Inicio Festivales Crónica Festival DOWNLOAD festival – Domingo 14 de junio

DOWNLOAD festival – Domingo 14 de junio

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up





Documento sin título

Download Festival

Domingo 14 de Junio de 2009Donington Park

Hubo un tiempo en que oír las palabras Donington Park nos emocionaba a los que en los lejanos ochenta suspirábamos por acudir a un festival de Heavy Metal en que estuvieran los mejores grupos del momento. Los más afortunados peregrinaban año tras año en eternas excursiones que duraban mucho más que los conciertos que iban a ver y se encontraban con el mágico recinto de Donington, enclavado en un circuito de velocidad, sus barrizales míticos, la locura de los ingleses que eran capaces de apedrear a las bandas americanas que odiaban (Y&T eran uno de sus blancos favoritos) y en definitiva poder disfrutar de un festival en un país que soñaba con ellos pero que parecían tan lejanos. Pasó el tiempo y el Monsters of Rock dejó de celebrarse en Donington, WACKEN ocupó por derecho propio su puesto como meca de los festivales veraniegos de Heavy Metal y en España conseguimos poder disfrutar de festivales que permitieran ver grupos de primera línea sin tener que tragar miles de kilómetros en condiciones muchas veces precarias. Pero DONINGTON resurgió de sus cenizas a comienzos de la década, creando un nuevo festival, el DOWNLOAD, en el que se dio cabida a grupos de más estilos dentro del Rock, no solamente a bandas de Heavy Metal y pese a quedar en un segundo nivel frente a los deseos de visitar el SWEDEN o WACKEN, su atractivo es todavía indudable.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Este año la oferta era casi irresistible. Tres días con tres escenarios. Bandas de todos los estilos, desde el Nu Metal hasta la música electrónica y por supuesto Hard Rock clásico, con la actuación de MOTLEY CRÜE el viernes y un cartel en el escenario principal el domingo de lo más atractivo, que acababa por convencernos para hacer un viaje relámpago y sumergirnos durante unas horas en la locura británica.

Donington Park está a menos de 200 kilómetros de Londres, de forma que gracias al abaratamiento de los precios de los vuelos y a la relativa cercanía de la capital inglesa, el domingo a las ocho de la mañana estábamos prestos a alquilar un coche para acercarnos al festival. Los ingleses tienen una extraña manía de conducir por un lado diferente al resto de Europa, pero pese a eso no nos resultó especialmente difícil ponernos en ruta, e incluso tuvimos la suerte de no perdernos, para llegar en poco más de hora y media al gigantesco aparcamiento del festival, donde tras pagar 20 libras (canelos por no haber pagado con anterioridad y habernos ahorrado la mitad) encontramos sin demasiada dificultad la taquilla para recoger nuestras entradas. Sin demasiada complicación aunque con la primera caminata del día. Y es que el recinto de Donington es gigantesco. Y si a eso le sumamos que nos obligaron a dejar el coche a seis kilómetros de la taquilla cuando por fin conseguíamos entrar casi no nos lo creíamos. Pero estábamos allí. Rodeados de miles de ingleses que ofrecen un perfil muy distinto del clásico de festival de Heavy Metal al que estamos acostumbrados. Heterogéneo, donde los tatuajes son el signo de identidad que destaca sobre las melenas, de todas las edades, aunque especialmente mucha gente muy joven y rojos como tomates. No íbamos a tardar en emular su color de piel y es que pese a los pronósticos del tiempo, que marcaban bastantes nubes e incluso posibilidad de lluvias, durante todo el domingo haría un sol de justicia que pese a calentar lo justo hizo que nuestras caras acabaran el día con un delicado color pimiento morrón.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Lo primero que uno observa al entrar en el recinto es lo inmenso del mismo. Los tres escenarios se encuentran separados por cientos de metros, de forma que el sonido no llega a mezclarse nunca y en todo el perímetro se sitúan decenas de puestos de comida de todos los tipos poco saludables posibles. Variedad, aunque con precios medios que oscilan entre las 5 y las 15 libras. Los bares, sirviendo sin parar cervezas a razón de 3,5 libras la pinta y 2 libras la botella de agua, y en general pocas colas para conseguir pedir tanto bebida como comida, muy bien organizadas y aceptando tarjetas de crédito en todos los “chiringuitos”. La bebida se paga mediante “tokens” de 3,5 libras cada uno, frente a la comida que se paga en metálico o con tarjeta. Nos sorprendió que el “MetalMaket” fuera muy escaso, con puestos bastante parecidos a los que podemos ver en cualquier festival español (sin venta prácticamente de discos) y varios puestos de venta del Merchandising Oficial que vendieron absolutamente todas sus existencias antes de que nos diéramos cuenta

