Inicio Entrevistas Entrevistas Texto HIVERLAND – Entrevista con esta prometedora banda donostiarra

HIVERLAND – Entrevista con esta prometedora banda donostiarra

0
Hiverland

Entrevistamos a los powermetaleros donostiarras HIVERLAND, quienes nos presentan su álbum «The return» y hablan de todo lo relacionado con esta banda que trata de abrirse camino en nuestro país y a nivel internacional, de ahi que hayan elegido el inglés como idioma para sus canciones. Otra joven banda que tiene mucho que decir… Esta es la entrevista:

– Hola chicos, es un placer saludaros, ¿qué tal estáis?

Pues muy bien, trabajando a tope preparando nuevos conciertos y encantados de tener la oportunidad de poder hablar contigo.

– Ya editado vuestro primer disco como tal, ¿os importa presentárnoslo y comentarnos cómo es «The return»?

Es un disco que se inicia con una potente introducción que desemboca en la primera canción, «Need For Survive», donde se puede entrever la tónica que seguirá el resto de canciones, y sin embargo prácticamente cada una tiene su propio espíritu, su marcada influencia. Hay canciones rápidas y técnicas, canciones a medios tiempos y el colofón final, una pequeña amalgama de colaboraciones de distintos músicos locales que narra un camino, en el que se entrecruzan distintos personajes plagada de momentos instrumentales con punteos, nuestra épica «Dark Angel».

Nos gusta decir que es una fusión entre el ayer y el hoy de muchas de nuestras influencias. Este disco bebe mucho del «Power Metal» y tiene mucho que ver con el momento en que fueron creadas la mayoría de las canciones, a principios del nuevo siglo. Juega con melodías a dos guitarras y ritmos a doble pedal, pero pretende ser además un punto de inflexión y también se pueden encontrar ritmos a medio tiempo dejando paso, poco a poco, a lo que está por venir.

Hiverland– Aunque sois bastante jóvenes, la banda ya lleva un tiempo existiendo. Hacernos un resumen de la historia de la banda y presentaros como tal, por favor, especialmente para la gente que no os conozca.

La maquinaria de Hiverland se pone en marcha hacia el año 2002, principalmente de la fusión de dos jóvenes músicos de San Sebastián que deciden cristalizar sus influencias en ese entorno de Power Metal que se empieza a quedar atrás después del boom de los años ’90.

La maqueta no tardará en llegar bajo el título de «Wings In Flames» en cuya portada ya asoma un ángel de alas blancas que representará al grupo hasta el actual «The Return», donde se aprecian unas alas negras.

Poco a poco se dan a conocer a nivel local y telonearán a grupos como Tierra Santa, Dark Moor o Avalanch, y tras algunas idas y venidas de los componentes la formación final se va consolidando, pasando de «Wings In Flames» al EP de presentación del disco que nos ocupa hoy, «Need For Survive» donde se mostraba un nuevo sonido y otra calidad de grabación.

Finalmente llega «The Return…» de la mano de Arkaitz Zayas (Voces), Unai Iglesias (Guitarra), Aritz Salaberria (Bajo), Bjorn Mendizabal (Baquetas) y Pablo Ocampo (Guitarra). Somos músicos provenientes de distintas formaciones menores y otras de tipo profesional como es el caso de Bjorn, que antaño fue parte de Azken Garrasia.

Como en todo buen disco de heavy metal que se precie, «The return» gravita sobre un excelente trabajo de guitarras, las buenas melodías que hay en todos los temas (jugando papel importante las teclas en este sentido), una potente base rítmica y un cantante muy interesante y solvente en mi opinión. ¿Estáis de acuerdo?

No sería nada honesto por nuestra parte estarlo del todo, ya que eso significaría que no vemos nada que mejorar. Estamos muy orgullosos de haber sacado un trabajo rico en matices y nos está sirviendo como punto de referencia de lo que no tenemos que hacer para el próximo trabajo.

Queremos recoger la esencia de Hiverland para combinarlo con lo nuevo que cada músico está aportando. Elementos como la base rítmica, el trabajo de las guitarras y las melodías elaboradas de la voz que comentas, no podrán faltar en nuestra futura forma de componer, pero sí que es cierto que en «The Return…» hay quizás muchos arreglos en ciertos pasajes, sobre todo de tipo orquestal, exigidos en cierto modo por los ambientes de ciertos temas.

En cualquier caso, ¡Muchas gracias!

