Inicio Entrevistas Entrevistas Texto LITA FORD – Entrevistada en Metalway.

LITA FORD – Entrevistada en Metalway.

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
Lita ford

Justo minutos después de su concierto en METALWAY (y directamente en su camerino en la zona de backstage del festival) tuvimos la oportunidad de charlar unos minutos con la gran Lita Ford, una de las figuras femeninas más importantes de la historia del hard rock. Pese a que se nos instó a no preguntarle por sus polémicos años al lado de los primeros MÖTLEY CRÜE (fue pareja de Nikki Sixx y compañero de muchas juergas con otros miembros de la banda) o de sus relaciones duraderas con gente como Chris Holmes (WASP) o Tony Iommi (BLACK SABBATH/HEAVEN&HELL), algo lógico teniendo en cuenta que su tour mánager es su marido (un enorme, totalmente tatuado e irreconocible Jim Gillete, ex cantante de NITRO) y que andaban por allí sus dos hijos pequeños, fue una charla muy agradable e interesante con una de las grandes de nuestro rollo. Aquí tenéis la breve entrevista:

– Hola Lita, es un placer poder charlar un rato contigo después del show, y nada, comenzamos directamente si te parece, que no tenemos mucho tiempo para la entrevista. ¿Qué esperabas antes de venir a España y cómo has visto el concierto, la reacción de la gente y demás?

Lita.- Pues sinceramente tengo la sensación de querer hacer más conciertos porque nunca había venido antes, ni con RUNAWAYS ni ya como LITA FORD, así que no sabía muy bien qué me podía esperar pero me ha parecido que la gente en España estáis muy metidos en el rock y me encanta y es fantástico volver a la acción y encontrarte tan buena acogida.

Lita ford

– Precisamente sobre eso te quería preguntar, porque has vuelto hace un par de años aproximadamente después de estar totalmente fuera de la música durante unos 15 años. ¿Cómo te has sentido al volver, cómo ves que ha cambiado la escena en este tiempo?

Lita.- Sí, ha sido así y lo primero que te das cuenta es que la industria de la música ha cambiado muchísimo, quizás demasiado (risas). De hecho, ya no hay rock n’roll a nivel de los grandes medios, ha desaparecido completamente de la escena generalista y es terrible. Incluso al principio pensé que ya no había sitio para mí por aquí y fue un poco extraño. Es que en este tiempo me casé, he tenido dos niños y bueno, una vez que ya he visto crecer a mis hijos, porque no quería dejarlos con una canguro, ya sabes, pues era buen momento para volver pero a la vez ha sido duro porque vuelves y parece inicialmente que no hay ya sitio para tí. El caso es que Jim (Gillete, ex cantante de NITRO y marido actual de Lita) y yo nos mudamos a una isla del Caribe donde poder vivir tranquilos y cuidar a nuestros niños, y hemos vivido allí durante 8 años. El caso es que cuando mis chavales han estado preparados para poder salir de gira con nosotros, yo me he sentido preparada para volver, pero era raro sacar la cabeza y que nadie se acordara de tí porque la escena del rock ahora es minoritaria, sobre todo en Estados Unidos. Y de alguna manera han sido ellos mismos los que me han empujado a volver en plan: “mamá, ¡sal y súbete otra vez al escenario de una vez!” (risas).

– Y ahora incluso estáis grabando un nuevo disco, lo que es genial. Cuéntame algo más sobre esto, ¿cómo será, qué podemos esperar del que será el nuevo trabajo de LITA FORD?

Lita.- Ya está grabado de hecho… Está producido por Jim, que también canta en algunos temas, y un tipo de California que se llama Greg Hamptom (ALICE COOPER, PAT TRAVERS, CARMINE APPICE…), y bueno, es un disco muy heavy, bastante duro y pesado…

– Sí, de hecho hoy hemos podido escuchar dos de los temas en el concierto y me ha parecido muy actual y potente…

Lita.- Sí, eso es, es fuerte pero a la vez sexy a mi estilo, y tenemos muchas ganas de poder presentar más temas nuevos en directo. Se editará en Europa en Septiembre posiblemente y saldrá con Edel.

– Me ha gustado comprobar que estás en buena forma, que tu voz se mantiene en excelente estado y que como guitarrista no has perdido nada de tu gancho y calidad. ¿Cómo ha sido mantenerte en buena forma para poder afrontar de nuevo la vida en la carretera y demás y cómo te sientes personalmente ya después de varios conciertos, haber grabado un nuevo disco…?

Lita.- Bueno, tengo que decir que hoy tengo un catarro y estoy todo el día estornudando, moqueando, con medicinas… pero la verdad es que el concierto no ha estado mal (risas). Pero no sé, supongo que todo fue empezar y poco a poco mi voz ha vuelto a funcionar, aunque es cierto que en los últimos años me he cuidado bastante, he hecho vida sana y todo eso, y supongo que esto me ha ayudado a que pudiera volver en óptimas condiciones. Ya te digo que todo ha sido empezar y volver a ponerlo todo en marcha, pero vaya, que en general me siento muy bien y estoy realmente contenta de volver a estar aquí.