Tras haber inspeccionado rápidamente el recinto, acudimos al escenario principal, en el que nos mantendríamos durante todo el día. Un escenario enorme con buena visibilidad al estar situado en la parte baja de una ladera, con vallas de seguridad separando dos sectores en previsión de las habituales avalanchas que en ediciones anteriores han tenido fatales consecuencias. Afortunadamente en esta ocasión el civismo inglés se mantuvo en condiciones mínimas y no tuvimos que sufrir esos problemas (por supuesto la batalla de lanzamiento de botellas es algo que son incapaces de desterrar del festival y que iría en auge según pasaban las horas).

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Con cierta comodidad disfrutamos de TESLA que volvieron a demostrar su estado de forma excelente. Apenas media hora de actuación que no atrajo a demasiada gente pero que a nosotros nos encantó. Disfrutaron de muy buen sonido, con Jeff Keith incombustible, cantando maravillosamente y Frank Hannon en un excelente estado de forma perfectamente duplicado por Dave Rude, gran complemento en la banda. Su set list, al ser tan limitado el tiempo de actuación arrancó con “I wanna live” para enganchar a continuación “Heavens trail” y “Getting Better” sin prácticamente tiempo para presentar al grupo. “Commin´ atcha live” sonó fantástica, con una demostración guitarrera a cargo de Hannon y moviendo algo más a un público en general bastante tranquilo y acabaron su actuación con “Modern day cowboy” entre el aplauso generalizado aunque sin mayores aspavientos de un público que mostró con los de Sacramento su cara más fría durante toda la jornada.

No conocía demasiado de la siguiente banda en tocar, SKIN, banda británica que tuvieron su momento de gloria a comienzos de los noventa pero que llevaban inactivos once años. Sin embargo su propuesta hardrockera nos enganchó desde el primer momento. Muy buenos músicos, con el público entregado, sabiéndose reconocidos al tocar en casa, brilló con luz especial su guitarrista Mike Gray, que hizo las delicias de los británicos y nos dejaron con muy buen sabor de boca.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Tras el breve concierto de SKIN y al mismo tiempo que BLACK STONE CHERRY comenzaban su actuación aprovechamos para comer algo y observar el concierto algo más retirados del escenario. La propuesta de los americanos atrajo desde los primeros muchísimo público, especialmente jóvenes que se volvieron locos desde el primer momento con “Rain Wizard”. Destacando el sonido grueso de las guitarras, mucho más agresivos que en disco, la voz de Chris Robertson resultaba tremendamente potente y “Blind man” o “Please come in” nos hicieron bailar pese a que no era un grupo que inicialmente nos atrajera especialmente. Un buen descubrimiento de una banda que estarán tocando en Zaragoza el segundo fin de semana del festival Metalway y cuyo Hard Rock adaptado a los nuevos tiempos merece la pena de ser disfrutado. “Maybe someday” y la cañera “We are the kings” que usaron para cerrar fueron otros de los temas que nos gustaron bastante en una actuación realmente solvente.