– Por cierto, desde el principio apostasteis por el inglés, ¿porqué? Y ya que estamos, ¿de qué habláis en el disco, cuál es la temática general del álbum?

Esta es sin duda una de las preguntas que más nos hacen (risas). La idea de cantar en inglés proviene ya de la primera formación y tiene mucho que ver con el deseo de abrirse a un panorama internacional como ya hicieran bandas como Angra o Rhapsody. Somos conscientes del amor de los metaleros españoles por el Heavy en castellano pero nuestras influencias son eminentemente internacionales, como Iron Maiden, Edguy… ¡Y de lo que se come se cría!

Respecto a la temática, a grandes rasgos el disco gira en torno a un ángel inocente con alas blancas como símbolo de pureza, que acaba maltrecho por los reveses de la vida y sus alas se tornan negras como representación de esas experiencias, la madurez y escarmiento por los errores del pasado.

En definitiva, queríamos representar el intervalo de parón que sufrió la banda con sus correspondientes cambios y el ángel se presenta en portada explicando alegóricamente el porqué de haber tardado tanto en remontar el vuelo: Se encuentra arrodillado ante la tumba de su alter ego inocente renaciendo con fuerza. Dentro del disco, algunas letras están llenas de esperanza y de vida, y otras algo más oscuras narran metafóricamente las distintas etapas de la banda.

– Por ejemplo «Need for survive» o la propia «The return» me parecen temas impresionantes, y lo mismo «Dark angel» y Shooting star», de mis favoritas del disco, por citar algunas concretas y además diferentes entre ellas. ¿Cuáles son los temas del disco que mejor están funcionando en estudio y en directo?, ¿os ha sorprendido la reacción de la gente en este sentido?

Hay un poquito de todo, como ya veníamos comentando antes con temas como «The Return…», «Million Ways», «Riders of Metal» y «Dark Angel», y son los que mejor suelen funcionar en directo.

Los compusimos con la idea de sorprender a la gente, y lo curioso es que temas del disco que para nosotros quedan algo pobres a nivel musical son considerados por la gente como los mejores. En relación a esto recuerdo que un amigo me llamó un día diciendo que salíamos en un programa de radio y resulta que pincharon «Never Surrender», uno de los temas que menos nos gusta tocar (risas)… Está mal que lo digamos nosotros, pero nos gusta ser muy críticos con lo que hacemos.

Creo que cualquier banda tiene temas tabú en un disco o que los consideran de peor calidad que otros y a este respecto estamos muy contentos porque temas que nosotros considerábamos de menor atracción están funcionando de maravilla y prácticamente en la mayoría de las críticas que estamos teniendo se mencionan todos los temas. Cada uno de ellos se lleva algo positivo y para nosotros esto es muy grande.

– Desde fuera puede parecer hasta arriesgado hacer power metal o heavy metal melódico en estos tiempos en los que puede estar de moda decir que «el power está pasado de moda». ¿Qué opináis?

Es algo que tenemos muy presente. Es inevitable porque el estilo sufrió una importante saturación a finales de los ’90 con todo aquello de los dragones, las princesas y las espadas, pero no podemos soslayar esa influencia que vertebró a Hiverland.

A la hora de crear «The Return…» teníamos claro que la gente lo iba a considerar un producto antiguo o pasado de moda (muchos no verían ese punto de inflexión que para nosotros está tan claro) pero lo consideramos un absurdo. A fin de cuentas el propio hecho de catalogar una música y meter en el mismo saco que el resto a un grupo determinado es lo que produce las modas. Nos encanta escuchar muchos estilos diferentes de música sin pararnos a mirar si es o no lo que se lleva ahora, empezando por música sacra y madrigales del Renacimiento, pasando por Beethoven o Wagner, alucinando con los ’60 – ’70, disfrutando de la extraordinaria voz de Mercury, bailando a ritmo de Michael Jackson…

Nos hemos arriesgado porque estamos convencidos de que hay temas en el disco que merecen una oportunidad y nos parece una pena olvidarnos de ese material y empezar directamente con algo «a la moda». Somos músicos y hacemos música, el resto que ponga las etiquetas que considere oportunas.

– Siguiendo con esto, está claro que es un estilo que pudo saturarse hace algunos años, especialmente por la proliferación de formaciones muy similares y que quizás no todas tenían la calidad suficiente. ¿Cómo lo vivísteis entonces?, ¿cuáles son las bandas que creéis que mejor han sobrevivido a esta saturación del estilo hace unos 4 o 5 años?

