Inicio Entrevistas Entrevistas Texto CINDERELLA – Tom Keifer

CINDERELLA – Tom Keifer

0
Cinderella

Entrevista con Tom Keiffer

Hacía tiempo que no teníamos noticias de CINDERELLA, una de las bandas más importantes de esa oleada de hard rock norteamericano que vivió su apogeo a finales de los 80, y de repente nos encontramos con el lanzamiento de un nuevo directo, «Live at The Mohegan Sun» (grabado en 2005). Y como aparte de roqueros somos curiosos, nos pusimos en contacto con su líder Tom Kieffer (guitarrista, cantante y principal compositor), para saber de la actualidad de la banda y su anunciado disco en solitario, además de por supuesto interrogarle sobre el futuro del grupo, esa esperada venida a Europa que no termina de concretarse, y por supuesto aprovechar para comentar algunas cosas de la historia de la gran banda de Filadelfia. Aquí tenéis la interesante entrevista:

– Hola Tom, es un honor poder charlar un rato contigo sobre el presente, pasado y futuro de CINDERELLA y por supuesto de la actualidad en sí del grupo, que a día de hoy pasa por la reciente edición en Europa de ese «Live at The Mohegan Sun», grabado en 2005 durante la gran gira que compartisteis con RATT, QUIET RIOT Y FIREHOUSE, aunque se edita en la segunda mitad de 2009. Háblame del lanzamiento y sobre todo porqué se edita ahora.

Tom.- Efectivamente se grabó en 2005 durante el «Rock never stops tour», aunque ya se había editado previamente pero sólo en Estados Unidos. Hace unos meses firmamos un contrato a nivel mundial con Frontiers Records y por eso se edita ahora el disco en directo para el mercado europeo pero con cuatro bonus tracks con respecto a la primera edición y algunas cosas extras más. Sobre el disco en sí hay que decir que es 100% en directo, que es algo en lo que creemos ciegamente porque este tipo de álbumes tienen que mostrar fielmente lo que pasa en el show porque si no, con regrabaciones, arreglos posteriores y demás, para mí no tiene razón de ser. Y tiene que ser un viaje con la audiencia, a los que has ofrecido lo mejor y luego lo reflejas con este disco, es todo en uno (risas), ya sabes: banda, público y grabación en directo.

– Escuchando el disco, aparte del contenido en sí, que es excelente, y el notar a la banda en muy buen estado de forma, me gusta que suene como un viejo álbum en directo. Es decir, que aparte de la música y del rollo de estos temas en directo, se puede escuchar perfectamente a la audiencia durante las canciones, la pirotecnia… y es una grabación como al menos antaño se oían la mayoría de discos en directo, muy puros y reales. ¿Era la intención?

Tom.- Sí, eso es, es que para mí un disco en directo te tiene que hacer sentir como si de alguna manera estuvieras en el show. Está claro que muchas bandas regraban el material y añaden mil arreglos, corrigen los fallos, hacen trampas con el sonido… pero nosotros no hemos hecho eso y el concierto es lo que oyes, 100% en directo.

Cinderella

– Ese concierto se grabó en 2005 pero ahora estamos en 2009, ¿cuál es el estado actual de la banda?… Quiero decir si ahora estáis en activo al 100%, haciendo conciertos esporádicos o, vaya, ¿en qué punto está CINDERELLA a día de hoy?

Tom.- Bueno, el tema es que yo he estado un año y medio recuperándome de un problema serio con la voz. Me dañé seriamente las cuerdas vocales en nuestra última gira, en 2006, y al final necesité de cirugía y un período largo de rehabilitación para poder volver a cantar. De hecho, teníamos planes para una gira este pasado verano en Estados Unidos y tuvimos que cancelarlo porque yo aún no estaba preparado y en los ensayos me volví a resentir de la lesión y fue jodido. Así que los planes inmediatos de la banda, una vez que ya mis entrenadores y médicos me han dado el ok y yo me siento realmente bien, es volver a la carretera y recuperar esa gira que tuvimos que cancelar, y más adelante nos encantaría poder ir a Europa a hacer algunas fechas.