Ver a la dos y media de la tarde a un grupo como JOURNEY no es algo a lo que estemos habituados en España. Una banda de su trayectoria que iban a tocar menos de 45 minutos ante un público que les acogió con extrema frialdad. Una lástima, ya que desde el sonido introductorio de “Separate Ways” nos quedaríamos boquiabiertos con la clase y calidad que desprenden. La eterna cuestión sobre el relevo de Steve Perry en la voz quedó solventada con una buena actuación de Arnel Pineda, potente vocalista aunque en algunos tonos me pareció especialmente agudo. “Stone in love” y la preciosa “Ask the lonely” en la que Jonathan Cain se puso al frente de un inmenso piano de cola rojo nos maravillaron por la elegancia que destila un grupo que no desentona en absoluto en un festival de sonidos a priori más duros. “Change for better” y una fantástica versión de “Weel in the sky” hicieron que nos olvidáramos del sol que arreaba de lo lindo mientras cantábamos a voz en grito. Con “Faithfully” echamos de menos al siempre presente Perry y “Don’t Stop Believin'” nos hizo disfrutar como no podía ser de otra forma con un tema histórico. El final de la corta fiesta llegó con “Any way you want it” que convenció incluso a los escépticos ingleses, bastante estáticos durante el concierto, pero que al final dedicaron gritos de admiración a una banda que corrobora nuevamente que su vuelta a los escenarios con nuevo cantante está cubriendo perfectamente la expectación causada.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Tras el concierto de JOURNEY volvimos a retirarnos unos metros del escenario para dejar pasar a miles de chavales vestidos con camisetas de DREAM THEATER. Lo de este grupo parece no tener fin. Podrán gustar más o menos, pero no cabe duda de que atraen una legión de fieles seguidores allá donde vayan. Desde lo alto de la ladera resultaba impresionante ver miles y miles de brazos saludando el comienzo con “Pull me under” y un grupo con un estado de forma impresionante. John Petrucci sacando sonidos a su guitarra como sólo él sabe hacer, con una imagen rompedora, tras haber recuperado su larga melena, Mike Portnoy ofreciendo su “masterclass” habitual tras su gigantesca batería, el serio eterno John Myung haciendo que el bajo tenga una presencia fantástica y la siempre inmensa labor de Jordan Rudess en los teclados oscurecieron algo a un James Labrie que en esta ocasión, sin llegar a cantar mal, sufrió demasiado en algunos momentos del concierto, especialmente en los tonos más altos.

La reconocible siempre “Constant Motion” dio paso a la novedosa “A rite of passage” llenando Donington de sonidos “prog” y acogida mucho más fríamente que la bella melodía de “Hollow Years”, dulcemente cantada por Labrie, para llegar al final con una larguísima versión de “Metropolis, Part I, The miracle and the sleeper”, orgía musical en la que es posible descubrir tantos matices como segundos pueblan las melodías que se entrecruzan en un tema excepcional. Muy buen concierto, en definitiva, de Dream Theater que volvieron a demostrar que es uno de los grupos más queridos del panorama.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Pero si bien ver a DREAM THEATER siempre es un aliciente, especialmente teníamos ganas de ver a ZZ TOP, banda que es más complicada ver en nuestro país y que pese a llevar años practicando su blues eléctrico alejado del Heavy Metal, son siempre un referente de un estilo casi hermano de los sonidos más duros. Puntuales, como todos los grupos, los barbudos aparecían en escena tras una lluvia inmensa de botellas, el pasatiempo favorito entre grupo y grupo, que nos hizo temer por nuestra integridad en más de un momento. Sobrios, serios, con las gafas de sol ocultando los ojos de Billy Gibbons y Dusty Hill y el impasible Frank Beard en la batería, iban a cuajar una de las mejores actuaciones del día. Tal vez no fueran los que más movieron a la gente, pero su concierto, de poco más de una hora, tuvo todos los ingredientes que los texanos llevan 40 años practicando: paseos perfectamente coreografiados por el escenario, guitarras de diseño imposible, que lanzan un sonido casi inimitable, amplificadores customizados, micrófonos y batería personalizados rindiendo culto a los tubos de escape de los grandes camiones americanos y blues, mucho blues enloquecido. “Got me under preassure” comenzaría una actuación que nos hizo bailar sin cesar, “Waiting for the bus” muestra a Gibbons y Hill compenetrados a la perfección tras miles de horas de escenario y “Jesus left Chicago” nos movió a los sonidos más puros del blues, con la bandera de la estrella solitario ondeando por doquier. La vacilona “Give me all your lovin´” logró sacar a los ingleses de su parálisis y con “Legs” y por supuesto “La Grange” se desató la locura. Hubiéramos gozado si el concierto no hubiera sido tan breve, pero tras la despedida volvieron a salir para ser el primer grupo en hacer un bis, en este caso su versión de “Jailhouse Rock” en la que la voz de Gibbons, mucho más grave que hace años, hace su particular homenaje al Rock & Roll de toda la vida. Un estupendo concierto, en definitiva, que nos abre de nuevo las ganas de poder disfrutarles de nuevo en nuestro país pronto.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