Hiverland¡Era casi imposible elegir un disco bueno! (risas). Había muchos grupos cortados por el mismo patrón y rara vez sorprendía alguno. De hecho tengo discos en casa de algunos grupos que ahora ni existen, formados hará cinco años, que solo me sirven para amarrar la mesa cuando esta cojea. (risas)

Actualmente, en esto de las músicas populares y debido a la era de la comunicación y la imagen, existen decenas de miles de bandas en su mayoría copias de otras copias que no llevan a ningún lado. Esto supone dos cosas: la primera y obvia es que existe una saturación en el Metal (y cuantas más bandas de un estilo, más originalidad e interés pierden todas) y la segunda es que para destacar hay que ser el mejor, y esto implica que también surjan grupos de gran calidad por entre esa nube tóxica de metal del montón. Es inevitable asemejarte a otra banda pero cuando se aplica un estilo de un modo personal y mostrando al mundo la visión que se tiene de la vida es cuando el trabajo se convierte en interesante.

Edguy es una de las bandas que ha sabido adaptarse y poco a poco ha ido dándole remedio: En los primeros discos tan solo era un grupo de Power Metal más y poco a poco han ido labrando su estilo como Kamelot, Nocturnal Rites, Masterplan… realmente hay muy pocos grupos que se salvaron de esta saturación y la clave está en no conformarse nunca y buscar donde se puede mejorar.

Y ya que estamos, ¿cuáles son las principales influencias de HIVERLAND?, ¿con qué bandas habéis crecido y qué grupos escucháis mayormente en la actualidad?

Al escuchar el disco es fácil ver que la línea de voz está muy influenciada por Bruce Dickinson. Es un cantante verdaderamente versátil, elegante, perfecto conocedor de su instrumento y no abusa de agudos imposibles ni de voces graves. Por lo demás, las guitarras son inevitablemente deudoras de Helloween y Iron Maiden, y los ritmos de batería son un conglomerado de influencias que Bjorn ha sabido crear dando toques y juegos de intensidades no tan visibles dentro del metal, aunque se tuviera que ceñir a la línea de los temas de la que venimos hablando.

No se puede decir que nos basemos en un tipo de banda concreta pero las influencias principales son los grupos que nos gustan a cada uno de nosotros, de bandas como Nightwish, Gotthard, Edguy, Masterplan, Children of Bodom, Avantasia, Vision Divine, Rush, Rammstein, Iron Maiden, Magnum, Opeth, Ayreon, Stravaganzza, Avalanch… y muchísimos más que se unificarán con mayor fuerza en futuros trabajos.

– Está claro que no estáis inventando nada nuevo, ni me imagino que lo pretendáis, pero creo que al igual que otras bandas nacionales como DUNEDAIN, ZENOBIA, STEEL HORSE, ADGAR o DARKSUN, cada una en su estilo, estáis haciendo las cosas muy bien y tenéis una calidad impresionante. ¿Cómo creéis que está actualmente la cantera del heavy metal nacional?… quizás hay más calidad y cantidad que nunca pero a la vez la respuesta del público no se corresponde con esto…

¡Desde luego que no! (risas) Pretender haber inventado algo es una auténtica fanfarronada tomando en cuenta que nada nace de la nada.

Respecto a lo que comentas de la situación del heavy metal, hay algo claramente destructivo en el panorama musical actual: somos demasiado fríos y no apoyamos a nuevos grupos como es debido. Sí que es cierto que algunos son unos sosos y no se mueven en el escenario o no preparan un espectáculo digno por lo que después de pagar tu entrada te sientes engañado, pero hay bandas que realmente se lo trabajan y no hay un apoyo justo. Nosotros siempre hemos intentado dar un buen espectáculo, porque al fin y al cabo en un concierto estás ahí para trasmitir tu mensaje: si la gente no responde, ¡Haz que responda! No se puede exigir un público entregado sin entregarle tú algo de primeras.

– El disco lo habéis autoproducido y básicamente autoeditado, y es que a día de hoy las cosas están muy complicadas para las bandas nuevas, porque conseguir un contrato en condiciones es casi misión imposible y evidentemente sois muchos los que optáis por «la edición Juan Palomo», si me permitís la broma (pese a contar con el apoyo del sello de AZRAEL). Contarnos vuestra experiencia en este sentido, ¿qué es lo mejor y lo peor de la autoedición?

