, hasta Maradona debía entrenar para ser el mejor, y mirad lo que le pasó cuando dejó los entrenamientos"… y después añade "y nosotros no somos Maradona así que, ¡a ensayar!" por lo que estamos dedicando mucho tiempo a estar en plena forma para cada directo. Todo eso le está quitando tiempo al disco nuevo pero en ello estamos. Yo tengo ya todo el concepto en la cabeza y prácticamente todas las letras sobre papel, bueno los esbozos, que las letras después sufren cambios para que vayan con la música, no las metemos con calzador. Y no están cerradas precisamente por eso, que han de entrar bien en las líneas melódicas. Tenemos algún tema ya casi acabado, ideas para otros,…, así que estamos en ello. ¿Para cuándo? Pues de momento no hemos puesto una fecha, no es bueno empezar a componer con una fecha en la cabeza, así que ya iremos concretando más cuando la cosa esté más avanzada.

– Y tras este repaso así general o más o menos disco por disco de la carrera de LUJURIA, cuéntanos a modo de resumen (o conclusión de este repaso) cómo ves personalmente la evolución de la banda. ¿Cómo ha ido creciendo y cambiando LUJURIA desde los primeros tiempos hasta ahora? ¿Os habéis hecho mayores y más serios o seguís siendo tan gamberros y con ganas de seguir metiendo el dedo en el ojo (o donde encarte) como siempre?

Óscar.- Nos hemos hecho mayores, sí, pero de esos que cada día se hacen más perros, no más serios. Todo el mundo conoce la frase "mas sabe el diablo por viejo que por diablo" ¿no?, pues el Chepas suele añadir "y más sabe por perro que por viejo". LUJURIA no sólo va teniendo años, los va aprovechando y se ha hecho una banda más perra, con más ganas que nunca de seguir metiendo dedos donde haga falta, más gamberros que nunca, mas heavys que nunca y con los años de experiencia en mejor forma que nunca, estamos en la mejor edad musical con la experiencia suficiente y las ganas intactas

– Y no puedo cerrar sin la pregunta que siempre me gusta hacer a los músicos veteranos (y es que cuando las canas dignifican nuestras melenas ya podemos considerarnos viejos roqueros por derecho). ¿Cómo vemos el futuro del rock?… Creo que la cantera nacional e internacional es muy buena, pero los grandes se nos mueren (literalmente, aunque sea crudo y triste reconocerlo, y es que la muerte de Dio primero y luego de Gary Moore nos ha abierto mucho los ojos al respecto) y no termina de haber relevo real…

 Óscar.- No, no, que va, hay relevo, mucho y muy interesante. Hay que tener en cuenta un par de cosas antes de seguir hablando de esto: La primera es que lo que sí está cambiando, y aun sin rumbo claro, es la industria musical y eso por un lado afecta, pero repito, la industria musical, nada que ver con LA MÚSICA (con mayúsculas). Otra cosa a tener en cuenta es que nuestro querido metal nació en los 80, fue la novedad, creció y arrasó. Eso ya nunca más será posible, no se puede volver a nacer, no se puede volver a sorprender, no se repite la historia. Lo que sí ha nacido después son otros estilos que antes no estaban y que van siendo vanguardia y el estilo imperante en el momento.  No se pueden obviar estas dos cosas

LujuriaCon estos dos factores en mente podemos hablar de la actualidad y estar más que satisfechos: se ven nuevas bandas emergiendo, cada vez más, cada vez con más calidad y cada vez más conocidas. Te cito algunos nombres pero hay muchos más, AIRBOURNE, ENFORCER o BULLET son ejemplos de lo que digo. Lo mismo pasa en este país, que hay un movimiento emergente que crece sin pausa, estad atentos, y también te cito nombres como STEEL HORSE, CALIBRE ZERO o WILD. Tanto de fuera de España como de aquí podría haberte hecho una lista mucho más larga… De hecho, apenas paro y ya me vienen  más nombres, STRIKER de fuera, que dejaron sin entradas su concierto en Madrid, u OKER aquí dentro que pronto tendrán disco en la calle con una voz femenina al frente que es un diamante negro. Pero claro, tenemos prisa y queremos que cuando se bajen los JUDAS o los SCORPIONS de los escenarios (que se están despidiendo) haya bandas capaces de convocar el mismo público que ellos y eso ya no será posible, por lo que te he dicho antes por un lado, y porque ellos son históricos por otro, y lo que hay ahora es nuevo.

