Inicio Entrevistas Entrevistas Texto UNISONIC – Exclusiva con MICHAEL KISKE

UNISONIC – Exclusiva con MICHAEL KISKE

0
Unisonic

Exclusiva con Michael Kiske

Hace pocos días teníamos la oportunidad de mantener una larga conversación telefónica con Michael Kiske. El motivo no es otro que la creación de una más que interesante banda llamada UNISONIC con la que parece que Kiske vuelve al rock sin etiquetas, rencores ni complejos. Por supuesto hablamos de esto pero también de la vuelta a los escenarios después de muchos años, de las polémicas de los últimos años, de la actualidad de HELLOWEEN, su actitud ante la vida y la música… en esta interesante entrevista en la que Michael se sigue explicando con mucha coherencia y honestidad. Aquí tenéis la larga y profunda charla desde su casa en Hamburgo:

– Hola Michael, un placer saludarte de nuevo. Muy buenos días desde España, ¿qué tal estás?

KiskeMichael.- ¡Hola!, todo genial, tenemos un tiempo alucinante, hace calor por aquí y todo va como tiene que ir…

– Sí, en Madrid lo mismo, hace mucho, mucho calor hoy…

Michael.- ¡Qué sorpresa! ¿En tu país? (risas) Ahí siempre hace calor.

– (Risas) Bueno, no siempre pero ahora en verano sí…

Michael.- Pero definitivamente mejor que por aquí (risas). Vivo en el norte y aquí normalmente está todo gris y lloviendo… Nos suelen robar el verano menos por un par de días, así que estoy muy contento de que tengamos tan pronto días tan buenos…

– Genial entonces… Vamos a comenzar si te parece, y es que hace un par de años tuvimos una charla muy interesante y sincera cuando editaste el acústico de HELLOWEEN. Entonces hablamos mucho del pasado y de las polémicas pero ahora prefiero centrarme en el presente y futuro si te parece, ¿de acuerdo? Empezamos por ahí directamente, ¿cómo es el presente de Michael Kiske?

Michael.- Estoy bien, me siento muy bien ahora que tengo ya no sólo un grupo de nuevo sino también un management concreto y gente que se preocupa de las cosas. Es realmente genial… Quiero decir que, cuando hablamos hace un par de años no tenía ninguna intención de unirme a un grupo o hacer actuaciones en directo, pero de repente un día ocurrió, cuando Kosta y Dennis se reunieron conmigo aquí en Hamburgo para ofrecerme esta idea. En ese momento sentí que era lo correcto, lo que tenía que hacer ahora. No sé, algunas cosas necesitan tiempo y a veces tienes que atravesar por una época distinta y dejar que pase cierto periodo temporal cuando te sientes un poco diferente en tu entorno… Pero ahora estoy encantado con la situación, la verdad.

– ¿Crees que es correcto decir que con UNISONIC vuelves al hard rock? ¿Cómo lo ves tú? ¿Qué opinas de los primeros comentarios que está haciendo la gente al respecto?

Unisonic Michael.- Yo diría que estamos tratando de ser un grupo de rock, para no cerrarnos a ninguna posibilidad. Si queremos hacer cosas un poco más hardrockeras las haremos y si queremos hacer cosas más facilonas también lo haremos. Eso era algo muy importante para mí, dejar bien claro que somos un grupo de rock, porque no me gusta ser enterrado en cierta escena musical, pero a su vez es muy importante para mí estar abierto. De todas formas, no puedo decir hacia dónde se dirigirá este grupo ni sabría decirte lo colorida que será su música todavía porque esto no es un proyecto en solitario sino que es una banda de verdad donde tres personas componen canciones, así que será lo que tenga que ser porque hay una situación de democracia ahora… Pero estoy muy seguro que, de todos modos, será algo muy interesante… quiero decir, no tengo ni he tenido ningún problema con la música rock desde hace mucho, tan sólo fue un breve periodo en el que estuve muy cansado de todo, y realmente cargué contra todo, pero duró muy poco tiempo, de verdad.

Creo que fue alrededor de 2004 o así cuando hice el primer disco de PLACE VENDOME y ahí me dí cuenta de nuevo de lo guay que es esta música, pero aún así no fue un cambio enorme en términos de mis gustos musicales. Lo que sí es un gran cambio es estar en un grupo ahora, ya sabes, no tener sólo una carrera en solitario sin un management que se preocupe de las cosas… Por tanto, para mí eso sí es un gran cambio, obviamente. Además, ahora incluso parece que sigo disfrutando algunos discos de metal que disfrutaba mucho cuando era más joven, algunos de los discos de los PRIEST, de MAIDEN, que sigo pensando que son alucinantes, muy buena música…

– Seguro que a muchos de tus seguidores les gusta oírte decir esto…

Michael.- He dicho muchas cosas en estos años pero a la gente le gusta escuchar lo que quiere escuchar. Quiero decir que si dices algo o quieres poner algo de sentido en la escena del metal tienes que ser muy honesto y claro, pero a veces la gente sólo piensa en blanco y negro y parece que ya sólo puedo hacer baladas acústicas a partir de ahora porque la música rock es propiedad de esas personas y eso… Mira, siempre he tenido un conflicto dentro de mí cuando se trata de la escena del metal debido a mis convicciones personales, por cómo veo el significado de la vida y el ser humano, porque no apoyo ideologías inhumanas, lo que es muy común en esa escena, pero sé que ésa no es la escena al completo (ndr: hay que recordar que Kiske es bastante religioso, lo que siempre se ha reflejado en sus letras).

