Inicio Entrevistas Entrevistas Texto IQ – Mike Holmes, guitarrista y uno de los miembros originales

IQ – Mike Holmes, guitarrista y uno de los miembros originales

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Iq

ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Hace algunos días tuvimos la oportunidad de charlar telefónicamente con Mike Holmes, guitarrista y uno de los miembros originales de una de las bandas progresivas británicas más veteranas y reputadas junto con gente como YES, MARILLION o PENDRAGON. Con él charlamos del nuevo disco de la banda, “Frecuency” y tuvimos tiempo de comentar algunos aspectos tanto de la historia como de la actualidad de la veterana banda. Aquí tenéis la entrevista:

– Hola Michael, vamos a comenzar hablando por supuesto de vuestro nuevo disco, “Frequency”. Supongo que ahora estaréis muy ocupados promocionando el disco y todas esas cosas así que, para comenzar, preséntanos el nuevo trabajo, ¿qué vamos a encontrarnos?

Vais a encontraros un buen disco (risas). Estamos realmente muy contentos ya que es uno de los mejores álbumes que hemos hecho nunca. Tuvimos además muchos problemas a la hora de grabarlo durante los últimos tres años, muchos obstáculos en el camino, aunque creo que una de las razones por las que hemos sobrevivido ya casi treinta años: esa determinación de continuar y sobreponerse a ello, y es lo que hicimos con este disco, porque estábamos determinados a conseguirlo y nos juntamos los cinco hasta alcanzarlo.

Iq

– Por supuesto, cuando un grupo saca un nuevo disco es muy normal que esté muy satisfecho con él y demás pero, al mismo tiempo, siempre hay algunas canciones que como músico o simplemente como fan de la música te gustan más… ¿qué canciones del nuevo trabajo son para tí especiales?

Bueno, yo creo que todos son muy buenos temas, quiero decir que todos son exitosos a su manera… El corte que da título al disco, “Frequency”, quizás sea de las más fuertes, y es un tema muy al estilo IQ. Creo que uno de los problemas que tuvimos con éste disco es que con respecto al anterior teníamos dos miembros nuevos y a pesar de ello teníamos que seguir sonando a IQ, por lo que ese fue el primer reto, asegurarnos que todavía sonábamos como nosotros… Siempre comenzamos a escribir cada nuevo disco con una hoja de papel en blanco y normalmente no nos guiamos por nuestros trabajos anteriores sino que siempre queremos darle un toque fresco a nuestra música y bueno, “Frequency” es un tema muy fuerte y reconocible de IQ, aunque creo que en el disco hay temas diferentes a lo que solemos hacer. Por ejemplo “One Fatal Mistake” es más como una balada, una canción de amor, “Ryker Skyes” es muy roquera… pero bueno, como te digo creo que todas son buenas porque cuando escribimos música para el nuevo disco siempre elegimos el mejor material que tenemos y, al menos para mí, los discos es lo más importante que hacemos, más que los conciertos incluso…

– Vosotros siempre os tomáis vuestro tiempo entre cada trabajo, aunque esta vez han pasado cinco años desde el último, lo que creo que es un montón de tiempo. ¿Por qué tanto esta vez?

Lo primero es reiterar que para mí lo más importante son los discos, y que prefiero sacar un trabajo brillante cada cinco años que uno pasable cada dos. Un álbum está listo cuando está listo, y además con nuestra discográfica tenemos la suerte de que no hay nadie que nos exija discos constantemente, no nos meten prisa, así que lo hacemos cuando queremos. Además no somos IQ a tiempo completo, ya sabes, todos tenemos familias, por lo que no estamos juntos todo el tiempo… También, para este nuevo disco tuvimos dos miembros que se marcharon y que debíamos sustituir, y claro ahí se nos fue tiempo también, aunque la verdad es que “Frequency” representa tres años de trabajo, del principio al final, desde los ensayos iniciales a las grabaciones y hasta tener el disco hecho con la portada y todo. Así que parece mucho tiempo para vosotros, pero no lo es tanto para nosotros porque no hemos estado trabajando con el disco cinco años seguidos…

– Este es el primer trabajo sin Martin Orford, el que había sido vuestro teclista desde hacía muchos años, por lo que supongo que este habrá sido un disco importante teniendo eso en cuenta. ¿Cómo fue su marcha y cómo afrontasteis “Frequency” sin el?

