Inicio Conciertos Concierto Recomendado METALLICA + LAMB OF GOD y MASTODON – Madrid

METALLICA + LAMB OF GOD y MASTODON – Madrid

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil





Documento sin título

Metallica

+ LAMB OF GOD + MASTODON

Lunes 13 de Julio de 2009 – Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid

Ya con más calma, y habiendo digerido un poco todo lo acaecido en el Palacio 24 horas antes en la primera fecha de METALLICA en Madrid, toca dar los pormenores de lo que ocurrió en esa primera actuación de los americanos en la capital, una noche que dio para mucho, para muchos aspectos positivos y, cómo no, para otros más bien negativos que pese a todo no empañaron una velada que dejó, a juzgar por las caras de felicidad y éxtasis que se palpaban en los aledaños del Palacio tras el concierto, contento si no a todo el mundo, sí a la gran mayoría, algo objetivo que, justificado o no (depende de cada uno) es impepinable.

Mastodon - Foto: Sergio Blanco
Mastodon - Foto: Sergio Blanco

Lo primero de lo que uno se dio cuenta nada más llegar a los alrededores fue, primero el calorazo que hacía y sobre todo la fuerza con la que el sol pegaba, y después la cantidad de gente que ya se aglomeraba a las afueras del recinto media hora antes de la apertura de puertas, que se realizó a las 6.30 según lo previsto y que como ya se ha dicho y se ha comentado, no fue suficiente, pues en los treinta minutos que había desde la apertura hasta el inicio de la actuación de MASTODON, primeros teloneros de la noche, no dio tiempo ni de lejos a que todo el mundo que quería entrar lo hiciese, pues las colas eran larguísimas sobre todo para entrar a pista, y muchísima gente se quedó sin ver a los americanos, que para más inri tocaron tan solo media hora, aunque no es menos cierto que, muy a mi pesar, no se perdieron gran cosa…

Mastodon - Foto: Sergio Blanco
Mastodon - Foto: Sergio Blanco

MASTODON eran, a pesar de su condición de teloneros, un atractivo sólido del cartel de anoche, y lo cierto es que desde el mismísimo inicio de su concierto su actuación quedó completamente deslucida, hasta el punto de que al final los treinta minutos de que dispusieron en escena no se me hicieron ni siquiera cortos, pues simplemente ni yo ni creo que nadie estábamos disfrutando de un concierto del que fue imposible disfrutar. Salieron a escena pocos minutos antes de las 7 de la tarde, y a durísimas penas me costó distinguir el “Oblivion” como el primer tema en caer. La batería estaba situada en el centro del cuadrilátero, y decir que fueron los únicos que no aprovecharon dicho escenario como es debido, pues dieron el concierto exclusivamente hacia uno de sus lados, que obviamente fue el primero en llenarse, hasta que justo cuando terminó su concierto ya no cabía más gente en esa parte. Sobre el sonido está todo dicho. Se hacía casi imposible reconocer incluso los temas, en una maraña de graves, ecos, donde las voces casi ni se escuchaban y donde difícilmente podían distinguirse los instrumentos.

Mastodon - Foto: Sergio Blanco
Mastodon - Foto: Sergio Blanco

Pude reconocer algunos temas como la siguiente “Blood And Thunder”, que fue la segunda en caer, “The Wolf Is Loose” o “Crack The Skye”, cuyas melodías vocales aún se escucharon con un poco más de nitidez, pero de verdad que no me mojo a poner el setlist completo porque era poco menos que misión imposible reconocer los temas que sonaron, igual que en LAMB OF GOD, donde el sonido no iba a mejorar demasiado…

Lamb of God - Foto: Sergio Blanco
Lamb of God - Foto: Sergio Blanco

El cambio duró lo que tenía que durar, y como decía con un lado del cuadrilátero ya lleno, LAMB OF GOD saltaban a escena dos minutos antes de las 7.45 de la tarde entre la más absoluta escandalera y el desconcierto total con la intro de su nuevo trabajo, “The Passing”, e “In Your Words” primer tema de “Wrath”. Esta vez la batería de Chris Adler se situó en una esquina del cuadrilátero, quedando el escenario mucho más despejado, algo que los de Richmond supieron aprovechar para sacarle todo su jugo (incluso colocaron cuatro tapetes sobre el suelo con el logo del grupo a modo de telón, algo curiosísimo y que yo nunca había visto…), en un concierto en el que no pararon un solo momento de moverse, saltar (sobre todo ‘Randy’) y que supuso el ‘abc’ de cómo se debe hacer de telonero al menos en lo que al arrojo se refiere, porque lo del sonido ya fue otro cantar. Aquí tampoco me atrevo a poner un repertorio exacto porque realmente había muchos temas que se me hicieron completamente irreconocibles, pues como decía al principio sonaron nefastos y luego, aunque mejoraron un poco, a ‘Randy’ seguía escuchándosele poco y al resto con muy poca nitidez, como si de una bola sónica se tratase… Sí que pude distinguir algunos como los cuatro que cerraron su actuación, “Dead Seeds”,”Laid To Rest”, “Redneck” y “Black Label”, en la que el circle pit en la parte para la que MASTODON había actuado antes fue mayúsculo, incluso mayor que en temas anteriores, donde hubo mucho movimiento. Fue un gran concierto, de los más salvajes que he escuchado últimamente de hecho, con un público que se dejó notar y que apoyó como se merecieron a los de Virginia, que lo dieron todo sobre la tarima, aunque una vez más, el sonido echó a perder un concierto para recordar…

