Inicio Lanzamientos A-Z HIBRIA – The Skull Collectors

HIBRIA – The Skull Collectors

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Ya era hora. Creo con esas tres palabras podría resumir la espera sufrida para poder tener entre mis manos la continuación de aquel bombazo llamado “Defying the rules”, un álbum que irrumpió como un ciclón en la escena heavy/power metalera hace ya cinco años, que se dice pronto, con lo cual no creo equivocarme al decir que ha sido uno de los discos más esperados de los últimos años, sin olvidarnos del segundo trabajo de WINTERSUN…

No solo aquel debut resultó ser un discazo, sino que los ha convertido en toda una leyenda del underground, (de donde no dudo saldrán pronto) con un vocalista, Iuri Sanson, brutal, inmenso, un portento nacido para el heavy metal, perfectamente secundado por una banda de nivel y con varios de los mejores temas que se han escuchado en la última década, pero parece ser que eso no ha sido suficiente para abrirles las puertas de Europa y del mundo entero, es lo que tiene ser brasileños y no suecos etc, pero seguro que llegaran a estar donde se merecen. Y por si fuera poco están quienes no hacían más que buscarles las cosquillas por doquier, que si sonaban demasiado a METALIUM (o a lo que dicha banda solía ser…), que si tal, que si cual…lo bueno es bueno, y punto pelota.

¿Han evolucionado en este “The Skull collectors”?, pues no sabría que decir, pero si que es cierto que dejan de lado a Lars Ratz y los suyos y que suenan más heavys que nunca, puestos a buscar parecidos razonables habrá quien los saque hasta de debajo de las piedras, con lo cual me limito a decir que hacía mucho que no escuchaba un disco de HEAVY METAL (si, con mayúsculas) como este, ni lo había escuchado tantas veces sin llegar a cansarme de él, algo que solo ellos mismos y bandas como AIRBOURNE, BULLET y pocas más han conseguido en años.

Al trapo. El disco arranca como no podía ser de otro modo, por todo lo alto con “Tiger punch”, un cañonazo de tema como ya pocas bandas saben hacer, puro heavy metal, fuerza en estado puro, riffs matadores, puro metal, con un Iuri a la voz perfecto, sin lugar a dudas uno de los mejores vocalistas emergentes que hay a día de hoy, y todo ello en un tema que aparte de lo dicho es pegadizo como pocos, lo escuchas una y otra vez y cada vez gusta más. Por ponerle un pero y para que os hagáis una idea de por donde van los tiros, este tema podría estar perfectamente incluido en el ya mítico “Nuclear fire” de PRIMAL FEAR, aunque sin dejar de sonar a HIBRIA, y es que empiezan a apuntar maneras en cuanto a estilo propio y reconocible.

“Reborn from the ashes” en cambio es un tema de guitarras mucho más rockeras y clásicas, siendo en general un corte más melódico en parte debido a los coros del mismo, donde Abel y Diego muestran sus cualidades como guitarristas, pudiendo entreverse ciertos detalles propios del metal progresivo, pero no nos asustemos, esto es heavy metal, las siestas en la cama. Quien no diga que un tema como “Screaming ghost” no suena a clásico es que mucho de heavy metal no sabe, no está a la altura de “Tiger punch” pues son estilos diferentes, pero es aquí donde se ve la maestría de toda la banda, sobre todo de la pareja de hachas, siendo Iuri un caso aparte, este tío es de otro planeta, impresionante.

Con “Sea of revenge” levantan un poco el pie del acelerador, con lo cual podemos disfrutar de un estribillo diferente a lo visto hasta ahora, algo más cercano al power metal, lleno de melodía pero sin caer en los ritmos facilones del power fines que tanto daño hizo a la escena internacional, no hay más que ponerle un poco la oreja a la labor de Eduardo a la batería para entender lo que digo, mientras que “Anger inside” vuelve a sonar macarra, de nuevo sin necesidad de galopar a mil por hora, heavy metal en estado puro, del de toda la vida, y donde podemos ver que a diferencia de otras bandas, cuidan que cada instrumento suene debidamente, y es que da gusto escuchar los latigazos del bajo de Marco, dejando claro que el lucimiento de dicho instrumento no es una exclusiva de Steve Harris.

Los casi siete minutos de “Devoted to your fear” quizá intimidan un poco, pues le pese a quien le pese, los buenos temas de heavy metal, esos que todos cantamos en los bares, raramente superan la barrera psicológica de los 5 minutos, pero aunque en un principio cuesta un poco digerirla, a nada que escuchemos este tema un par de veces comenzaremos a disfrutar de todos los detalles y la riqueza del mismo, sobre todo los amantes de la guitarra. “The Skull collectors” no se limita a darle nombre a este trabajo, y es que con este tema vuelven a la senda más cañera, con Iuri de nuevo poniéndonos los pelillos como escarpias con esas escaladas de tonos afilados como navajas y agudos como estiletes de acero, pero sabiendo que no todo es eso, modulando su voz a su antojo, y lo que es más difícil aún, rompiéndola a la vez cuando así le apetece.

Nueva muestra de maestría la que nos ofrecen con “Burning all flags”, excelentes riffs, un bajo matador y una batería que empuja a toda la banda desde el fondo, logrando un sonido perfecto, a medio camino entre las producciones más clásicas y la nitidez que se logra en la actualidad pero sin sonar artificial, que es lo malo de muchas discos que ruedan por el mundo.

Todo lo bueno llega a su fin, y quien me diga que nada escuchar los riffs iniciales de “Wings of wax” no recuerdan a los legendarios RUNNING WILD le recomendaría escucharlos de nuevo para renovar conocimientos, aunque bien cierto es que ese efecto solo dura unos instantes, pues enseguida vuelve la banda que todos conocemos, en este caso con nuevos guiños guitarreros muy puntuales al prog metal, guiños que espero que de cara al futuro se queden simplemente en eso, en guiños.

Podrán decir de ellos que suenan a estos o aquellos, que el estilo está muy trillado…en este nuestro país donde somos especialistas en buscarle los cinco pies al gato seguro que somos capaces de sacarles las más originales pegas, pero lo que nunca nadie podrá negar es que estamos ante un inmenso disco de heavy metal, de los pocos que podemos escuchar en los tiempos que corren, donde bandas como los propios HIBRIA, WOLF, IRONSWORD, STORMWARRIOR… etc son el futuro de un estilo acosado por ‘cores’ y ‘recores’. Si realmente amáis el heavy metal, este disco no se os puede escapar bajo ningún concepto.

Angel Ruiz

Tracklist:

  1. Tiger Punch
  2. Reborn from Ashes
  3. Screaming Ghost
  4. Sea of Revenge
  5. The Anger Inside
  6. Devoted to Your Fear
  7. The Skull Collectors
  8. Burning All the Flags
  9. Wings of Wax