Bueno, habíamos comenzado a escribir el disco con Martin, y cuando él se marchó teníamos ya probablemente un 50 o 60% ya hecho, por lo que apenas tuvimos que componer a partir de que el se marchase. De hecho, fue cuando íbamos a entrar al estudio para grabarlo todo cuando Martin decidió marcharse, y ése fue uno de los motivos, como te comentaba antes, de que el disco se retrasase… Yo creo que él no escribía de la manera en que nosotros lo hacíamos, incluso cuando todo estaba ya escrito, como grupo. Desde el principio nunca estuvo muy cercano a nosotros en la manera de escribir las canciones, sino que a él le gustaba hacerlas completamente a su modo de principio a fin, y yo creo que para que todo el mundo en el grupo mantenga el interés en el material tiene que aportar cosas y aceptar material y sugerencias del resto, todos tienen que co – participar, porque si hay una persona que quiere componerlo todo sin dejar que el resto se involucre creo que no funcionará porque todo el mundo se aburriría, ya sabes…

Ésa fue una de las razones, y ahora creo que Martin ya tiene un par de discos en solitario incluso aunque puede hacer lo que quiera, de hecho yo creo que estaba muy alejado de lo que es el negocio de la música, y ahora está de algún modo retirado de todo esto incluso, ya sabes. Es que él apoya las descargas gratuitas de música de Internet y yo no entiendo eso porque creo que degrada a los artistas, así que Martin estaba también un poco cansado de todo esto y creyó que era el momento de salirse. No se, creo que Martin es un excelente músico e incluso intenté que convencerle de que siguiese con nosotros pero bueno, fue lo que decidió y todos le respetamos.

Iq

– Lleváis desde 1981 haciendo música, y siempre os habéis mantenido alejado de multitudes, grandezas y reconocimiento mundial pero nunca habéis bajado vuestra calidad musical. ¿Cuál es la fórmula mágica?

Bueno… creo que es porque desde 1990 trabajamos independientemente con nuestro propio sello, lo que nos da total libertad para hacer lo que queremos, y tenemos el control total de lo que hacemos, no tenemos la presión de hacer un disco o de hacer conciertos si no queremos hacerlos, así que hacemos lo que queremos y cuando queremos. Cuando empezamos había muchas bandas haciendo este tipo de música pero no se, sí es verdad que nunca fuimos un grupo ‘mainstream’, pero desde que comenzamos sabíamos que el rock progresivo siempre seguiría siendo algo ‘underground’ de todos modos. Creo que grupos del estilo como GENESIS, YES… y alguno más lograron alcanzar a más gente pero cambiando su música, ya sabes, hacían cosas muy diferentes y nosotros nunca hemos hecho eso, siempre nos hemos mantenido como éramos al principio y sabiendo muy bien cuáles son nuestros límites. Nunca seguimos la moda porque nunca hemos estado a la moda (risas)… (ndr: es una buena reflexión).

– Aparte de eso, dejando a un lado el hecho de que llevéis ya casi treinta años en la música, tenéis una gran cantidad de discos. ¿Cuáles son tus favoritos? ¿A qué álbum después de todos estos años les sigues teniendo un cariño especial?

Sé que siempre se suele decir que el nuevo disco, pero es que realmente estoy muy contento con cómo ha salido “Frequency”, de verdad es uno de mis favoritos. La intensidad de la interpretación… no sé, para nosotros es una satisfacción saber que después de casi treinta años todavía podemos componer buena música, es un gran logro, sobre todo en un grupo que ya ha durado tanto (risas). “Subterranea” también fue un gran logro porque fue un gran proyecto, había muchísima música y ponerlo todo en alrededor de cuarenta minutos o así fue difícil, y estoy muy orgulloso de haber formado parte de ello. Pero también creo que el primer disco (ndr. “Seven Stories Into Eight”), ya sabes, fue el primer paso que dimos como grupo, y eso que está mal grabado y tocado, pero éramos muy jóvenes y, aunque me encantaría regrabarlo entero, creo que es un documento de aquella época de cuanto nos juntamos y queríamos averiguar qué era lo que queríamos ser así que lo respeto mucho. Incluso las voces sigo sin poder oírlas porque son muy malas (risas) pero creo que era un disco necesario que teníamos que hacer entonces…