– Y más sencillo ahora, Óscar, ¿y el futuro de LUJURIA?, ¿seguiréis tomando chupitos de whisky y carajillos Chepas, Julito, Gallardo y compañía a ritmo de heavy metal por muchos años?

Óscar.- Pues como dice el Chepas, eso depende de las fábricas de güiqui y lo que produzcan, pero ya te aseguro que antes se acaba la existencia del güisqui en el mundo que la amistad dentro de LUJURIA, así que los chupitos no van a faltar nunca. ¿Y el grupo?, ues mientras la gente nos quiera y nosotros nos veamos capaces, esto no lo para ni Casillas en una portería de hockey…

– Bueno amigo, siempre es un gran placer charlar contigo de todas estas cosas ya sea en público como ahora o de manera más privada como otras veces. Enhorabuena de corazón por estos 20 años y gracias por haber sido siempre tan honestos, humildes y heavies, que aquí mucha gente se apunta al carro cuando encarta pero no es fácil mantenerse fiel a un estilo e ideales (y defenderlos de verdad y con la coherencia y realidad con la que lo hace LUJURIA) durante tanto tiempo. La última palabra para cerrar la entrevista es tuya, y nada, nos vemos en la Caracol en unos días…

Óscar.- El placer también es mío. Un abrazo a todas y a todos. ¡POR EL PUTO ROCK AND ROLL!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

P.D. – Disculpas por una entrevista tan larga… pero creo que la ocasión lo merece 🙂

 

 

 

12 COMENTARIOS

  1. Muy buena entrevista.
    Creo que lo de Tampax le va al dedillo a practicamente cualquier banda de rock de este pais (consagrados, desconocidos o promesas).
    Ya no es sólo por la crisis, es por todo, la gente ha empezado a confundir “descargas” por Internet con no pagar por absolutamente nada, parece que todos los conciertos tienen que ser gratis, el cine también, el teatro… Hay saturación de bandas, las nuevas tecnologías han traído cosas buenas y cosas malas, ahora es más fácil y económico grabarte y producirte un disco, subirlo a la red, compartirlo, moverlo… pero por otro lado hay muchísimos más grupos, de todos los tipos y colores y muchos de ellos, pese a no vender un sólo disco ni ser conocidos, con una calidad increíble… También hay saturación de salas que antes eran simples bares de copas y que se han apuntado al carro de la música en directo sin ofrecer ni aportar nada nuevo al panorama musical, condiciones horribles, sonido horrible, precios desorbitados… la gente va perdiendo el interés, hay conciertos todos los días, a todas horas, en las mismas salas de mierda donde te cobran 12 o 14 € por un vaso de plástico lleno de cerveza, donde los grupos tienen que pagar por tocar, servir las copas, vender las entradas en la misma puerta, limpiar el local, chuparsela al dueño para que te invite a una copa y encima ponerle la música y el público… y todo esto antes sólo se veía en grupos desconocidos, salas de medio pelo y un circuito mucho más amateur… pero ahora estamos casi todos en el mismo carro, cada vez es más habitual ver a bandas históricas de este país tocar para 20 personas, gente internacional que viene y apenas te mete 100 personas…. Si a esto le añadimos la nueva moda de los gobiernos de prohibir en vez de educar, con la que resulta practicamente imposible moverte en coche, transporte, fumar o tomarte algo sin que te pongan una multa (incluidas las salas que están todas al borde del cierre)… Es una espiral que va más allá de crisis.