Volviendo a la pregunta, para mí fueron geniales las vibraciones después de los dos o tres primeros conciertos, y es que sólo hemos hecho tres de calentamiento pero fue genial sentir la emoción del escenario de nuevo. Luego hicimos el precioso Sweden Rock Festival, dónde había muchísima gente… ¡había un montón de fans allí! Hicimos incluso una firma y había una enorme cola donde además me encontré a personas de todo tipo de edades, desde adolescentes a gente de mi edad e incluso más mayores… Firmé discos del “Keeper…”, de PLACE VENDOME y, lo creas o no, ¡hasta de mi carrera en solitario! Me impresionó muchísimo y fue muy importante para mí tener ese contacto con la gente de nuevo después de tantísimo tiempo, fue realmente bien…

– ¿Y cómo te has sentido con esto? Supongo que habrá sido emocionante darte cuenta de que la gente está aún contigo.

UnisonicMichael.- Sí, fue realmente emocionante. Incluso en aquellos fantásticos shows de calentamiento en Alemania hubo gente que vino desde Rusia, un tipo vino de Turquía… Fueron unos conciertos alucinantes porque no esperaba nada de eso y me animó muchísimo. Además, eso muestra lo importante que es tocar en directo, tener contacto con la gente y demás, que quizás lo había perdido en estos años. Es que si durante 17 años, como ha sido mi caso, sólo haces discos y quizás algunas entrevistas siempre está bien pero falta algo… por ejemplo, cuando sacamos el disco de PLACE VENDOME todo el mundo estaba interesado en hacerme entrevistas y no hubo ni una sola mala. De hecho, todos fueron personas maravillosas, inteligentes e idealistas, y eso estaba muy bien pero el contacto directo con el público y con el oyente es algo muy importante, y a menos que lo vuelvas a experimentar de nuevo no sabes dónde te encuentras realmente. Quiero decir que no conoces la realidad de la música hasta que no tocas en directo y hablas con la gente antes y después del concierto, y eso es algo extremadamente importante para mí y le estoy muy agradecido a la gente del rock por venir a mí y dejar que vuelva a hacer esto de nuevo, porque no creo que lo haya conseguido yo sólo… en serio que es lo que pienso.

– Volviendo a UNISONIC, la banda tiene muy buena pinta, con Kosta Zafiriou (ndr: que además fue mánager de HELLOWEEN y de Kiske en solitario) y Dennis Ward de PINK CREAM 69, con los que has trabajado de alguna u otra manera en los últimos años, y Mandy Maier, un guitarrista suizo excelente que ha tocado con GOTTHARD y KROKUS. ¿Cómo surge la banda?

Michael.- De hecho, fue muy emocionante para nosotros ver cómo se desarrolló todo cuando ensayamos por primera vez. Antes de hacer los conciertos de calentamiento habíamos estado ensayando durante diez u once días, pero antes de eso no habíamos tocado realmente juntos en una habitación como grupo. Es que todos nos conocíamos pero no habíamos tocado juntos como grupo de directo… Actualmente Internet hace la producción posible, cada uno hace sus partes, yo las voces y todo eso, porque ya sabes que hoy en día puedes hacer un disco sin vernos los unos a los otros… Pero en este caso desde la primera vez todos estábamos muy interesados en ver cómo funcionaba y llevar adelante el tema como banda, e incluso algo nerviosos porque todo funcionase a la perfección. Claro que todos teníamos en mente que Kosta y Dennis llevan tocando siglos juntos, y eso probablemente ayudó, pero el primer día nos juntamos los cuatro en el local de ensayo y creo que tocamos como unas tres o cinco canciones, las tocamos una vez, dos, las tocamos la tercera vez y todo empezó a sonar realmente bien… fue muy emocionante.

De todas formas, para mí uno de los motivos por los que me interesé tanto en este grupo fue Dennis, porque es capaz de hacer muchísimas cosas: tocar, producir… Él es de mi zona y es capaz de hacer un montón de cosas técnicas y musicales, pero es que además piensa de una manera en la que a mí ni se me ocurriría, es una combinación muy interesante y estoy muy contento de que esté en el grupo porque es un tío increíble. Es como que no creo que tenga ningún tipo de ego destructivo porque es una persona muy buena, amigable y abierta de mente, una gran elección, vaya. Fue de hecho él quien, cuando estábamos buscando otro guitarrista, dijo “Mandy, tiene que ser Mandy”. Y sé porqué, ya que es perfecto para esta banda y además tiene una gran presencia sobre el escenario, una gran imagen, así que entra por los ojos también. Ha sido una elección perfecta, no puedo decir otra cosa.     

– Hasta ahora hemos podido escuchar sólo un tema, “Souls Alive”, que me suena muy bien pero quizás es bastante parecido al rollo que pueden hacer PLACE VENDOME o incluso PINK CREAM 69, hard rock melódico y rock atemporal de calidad, elegante y buen gusto. Te lo digo porque me gustaría que me dijeras tú mismo las diferencias que ves con ellos y UNISONIC, y que le digas a la gente porqué es diferente de estas dos bandas.

Unisonic Michael.- No sé realmente lo que PINK CREAM 69 han hecho en el pasado, porque no les he seguido… En el caso de “Souls alive”, es una canción que está compuesta por Mandy, así que no creo que suene mucho a eso, aunque quizás tenga ese tipo de sonido cualquier cosa que toquemos, puede ser, porque probablemente cada canción tenga ese tipo de sentimiento general, aunque supongo que tú eres una de esas personas que no ha escuchado el sonido individual de los músicos y eso… Pero probablemente no importe lo que toquemos, pues seguramente siempre tenga ese sello de Dennis y Kosta, lo que creo que es bueno… Para mí en concreto las canciones suenan diferente entre sí, y simplemente elegimos ésa porque nos pareció que era en la que la pre-producción era mejor, pero no es la grabación final todavía, sólo es una demo, no es la versión del disco, quiero decir. De hecho, tengo que volver a hacer las voces de nuevo cuando la grabemos para el álbum y probablemente meta un tono más armónico en el estribillo por ejemplo.  