– Hablando de tu voz, es obvio que es una de las partes más importantes de la música de CINDERELLA, porque aparte de que los temas sean buenos, que instrumentalmente la banda tenga buen nivel y demás, está claro que tu voz es como la seña de identidad del grupo. ¿Qué piensas de esto y cómo te sientes actualmente pudiendo volver a cantar con esa voz tan aguda y afilada pero por supuesto con el toque bluesy y sobre todo ese feeling inconfundible?

Tom.- Ahora me siento realmente bien después de tres años en los que mi voz ha estado seriamente dañada y con muchos problemas, aunque he tenido que trabajar y pelear realmente duro para volver a recuperarla al mejor nivel. Fue algo que me asustó mucho porque lo que tenía era una especie de parálisis en mis cuerdas vocales, que en muchos casos significa el final de la carrera para un cantante, y lógicamente he estado muy preocupado en todos estos meses, sobre todo porque además era la segunda vez que tenía que pasar por esto, que la primera fue a principios de los 90. La verdad es que, aunque suene a tópico, le tengo que dar las gracias a Dios todos los días por ayudarme a pasar por esto y recuperarme.

Ahora siento que mi voz es de nuevo fuerte y me siento más poderoso como cantante que nunca. Ha sido un largo proceso pero he tenido fantásticos entrenadores vocales que se han preocupado por mí y me han ayudado muchísimo a superar este problema y les doy las gracias de corazón. La parte positiva es que ahora siento que tengo más control sobre mi voz que nunca, así que bueno, me quedo con eso.

Cinderella

– En los últimos años se han editado muchos recopilatorios, directos y demás de CINDERELLA, algo que no sé si habéis tenido mucho control sobre ello o ha sido cosa de compañías. De todas formas, los fans estamos esperando un nuevo disco real del grupo, ¿será posible de cara al futuro el poder tener en las manos este potencial nuevo trabajo de estudio de CINDERELLA?

Tom.- Sí, sí, definitivamente existe esa posibilidad, y sólo hay que esperar a que sea el momento concreto y estar en el lugar adecuado, como se suele decir. Lo primero era encontrar un sello fiable para poder planteárnoslo, y ahora que ya lo tenemos es más fácil. De todas formas, como te decía, los planes más inmediatos pasan por llevar a la banda de nuevo a la carretera, recuperar esas fechas que tuvimos que cancelar este verano, y volver a verme en el escenario y recuperar mi confianza como cantante, músico y demás, volver a sentirme cómodo con esto, quiero decir. Luego, la idea de hacer un nuevo disco es algo que está latente desde hace mucho tiempo… De hecho, firmamos con una compañía para esto en el 98 pero al final no se pudo llevar a cabo por diversos problemas y además en esa misma época yo comencé a trabajar en material en solitario y se quedó el proyecto parado.

De todas formas, la idea por supuesto que está ahí aunque primero quiero terminar mi disco en solitario, en el que llevo trabajando los dos últimos años (ndr: en su web personal anuncia que ya está terminado, pero la entrevista la hicimos hace algunos días), y después con la banda ya de nuevo en la carretera partiremos de ahí para ver qué surge de cara al futuro de CINDERELLA.

– Hablando del material en solitario que comentas, la gente que te seguimos sabemos que aparte del rock eres un gran fan del blues, del country y demás, gustos que influyeron mucho a «Heartbreak station» y, aunque en menor medida, a «Still climbing». En mi opinión es algo diferente a lo que muchos fans entendemos que es el sonido de CINDERELLA, pero a su vez tenemos la curiosidad de saber qué nos vamos a encontrar exactamente en tu material en solitario. ¿Cómo va a ser?