  2. Ya vuelve Oscar por sus fueros atacando al power metal, al señor de los anillos y demás temática. Que no, Óscar, que no hace falta andar metiéndose con lo que a uno no le gusta para resaltar lo tuyo. Igual no te has dado cuenta hasta ahora, pero quizá vuestras letras no sean las únicas que tengan una doble lectura. Es posible que donde sólo ves dragones, espadas y caballeros haya una profundidad que no tenga nada que envidiar a la de las letras de tus canciones. No sé qué te ha hecho el power metal y la temática dragonil para que le des tanta caña, y para que le otorgues tantas consecuencias absurdas como haces.
    Me queda la tranquilidad de saber que el futuro va a ser brillante y luminoso ahora que el metal vuelve a ser lo que siempre debió ser. Y que por fin la sociedad saldrá de su aborregamiento y todos lucharemos para acabar con las injusticias. ¡Larga vida al TRADITIONAL HEAVY METAL!

    Espero que al menos te hayas quedado a gusto haciendo leña del árbol caído.

    Vive y deja vivir. ¿Te suena?

    • Está claro que no hay que descalificar ni menospreciar nada para defender unas ideas (yo no creo que Oscar diga nada raro en el comentario de “El Señor de los Anillos”… pero el rock, heavy, power metal o eso que llamas “tradicional Heavy Metal” no es exclusividad de temáticas y letras “mágicas” que hablen de ciencia ficción, dragones, demonios o lo que cojones sea… Todo vale si el trabajo está bien hecho y no se falta el respeto (algo que en muchas letras dentro del rock y heavy se ha hecho, por ejemplo con la mujer).
      Yo personalmente prefiero mezclar heavy (sea tradicional o como quieras llamarlo) con letras más urbanas, sociales, callejeras… pero esto va en gustos, por eso me encantan Barón Rojo, Accept, Judas Priest, Megadeth… Barón Rojo son un buen ejemplo de que Heavy Metal y letras sociales, urbanas y callejeras se pueden mezclar y sonar estupendamente.

    • Me temo que no se me ha entendido bien. Yo no vengo atacando nada, simplemente constato una realidad y nos guste o no las cosas son como las cuento. No soy yo de hacer leña de ningún árbol caído, quien me conoce lo sabe bien y menos de un estilo del metal sea cual sea aunque, eso sí te lo reconozco, el power no es santo de mi devoción. Verás me limito a responder MI opinión cuando se me pregunta, siempre soy sincero en las entrevistas ¿hubieses preferido una entrevista donde no fuese sincero para ver si quedo bien con todo el mundo? A veces la sinceridad tiene estas cosas pero ya te digo, sin ninguna intención de atacar nada, es mi opinión y se me ha preguntado. Si lees, también le reconozco méritos y aportes al power ¿eh? A mi se me ha pedido MI análisis de la historia y es lo que cuento. Por cierto de letras “dragoniles” no digo ni palabra ¿eh? son de otras cosas de las que hablo.
      Verás debemos (creo yo) tener cierta capacidad de autocrítica si pretendemos avanzar y de la misma manera que si alguien me dice que el metal ochentero (no lo niego, mi favorito) tuvo tintes machistas no digo que a qué viene atacar asi un estilo del metal porque reconozco que es cierto, de la misma manera los seguidores del power deberíais ser capaces de ver que hubo cosas que no, como las que cuento.
      Me preguntas si me suena “vive y deja vivir”… ya te digo que me suena, esa “canción” la vengo “cantando” tanto tiempo ya… me alegra ver que ya se corea el tema. No me enrollo más, pero que nadie me atribuya cosas que ni digo, ni pretendo. Un saludo.

