Inicio Conciertos Crónica Concierto RHINO BUCKET en León – Crónica y Fotos de Fran Cea

RHINO BUCKET en León – Crónica y Fotos de Fran Cea

7
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
Century Media - DREAM THEATER
ANGELUS APATRIDA
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up
RHINO BUCKET
LORDS OF BLACK - Alchemy Of Souls, Pt. I
AC/DC - Power Up

Domingo 27 de Febrero de 2011 –  Gran Café  – León

Es curioso ver como cada vez que AC/DC anuncian una fecha de concierto en nuestro país las masas se lanzan completamente desatadas hacia los puntos de venta y son capaces de colapsar servidores informáticos, hacer largas colas en las taquillas e incluso pagar cifras que multiplican varias veces los desorbitados precios que ya de por si tienen los tickets oficiales, convirtiendo en muchas ocasiones esta celebración rockera en un mero acto social en el que fácilmente te puedes encontrar con tu vecina del tercero o la peluquera de tu madre. Y decía que es curioso porque sin embargo vemos a bandas que, salvando las enormes distancias con el grupo de los hermanos Young, se dejan la piel en pequeños escenarios de nuestras ciudades rememorando el legado del insustituible Bon Scott y son tratados con una indiferencia apabullante por aquellos que presumen orgullosamente de su camiseta de merchandising oficial pagada a precio de oro.

Hablo de Rhino Bucket como un ejemplo de honestidad musical en una carrera que después de muchos años de carretera, con un paréntesis largo para otros menesteres artísticos, les mantiene vivos. Más viejos y más sabios pero tremendamente entusiastas en su misión de llevar el testimonio dejado por el fallecido cantante australiano.

En esta ocasión era su segunda visita a nuestro país, también giraron el pasado Febrero de 2010, y aunque ya disfruté de su show en Burgos en la anterior cita, no podía resistirme a agarrar el coche y desplazarme al coqueto Gran Café de la capital leonesa para por un precio ínfimo disfrutar de hora y media de rock hecho con el corazón por una banda que presentaba nuevo trabajo, Who´s Got Mine que pasó de puntillas por el set list de la velada, y junto a aproximadamente medio centenar de espectadores sustituir un aburrido domingo por la noche de resúmenes futboleros y pesadillas que anticipan una nueva semana laboral por unas cervezas y un espectáculo que fue de menos a más y en el que banda y audiencia se calentaron por igual según pasaban las canciones.

Rhino Bucket no engañan a nadie, ofrecen de manera fehaciente lo que la gente acude a escuchar, un compendio de canciones basadas en la era Bon Scott, pero lo hacen a través de composiciones propias que no reniegan de sus orígenes y que huyen del plagio barato o la autocomplacencia y que en algunos casos podrían haber sido firmadas por los hermanos Young.

En esta ocasión la formación estaba compuesta por el insustituible Georg Dolivo en la guitarra y voz con su tono clonado de los gritos rotos y chillones del cantante aussie y que se encontraba infinitamente en mejor forma que en la anterior ocasión en la que el esfuerzo que realiza cada noche y un calendario de conciertos en el que llegó a enlazar 45 conciertos en solo 47 fechas le pasaron una factura que tan solo su profesionalidad consiguió salvar. En esta ocasión estuvo estupendo en su tarea y desde la inicial Who´s Got Mine (una de las tres piezas que interpretaron de su último trabajo y que con su solo calentó el frío ambiente) hasta el arrollador final con su clásico Ride The Rhino interpretada con mucha mala leche y algo de caos (más de 20 años separan estos temas) mostró su gusto por el boogie rock y los riffs sencillos que salían de su PRS. Sin embargo el protagonista, a mi juicio, de la velada fue el ex guitarrista de KIX Brian Forsythe (que repitió camisa con la gira anterior) y que me dejó de nuevo la misma sensación que la vez precedente.. La de un músico pulcro en su manera de ejecutar los sencillos riffs y que saca el máximo provecho de su Telecaster con punteos finos y claros y unos ademanes y presencia escénica más cercana a Keith Richards que a Angus. En un discreto segundo plano dio una exhibición de músico integrado en una banda y demostró disfrutar como el que más de su papel.