El alma de mis canciones es totalmente diferente, por ejemplo las que saldrán en el disco son más como power… no quisiera decir baladas, porque no son realmente baladas. Es como “Silence Lucidity” de QUEENSRYCHE, por ejemplo, que tiene ese rollo que me gusta y también a Kosta, aunque no diga que vayan a sonar así pero sí tienen ciertas similitudes en el estilo e incluso en las letras. Me gusta ese rollo roquero en el puente, aunque yo no las haga tan largas, pero me gusta el tono lento y atemporal en las canciones, que a su vez se diferencia un poco del material de PLACE VENDOME. A nivel de temas ésta sería más o menos mi contribución al disco, pero vamos, ya te digo que no va a haber muchas similitudes con nuestras bandas previas, aparte del hecho de que seamos los mismos músicos que hemos hecho otras cosas antes, claro. Además, sé que Dennis no va a producir UNISONIC como si fueran discos de PLACE VENDOME ni siquiera de PINK CREAM 69, de hecho, estas bandas tienen ciertos toques a los 80, sobre todo PLACE VENDOME con ese rollo AOR y de hard rock melódico clásico.

En este caso el sonido va a ser más fresco y moderno pero por supuesto que te vas a dar cuenta rápido de los músicos que hay detrás. Es como por ejemplo si yo cantara en un disco en solitario de Kai Hansen, y es obvio que tendría muchas reminiscencias del sonido de HELLOWEEN porque sea como sea, si es Kai componiendo y yo cantando, no hay duda de a qué sonará. Y es lo mismo cuando Dennis compone o produce un tema, que de alguna manera va a sonar a él, a su estilo quiero decir. Pero vamos, este tema en concreto está escrito por Mandy, que es de hecho el elemento diferente de la banda a nivel estilístico en esta combinación, porque es al que no conocíamos directamente de antes, ya sabes. Yo creo que todo el mundo va a hablar de nosotros porque el producto es muy bueno y aparte pienso que las capacidades de los músicos que forman la banda son muy altas.

– Escuchándote es fácil darse cuentas de la ilusión que te hace UNISONIC. ¿De todas formas, qué visos de continuidad tiene, en tu opinión, ¿lo ves como una banda en toda regla o es un proyecto como PLACE VENDOME y demás? Lo digo porque también está PC69 por el lado de Kosta y Dennis, e imagino que tú también querrás seguir adelante con tu carrera en solitario.

Michael.- Yo estoy libre en este sentido y es que UNISONIC es lo único que estoy haciendo ahora mismo… quiero decir que ahora no tengo ningún otro plan. Más adelante seguro que hago algún otro disco en solitario, entre otras cosas porque tengo un contrato firmado, pero bueno, de todas formas todo depende de si puedo sentirme completamente satisfecho y colmado a nivel artístico con UNISONIC, y entonces probablemente no tenga ninguna necesidad de hacerlo. Pero es que por ejemplo tenemos ya mucho material descartado que no se va a utilizar para este primer disco, aunque bueno, no sé si luego se usará algo para discos en solitario porque ahora los hemos desechado…

Por otro lado, Dennis y Kosta por el lado de PINK CREAM 69 tampoco están haciendo nada con la banda, al menos por este año, con lo UNISONIC es este momento su prioridad. Sobre el futuro no se puede asegurar nada pero lo que está claro es que la química y el feedback por el momento es perfecto. El caso es que si hacemos un disco realmente potente y la respuesta es muy buena, podemos girar el año que viene por muchos sitios y demás, creo que la posición de la banda de cara al futuro sería realmente buena. Aún así, en este momento no estamos preocupados en absoluto por contratos, ventas, respuesta y demás, porque ya te digo que la ilusión es muy grande y todo está yendo realmente bien.

– Tocaste en directo por primera vez en muchos años el pasado 5 de junio en Alemania, ¿cuántas veces has imaginado tu vuelta a los escenarios? ¿Fue como esperabas o habías imaginado?, ¿cómo te sentiste?

Lo primero es que estaba bastante nervioso antes del concierto, aunque luego me han dicho que no dí esa impresión y la realidad es que lo disfruté y estuvo muy bien, pero sí me sentí nervioso y con cierta presión, claro. Luego cada concierto ha ido mejor, se me fue la presión después del primero y he disfrutado cada vez más el resto. Me ha gustado comprobar que me he encontrado bien físicamente y no he tenido problemas a nivel de técnica o quedarme sin energía o algo así, y de hecho creo que mi voz ha aguantado bastante bien aunque sí es cierto que de alguna manera ha tenido que readaptarse a la situación de tocar en directo de nuevo, por decirlo de alguna manera. Pero en general he estado muy satisfecho de cómo me ha respondido la voz, aunque en algún momento me costara un poco más o la escuchara como más sucia, ya sabes.

Creo que tengo que volver a coger experiencia, si lo quieres llamar así, y volver a retomar el tema de saber organizarte sin forzar demasiado en un momento dado o administrar mejor la energía a lo largo de todo el show, y estoy convencido que este tipo de cosas van a mejorar de cara a los próximos conciertos, seguro. Creo que todo está en su sitio y que me mantengo en buena forma vocal, así que no me puedo quejar.