Tom.- Bueno, es algo más variado o una mezcla de más cosas que lo que encontramos en CINDERELLA, que es algo más particular. Va desde un sonido bastante potente y pesado pero a la vez mezclado con baladas y cierto material acústico también. Es un disco bastante dinámico que creo que verdaderamente te lleva a un viaje muy diferente desde el comienzo hasta el final, no es algo que puedas decir que es lo mismo desde el primer tema hasta el último. De todas formas, si nos acercamos a discos de CINDERELLA, iría mucho más cercano a «Long cold winter» o «Heartbreak station» que a «Night songs», eso también es verdad.

– Hablando ya de la historia en sí de CINDERELLA, para mí sois sin duda una de las bandas más importantes de la escena norteamericana de finales de los 80/principios de los 90. Y es que tantos años después sigue siendo un verdadero placer escuchar los temas del grupo y darte cuenta que compusisteis unas canciones excelentes…

Tom.- ¡Gracias!

– No, es verdad, y es que sobre todo los dos primeros discos fueron éxitos rotundos y se han convertido en álbumes muy importantes de la historia del hard rock. Y para mí siempre fue curioso, y comparo vuestro caso con el de SKID ROW, que os bastó un disco, o dos si lo queremos ampliar, para convertiros en leyenda. Lo conseguisteis todo y ahora sois verdaderos clásicos del estilo sólo con esos dos primeros discos, ¿cómo ves y qué te parece esto que te comento?

Tom.- El caso es que está claro que es bonito tener ese éxito cuando has trabajado tan duro en algo para conseguirlo, pero para mí fue muy importante el ser capaz de mantener el nivel en un segundo álbum, que siempre es más difícil que con el primero, ya sabes. De todas formas, lo que me siento es afortunado porque aparte de que trabajáramos duro, está claro que tienes que estar en el lugar adecuado y en el momento preciso, ¿verdad?, y además que Universal te firme (risas). Así que me siento afortunado y agradecido al mismo tiempo, y además esto no se ha acabado y creo que podemos seguir haciendo gran música y buenos discos.

Pero está claro que para ser oro con el primer disco y demás, algo bueno tendríamos que tener, aunque luego el éxito por supuesto que está muy bien porque lo primero es que te permite pagar las facturas y vivir tranquilo pero me siento orgulloso de que en todo momento para CINDERELLA todo se trataba de la música y ver cuál era el siguiente paso. Ya te digo que es bonito pero en ningún momento pensamos en el éxito y en ser legendarios ni nada que se le pareciera de lo que me dices de manera tan agradable (risas). No sé, yo sólo toco música y me siento muy afortunado de haber tenido éxito haciendo lo que me gusta y vivir de trabajar duro.

Cinderella

– Después de los dos primeros discos, está claro, que hubo un cambio de imagen y estilo bastante pronunciado con «Heartbreak station», y lo cierto es que, aunque sé perfectamente que te gusta mucho, el disco no funcionó en absoluto tan bien como los anteriores. ¿Porqué decidisteis ese cambio después del éxito de «Long cold winter»?

Tom.- Bueno, para mí no fue un cambio tan profundo sino que simplemente fuimos creciendo y evolucionando desde «Night songs» hasta «Heartbreak station», no hay más. De todas formas, claro que mis raíces están en el blues y en la música americana, R&B, gospel… pero es que ya en el primer disco todos los temas tenían esa base de blues en las melodías, ritmos y demás. El caso es que fuimos aprendiendo más a nivel de arreglos e instrumentaciones y fue lo que reflejamos en ese disco, y además quisimos darle un color diferente a todo el proceso de grabación, composición y demás. También había una intencionalidad por parte de la compañía de que sonara algo diferente en el sentido de tratar de huir de la pomposidad y el punto típico de los trabajos de los 80, y a su vez supongo que esto influyó en el cambio de imagen también.