Lamb of God - Foto: Sergio Blanco
Lamb of God - Foto: Sergio Blanco

Así nos plantamos, casi sin darnos ni cuenta, en la hora punta de la noche, unos METALLICA que aunque nos visiten cada vez con mayor frecuencia siguen llenándolo todo allá donde van y que, como siempre, habían creado una expectación máxima para la puesta de largo en Madrid de “Death Magnetic”, cuya edición va camino ya del año y que, todo sea dicho, se quedaron a gusto presentando.

Minutos antes de que saltasen a escena ya pudimos apreciar algunos detalles importantes, como por ejemplo que la batería de Lars se situó justo en el mismo sitio que la de Brann Dailor (MASTODON) o que sobre el escenario se situaban cuatro ataúdes formando un cuadrado que después iban a dar mucho juego en momentos puntuales del show.

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Llegaban las 21, hora en que se suponía tenían que aparecer los de San Francisco, y no fue así, aunque quien sí que se dejó ver a esa hora fue Marcella, la hija pequeña de James, quien estuvo un rato trasteando por el escenario y ayudando a un pipa a colocar los setlists, aunque todavía faltaban veinte largos minutos que la gente aprovechó para, como adelanto de lo que luego sería un show de 10 por su parte, matar el tiempo haciendo la ola justo diez minutos antes de que los californianos saltasen a escena, impresionante la gente, como loca por verles.

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Se apagaban por fin las luces y entre el ensordecedor griterío suena “Ecstacy Of Gold”, su intro de siempre, para, justo después, entrar con “That Was Just Your Life” en medio de un mar de láser, con las luces completamente apagadas y casi sin podérseles ver, una premonición del que fue un show de 10 a nivel de escenografía, efectos y pirotecnia. El sonido inicial, al menos desde el graderío, donde yo me encontraba, no fue bueno. A mí personalmente me pareció que estaba excesivamente alto, aunque no fue eso lo malo, sino que a Kirk apenas se le escuchaba y todo sonaba muy saturado, más o menos como LAMB OF GOD pero un poco mejor, con mucho eco en la voz y un bajo que casi se comía las guitarras… Las luces se encienden de golpe con la conclusión de “TWJYL”, y entre el griterío que supuso ver al grupo con claridad por primera vez aprovechan para arrancar con “The End Of The Line”, segunda del “Death Magnetic” en caer, y que ya empezó a dejar mosca a más de uno, con un inicio ciertamente muy diferente al que estaban haciendo en los Sonisphere…

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

La cosa no sonó mucho mejor, y aunque desde arriba al menos la saturación y la falta de nitidez seguían ahí a la gente no le importaba en absoluto, y el ambiente era difícilmente descriptible. Aquí las luces fueron muy blancas y sencillas, y basta decir que se fue por unos segundos la voz de un Hetflield que hacía mucho eco. El inicio de “For Whom The Bell Tolls” tuvo la reacción por parte del público que se merecía, mientras los ataúdes bajaban por primera vez y se colocaban en posición inclinada, algo que se repetiría más veces a lo largo del show. Robert aprovecha para cambiar de bajo, un Robert Trujillo a quien se le vió tan hiperactivo como siempre y aportando ese toque de juventud que tanto parece necesitar el grupo, que se mostró más bien “paradete” aunque menos que otras veces, quizás porque el cuadrilátero les obligó un poco a moverse más y a aprovecharlo como es debido, algo que hicieron muy bien. “Holier Than Thou” cayó sin descanso alguno, y aunque con bajo atronador, parecía que la cosa se escuchaba algo mejor, aunque lejos desde mi punto de vista del perfecto sonido que han gozado otros grupos en el mismo emplazamiento…

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Después, y tras un breve descanso mientras la metralla sonaba de fondo en la intro de “One”, entre gritos, el clásico del “…And Justice For All” caía antes de lo que nos tenían acostumbrados, acompañado como no podía ser de otro modo de un juego de pirotecnia más espectacular que otras veces aunque sin petardazo en la parte de “landmine has taken my sight…”, sustituido por una llamarada (muy chulo también al comienzo ver a James tocando entre fuego la primera parte del tema. Aquí por cierto el tema del sonido se hizo especialmente difícil, pues las melodías de Kirk apenas se escuchaban, lo mismo que su solo, que fue semi – enterrado por sus compañeros.