Por otro lado, es una mezcla de experiencias y sensaciones porque quizás me ha sorprendido un poco lo fácil que ha sido aunqueo sí he notado todas las miradas fijas en mí, ya sabes, como demasiada presión en ese sentido, aunque es normal. Por ejemplo me sentí muy bien en el Sweden Rock, tocando delante de mucha gente y demás pero me encontré muy cómodo y eso que era sólo el cuarto concierto que dábamos y de alguna manera el más importante y sobre todo numeroso. Pero me estoy sintiendo cada vez más confiado y seguro, y realmente me siento bien de haber vuelto a los escenarios 17 años después. Es que es algo que no se puede ensayar en un local de ensayo, sino que tienes que volver a vivirlo y sentirte cada vez más cómodo y suelto haciendo más conciertos.

– ¿Has echado de menos el escenario en estos años o realmente no?

Bueno, los dos primeros años en absoluto, mientras que luego por ejemplo en en 2003 o 2004 simplemente no pensaba en ello, como que no me preocupaba en absoluto… pero ya después de esto sí me picó el gusanillo. Incluso es curioso porque no echaba de menos el mero hecho de subirte al escenario sino también los viajes, el estar de gira en general, conocer países, gente de todos los sitios… Estar ahí y viajar por el mundo con una banda es lo que realmente empecé a echar de menos en ese momento. Y ahora también me he dado cuenta que echaba mucho de menos el escenario, así que de alguna manera ha sido algo bastante progresivo.

Es que es lo realmente excitante… quiero decir que puedas hacer, grabar o producir discos es genial, pero lo realmente grande de ser un músico es poder tocar esas preciosas canciones en directo enfrente de la audiencia. Es que para mí eso es ser un músico realmente y todo lo demás es un extra porque evidentemente componer es muy importante, pero si no tocas en directo te olvidas de lo que es ser músico.

– Tenéis más fechas y parece que de alguna manera la banda tendrá continuidad en este sentido…

Sí, ahora hemos hecho 4 conciertos, luego tenemos otro festival en julio y creo que hay dos conciertos más en agosto, pero ya después de esto queremos concentrarnos al 100% en el nuevo disco. Pero vamos, seguro que habrá una gira más extensa el año que viene.

– ¿Cómo imaginas la acogida del respetable a partir de ahora? Ya has podido ver algunas reacciones en estos primeros concierto, una respuesta inicial de la gente y no sé, ¿es lo que te esperabas?

Michael.- Hasta ahora todo ha sido agradable, no ha habido nada negativo que reseñar, la verdad. Me ha sorprendido para bien que sólo me he encontrado gente amigable y con mucha excitación con respecto a volver a verme encima de un escenario. Lo que sí ha cambiado en estos 17 años son cosas como que ahora está todo lleno de móviles y cámaras que filman todo lo que haces y al momento está colgado en Internet. Con esto quiero decir que no te puedes permitir a tí mismo tener un sólo día malo… Recuerdo en los días de HELLOWEEN que cuando salíamos de gira casi siempre estábamos bastante bien y personalmente no me acuerdo de un día que fuera realmente horrible cantando, pero incluso si lo tuvieras, en el pasado no hubiera importado demasiado aparte de ese día y ya está.

UnisonicAhora, todo lo que haces está registrado en Internet y es que además la gente antes de ir a un concierto chequea los shows previos, incluso las fechas de calentamiento, para sacar cualquier fallo o las conclusiones que sean y luego tú vete a explicarle a la gente que eran sólo unas fechas de calentamiento, de prueba o lo que sea (risas). Ahora soy consciente de esto, pero aún así intento ignorar estas cosas, de hecho intento mantenerme al margen de ambas partes, tanto de los que buscan el mejor material de Michael Kiske, como de los que buscan cualquier fallo porque creo que no es realista en ningún caso. No sé, es que siempre he pensado que la música al final es totalmente subjetiva y por esto nunca he creído en cosas tipo “el mejor cantante” o cosas así. Otra cosa es que me guste oír cosas buenas sobre mí o mi voz, pero por otro lado sólo soy un cantante, ya sabes, y no tengo ninguna intención en ser mejor o peor que Bruce Dickinson o Robert Halford, o incluso Bono, Ronnie James Dio o el que sea. Cada uno tiene su propia identidad, su propia personalidad y sus registros particulares y ya está, y yo sólo puedo intentar ser el mejor Kiske, pero nada más.

Entonces, el comparar cantantes a este respecto te aseguro que no tiene ningún sentido para mí, aunque claro que estoy encantado de que alguien como Rob Halford siga cantando por aquí a su edad y demás, y que siga habiendo vocalistas así. O Bruce Dickinson, que está en una forma increíble y probablemente cante mejor que en los 90, ¡es realmente bueno a día de hoy! Pero al final cuando alguien dice que Kiske apesta o que tal cantante es mejor o peor que Michael Kiske, yo no puedo decir nada, porque seguramente tenga razón, que ya te digo que la música es algo totalmente subjetivo. No puedes luchar contra esto pero porque es estúpido ya que cada uno tiene su propia opinión y ya está, y por eso me resulta divertido cuando la gente se mete en peleas en Internet por este tipo de cosas, ¡pero si sólo son opiniones!