– Pasando ya a otros temas, tú siempre has tocado la guitarra además de cantar y, de hecho, con THE RUNAWAYS eras sólo guitarrista por aquel entonces. ¿Cómo te sientes más cómoda a estas alturas?… quiero decir si te ves mejor como cantante o como guitarrista, o si prefieres seguir combinando ambas facetas después de tantos años.

Lita.- No, no, me encantan ambas cosas. Piensa que llevo tocando la guitarra desde que tenía 11 años y por tanto es algo muy natural para mí, pero después de la ruptura de RUNAWAYS en 1980 ya comencé a cantar, aunque efectivamente nunca llegué a cantar nada con las chicas antes y por eso me llevó algún tiempo el hacerlo bien y sentirme cómoda con mi voz. Pero actualmente me siento realmente cómoda cantando y tocando la guitarra en directo, y posiblemente ya no podría hacer sólo una cosa o la otra.

– Siguiendo con esto, siempre me pareció muy interesante el hecho de verte tocando la guitarra porque, especialmente en los 80, la mayoría de mujeres en el rock sólo cantaban y había muy pocas que tocaran algún instrumento en las bandas. Por supuesto que había excepciones como las propias RUNAWAYS primero, GIRLSCHOOL, VIXEN o PHANTOM BLUE, pero siempre me gustó ver que no había sólos caras bonitas o cuerpos en los grupos femeninos sino que por ejemplo tú misma siempre fuiste un gran ejemplo de que las chicas guapas también eran buenos músicos y sabían roquear de verdad, no sólo poner el cuerpo, la cara o una voz bonita, ya sabes. ¿Cómo te sentías tú entonces con todo esto cuando la escena era totalmente diferente con respecto a las mujeres?

Lita.- Pues precisamente por esto siempre me gustó que se me conociera o considerara como una buena guitarrista. Quizás en RUNAWAYS esto no era tan fácil porque éramos 4 chicas y la música que hacíamos era algo sencilla para que te consideraran como una buena mujer músico, ya sabes, sólo éramos chicas que tocaban y ya está. Y esto me empujó desde el principio a tomármelo muy en serio para que se me valorara como guitarrista. Ahora en 2009 afortunadamente vemos muchas más mujeres dentro del rock y sobre todo se nos valora más que entonces, y es genial, pero ¡aún no hay ninguna que toque tan duro como yo! (risas). No, en serio, supongo que de alguna manera algunas mujeres marcamos el camino para que se nos tomara más en serio y que por ejemplo ahora haya muchas chicas dentro de bandas de rock y metal y que estén realmente bien consideradas, y además que no haya sólo cantantes además, sino guitarristas, bajistas… Supongo que entre otras yo fui pionera de esto y de alguna manera me siento orgullosa.

Lita ford

– Es que entonces la mayoría de las mujeres en la escena eran poco más que una cara y un cuerpo bonito, como decía, y en muchos casos incluso sólo se explotaba esto, como por ejemplo con Lisa Dominique que se me ocurre en este momento. Por otro lado, hubo otro tipo de mujeres en el rock y heavy metal que demostrabais mucho más, una actitud y una personalidad que, a pesar de ser guapas, posar sexys en las fotos o lo que sea, se notaba a la legua que detrás había mucho más, como pasaba contigo, con las propias GIRLSCHOOL, con Doro, que precisamente toca el fin de semana que viene en el festival…

Lita.- ¡Sí, es verdad!…

– Creo que hicisteis una labor muy importante a la hora de demostrarle a la gente y sobre todo a un público masculino bastante machista por aquel entonces que vosotras también podíais hacerlo tan bien como los hombres en este mundillo… ¿Cómo ves todo esto mirando desde ahora, cuando las cosas han cambiado mucho al respecto?

Lita.- No sé, supongo que es algo que me pareció muy natural desde el principio, quiero decir que nunca sentí que tuviera la necesidad de tocar la guitarra para demostrar algo o para abrir un camino o algo así. Fue como un regalo de Dios el tener esa habilidad o esas capacidades y ahora lo sigo viendo desde un punto de vista muy natural de nuevo. No sé exactamente cómo fue con otras mujeres pero para mí siempre fue algo natural sin más.

– Hace pocos meses tuve la oportunidad de hablar de todo esto con Enid y Kim de GIRLSCHOOL cuando vinieron a tocar a Madrid, y me acuerdo que me comentaron que fue algo bastante duro para ellas al principio, especialmente porque en Gran Bretaña no había chicas tocando en aquella época y que todo el mundo las miraba muy raro. Y supongo que para RUNAWAYS tuvo que ser algo parecido en Estados Unidos porque quizás era algo similar a mediados de los 70, que prácticamente el rock era terreno exclusivo para los hombres, e incluso mucho más años después en la escena angelina donde todo eran chicos guapos, groupies y demás. Ellas me dijeron que fue un placer muy grande el poder comenzar a tocar rock entonces y nada, te pregunto un poco lo mismo de antes pero más centrado en el mundo del hard rock norteamericano, que era todavía más machista si cabe.