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Luego, tras el triplete de clásicos, llegaba el turno de dos temas más de “Death Magnetic”, “Broken Beat And Scarred” (donde James comenzó a agradecer al público su apoyo a METALLICA) y “Cyanide”, momento en el cual la gente se fue calmando tras el inicio, y en el que me temo que muchos fans de los METALLICA más clásicos comenzaron a aburrirse de lo lindo, pues además de que el sonido no estaba acompañando demasiado, se llevaban por entonces cuatro de siete temas del nuevo disco…

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

En “Sad But True” fue curioso, porque de repente a Kirk parecía oírsele más que a nadie, todo lo contrario que con anterioridad, y la cosa parecía que se iba depurando un poco (o eso o que nuestros oídos ya se habían acostumbrado…). Bajaron de nuevo los ataúdes, y por primera vez pudimos escuchar un solo nítido de Hammet, que solventó sin demasiados problemas. Después vino un intento de solo de bajo de Robert que afortunadamente duró muy poco (y se escuchó fatal), para continuar acto seguido con una versión del “Turn The Page” que nadie se esperaba y que fue el primer guiño al “Garage Inc.”, con el bajo por supuesto reverberando a tope… Turno después para “All Nightmare Long”, un tema que para mi gusto perdió mucho con respecto a su versión de estudio, realmente buena, y que fue excelentemente acogida por un público entregadísimo, seguida de “The Day That Never Comes”, recibida como si de un clásico se tratase, que terminó con los ataúdes nuevamente bajando e inclinándose hacia el escenario.

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Llegaba entonces la recta final de la primera parte del show, con la locura que suponen siempre los primeros guitarrazos de “Master Of Puppets”, que resultó como siempre una auténtica apisonadora. Luego en la parte del solo armonizado volvieron a aparecer los láseres, y aunque quedan muy bonitos y muy espectaculares, tengo que decir a modo de opinión personal que no me pega demasiado una iluminación/ escenografía así en un tema como ese, y se hizo la verdad muy raro… A continuación sonaba la intro pregrabada y acto seguido las llamaradas servían de alfombra roja para un “Battery” que volvió loco a todo el mundo, aunque el sonido, que había mejorado, le restó algo de magia al tema, que sonó sensiblemente diferente al original, con menos magia y más mala leche, más bestia, por así decirlo.

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Antes de que se marchasen por primera vez todavía quedaban un “Nothing Else Matters” que en su punteo inicial costó reconocer por la gamba de Kirk, demasiado evidente, y un “Enter Sandman” que puso a todo el mundo a botar, tras el cual los de San Francisco se marchaban aunque por muy poco tiempo para volver con un sonido bastante mejorado y unos bises que, a mí personalmente, me parecieron seguramente de lo mejor de su actuación.

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

“Blitzkrieg” no me la esperaba para nada, y aunque James se preocupó de presentarla debidamente la gente parecía algo perdida, aunque dándolo todo igualmente (y es que no hubo un solo momento de bajón en lo que a los ánimos del público se refiere…). Gran momento el ver a James empuñando su ESP Flying V dándole cera a semejante temazo de los BLITZKRIEG… Después, de manera totalmente inesperada al menos por mi parte, cayó el “Motorbreath”, el que para muchos fue momentazo de la noche. Buen sonido, crudo, con un Hetfield que obviamente no desgarró la voz como en el “Kill Em’ All” pero que igualmente se lució en uno de los mejores temas de su debut. Ya para terminar, y como mandan los cánones, el cuarteto se despedía con “Seek And Destroy”, donde soltaron decenas de pelotas gigantes negras con el logo del grupo que, como era de preveer en España, la gente se quedó de recuerdo casi nada más cayeron de la última galería del Palacio (y las que no acabaron encima del escenario, mientras el grupo las devolvía al público a patadas…)

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco

Luego la gente todavía se quedó un buen rato aplaudiendo y vitoreando a unos METALLICA muy agradecidos y casi hasta desbordados, que vieron como en una noche de puro espectáculo visual, sonido traicionero y repertorio siempre discutible (para gustos…) salieron por la puerta grande una vez más… Luego en la calle lo dicho, caras de felicidad, abrazos y satisfacción entre un público de lo más variopinto que seguramente, según se tratase de fans ‘old-school’ o fans más recientes, acabaría más o menos contento, algo que es y siempre será ley de vida…

Setlist METALLICA:

  • That Was Just Your Life
  • The End Of The Line
  • For Whom The Bell Tolls
  • Holier Than Thou
  • One
  • Broken, Beat And Scarred
  • Cyanide
  • Sad But True
  • Turn The Page (versión Bob Seger)
  • All Nightmare Long
  • The Day That Never Comes
  • Master Of Puppets
  • Battery
  • Nothing Else Matters
  • Enter Sandman
    ——————
  • Blitzkrieg (versión Blitzkrieg)
  • Motorbreath
  • Seek & Destroy

Texto: Jorge del Amo Mazarío

Fotos: Sergio Blanco

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Más fotos:

MASTODON

Mastodon - Foto: Sergio Blanco
Mastodon - Foto: Sergio Blanco

LAMB OF GOD

Lamb of God - Foto: Sergio Blanco
Lamb of God - Foto: Sergio Blanco

METALLICA

Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco
Metallica- Foto: Sergio Blanco