– Sí, además yo creo que el problema es que hay mucha gente con mucho tiempo libre…

Michael.- Sí, eso también (risas), pero el tema es que para mí no es discutible, no es algo que dé motivo para discutir. Es que si alguien te dice que apestas porque no le gusta lo que haces, pues muy bien, pero es que me parece tan infantil discutir por estas cosas… Ya te digo que me encanta cuando a alguien le gusta lo que haces, pero intento que no me afecten ni los comentarios negativos ni los positivos, porque no quiero esa presión de tener que ser mejor o peor para la opinión de alguien. La expectación y excitación está bien, pero, ¡hey, que sólo soy un jodido cantante! Me siento muy afortunado de ser bien considerado y de haber podido hacer esto por mucho tiempo pero hay que ser realista y creo que a veces se me ha sobrevalorado.

– Continuando con estas ideas, han pasado los años, te has explicado y además creo que tú también has podido madurar tu relación con los fans de tu pasado y estar más en calma con esto a todos los niveles. Te veo más relajado al respecto y afortunadamente ha llegado un punto en el que la mayoría de seguidores del rock te respetan y te aceptan sin rencores de ningún tipo. ¿Notas esto, crees que ha cambiado en estos años la opinión sobre tí desde que volviste un poco a la palestra con SUPARED hasta ahora?, ¿cómo lo ves?

Michael.- Lo primero es que seguro que estoy más relajado, no puedo negarlo, no quiero estar cabreado nunca más porque reconozco que hace algunos años estaba realmente harto y molesto con todo esto. Es que quizás lo que más ha cambiado en este tiempo es mi conocimiento o comprensión de lo que debe ser una naturaleza humana sana y saber para lo que vivimos las personas, y no es para estar enfadados y cabreados con el mundo que te rodea todo el tiempo. Yo creo en que la gente tiene buen corazón, y seguro que tú y todo el mundo también lo cree, quiero decir que por ejemplo si tienes una novia lo que deseas es que te quiera, no que no te odie, ¿verdad?, y quieres que tus amigos sean honestos de verdad contigo y que la gente te trate con cariño y con respeto.

Ahora tengo una idea más bonita e incluso quizás idealista de lo que es la vida de las personas pero lo que está claro es que no soy un tipo satánico, con ideas malévolas o algo así. No creo en eso, y de hecho no creo que la gente que habla de esto y se considere metido dentro de este rollo realmente se lo crean o lo digan en serio. Es que en la vida real esto tiene que ser una pose porque de verdad que no creo que nadie piense realmente que hacer cosas malas o recibirlas es divertido. Ya sé que todo el mundo tiene un punto bueno y otro malo, porque es inherente al ser humano, pero creo que la cuestión está en pensar en para qué vivimos, qué queremos hacer en la vida y yo tengo claro que lo que quiero es ser una buena persona. Esto es en lo que creo, y luego a nivel musical creo en la libertad musical, en ser libre para hacer la música que te salga del corazón, que sea tu corazón y personalidad el que se exprese libremente. Quiero decir que no importa el tipo de música que te guste, porque esto es sólo una cuestión de gustos pero si haces algo en lo que realmente crees, eso es arte real, y todo lo demás es mierda.

Es como si alguien en América hace un homenaje a su padre que ha muerto, y él era un fan del country, y de repente alguien te apunta diciendo que eso es una mierda porque no es metal, ¡tío, tú eres idiota!, con perdón… Creo que de esto ya te comenté en la entrevista que hicimos en su momento…

– Sí, me suena que la última vez que hablamos me contaste algo parecido, sí.

Michael.- Perdona entonces, pero el caso es que siempre he tenido problemas con este tipo de cosas porque eso es fanatismo, es que si no respetas al individuo que tienes al lado no sé qué haces en este mundo, y siempre he tenido problemas con estas cosas pero a nivel de música, de religión, de la propia vida personal de cada uno o lo que sea, porque vivimos en un mundo libre y lo principal tiene que ser el respeto. Es que tú no puedes forzar a nadie a pensar como tú o a que te guste la misma música que a tí, y si actúas con respeto todo está bien pero cuando en cualquier parte del mundo y aspecto de la vida alguien trata de forzar a otro a hacer o pensar algo que no quiere, aparece el fanatismo y esto no puede ser.

De todas formas, que nadie piense que tengo algún problema con mi pasado en HELLOWEEN, porque de verdad que no lo tengo. De hecho, nunca he renegado de nada relacionado con esto porque disfruté cada minuto, especialmente la etapa con Kai Hansen, y fue sin duda uno de los mejores períodos de mi vida y en ese momento creía al 100% que ésa era la música más impresionante del mundo, la que más me gustaba, lo más guay que existía y con lo que más disfrutaba. Pero de repente te haces mayor y tu rango de gustos musicales e incluso vitales se amplía y, de hecho, a día de hoy escucho muchos tipos de música diferentes. Esto cambia la percepción que algunos fans tienen sobre tí y no es justo, porque incluso a veces te hacen parecer como un idiota por no seguir siendo igual que entonces. Y esto también ocurrió especialmente con una persona de la banda y por eso mucha gente piensa y ha pensado durante mucho tiempo que yo renegaba de HELLOWEEN, que lo quería borrar de mi pasado o algo así cuando evidentemente no hay nada más alejado de la realidad.

– Imagino que hablas de Michael Weikath…

Michael.- Es que yo nunca he dicho nada en contra de HELLOWEEN sino que siempre ha sido una cosa personal entre mí y el señor Weikath, nada más. Es él el que siempre ha jugado a este juego de descalificaciones y demás, y bueno, es algo triste y de hecho alguna vez me he sentido frustrado y traicionado por ello, y esto me ha hecho alguna vez poder hablar de renegar de la escena metálica y demás, pero todo ha sido producto de este problema personal, nada más, aunque el resto se ha sacado de quicio.