Yo nunca fui fan ni de la imagen ni del sonido de los 80, y creo que CINDERELLA pese a la base blues/rock y buenos temas tenía un toque exagerado en la producción y en la imagen que no se correspondía con lo que después éramos musicalmente, y por eso para mí «Heartbreak station» representa mejor lo que realmente somos a ese respecto. Es que al principio estábamos muy verdes, no teníamos experiencia y lógicamente nos dejamos llevar un poco por lo que nos decían, pero con el tercer disco ya no pasó esto, aunque en los dos primeros los productores e ingenieros hicieron bien su trabajo pero nosotros participamos muy poco y en el siguiente ya nosotros queríamos algo más contemporáneo con lo que ya eran los 90, al menos que no sonara a los 80 al 100%, ¿sabes lo que quiero decir?…

– Sí, sí, te sigo, no te preocupes…

Tom.- Entonces, de alguna manera el cambio fue consciente pero por otro lado fue bastante natural para nosotros. No queríamos sonar sobreproducidos sino más básicos, con pocos aderezos, algo más crudo y cercano a cómo eran nuestras actuaciones en directo y realmente sentirnos como músicos vivos sin necesidad de tirar de reverb, efectos o lo que fuera. Queríamos un sonido más orgánico, algo más directo y que te pegara en la cara, con menos adornos, pero al final musicalmente a mí no me parece tan diferente de los dos anteriores en el sentido de que es buen rock con trabajo más heavy de guitarras y poco más. Pero vamos, en el fondo está claro que tratamos de crecer con ese disco, no hay más.

Cinderella

– Luego en 1994 editasteis «Still climbing», el que sigue siendo el último trabajo de CINDERELLA hasta la fecha, pero que no tuvo la acogida que merecía en una época en la que se estaba sufriendo una gran crisis para el rock en general con todo el tema del grunge y demás. Eran momentos difíciles para todas las bandas y lamentablemente pasó muy desapercibido, siendo un disco interesante, quizás en un punto medio entre el toque más hardroquero de los dos primeros y luego el punto bluesy de «Heartbreak station». Creo que las ventas no hacen justicia a lo que era ese disco, y bueno, me gustaría saber cómo ves ese álbum mirando desde ahora y porqué decidisteis dejarlo después de ese trabajo.

Tom.- A mí me gusta ese disco, y eso que fue difícil de hacer porque fue justo después de mi primer problema vocal y tuvimos que componerlo sin contar con la voz, es decir, sin saber con qué voz iba a llegar o cómo podría cantar en la grabación. Te aseguro que es bastante raro estar componiendo el material sin saber si lo vas a poder cantar o si mi voz estaría en condiciones a la hora de grabar el disco en sí. Por tanto, fue una grabación extraña y con ciertas tensiones porque yo estaba nervioso y además no eran los mejores momentos para el rock, está claro, y también fue un proceso de composición y grabación diferente a los otros discos, motivado por esto.

De todos modos, al final creo que es un buen álbum y hay canciones realmente chulas en «Still climbing», y la compañía quedó satisfecha tal como estaban las cosas en ese momento. De hecho, quedaron mucho más satisfechos que con «Heartbreak station», y eso que vendió más, pero las expectativas eran diferentes, claro (risas). Aunque bueno, esto no nos preocupó porque es habitual tener desacuerdos con el sello sobre estas cosas y que ellos no estén contentos con las ventas comparado con lo que esperaban, pero hay que aceptar las cosas y el caso es que «Still climbing» salió justo cuando el mundo de la música estaba cambiando muchísimo y sabemos que todas las bandas de rock sufrieron mucho en estos años, y no fuimos los únicos en separarnos entonces. Yo estoy orgulloso del disco que hicimos, pero eran tiempos muy malos para el rock, el disco no funcionó y esto nos indicó que era el momento de parar para CINDERELLA.

– Uno de los momentos importantes para la carrera de la banda, y que supuso un empujón grande para vosotros, fue la participación en el Moscow Music Peace Festival en 1989 con bandas tan grandes entonces como OZZY OSBOURNE, MÖTLEY CRÜE, SCORPIONS o BON JOVI, además de SKID ROW que estaba casi empezando como vosotros, y los locales GORKY PARK. Siempre se ha comentado que en la emisión del festival quedó para la historia un momento de vuestra actuación en la que estabais tocando «Gypsy road» y de repente enfocaron una imagen del público en el que se vio una bandera de la Unión Soviética y de Estados Unidos entrelazadas… ¿Qué recuerdas de la experiencia?