La base rítmica la componen Reeve Downes al bajo; sencillo, rápido y contundente y un nuevo batería, Anthony "Tiny" Biuso ex (hed)p.e.’s, mucho más joven que el resto de componentes, que sustituía a un peso pesado como Simon Wright y que sorprendió con una pegada seca y dura empujando a la banda a un sonido rocoso que aceleró a los presentes y que arrancó una ovación cuando culminó She´s a Screamer con un potente solo.

La mayor sorpresa del set list fue que al igual que el año anterior dejaron de lado sus dos últimos trabajos, el citado Who´s Got Mine y el sobresaliente The Hardest Town, cuyo tema título interpretaron y dedicaron, como es habitual, a la ciudad en que actúan y se centraron en los seminales Get Used To It, del que sonaron hasta cinco canciones entre ellas su hit RideWith Yourself, de nuevo con un gran solo de Forythe, y hasta seis de su disco de retorno And The It Got Ugly (cojonudo el ritmo seco y vacilón de Welcome To Hell).

Muchos podrán echar en cara a Rhino Bucket su simplicidad y similitud con AC DC o Rose Tatoo, pero los angelinos disponen de un sello de autenticidad que les diferencia de otras “bandas tributo” como los archi vendedores AIRBOURNE y se posicionan como el grupo que más fielmente puede entregarte la sensación de ver a AC DC en un pequeño escenario, algo que nunca sucederá. Ritmos pegajosos, riffs sencillos, actitud, cerveza y entrega sin concesiones, quizás de eso se trata el Rock and Roll y los Rhino son unos maestros en ello. Además una banda que aparece en la banda sonora de El Luchador se ha ganado mi respeto para toda la eternidad.

Texto y fotos: Fran Cea

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.

Set List León

  • Who´S Got Mine
  • The Hardest Town
  • Welcome To Hell
  • Beat To Death Like A Dog
  • Hey There
  • Joke´S On You
  • Smile
  • Message In My Bottle
  • One Night Stand
  • Word
  • She Is A Screamer
  • Ride With Yourself
  • She Rides
  • Bar Time
  • Street To Street
  • I Was Told
  • Hammer And Nail
  • Ride The Rhino

Galería de Fotos:

 

7 COMENTARIOS

  1. si señorrrrrrrrrr electric eye_ yo fui con un amigo desde ponferrada y al acabar tambien nos vinimos por ese motivo….pues hubieramos tomado otra con muchas ganassssss…realmente disfrute como un enano…un concierto de los buenosssss.gente que disfrutan y aman lo que hacen…asi da gusto..fue la primera vez que iba al gran cafe y no sera la ultima…..
    espero verte en la proxima y nos tomamos algo..en cuanto a la cronica muy bien redactado y contado lo alli acontecido pero tambien es de agradecer que en dichas cronicas pongais alguna foto del personal de la sala o lugar donde se celebran los eventos si me refiero al ambiente…salud

  2. He de confesar que yo no tenía de idea que quienes eran, hasta el año pasado que, por curiosidad fuimos a verlos a Durango Club en Meliana (Valencia). Desde ese día me hice incondicional (compré camiseta, cd, vinilo, cartel). Me alegré mucho cuando vi que volvían, reservamos las entradas desde el mismo momento que anunciaron su vuelta. El martes anterior a su concierto, en el mismo local y por “el módico precio de 30€ anticipada” actuaron los Adler’s Appetite. También fuimos a verlos y estaba petado. Pero, en verdad, lo que yo quería era que llegara el sábado (repito sábado y por 10€ la entrada anticipada). Me puse mi camiseta de fan y mis ganas de pasarlo bien. Mi gran decepción fue cuando comprobé que, de la poca gente que eramos, la gran mayoría eran familiares y amigos de los teloneros (The Rock FuckTory, unos chavales que lo hacen realmente bien). Cuando empezaron los Rhino, yo era la única que estaba delante del escenario. El resto de peña estaba o al fondo de la sala o en la calle fumando (como mi Wolf, pero entró rápidamente en cuanto oyó las primeras notas). Luego se animaron unos pocos y se fueron acercando. La verdad es que disfruté como pocas veces y, como eramos pocos, me llevé 2 baquetas, 1 pua y un apretón de manos de todos. Qué pena, de verdad. No entiendo como pudo pasar eso. Lo único que vamos a lograr es que quiten a Valencia de sus tours por nuestro país (ellos y otros grupos igualmente buenos y profesionales. De todas maneras, actúen en la ciudad que actúen en próximas ocasiones se merecen que vayamos a verlos y así lo haremos.