De todas formas, lo que entiendo por humanidad y por música libre no ha cambiado nunca y no lo va a hacer. Y siempre he tenido problemas con las ideas a veces contradictorias que la escena metálica tiene sobre esto. Pero sobre el pasado de HELLOWEEN no tengo ninguna mala palabra fuera de esto, estoy orgulloso de ese pasado, pasamos grandes momentos y todavía sigo teniendo muy buena relación con Kai Hansen, por ejemplo, con quien nunca he tenido ningún problema o malentendido de ningún tipo. Es que no ha habido ningún rechazo por mi parte sobre el pasado de HELLOWEEN sino que esto es como cuando alguien se divorcia de malos modos o lo que sea, con muchos sentimientos de por medio, y es muy difícil sobrellevar las cosas sin dejarte llevar en algún momento por las emociones.

UnisonicPero reitero que yo no rechazo esa época y además está claro que HELLOWEEN no fue algún tipo de banda satánica o lo que fuera, que a veces se ha comentado que renegaba por eso. Nosotros siempre tuvimos un gran sentido del humor y nos divertíamos mucho en el escenario pero aparte de cuatro fanáticos en América que te podían tildar de satánicos por el nombre de la banda, nadie ha pensado nunca nada parecido, yo el que menos, por mucho que sí piense a día de hoy que me parece un poco tonto y recurso fácil el poner la palabra “infierno” en el nombre de un grupo. Quiero decir que a día de hoy no me pondría un nombre así, pero HELLOWEEN nunca fue una banda con rollos satánicos o “letras inhumanas” (risas)… Es más, teníamos letras muy idealistas, y siempre me acuerdo que es el mismo caso que ocurrió con IRON MAIDEN y “The number of the beast”, que no es más que una canción sobre una historia de la biblia que a Steve Harris le pareció interesante escribir sobre esto, pero nada más. Pero ellos nunca han tenido nada de banda satánica, ¡por favor!, ni nunca han hablado de temas inhumanos, violencia o brutalidad en esos términos en absoluto, y es que creo que cierta gente tendría que acercarse a estas cosas de manera más cuidadosa y no catalogar o calificar a las bandas de lo que sea por este tipo de tonterías.

– En eso estoy de acuerdo contigo, Michael.

Michael.- Es que para hablar u opinar así tienes lo primero que conocer a las personas, y por ejemplo yo conozco personalmente a todos los miembros de IRON MAIDEN y son tipos estupendos, grandes personas y muy agradables, y son gente que no tienen ni un sólo ápice de rollo satánico ni nada parecido, y lo mismo pasa con HELLOWEEN… Lo que quiero decir con todo esto es, “¿porque tengo yo que tener un problema con este tipo de opiniones?”, y por extensión, “¿porqué tendría que tener cualquier tipo de problema o reserva con mi pasado en HELLOWEEN?”.

– Para cerrar un poco este tema de la polémica y demás, ¿no crees que se ha exagerado muchísimo y se ha hecho una montaña de un grano de arena con todo este tema desde tu vuelta un poco a la palestra con SUPARED? Personalmente me parece todo se acabó saliendo de madre y al final parecía que era una especie de lucha de Michael Kiske contra el heavy y luego una cruzada entre los heavies y Michael Kiske. De verdad que pienso que la polémica era mucho menos importante de lo que al final ha resultado… ¿Qué te parece?

Michael.- ¡Oh, sí!, eso está claro, estoy absolutamente de acuerdo. Sí, y pienso que la razón de que la cosa se agrandara tanto es porque le interesaba a los actuales HELLOWEEN, y yo no quiero echar más gasolina al fuego, ¿ok?, pero cuando tú tienes una banda importante y con un vocalista que es muy bien considerado por los fans de todo el mundo y de repente está fuera, entras en una situación en la que tienes que explicar cosas si no quieres que se te vaya de las manos. Pero pasa con todas las bandas, eh!, que yo todavía recuerdo cuando MÖTLEY CRÜE echó a Vince Neil, y luego veías entrevistas de las dos partes y todo era echarse mierda, y Vince decía que no quería tener que ver con el sonido de entonces cuando no estaba y bla, bla, bla… mientras que ahora él está de vuelta en la banda y todo son buenas palabras y habla en otros términos.

Yo siempre he sido honesto cuando he hecho entrevistas, porque es parte de mis convicciones y no importa lo que la gente piense de tí sino lo que tú eres o como tú eres, y así tienes que mostrarte. Pienso que si tratas bien a la gente y con honestidad, luego esto te volverá a tí, y lo mismo si lo haces mal. Yo no juego a nada, y si esto molestoy por algo lo expreso y no me echo atrás, y tienes que hacerlo por mostrar cómo eres de verdad, no por ofrecer una cierta cara a la gente, pero a muchos les gusta esto y no lo entiendo. Por eso yo nunca he echado mierda sobre mi pasado en HELLOWEEN sino que sólo he expresado lo que pensaba o he hablado de mi mala relación con Weikath por ejemplo, pero él sí ha estado continuamente hablando mal de mí, ¡¿porqué?! Él sabe que las cosas que ha dicho no son verdad y sólo le hubiera gustado que fuera así, pero el caso es que lo hace porque sabe que es bueno para su banda, o al menos lo piensa. Quiere ofrecer de mí una imagen extraña ante la audiencia pero yo nunca he querido liderar una cruzada contra los fans del metal o algo así ni siquiera contra la música rock o heavy rock.

– Pero Michael, tienes que reconocer que en algunos momentos lo pareciera.