A plena luz del sol, a las 6 y media de la tarde, llegaba otro de los momentos más esperados del festival. La presencia de WHITESNAKE, adorados en su tierra y con decenas de miles de personas apretándose para ver a David Coverdale. Teníamos muchas ganas de ver a la Serpiente, como siempre. Aunque en sus últimos conciertos ya había habido críticas sobre su estado de forma. Y por desgracia asistimos a la peor actuación que yo les recuerdo. Coverdale sigue destilando personalidad sobre las tablas, eso es indudable. Es puro sexo en movimiento y su atractivo, natural o conseguido a base de cirugía, es lo de menos. El carisma le sobra a raudales. Pero a nosotros nos interesaba su voz y esta parece haberle abandonado definitivamente. Aquella voz de terciopelo, que acariciaba las canciones, se ha convertido en un graznido insufrible, que se eleva por encima de la música al usar un volumen excesivo que trate de evitar unas carencias algo más que evidentes. Una lástima, especialmente para los fans del grupo entre los que me encuentro. Con “Best years” comenzaba un martirio que no nos iba a abandonar en ningún momento. Bajo en los tonos altos, alto en los bajos, cubierto permanentemente por Reb Beach, que afortunadamente cantó en los momentos más críticos. “Bad boys” mucho más exigente, no iba a mejorar y no hubo más remedio que rendirnos a la evidencia. WHITESNAKE hoy es un grupo excepcional, con dos guitarristas superlativos, en el que la figura de Doug Aldridge brilla cada día más y con un cantante que destroza sus propios temas. “Can your hear the wind blow” mejoraba algo el conjunto general, pero este volvía a hundirse al llegar “Love ain´t no stranger”. Ese fue el momento de recordar el 25 aniversario de uno de los discos más grandes de la banda, “Slide it in” y rememorar que WHITESNAKE es una de las bandas que más veces ha tocado en el mítico Donington. “Guilty of love” tocada de forma fastuosa y cantada por miles de gargantas mantuvo de nuevo el tipo para devolvernos a la actualidad con “Lay down your love” y tras ella bajar el pistón con “The deeper the love” e “Is this love”, en las que la voz pareció mejorar algo, aunque a tenor de la verdad, fueron cantadas casi en su totalidad por Beach.

“Ain’t No Love In the Heart of the City” nos recordó porqué en España los grupos suelen sentirse tan a gusto encima del escenario, pobremente cantada y coreada por el público, lejos de la recordada versión del disco en directo, resultó muy sosa, bastante más que “Give me all your love” que al menos sonó potente y nos hizo recordar tiempo mejores. “Here I go again” y una desastrosa versión de “Still of the night”, destrozada a base de incomprensibles gritos pusieron el final en una actuación desalentadora, de la que se salvaron los músicos y suspendió estrepitosamente el cantante. Y siendo WHITESNAKE sinónimo de David Coverdale, eso es muy poco.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Habría sido imposible moverse del sitio en el que estábamos. Mirábamos hacia atrás y veíamos un inmenso mar de cabezas que parecía no tener fin (los datos de asistencia indican que se superaron los 80.000 asistentes) de forma que esperamos de nuevo con paciencia infinita a que DEF LEPPARD aparecieran sobre el escenario bajo una incesante lluvia de botellas y vasos medio llenos que se hizo mucho más salvaje de lo que hasta ese momento habíamos vivido, con la pasividad y el regocijo del personal de seguridad. Por fortuna este tipo de actitudes no las sufrimos en los festivales españoles ya que resulta absolutamente ridículo y peligroso. Se considera una tradición en Donington pero no deja de ser un modo absurdamente estúpido de pasar el rato. Menos mal que en el momento más álgido de la lluvia de botellazos comenzaba el show de Def Leppard que iban a ser, a la postre, los grandes triunfadores del domingo.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Los acordes iniciales de “Rocket”, hacían que todo volviera a la normalidad y que nos sintiéramos de nuevo en un concierto, mientras iban apareciendo en el enorme escenario los miembros del grupo y en la gigantesca pantalla de alta definición situada en la parte trasera se mostraran fotos de la trayectoria del grupo desde sus orígenes. Phil Collen, desvestido de cintura para arriba, complementando los coros en un micro cuyo pie estaba personalizado con brillantes, sigue siendo el guitarrista loco que no para de moverse. Junto a él Vivian Campbell, la clase hecha guitarra y Rick Savage, por el que pasan los años en su cara pero sigue marcando la misma pose chulesca y rockera de hace 20 años, vestido de cuero y atacando su bajo de forma maravillosa. Qué podemos decir de Rick Allen, el batería que superó la mayor de las adversidades detrás de su batería, perfectamente seguido por las cámaras que mostraban sus pies desnudos machacar media docena de pedales diferentes. Y al frente Joe Elliot, con su eterna pose de Rock Star, algo limitado en el aspecto vocal, pero sobreponiéndose a las dificultades mucho mejor que su compatriota Coverdale.

