Inicio Lanzamientos A-Z BEHEMOTH – Evangelion

BEHEMOTH – Evangelion

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Si desde hace ya unos cuantos añitos Polonia ha destacado por la excelente salud de su escena extrema, sobre todo a nivel underground, ya sea con buenísimas bandas de thrash como THE GREAT KAT, black metal como HERMH o los VESANIA de Orion y Daray, death/ black como la banda gemela de Inferno AZARATH, bandas con representación femenina como DARZAMAT o los UNSUN de Mauser y su mujer Aya, o simplemente buen death metal como los incombustibles VADER o los propios BEHEMOTH, ahora bien podría decirse que ha alcanzado su punto álgido con los sendos fichajes de Nuclear Blast de estas dos últimas bandas, seguramente las más legendarias de dicha escena, que ven como por fin el metal polaco logra un merecidísimo reconocimiento al duro trabajo de tantos años blasfemando saliendo un poco del underground y alcanzando más si cabe la corriente más “mainstream” del metal extremo, si es que se le puede llamar así.

Esto, lejos de ser asunto baladí, supone un salto cualitativo vital en la carrera de BEHEMOTH, quienes es obvio que atraviesan el momento más dulce de su carrera ya no solo con la próxima edición de “Evangelion”, nueva obra de estudio llamada a suceder a un tremendo “The Apostasy” que ya de por sí se lo pone difícil, sino con una actividad constante en el plano del directo que en estos momentos les lleva a Norteamérica, donde forman parte de un cartel que incluye maestros del death metal americano como NECRPHAGIST o SUFFOCATION, buena prueba del “status” del que gozan en estos momentos los polacos, algo que se han ganados por méritos propios y como mejor saben hacer, a base de discos brutales y directos salvajes.

En lo musical, es lógico que un primer disco con un sello del calado de Nuclear Blast suponga todo un reto para ellos y un mal augurio para muchos malpensados, que quizás esperen un viraje de su sonido hacia terrenos más comerciales que, ya aviso, no se ha producido en absoluto. De hecho, bien podría decirse que “Evangelion” representa todos y cada uno de los principios que le han valido el éxito al grupo, un disco al uso de los polacos, por decirlo de alguna manera, que tampoco creo que supere a “The Apostasy”, pero que supone una continuación bastante buena de sus dos últimos discos.

Estamos ante un trabajo en el que, para bien o para mal, poco o nada ha cambiado con respecto a “Demigod” o “The Apostasy”, un disco de death metal a la polaca puro y duro, rápido, oscuro, incluso más que en otras ocasiones, con esas dos voces secas tan características a cargo de Nergal y Orion, ambos en estado de gracia, y donde quizás si tuviera que destacar alguna que otra mejora o más bien novedad resaltaría que estamos ante un disco más técnico que en ediciones anteriores, con más solos y con las estructuras más complejas, más cambiantes, aunque por el contrario, también supone que muchos temas no resultan tan directos como en el pasado (no encuentro, por poner un ejemplo, un “Slaves Shall Serve” o similares…), lo que hace que algunos temas haya que contemplarlos desde otra perspectiva, ya no como un corte de death metal directo al hígado, sino como algo más elaborado que no entra tan fácil, aunque como digo sí que vamos a seguir encontrando temas muy en la línea de “The Apostasy”, como veremos a continuación.

Algo a tener en cuenta también es que “Evangelion” es, probablemente, el disco más condenadamente oscuro que han sacado nunca, algo que por citar tan solo un ejemplo, se deja ver y mucho en su mismísimo inicio con “Daimonos” y su intro, justo antes de que los primeros guitarrazos comiencen a atronar. Se aprecia nuevamente el detallismo del “Demigod” con el arreglo de guitarra acústica? y un sinfín de cambios y parones, donde destacaría incluso por encima del resto la batería magistral de Inferno, además de por supuesto las voces, que cada día están mejor… “Shemhaforash” comienza también de manera muy progresiva, con una intro hasta preciosista, para pasar a ser un corte con un protagonismo especial del doble bombo, las atmósferas asfixiantes creadas por la guitarra de Nergal, y nuevamente el tándem vocal a cargo de Nergal y Orion. “Ov Fire And The Void”, primer single del disco, si es que se le puede llamar así, vuelve a arrancar muy poco a poco, con esos arreglos de guitarra, atmósfera y guitarras entrecortadas, todo muy oscuro, en lo que es para mi gusto el corte que mejor representa ese pequeño cambio con respecto a su material anterior, que en este tema incluso se agudiza un poco más si cabe, pues a pesar del doble bombo, no estamos ante un tema para nada rápido, al menos en su primera mitad, pues en la segunda el tempo y melodías me recuerdan un poco, salvando las distancias, a su genial primera etapa blacker del “From The Pagan Vastlands”…

La velocidad, la técnica y la brevedad vuelven de la mano de “Transmigrating Beyond Realms Ov Amenti”, otro tema crudo a más no poder, de un brutal death despiadado, rápido y corrosivo, muy al gusto de “The Apostasy”, con unas guitarras que por momentos, de rápidas, se hacen casi hipnóticas… En “He Who Breeds Pestilence” no cambia absolutamente nada. Corte 100% BEHEMOTH al gusto de su último material, donde el salvajismo y la saturación sónica toman la música por la fuerza exactamente igual que en “The Seed Ov I”, donde los polacos se hacen totalmente reconocibles.

“Alas, The Lord Is Upon Me” es un tema corto y algo atípico, pues es más ambiental que otra cosa y no despierta el doble bombo hasta los últimos segundos, algo así como un preámbulo para “Defiling Morality Ov Black God”, que siendo el tema más corto del disco es posiblemente el más bestia de todos, no llegando ni a los tres minutos. “Lucifer” es el final de “Evangelion”, y si antes hablábamos del corte más breve del disco ahora toca hablar del típico último tema largo y extraño del mismo, que es lo que es “Lucifer”, un tema de más de ocho minutos de duración, plagado de distorsión incluso vocal y de estridencias, que a mí personalmente no termina de convencerme del todo, y se me llega a hacer aburrido.

En definitiva, podemos hablar de otro gran disco de los polacos que supone un gran estreno de discográfica y una excelente continuación en su discografía, con su base por supuesto totalmente intacta y ese pequeño soplo de aire fresco que, notándose no demasiado, hace de su material un poquito diferente, lo justo para no caer el una monotonía que por otro lado, no creo que supusiese un problema en absoluto para una banda de death metal como BEHEMOTH, pues a fin de cuentas los fans lo que quieren y esperan de un grupo como este está bien claro…

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)

Lista de Temas:

  1. Daimonos
  2. Shemaforash
  3. Ov Fire And The Void
  4. Transmigrating Beyond Realms Ov Amenti
  5. He Who Breeds Pestilence
  6. The Seed Ov I
  7. Alas, Lord Is Upon Me
  8. Defiling Morality Ov Black God
  9. Lucifer