Michael.- Yo estoy en contra del satanismo y de la falta de libertad de las personas, en este caso de los músicos, y yo creo que mucha gente ha entendido esto pero otros no. Pero no he falseado nada sino que simplemente he tratado de expresar lo que pienso. Yo tengo temperamento y soy una persona muy emocional que no tengo problema en expresar estas cosas en público, y quizás esto le ha dado la excusa a algunos para hacerme parecer como un idiota.

Unisonic – Para terminar la entrevista, tengo un par de preguntas que hacerte precisamente sobre la actualidad de HELLOWEEN y sobre tu carrera en general. La primera… supongo que sabes que tus ex compañeros editaron en 2005 la tercera parte de “Keeper of the seven keys”, hace algunos meses editaron “Unarmed” una extraña recopilación de 25 aniversario con temas clásicos regrabados en plan acústico, con arreglos orquestales y demás…

Michael.- Esto creo que fue interesante…

– ¿Qué piensas de ambas cosas?, ¿qué opinas de lo que están haciendo HELLOWEEN en este sentido y con este tipo de lanzamientos?

Michael.- No sé demasiado de “Keeper III” porque es otra banda totalmente diferente, y no le he prestado demasiado atención. De todas formas, no sé si en otra situación hubiera hecho algo así precisamente porque es una formación diferente y sólo están un guitarrista y el bajista con respecto a la formación que hizo esos discos tan importantes. Quiero decir que todo es nuevo, así que no sé qué sentido real tiene hacer una tercera parte de este tipo.

Lo de “Unarmed” es distinto y esto me parece que está bien, que es algo curioso y que han tenido pelotas de hacer algo así, y me gustan las bandas que se atreven a arriesgarse. Me refiero a hacer algo que posiblemente los críticos no van a aceptar bien pero que artísticamente supone un riesgo y tiene su gracia. De hecho, yo mismo regrabé hace dos años mis canciones de HELLOWEEN en formato acústico y con ciertos arreglos orquestales y creo que estuvo muy bien. A mí me gustó mucho hacerlo y seguro que fue parte de mi proceso curativo, ya sabes, porque además fue muy bien recibido y honestamente creo que quedó bastante bien… Es más, le gustó a muchos fans de HELLOWEEN. Por eso digo que me parece bien lo del recopilatorio, porque hay que tener agallas para hacer algo así, y me gusta la portada, es muy chula (risas), pero no entiendo lo de “Keeper III” porque es una banda totalmente distinta.

– Para la última me gustaría que fueras muy sincero…

Michael.- Siempre lo soy en las entrevistas, te lo aseguro.

– ¿Crees que haber sido el cantante de la época dorada de HELLOWEEN y uno de los iconos del heavy metal te ha beneficiado o perjudicado tras salir de la banda?

Michael.- Ambas, absolutamente ambas. Por un lado es increíble ver cuántas generaciones han sido influenciadas directamente sobre todo por los dos “Keeper”, y es impresionante cómo se siguen considerando esos álbumes actualmente… ¿cuánto ha pasado? ¡23 o 24 años!… Cuando hicimos la primera parte, yo tenía 18 años, tío, y de repente es un disco que es uno de los favoritos de muchísima gente y eso es excitante, no se puede negar. Yo nunca podré decir que no me excita esto, que no es excitante porque, como músico, siempre sueñas con tener cierta influencia en la gente, que tu música afecte de alguna manera a quién la escuche, y el hecho de que siga teniendo este efecto tantos años después es increíble y realmente emocionante.

Es que, además, son dos discos que se grabaron en una época en la que la tecnología y posibilidades eran complemente diferentes y seguro que hoy se podría hacer mejor a nivel de sonido pero entonces tuvo mucha magia. También me encanta pensar en esa época en la que la escena de metal era impresionante, con mucha innovación y muchas bandas haciendo cosas realmente buenas e interesantes. También era un momento en el que el hard rock y el metal tenían un puesto muy importante en las listas de todo el mundo y tenías ejemplos como IRON MAIDEN número 1 en Gran Bretaña  o METALLICA en Estados Unidos o incluso HELLOWEEN en buenos puestos, porque siempre entramos en listas con nuestros discos entonces. De hecho, el single de “Dr. Stein” llegó al número 3 en Alemania. Fue un momento muy excitante en general, no cabe duda. También fue una época muy creativa, y es que todos los meses salían como 10 bandas nuevas realmente buenas la mayoría de ellas.

Quiero decir que en ese sentido estoy realmente contento con todo el tema de HELLOWEEN pero cuando todo esto cambió fue cuando se convirtió en un grano en el culo y es que a la gente le gusta enterrarte muy rápido, sobre todo con respecto a un pasado exitoso. Es que cuando un cantante sale de una banda, de verdad que me parece que lo más estúpido que puede hacer es copiar el sonido de esa banda, al menos en mi caso sería absurdo tratar de sonar en solitario como HELLOWEEN. Yo no soy ese tipo de músico, no hubiera podido hacerlo, no hubiera podido tratar de mantener ese mercado o algo así, porque no pienso ni actúo de ese modo. Entonces, sí reconozco que fuera de estas caras felices sí hubo un par de años que odié en cierto modo mi pasado pero ¡porque estaba enterrando mi presente y mi futuro!