Lita.- Bueno, es curioso porque a nivel de bandas sí puede ser así, pero por otro lado tradicionalmente en Europa te encontrabas un público totalmente masculino mientras que en Estados Unidos siempre hubo muchas chicas pese a todo en los conciertos, incluso quizás ahora veo un poco que en Estados Unidos la audiencia está más mezclada y aquí todavía prima el público masculino, aunque cada vez haya más chicas seguro que van a conciertos de rock. Y además en Europa los chicos eran como más rudos, ya sabes, vestidos de cuero y ropa vaquera y muy machos, y en Estados Unidos quizás no tanto, así que no sé, es bonito ver las diferencias tanto de ahora como de antes y al final es interesante tocar para ambos tipos de público.

– Cambiando de tema, a mediados de los 90 decidiste retirarte, después de un disco bastante extraño como fue “Black” y nada, mi pregunta es porqué quisiste dejarlo entonces y qué te ha impulsado a volver justo ahora.

Lita.- El dejarlo es porque eran años difíciles, el rock estaba pasando por una mala etapa y además coincidió con la época que conocí a Jim, queríamos tener niños… De volver es lo que te decía antes, ni más ni menos, quería ver crecer a mis hijos y una vez que ya son mayores para poder salir con nosotros de gira y demás, era el momento de volver a la acción, por muchas ganas que tuviera antes, pero simplemente pensaba que no era aún el momento y de ninguna manera quería irme a tocar por ahí y dejar a mis niños sólos. Es que nunca he querido dejar a mis pequeños monstruos con nadie, siempre he sido una madre bastante protectora… Supongo que es porque yo soy italiana, que quizás muchos no lo saben pero nací en Roma (ndr: de hecho, se llama Carmelita, como nos confesó ella misma en el escenario un rato antes) aunque mi padre era inglés. El caso es que en Norteamérica la gente no tiene ese apego o ese concepto tan cercano de la familia, y bueno, yo no quería ser una madre “a la americana” en este sentido sino que quería ser más como mi madre, que era italiana, con ese concepto más europeo o latino incluso de que la familia es algo muy importante… (Interviene Jim Gillete diciendo que ellos nunca han tenido una canguro o cuidadora o lo que sea, y que siempre Lita ha estado con sus hijos y ha sido su profesora incluso)… ¡Claro!, así puedo enseñarles cosas como la discografía de BLACK SABBATH y demás cosas interesantes (risas).

Lita ford

– No quiero terminar sin hacerte una pregunta que me gusta comentarle a los músicos veteranos. Por ejemplo tú has tocado en los dos últimos dos años ya en Sweden Rock en Suecia, en Rocklahoma en Estados Unidos, ahora en MetalWay por ejemplo… y supongo que te has dado cuenta que los carteles están formados en su mayoría por los mismos grupos clásicos de antaño, los mismos nombres de hace 25 años. Supongo que de algún modo es bueno para la gente que lleváis muchos años en esto pero no deja de sorprender e incluso asustar que no haya renovación efectiva… ¿Cómo ves la escena actualmente?

Lita.- No lo sé, supongo que de alguna manera no se han sabido abrir las sendas correctas para la nuevas generaciones. Yo por ejemplo tengo aquí a nuestra nueva generación de roqueros (nos presenta a sus chavales, que tendrán unos 12 años) y supongo que muchos de los músicos veteranos tienen hijos más mayores que ya están en disposición de ser la nueva generación y ellos tienen en casa a los mejores maestros.

– Y ya para terminar, últimamente tengo mucha curiosidad con el hecho de que por ejemplo hace 20 o 30 años no había “roqueros mayores”, por llamarlo de alguna manera, pero ahora lógicamente muchos de los músicos clásicos tenéis 40 o 50 años, y vemos gente como ROLLING STONES, BLACK SABBATH, SCORPIONS, KISS… que han pasado incluso de los 60. ¿Cómo veis y os sentís vosotros precisamente de ver a esos “viejos roqueros” actualmente con los tatuajes, pelo largo en muchos casos, aunque sea blanco como el de Biff Bifford por ejemplo, vestidos de cuero…?

Lita.- Pues es curioso porque supongo que algunos se conservan peor y realmente les dirías, “venga, déjalo ya y vete a descansar”, pero luego ves a la mayoría encima del escenario y ¡siguen llenos de energía! Por ejemplo ahí tienes a Dee Snider de TWISTED SISTER, ¿cómo le vas a decir que está viejo y que se vaya a su casa? Para mí es una gran inspiración para seguir encima de un escenario y estar orgullosa de mi imagen, tatuajes y demás. Por ejemplo JJ French es un hombre totalmente familiar pero luego encima del escenario sigue pateando culos como nadie, así que no sé que decirte porque a lo mejor ves a cualquiera que efectivamente tiene el pelo blanco, que ha ganado varios kilos o lo que sea pero encima del escenario sigue teniendo la misma energía o más que hace 30 años y da la sensación de que nunca se vaya a retirar, como Lemmy de MOTÖRHEAD.

– Ok, Lita, pues muchas gracias por todo ha sido un placer.

Lita.- No, gracias a tí por tu tiempo e interés. Rock on!

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)