Tom.- Fue impresionante, la verdad, un evento enorme. Lo que recuerdo es que todo ocurrió muy rápido porque a nosotros nos pilló en medio de la gira de «Long cold winter», que estaba siendo muy larga, y nos lo ofrecieron y al principio fue como «claro, una fecha más en el calendario, ¿qué más da?». De todas formas, era un evento con OZZY, con BON JOVI… así que, ¿cómo íbamos a decir que no?, pero luego hasta que no llegamos allí y de repente vimos aquel enorme estadio lleno no nos dimos cuenta de lo grande que fue ese evento. Fue poner un pie en el escenario y encontrarte a 100.000 fan rusos gritando y, ¡uff!, te ponía los pelos de punta. Quizás con los años de todas formas lo valoras más y personalmente me siento muy orgulloso de haber formado parte de aquello. Fíjate que todavía después de tantos años te encuentras con un montón de gente colgando imágenes de ese show en mi MySpace continuamente, así que tuvo que ser algo importante, ¿no? De verdad que pienso que fue algún tipo de comienzo para una nueva generación y es bonito haber podido ser partícipe de algo así.

– Por cierto, ya sé que no es una pregunta nueva para tí ni mucho menos, pero es la primera vez que tengo la ocasión de hablar contigo y siempre he tenido la curiosidad sobre cómo surgió el nombre de la banda. Ahora lo vemos como un nombre muy chulo para una banda, pero supongo que en su momento no sería tan bien recibido por todos, sobre todo en los comienzos ¿cómo surgió y a quién se le ocurrió?

Tom.- El nombre lo escogimos intencionadamente, pero fue como una especie de broma porque en esa época todas las bandas de hard rock que surgían escogían nombres demasiado evidentes, como muy descriptivos de lo duros o heavies que eran, ya sabes, como METALLICA o MÖTLEY CRÜE por ejemplo. Y nosotros pensamos en los nombres que nos gustaban pero del modo contrario, que dijeron lo opuesto de lo que luego eran, como ALICE COOPER, o un nombre como SWEET o TWISTED SISTER, algo que llamara la atención por lo contrario y que creara cierta controversia y que a la vez fuera fácil de recordar, algo muy significativo para que no te confundieran con otra banda.

De hecho, queríamos esta idea pero mezclada con algo que fuera ligero pero muy directo, como KISS, porque la primera vez que oyes ese nombre no te imaginas una banda dura, y para nosotros queríamos lo mismo, ese tipo de contraste, ya sabes, QUEEN o un nombre así. Es decir, que no supieras qué esperar cuando vieras ese nombre pero luego cuando escucharas la música ya no se te olvidara cuál era la banda, ¡y con CINDERELLA funcionó! (risas).

Cinderella

– Está claro que CINDERELLA es una banda de rock, hard rock o como se quiera llamar, y que tenéis unas canciones guitarreras impresionantes, pero está claro que para la carrera de la banda fueron importantísimas dos baladas increíbles como son «Nobody’s fool» y «Don’t know what you’ve got (till it’s gone)», que con la gran promoción y los videoclips de turno que se emitieron muchísimo en la MTV en la época os hicieron subir al primer nivel. De todas formas, años después, me siguen pareciendo insuperables y dos de las mejores baladas sin duda de la historia del hard rock. ¿Qué opinas de esos dos temas y sobre todo de la importancia que tuvieron para auparos a lo más alto?… es que además tu voz en estas canciones es realmente especial…

Tom.- Gracias… Bueno, a mí siempre me han gustado las baladas, y soy un fan de gente como ROLLING STONES o ROD STEWART, incluso de los primeros tiempos de MICHAEL BOLTON. No sé, creo que es gente que tenía un punto especial para estos temas que siempre me encantó. Es que yo siempre he escuchado rock pero a su vez ya te digo que los temas lentos de este tipo me han gustado mucho desde que era un crío. Y por eso pienso que una buena balada para un disco o un concierto es perfecta porque siempre le da un aura diferente y un toque realmente intenso, y es lo que siempre he intentado con este tipo de temas. Creo que es genial ese momento en que se bajan las luces y se hace el silencio y comienzas a tocar una canción de este tipo y la gente se emociona, ya sabes, es bonito y a su vez crea un gran contraste con los temas roqueros tanto en los discos como en directo.