– Tras los 70’s, fuisteis una de las bandas culpables en Europa, o mejor dicho en el Reino Unido, del resurgir del rock progresivo. ¿Cómo recuerdas ahora aquellos primeros días?

Los primeros días… ¿cómo olvidarlo? Era tocar alto en todas partes, porque hacia 1981 no había Internet, había algunas revistas y eso, pero la única manera de hacernos un nombre era hacer conciertos donde pudiéramos, en bares, sitios muy pequeños… ya sabes, teníamos que probarnos a nosotros mismos, no teníamos mucho dinero pero creíamos firmemente en lo que estábamos haciendo por lo que era la única manera de seguir hacia delante. No fueron malos tiempos pero sí que fue una época difícil en la que tuvimos que trabajar muy duro pero que nos sirvió para formarnos como grupo, aprender a hacer conciertos y a tocar juntos, aunque por supuesto también hubo muchísimas risas, eso también lo recuerdo (risas)…

Iq

– Cuando hablamos de un grupo de rock n’ roll, y más en concreto de uno dentro de la escena progresiva como vosotros, siempre es un tema peliagudo poner etiquetas a la música y sé que no sois muy partidarios de ello, así que te dejo a tí que conocerás mejor tu música para que definas IQ. ¿Cómo lo harías?

A nosotros siempre nos han dicho que somos un grupo de rock progresivo pero bueno, no se muy bien si es una etiqueta o qué es lo que es, porque si decimos “rock progresivo” para mucha gente es algo bueno porque lo adoran pero para otros es algo malo porque odian el género, e incluso para otras personas no significa absolutamente nada, así que no se lo que se supone que significa que seamos un grupo de rock progresivo… Si tuviera elección diría que somos un grupo de música rock, aunque sí que es cierto que nunca hemos negado ser un grupo progresivo, es la música que hacemos, pero prefiero que la gente no tenga prejuicios con etiquetas y que simplemente escuche la música porque luego se hacen ideas equivocadas o esperan otras cosas, así que diría que rock, ¡o simplemente música! (risas).

– Ya para terminar, no sé realmente si habéis tocado alguna vez en España pero, ¿cuáles son vuestros planes en lo que a conciertos y fechas se refiere tras el lanzamiento del nuevo disco? ¿Tocaréis en Europa? Háblanos de todo ello un poco en general…

Bueno, ya hemos tocado un poco para promocionar el nuevo disco en Alemania, Holanda y Bélgica… La verdad es que estos días no solemos tocar mucho, eso lo primero de todo. Creo que nuestros días de girar dos o tres semanas seguidas quedaron muy atrás porque la banda ya no es nuestra ocupación a tiempo completo, así que lo que ahora hacemos son fechas ocasionales… Iremos a América en Agosto y después haremos algunos shows más en Europa y el Reino Unido ya a finales de año. Realmente no solemos hacer más de diez shows al año, lo que es una pena, pero a la vez significa también que cada uno es especial, tratamos de que cada uno sea un gran concierto así que bueno, realmente no solemos hacer grandes planes…

– De acuerdo, pues muchísimas gracias por tu tiempo, y por mi parte esto ha sido todo. Darte las gracias por tu tiempo y nada, puedes decirle lo que quieras a vuestros fans españoles para terminar la entrevista.

Simplemente dar las gracias a todos por seguir con nosotros y apoyarnos después de todos estos años y nada, que ha pasado mucho tiempo desde nuestra última vez en España, que creo que fue en Barcelona, por lo que que nos gustaría volver algún día y que espero veros a todos pronto.

Jorge Cárcamo.