Inicio Lanzamientos A-Z VAN CANTO – Tribe Of Force

VAN CANTO – Tribe Of Force

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

VAN CANTO, para todos aquellos que todavía no hayáis oído hablar de ellos, son una banda fundada hace escasos cuatro añitos en Alemania, y que desde luego no se parecen en nada a nada que hayas escuchado antes, eso seguro. El grupo practica un particular estilo que hasta donde yo se, han inventado ellos, y que han nombrado ‘metal a capella’. Sí, has leído bien, ‘metal a capella’.

El sexteto, como es obvio, rápido llamó la atención a propios extraños en su Alemania natal, y su primera aparición en Wacken no se hizo esperar, un concierto en 2008 tras el cual ganaron todavía más adeptos y que, por cierto, se puede ver íntegro en el DVD de bonus que trae este su tercer largo en estudio, un “Tribe Of Force” que supone el tercero en cuatro años, ahí es nada, y primero bajo el auspicio del sello austríaco Napalm Records, y es que cada trabajo ha sido editado con un sello diferente, algo que no me deja de resultar curioso, por cierto. El grupo por otro lado parece obvio que es la viva imagen de que no todo está inventado en este mundillo del metal, o eso o de que las bandas cada vez están más desesperadas por llamar la atención en estos saturados tiempos que vivimos, dos opciones por las que no me termino de decantar, aunque lo que sí parece claro desde el primer momento es que VAN CANTO es un grupo muy diferente, al que de primeras incluso cuesta tomar en serio, y que quizás sí que sea cierto que, al menos a priori, parece una propuesta algo rebuscada, para qué nos vamos a engañar, eso al menos al principio, porque luego lo cierto es que según uno se sumerge en sus dos primeros trabajos, nos vamos dando cuenta de que, aun con lo raro que supone escuchar un disco de “metal” sin guitarras, sólo con voces y una batería, hay buenos temas ahí dentro y que, aunque sólo sea para pasar un rato entretenido, estábamos ante dos discos muy válidos (sobre todo el primero para mi gusto), que a mí y a muchos, salvadas las muecas iniciales, llegaron a engancharnos lo suyo, tanto por sus buenos temas propios como por las versiones, que eran muy, muy importantes en sus dos primeras obras y que lo siguen siendo, unas versiones que por cierto suelen adaptar increíblemente bien a su estilo.

Presentaciones aparte, “Tribe Of Force” es como anticipaba el tercer trabajo de este singular sexteto, y comentar que a priori no cambia prácticamente nada con respecto de los anteriores discos de VAN CANTO, salvo que quizás en esta ocasión los temas me han convencido menos en líneas generales, además de que, como es obvio, el grupo también sorprende menos, aunque eso tampoco tiene demasiado que ver… El disco parte de las mismas premisas que los dos anteriores, aunque quizás la mayor diferencia es que esta vez se han grabado trece temas, en contraste con los nueve que tenían tanto el primero como el segundo. La formación es la misma, cinco vocalistas y un batería. Entre los vocalistas, uno masculino, en lo que normalmente conocemos como “vocales”, y una femenina, cantando las letras, para entendernos (Philip e Inga respectivamente). En lo que serían las guitarras en un grupo normal, y con ese estilo vocal “rakatakka”, estarían Ross y Steffan, el primero en un registro más alto y el segundo más bajo, quedando Ingo a lo que sería el bajo, también vocal, y por último Bastian a la batería, algo que como digo no cambia con respecto a “Hero”.

Volviendo a “Tribe Of Force”, decía que aunque todo son gustos, conforme a los míos este es un disco que se hace más pesado que los dos anteriores, un buen disco igualmente pero al que cuesta bastante más engancharse, primero porque VAN CANTO como decía cada vez son menos una novedad, y segundo porque creo que esta vez se han pasado un poco metiendo temas, que a menudo suenan un poco a relleno, por lo que probablemente si se quitasen tres o cuatro la cosa mejoraría muchísimo. Esta vez hay dos versiones, y tengo que decir que las dos me han gustado mucho, algo en lo que el grupo sigue en forma, y que sigue resultando realmente curioso, pues como decía, las llevan muy bien a su terreno. Mención especial quizás para el “Rebellion” de GRAVE DIGGER, que cantan junto con Chris Boltendahl, aunque el “Master Of Puppets” tampoco suena nada mal…

Con respecto a sus temas propios, nada menos que 11 esta vez, para mí desde luego el mejor es el “Lost Forever”, que además inicia el disco, un temazo de power metal épico y a capella llenísimo de fuerza y vigor, muy en la línea de los mejores VAN CANTO de los discos anteriores, un tema para escuchar una y otra vez y que te mete tanto dentro que olvidas literalmente que no hay guitarras de por medio. Luego la cosa sigue bastante bien con “To Sing A Metal Song”, un corte algo más pausado, más heavy, si es que se le puede llamar así, y después lo cierto es que no hay más temas que te hagan levantar de la silla como estos, sino que el álbum va perdiendo bastante fuelle y aunque hay buenos temas, en general no se pueden comparar con el poderío del inicio del disco.

Cabe mencionar especialmente la inclusión eventual de una guitarra por vez primera en un tema de VAN CANTO, la de Victor Smolski en “One To Ten”, un buen corte también (aunque la guitarra suena con muchísimos efectos, como aquel solo de voz de Toby en el “Return To The Tribe”, pero con guitarra real, para entendernos…), así como la colaboración invitada de Tony Kakko a la voz en “Hearted”, un tema que me ha parecido muy flojito. Aparte, destacaría algún otro como “My Voice” o “Water. Fire. Heaven. Earth.”, aunque no me deja de parecer que de no ser por los dos primeros temas y por las dos versiones, este “Tribe Of Force” se haría tan aburrido como los 55 minutos que dura, bastante más flojo en cuanto a temas propios que “A Storm To Come” y “Hero”, aunque a nivel de producción diría que les supera.

Una nueva obra en definitiva de estos cantores alemanes que, de todos modos, resulta raro que no hayan trascendido demasiado de su Alemania natal, un grupo que desde luego merece la pena, que pierde un poco de fuelle con respecto a hace dos y cuatro años, pero que habrá que tener en cuenta igualmente, aunque sólo sea por lo originales y curiosos que siempre han sido.

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Lista de temas:

  1. Lost Forever
  2. To Sing a Metal Song
  3. One to Ten (con. Victor Smolski)
  4. I Am Human
  5. My Voice
  6. Rebellion (version Grave Digger – con Chris Boltendahl)
  7. Last Night of the Kings
  8. Tribe of Force
  9. Water. Fire. Heaven. Earth.
  10. Master of Puppets (Metallica cover)
  11. Magic Taborea
  12. Hearted (con Tony Kakko)
  13. Frodo’s Dream