Entonces, ya te digo que me gusta mucho este material y lógicamente estas dos canciones en concreto fueron realmente exitosas y siempre me he sentido orgulloso de que un material que tanto me gusta haya funcionado tan bien. De hecho, está claro que en directo son dos de mis favoritas sin duda del set, me encanta interpretarlas en directo porque la química con la gente es increíble.

– Por cierto, recuerdo haber leído hace años en alguna vieja revista unas declaraciones tuyas que me llamaron mucho la atención. Decías algo así como que en los comienzos de la banda, justo en una época de eclosión del lema «sexo, drogas y rock n’roll», especialmente en Estados Unidos, fue muy importante para la banda el que mientras tus compañeros sí que se divertían mucho saliendo de fiesta, con muchas groupies, diversión y demás, tú preferías quedarte en la habitación del hotel, en tu casa o donde fuera tocando, componiendo y demás. Y que esto fue muy importante para CINDERELLA ya que permitió que te centraras en componer grandes canciones y demás…

Tom.- Sí, ya lo recuerdo, y es cierto…

– Entonces, ¿esto era así realmente o ahora puedes reconocer que también te divertías como la mayoría de tus compañeros músicos de esa época? Quiero decir que por un lado me parece admirable pero también me cuesta creer que siendo tan joven entonces y con ese éxito y todas las tentaciones alrededor no aprovecharas un poco esa época y vuestro éxito, ya sabes.

Tom.- Ya, pero es que había sido tan difícil el conseguir un contrato, grabar el primer disco, salir de gira…, que no quería estropearlo. Había trabajado durísimo para llegar ahí y me daba mucho miedo perderlo, supongo que me asustaba mucho el hecho de que todo se volatizara muy rápido con las fiestas, drogas, chicas… Es que para mí estar ahí significaba que nuestra música y nuestras canciones eran realmente buenas y no quería que se desvaneciera, ya sabes. No sé, supongo que me podía más el deseo de mantener lo que habíamos conseguido y la posibilidad de seguir mejorando y mirando hacia delante, y a su vez me parecía que mi sitio estaba más componiendo canciones que yendo de fiesta. Es algo que siempre he disfrutado muchísimo y lo sigo haciendo, y es que supongo que es mi manera de pasar mi tiempo, seré un tipo raro pero es así (risas).

– Antes de terminar, te quiero preguntar muy rápido por la posibilidad de veros por fin en Europa después de tantos años. De hecho, sé que ha habido varios intentos para traeros en los últimos tiempos pero entre unas cosas y otras no ha sido posible. ¿Será por fin en 2010?

Tom.- Créeme que iremos en cuanto nos sea posible, de verdad, esperemos que el año que viene. Ya te digo que primero tenemos una gira en Estados Unidos que tuvimos que posponer en verano por los problemas con mi garganta, y después nos encantaría ir a Europa de una vez.

Cinderella

– Ok, Tom, gracias por tu tiempo, ha sido un gran placer poder entrevistarte después de tantos años. La última palabra para cerrar es tuya, ¿qué le quieres comentar a la gente que leerá la entrevista?

Tom.- Gracias a vosotros. Estamos deseando poder ver a los fans europeos en próximos conciertos, y nada, que muchas gracias a la gente que nos sigue después de tanto tiempo y está peleando por ver a CINDERELLA en directo de nuevo.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

 

DEF LEPPARD - Diamond Star Halos
ROCK GUITAR EXPERIENCE
AZRAEL - GIRA 2022
BLOODHUNTER - GIRA 2022
NURCRY - Sin Temer Al Sol
KIVENTS