  3. Muy buena entrevista, como se enrolla el Oscar jejeje
    De acuerdo em muchas cosas como lo de los dvds que te traen una entrevista solo para encarecer o lo que hacen muchos grupos de retocar los directos en el studio a mi no me gusta.
    En cuanto a lo del power no tengo la misma opinion ya que es posiblemente el estilo que mas me gusta pero la respeto (tampoco es pa colgarlo) jeje.
    No entiendo el daño que pudo hacer el señor de los anillos al metal por cierto tengo la triologia jeje me gustaria oir la explicacion de verdad.
    Para mi el power siempre fue la evolucion logica del heavy mas tradicional que si no hubiera aparecido y evolucionado el movimiento en los 90 ahora mismo muchas bandas estarian enterradas y las despedidas de judas o scorpions se hubieran dao hace mas de una decada.
    Que en los 80 habia mas actitud y en los 90 se perfecciono el instrumento nose, bandas power de los 90 como Hammerfall,Nocturnal Rites,Edguy o Blind Guardian han demostrado tener actitud de sobra en el escenario y bandas como avalanch o Warcry creo que tienen tanta actitud como puedan tener baron rojo o lujuria,en cuanto al perfeccionamiento del instrumento creo que el heavy siempre ha cuidado mucho el instrumento ya desde los 80 sino comparemos aquellos años el heavy con otros estilos como el punk que era bastante mas descuidado a la hora de tocar.
    Para mi los 80 fueron la novedad, la aparicion de un nuevo estilo que consagro a grandes bandas llenando pabellones saliendo en las televisiones y demas, pero tambien tienen su punto de falsedad ya que cuando aparecio el grunge todos aquellos abanderados del metal ¿donde estaban?.
    Aunque como decia reincidentes la historia se repite, el power tuvo una gran acogida en los 90 al ser la novedad pero a mediados de esta decada devido a la saturacion tambien ha tenido su bajon logico.
    uf vaya chapa, en fin disfrutemos todos del metal y por cierto acojonante el superdirecto unete al escuadron.Saludos y mucho metal 😉

    • Bueno a ver, cada uno tiene su visión, todas respetables que no quiero yo entrar aqui en eternos debates, pero me da que tampoco es esa tu intención y que buscas diálogo y eso no se lo niego a nadie. Por partes,sobre el señor de los anillos a mi también me gusta el libro y las peliculas, no te lo niego. El problema (para mi, que conste) es que fue demasiado lo que influyó de tal manera que hubo una época que no sólo las letras, mira los nombres de los grupos, creo que influyó demasiado. Tal vez me ha faltado en el análisis comentar que antes del power el AOR hizo lo mismo, se impuso de tal modo que o era eso lo que hacías o ya estabas caduco y yo siempre he dicho que lo suyo es que cada nuevo estilo que surja SUME y conviva con los que hay asi seremos más, yo recuerdo ir a ver a Manowar y al día siguiente a Bon Jovi y encontrarme con los mismos, pero con el tiempo eso dejó de ser posible y si eras de un palo ya no ibas a otros. A eso me refiero.
      En cuanto a la evolución del metal más tradicional respeto tu opinión pero es más lógico atribuírsela al thrash y no al power hermano, pero a ver si queda claro que tampoco es que aborrezca el power, por ejemplo de todos los grupos que has citado tanto de aqui como de fuera soy seguidor (venga sinceridad ante todo, de todos menos de Blind Guardian, lo siento) e incluso creo que hoy día no reconocer como un grande a Tobías Sammet es ser sordo, su capacidad compositiva está fuera de toda duda.
      El intentar resumir es lo que tiene que se sueltan generalidades pero para eso está esta opción de añadir comentarios, para comentar, aclarar, charlar de lo que a todos nos gusta que es el metal nos tire más un estilo u otro. Espero haberte dado la explicación que querías, pero si aun quieres comentar mas cosas encantado, me gusta mucho todo lo sea metal y me gusta hablar de su historia y contrastar puntos de vista. Un saludo y como bien dices, mucho metal

      • si al final leyendote creo que vamos a estar de acuerdo y todo, es verdad que hubo un momento que el señor de los anillos aparecia por todos lados sobre todo en el power pero no creo que hiciera daño al metal, las bandas que siguieron esa tematica muchas desaparecieron por que no daban la talla o evolucionaron y otras como en todos los generos perduran por que su calidad musical es indiscutible como Blind Guardian, por cierto te recomiendo su directo Tokyo tales aunque no te gusten, tal vez ya lo hayas oido, a todo trapo se te erizan los pelos jajaja.
        Sigo pensando que el power es la evolucion del heavy tradicional ya que el thras que comentas practicamente surgio en la misma epoca y de forma paralela al heavy con bandas como overkill,Venom y posteriormente Metallica.
        Para mi el power supo recoger el legado del heavy tracional y dar un pasito mas aportando velocidad, melodia y epica haciendo los temas mas alegres que otros generos como el thras, los origenes podriamos atribuirselos a bandas como Helloween o Running wild.
        Es mas creo que sin la aportacion de este genero discos como el Painkiller y run it down de judas o el louther than hell de Manowar no hubieran sido posibles.
        En fin que parece que trato de convertirte en powerman jejeje, simplemente soy un tipo que oye este tipo de musica no estoy dentro de este mundillo como tu y seguro que me equivoco en mucho de lo que digo.
        En fin, cada cual que oiga lo que le guste que para eso tenemos tanta variedad donde elegir, a mi me gusta el heavy clasico casi tanto como el power, en menor medida el thras, en cuanto a tematicas me gusta de igual forma las letras de tierra santa, como las de lujuria o extremoduro todo depende del dia y de las ganas que tengas.Saludos y mas metal 😉