De hecho, siempre me parecía muy estúpido cuando alguien en una crítica o lo que fuera decía que no sonaba a HELLOWEEN, ¡claro!, pero simplemente no lo compres y ya está, pero no uses ese argumento para denostarlo porque no es justo. Es que yo no estoy intentando parecerme a HELLOWEEN y me parece absurdo discutir con alguien porque ese producto “no es esto”. Ya, no es lo de antes, pero mira lo que es, escucha lo que hay y opina sobre eso, pero al principio me molestaba mucho esto. Es cierto que he aprendido mucho disco a disco y por ejemplo mi álbumo de 2006, “Kiske”, me parece fantástico y que está cargado de canciones preciosas, pero es que es muy difícil a veces ser aceptado cuando te sales del círculo en el que se supone que tienes que estar, ya sabes.

– Eso es verdad…

Michael.- Artísticamente no es muy justo ni agradable, pero ahora entiendo que de alguna manera es como son las cosas y lo que sí tengo claro ahora es no estar enfadado nunca más en este sentido. Es que ahora puedo entenderlo, no lo comparto pero sí puedo entenderlo. Ahora pienso que simplemente te estás equivocando si buscas algo en un disco que no vas a encontrar, y es que si buscas eso que no está, con no comprarlo es suficiente. Por otro lado, ahora me puedo poner un poco en el lado del fan y aceptar que busques algo en un disco y te encuentres con algo totalmente diferente pero creo que esto crea confusión y que lo que se debería hacer es darle una oportunidad porque a lo mejor te gusta después de tres o cuatro escuchas y le pillas el punto. A mí me ha pasado muchas veces y es que te tienes que meter en el disco, entenderlo y sobre todo darle una oportunidad.

Kiske– Sí, pero ahora hay demasiado material y con Internet tienes acceso inmediato a muchos discos y no es fácil tomarte el tiempo suficiente para desgranar un disco como se merece.

Michael.- Es otro de los aspectos negativos de todo el tema de las descargas, claro, y es que la gente no se toma su tiempo en escuchar un disco. “Me gusta esta canción, me la bajo” y ésa es la cultura de la música a día de hoy. Antes, cuando no había Internet, si una canción de un CD o disco no te gustaba, tenías que escucharla, al menos te daba la opción de pasarla o no, pero es que la cultura ha cambiado y ya directamente la puedes hacer desaparecer, como si no existiera. Quizás es un asunto de volver a aprender que la música se tiene que disfrutar y conocer de otra manera, porque al igual que no comes la misma sopa todos los días, no puedes escuchar las mismas 4 o 5 canciones que te gustan y ya está. Pero vamos, que a lo que voy con todo esto es que un disco normalmente no es malo sino que simplemente no es lo que te esperabas y mucho menos en los 80, cuando no había esa mentalidad de consumo rápido de música y los productos que salían eran casi todos de una calidad al menos aceptable.

No me entiendas mal, soy un fanático de Internet y un freak total de los ordenadores, e incluso en términos musicales muchas cosas que nos aportan son buenas, sobre todo a nivel de posibilidades de expansión y exposición de la música a través de MySpace, YouTube y demás. Pero creo que a día de hoy estamos perdiendo el hecho de tomarnos tiempo para escuchar música tranquilamente y desgranar correctamente un disco. Y por otro lado está el tema de las compañías, que ya se ha acabado todo tipo de apoyo y en este caso sí es algo positivo el tener un pasado “famoso”. Quiero decir que si yo hubiera empezado en los 90 en solitario sin el apoyo de mi pasado las cosas hubieran sido totalmente diferentes, aunque también siempre es un riesgo porque muchas veces las compañías intentan vender el producto a un público equivocado precisamente por lo que has hecho en el pasado.

Pese a todo, como decíamos antes ahora estoy mucho más relajado en todos los sentidos, he tenido mucho tiempo para pensar, he dejado salir muchas cosas negativas y… en general me siento mucho más relajado a día de hoy, eso es un hecho.

– Ok, Michael pues vamos a cerrar aquí que ya llevamos casi una hora hablando. Ha sido un honor y una entrevista muy interesante de nuevo y nada, me gustaría que las últimas palabras para cerrar fueran tuyas.

Michael.- Pues nada, que al final después de 25 años en la música profesional he aprendido las cosas negativas de la industria musical, y de hecho estoy en contra de esto pero no de vender discos, tener éxito ni nada parecido. Simplemente me parece que a veces se sacan las cosas de quicio demasiado con algo que en el fondo simplemente es música. Ahora estamos en una situación en la que es el mercado el que dirige, maneja y diseña la música, y los músicos tratan de satisfacer a la compañía, al público o lo que sea, y creo que es el camino incorrecto porque me parece una manera de prostitución en la música.

No hay casi nada real actualmente y casi todos los grupos están diseñados porque les dicen la música que tienen que hacer, la ropa que deben llevar, el corte de pelo, cómo moverse en el escenario… es totalmente artificial y muy alejado de la música de verdad. Y lo triste es que a veces también ocurre ya con la escena del rock, que es la que tradicionalmente siempre había huido de esto. Para mí es muy importarle decirle a la gente que no se dejen llevar por el mercado a la hora de hacer su música sino que los músicos tienen que hacer sus canciones y la industria lo que tiene que hacer es encontrar un mercado para su estilo, no al revés. Es que cualquier música que no esté hecha con el corazón, es un engaño. Es que cuando descubres algo por tí mismo, sin que la industria te lo dirija o algo así, más excitante encontrarás a ese grupo o esa canción, o lógicamente más te llegará y más profundo será el efecto que cause en tí. Pero si no te mueves, se convierte en mecánico e irreal. Si escuchas algo honesto y con personalidad será bueno para tí, y me da igual el tipo de música que sea.

– Ok, pues ha sido un placer y seguro que volvemos a charlar en el futuro. Mucha suerte con UNISONIC y ¡nos vemos!

Michael.- Claro, un abrazo.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)