(Risas) La verdad es que la autoproducción es la única apuesta plausible hoy en día porque las discográficas miran por su negocio y no se quieren arriesgar con algo que posiblemente funcione: quieren asegurarse al 100% y tener resultados desde el primer día y eso hoy hay muy pocas bandas que lo puedan hacer.

Antes de editar el disco, lo fuimos presentando a algunas discográficas y lo desechaban porque ya estaba grabado, cosa que nos sorprendía y molestaba a un mismo tiempo.

Lo mejor de la autoproducción es poder grabar cuando y como se desea y no sufrir las tensiones de un estudio en el que se trabaja a contrarreloj. No hay nadie que te perturbe y que meta prisa diciéndote «¡Que nos quedan dos días de estudio, espabílate!» (risas). Creemos que esa energía positiva ha terminado por aparecer en el disco.

Azrael Records se encargó únicamente de distribuir el disco y promocionarlo a su manera durante 2009. Nos hemos desligado de ellos y hemos optado por la autogestión que no deja de ser un peso más que se añade a nuestros hombros, pero necesario al fin y al cabo.

– El próximo 12 de noviembre participaréis en el (al menos antaño) prestigioso Villa de Bilbao, en la sala Bilborock, ¿cómo será ese concierto?, ¿qué significa para vosotros?

Es un concierto que esperamos ansiosos y que estamos preparando con ilusión. Es una gran oportunidad y estamos contentos de poder estar allí presentando «The Return…». Por lo pronto estamos preparando una pequeña introducción para iniciar el espectáculo con un nuevo tema que revelará parte de nuestro próximo trabajo.

– Ya que estamos, habladnos de los planes a corto y medio plazo en directo de la banda, ¿Dónde podremos veros próximamente?

¡Allá donde nos quieran! (risas)… No, ahora en serio: Tenemos una serie de temas ya casi creados que estamos perfeccionando y que en resumidas cuentas son la respuesta de Hiverland al metal que se ha hecho estos últimos años, revolucionando nosotros mismos a «The Return…» y conformando unos temas mucho más descarados.

– ¿Cómo son los conciertos de HIVERLAND, como es un concierto base del grupo?

Trabajamos mucho el directo para poder ofrecer al espectador un «show» de heavy metal, aunque aprendemos día a día y concierto a concierto. Somos de la opinión de que un buen directo de metal es aquél en que la energía se pueda sentir en el ambiente y siempre intentamos conectar con el público. Normalmente nos solemos grabar en video para poder estudiarlo detenidamente en busca de posibles fallos y nos echamos los trastos a la cabeza unos a otros (risas)

– Para cerrar, os quiero comentar un tópico que tenemos muy en boga en España desde siempre, pero que especialmente ahora creo que os está perjudicando especialmente a las nuevas formaciones de nuestro país… Estoy hablando de aquello de que, por decreto, lo de fuera es mejor y lo de aquí es «más cutre». ¿Qué tenéis que decir ante esto?, ¿qué opináis los que de alguna manera estáis siendo acusados por esto?

Durante la historia, a la hora de asimilar tendencias, España siempre ha ido algo retrasada ya fuera por el momento político que vivía, por su situación geográfica o por una fusión de ambas.

Aplicado a la actualidad, creo que es bastante normal. Esto no quiere decir que sea justo o cierto, pero nos ha pasado desde que íbamos al cole: El niño de la mesa de al lado siempre tenía las mejores zapatillas, la mejor raqueta, la casa más grande y sus papis eran mejores y más ricos que los tuyos.

En realidad es un problema de autoestima y de superación personal, y no sé hasta qué punto solo pasa aquí. La cutrez enorme que muchas bandas españolas llevan inevitablemente dentro proviene de ese «copiar a la española» lo que se produce fuera de nuestras fronteras, en vez de interiorizarlo y crear algo no ya original, pero al menos personal.

Afortunadamente es un problema que poco a poco vamos superando y se está demostrando que las bandas nacionales tienen cada vez más calidad y las bandas antiguas van mejorando notablemente sus nuevas creaciones.

– Bueno chicos, muchas gracias, enhorabuena por el disco y mucha suerte para el futuro. La última palabra para cerrar es vuestra.

Gracias a ti por esta entrevista y a los lectores por dedicarle un precioso tiempo y nada, queremos recordarle a la gente que por el momento tocamos el día 12 de Noviembre en el concurso Villa de Bilbao y el 13 en nuestra ciudad natal, Donosti.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

LEGION
KIVENTS
ALGARROBA ROCK 2022
ROCK GUITAR EXPERIENCE
NURCRY - Sin Temer Al Sol