        • Hey que el hecho de que diga que no puedo con Blind Guardian no significa que no los haya oido y visto, tengo sus discos hasta A night in the opera pero ya no pude más y los he visto en directo varias veces. Respeto tus gustos pero a mi en directo, lo siento, me aburren. Sobre el thrash mira, la mejor prueba es el disco de Metallica Garage Inc. que son versiones de los grupos de heavy que los influyeron, por eso te decía que yo lo veo como la evolución lógica del heavy. Los grupos que ahí versionean (algunos de ellos) son anteriores a Overkill por ejemplo. El power nace desde Helloween ( adoro los keepers que te conste) pero recuerdo bien las entrevistas de la época donde se desmarcaban del heavy, por entonces decían que hacían happy metal, que lo suyo era “otra cosa” aun asi todos éramos de Helloween pero esa onda happy fue la que, para mi, evoluciona hasta el power haciendo de este estilo algo que, siempre para mi, se aleja de lo que era el heavy metal. Sería un golpe bajo mencionarte en lo que acabó Kiske pero a cosas a si me refiero cuando digo que se pierde actitud y se buscan otras cosas. Que te gusta, lo respeto, que muchos grupos de ese estilo también me gustan a mi, te lo admito pero sigo pensando que desorientó el metal en actitud, ideas, letras (por eso lo del señor de los anillos, en la entrevista es casi un chascarrillo entre paréntesis no lo des más vueltas)
          Como bien dices al final es cuestión de gustos y lo que más me gusta de lo que dices, tenemos tanta variedad donde elegir, eso es lo que siempre he defendido, que haya variedad donde elegir y por eso me quejo cuando un estilo se impone a los demás impidiendo esa elección. Es un placer charlar contigo, aqui nadie sabe más que nadie y equivocarnos pues según quien lo lea nos equivocamos unos u otros pero al menos estamos charlando, comentando, intercambiando pareceres y eso creo que primero nos enriquece a los dos y segundo enriquece esto que para cosas asi nace (creo yo) esta posibilidad de dejar comentarios. Un saludo y por supuesto… mucho metal!!

  4. Uf! que se lo digan a Saurom… A este grupo hasta hace unos meses solo lo conocia de oidas, hasta que un colega me regalo “Maryan”. Flechazo directo al corazon el que tuve (y tengo) con este disco, me parece una jodida maravilla. Un album sin fisuras como digo yo. Es entonces cuando me intereso por los trabajos anteriores de Saurom y me encuentro con “Sombras del Este”… Señores yo con esto no puedo, valoro y respeto la intencion de la banda en su momento porque se nota que lo hicieron con mucho sentimiento y dedicacion pero es que es superior a mi. No puedo con tal sobredosis de “Lord Of The Rings”. Me empacha, me satura, me agobia tanto hobbit y elfo concentrado. Prefiero mil veces la linea que toman en sus dos ultimos discos y es por hay por donde espero que sigan apuntando porque realmente creo que lo bordan.
    Pd; METAL + SEÑOR DE LOS ANILLOS = EMPACHO BRUTAL

    • Pues yo me quedo con las hachas, las espadas y el steel de los Manowar. Viva Odin, Thor, las Walkirias, el dios del fuego un tal Loki, el caballo creo que de Odin Sleipnir y que vuelva el hechicero.

      Cierto que hubo demasiado power, pero hay mucho discazo dentro del power y mucha basura. Como en todo pienso yo.

      Lo malo que en castellano suena peor. Aun recuerdo: su nombre era Drácula… En Inglés sería como el Trooper.