“C´mon, C´mon” era el siguiente tema en caer con la locura desatada en un mar de banderas inglesas y a continuación era momento de cantar “Make Love Like A Man” y disfrutar con una banda por la que parece que no pasan los años. De acuerdo en que la voz de Elliot a veces parece sufrir demasiado, pero sus canciones tienen la mezcla perfecta de sentimiento y caña, de vacile y emoción. “Too late for love” nos pondría los pelos de punta, mucho más que “Nine lives”, nuevo tributo a su último disco y de ahí el recuerdo para una fría “Rock on”.

Download Festival 2009
Download Festival 2009

Era momento de pasar a unos breves momentos acústicos y “Two steps behind” y la preciosa “Bringin´on the heartbreak” cobraron su tributo en nuestras gargantas. De ahí al recuerdo de la fantástica “Switch 625” y de nuevo la locura con “Hysteria” y especialmente con una fantástica versión de “Animal”. Pasaban los minutos y nos dábamos cuenta de lo que nos hemos perdido durante tantos años de espera para ver a DEF LEPPARD. “Armaggedon It” entre un mar de brazos al aire y “Photograph” dieron paso a “Pour some sugar on me” y al momento más emocionante del festival. Tras la canción Elliot quiso acordarse del festival de 1986, y la reaparición de Rick Allen tras su convalecencia. Miles y miles de personas aplaudiendo y Rick Allen puesto en pie, con lágrimas en los ojos, agradeciendo a la multitud el homenaje es algo muy difícil de expresar con palabras. La cara de Rick, el pundonor y la emoción llevaron las lágrimas al más curtido de los inmensos ingleses que nos rodeaban. Un instante precioso e imborrable que tuvo su clímax con el arranque de “Rock of Ages”, avisando ya casi del epílogo del concierto.

Aún quedó tiempo para los dos últimos temas, “When love and hate collidle” y el fin de fiesta a cargo de “Let’s get rocked” que llegaba a su final a las diez y media en punto de la noche. Horario atípico a todas luces para un español, pero habitual en estos lares y que nos dejaba con la fantástica sensación de haber visto un concierto excepcional.

Era momento de replegar velas y salir del recinto, algo que nos llevaría casi tres horas. Y es que por muy buenos accesos que tenga un festival, resulta imposible conseguir evacuar con facilidad a la inmensa multitud que se da cabida allí. Fueron tres horas de recordar anécdotas, de comentar lo curioso que nos pareció las decenas de personas que pasan el festival recogiendo vasos que posteriormente canjean por dinero en efectivo (alguno incluso llegó a comentar que había conseguido más de 400 libras por los vasos entregados). Momentos de charlar sobre la moda de portar banderas, decenas de ellas entre el público, que dificultan la visión pero que a nadie parece importarle, mostrando un espectáculo digno de verse desde lejos. Recuerdos del otro hábito inglés en los festivales, en este caso de las féminas, de mostrar sus pectorales en el momento en que las cámaras las enfocan o de sorprendernos por los relativamente escasos problemas con el alcohol que afectaron al público, siendo minoría los casos de borracheras salvajes que pudimos ver. De echar una última mirada a Donington y de decir, nosotros estuvimos aquí. Y tal vez volvamos…

Texto: Fernando Checa

Fotos: www.downloadfestival.co.uk/

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.