Inicio Lanzamientos A-Z THIRTY SECONDS TO MARS – This Is War

THIRTY SECONDS TO MARS – This Is War

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Más que interesante el lanzamiento de la banda del carismático actor Jared Leto (RÉQUIEM POR UN SUEÑO, sí, es una película no otra banda). Bromas a parte. ¿Qué me ha llevado a valorar este lanzamiento, “This Is War”, en tan alta estima? Pues hay varios argumentos.

El primero de ellos, tal como ellos mismo afirman, se ha dejado todo el dinero que recaudaron con sus anteriores discos en el lanzamiento de este “This Is War”, y se nota a la legua, con una sonoridad y musicalidad absolutamente apabullante, incluso se permitieron la inversión de contratar un coro de monjes tibetanos para los refuerzos vocales que quita el aliento; tras el panel de producción está uno de los grandes Flood (NIN, U2) obviamente estos grupos referencia dan una imagen del tipo de sonido que han perseguido esta vez los americanos.

Segundo, la evolución y diferencia respecto a sus anteriores discos es simplemente brutal, mientras que antes, se podía pensar en 30 SECONDS TO MARS como una fuente de ingresos de otro guapito de cara de Hollywood, ahora mismo, se han convertido en una banda cuyo única fin es la musicalidad.

Y por aquí viene la tercera razón, el concepto de música que maneja la banda gira entorno a dos pilares: musicalidad y refuerzo electrónico. La musicalidad la regala ese coro tibetano que impresiona, la voz ultra melódica de Jared (en serio, ¿de verdad que es un actor el que canta?), unas guitarras acompañantes, nunca protagonistas, y unos arreglos sonoros limpios, nítidos, cristalinos que refuerzan una sola cosa, la música.

El cuarto y último argumento vendría del esfuerzo e inversión comercial de la banda a favor de los fans (y claro está, buscar adeptos). La banda se ha currado una red de información inmensa a lo largo de este disco, esa red la bautizaron “The Echelon” y permitió a los fans estar en permanente contacto con la banda a través de los distintos medios de Internet, hasta tal punto llegó la hermandad entre fans y banda que 30STM decidieron organizar una quedada en Los Ángeles, bautizada como “The Summit”, tal fue el éxito, que repitieron a lo largo y ancho del mundo. A través de estas posibilidades “The Summit” y “The Echelon” la banda ofreció la oportunidad a los fans de colaborar en el disco, permitiendo que éstos grabasen sus voces y las enviasen por estas redes, voces que saldrían en el disco (incluso las “Summit” se convirtieron en inmensos coros para grabar en el disco). Los fans respondieron a multitudes. Y la banda se lo agradeció premiándoles de nuevo, permitiéndoles que se hicieran fotos de sus rostros que serían la portada de las 2.000 primeras copias, es decir, 2.000 primeros discos con 2.000 caras distintas. Apabullante.

Efectivamente, en lo que se refiere a música, poco tienen que ver esos argumentos anteriores, pero, sinceramente, dan una categoría y concepto al disco, muy difícil de superar. Lo mejor, que la música que hay dentro, está acorde a tantísima categoría. Podré ser odiado por ello, pero así lo pienso. Entonces, ¿qué “etiqueta” les ponemos? Preguntareis todos. Pues no sabría ponerles bajo el paraguas de un estilo musical al uso dentro del metal. Como dije, su componente electrónico con bases pregrabadas, samples e infinitud de adornos les da mucha categoría electrónica, algo que no tiene porque estar reñido con el heavy ni con el metal. Su mayor fuerza radica en la pureza de su sonido protagonizado por la musicalidad, esa extraña desconocida que muchas veces alejamos de la música. La música en “This Is War” se eleva y se convierte en pura potencia musical accesible por bella.

Antes de entrar en materia, analizaré la banda, a las voces y la guitarra Jared Leto, y, sinceramente, me quito el sombrero con el “guaperas” de Hollywood. Insuperable en los registros melódicamente ásperos, brutal, buena muestra son los finales de “King And Quens”, “Vox Populi” o “Alibi”, si a esto, le sumamos que en esos momentos cumbres entra el coro tibetano (que debe estar formado por niños porque las voces son muy infantiles, al uso de cómo pudo hacer en su día Michael Jackson o P.O.D.) la solemnidad musical del tema crece hasta límites insospechados. El hermano, Shannon Leto, en la batería hace un trabajo sobrio, la fuerza de la banda no viene por este instrumento. Al bajo y arreglos electrónicos, Tomo Milicevic, si son suyos todos los arreglos y calidad sonora en la parte instrumental, este muchacho es un genio, aunque algo me hace pensar que Flood a tenido mucho más que ver que Milicevic, aunque es algo que desconozco.

El disco. Del disco, con una sola escuchada se rescatan cinco joyitas sublimes. “Kings And Queens”, “This Is War”, “Vox Populi”, “Alibi” y “Night Of The Hunter”. Las cuatro primeras con el apoyo y refuerzo sonoro del coro tibetano se han convertido en lo mejor que yo he escuchado en mucho tiempo entorno a este concepto musical. La fuerza de Jared en la voz es mágica y los refuerzos electrónicos dan eco a cada nota musical. “Kings And Queens” tiene un final desgarradoramente melódico, “This Is War” tumba con la sonoridad del coro, “Vox Populi” junta lo mejor de “Kings And Queens” y “This Is War” convirtiéndose en la voz del pueblo que clama y grita ir a la guerra por un mundo mejor, “Alibi” llora con rabia al más puro estilo U2.

El resto del disco. Igual de mágico, musical y sublime que los temas rescatados más arriba. Los susurros de Leto en “Stranger In a Strange Land” me recuerdan al Reznor más oscuro, incluso se tiñe de sonoridades industriales. “100 Suns” es la acústica de lujo para continuar con “This Is War”. “Closer To The Edge” y “Searg And Destroy” manejan los mismos términos pero a la vez son muy distintas. “Hurricane” se convertirá en su himno más electrónico y menos ambicioso en términos de potencia.

Para completar, decir, que absolutamente todos los temas me han parecido increíblemente accesibles, otra de las características de este gran “This Is War”. Aunque, como siempre y como es tradición, España se queda completamente fuera de toda gira mundial, me gustaría medir la popularidad de la banda ya que es candidata oficial para convertirse en fenómeno fan, y miedo me da, que eso les arrastre lejos de la música.

En resumen, para todos aquellos que quieran arriesgar (porque sin duda es arriesgar fuera del heavy-metal) tienen una magnífica oportunidad de dejarse hundir por la musicalidad (creo que ya es la sexta o séptima vez que lo menciono) de 30 SECONDS TO MARS.

Jorge Cárcamo Yagüe

Lista de Temas:

  1. Escape
  2. Night of the Hunter
  3. Kings and Queens
  4. This is War
  5. 100 Suns
  6. Hurricane Feat. Kanye West
  7. Closer to the Edge
  8. A Call to Arms
  9. Search & Destroy
  10. Alibi
  11. Stranger in A Strange Land
  12. Equinox
  13. Night of the Hunter (Flood Remix)