Inicio Entrevistas Entrevistas Texto CHIMAIRA – Mark Hunter

CHIMAIRA – Mark Hunter

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
Chimaira

– Hola Mark, buenas tardes desde aquí desde España, ¿cómo lo llevas?

Mark.- Bien, esperando la entrevista.

– Esto es ya casi un ritual, y como hace dos años, toca hablar del nuevo disco, esta vez de “The Infection”, la continuación de “Resurrection”, que llega dos añitos después de este. Dime Mark, ¿hubo algo con lo que no quedaseis satisfechos en “Resurrection” que hayáis querido ahora “enderezar”?

Mark.- No necesariamente, creo que se debe más a un cambio como seres humanos, un cambio en nuestras vidas personales, nos gusta evolucionar. No soy ese tipo de artistas que siguen escuchando hoy en día los discos antiguos de MEGADETH por ejemplo, que me encantan, pero eso haría que no crecieras como músico y que todo sonara a esos LP’s de MEGADETH. Hemos estado escuchando esos discos y de alguna manera nos han influenciado, pero también hemos estado prestando atención a otras cosas, incluso cosas ajenas al metal. Nosotros estamos en un cambio constante, evolucionado todo el rato, nuestros álbumes reflejan el momento en el que nos encontramos, y como el disco anterior, eso muestra esta nueva obra.

Chimaira

– Como siempre sucede con la mayoría de los grupos, vais evolucionando con el paso de los discos y buscáis cosas nuevas que ofrecerle a la gente, cosas que ir añadiendo a la base musical del grupo. ¿Qué dirías que habéis buscado para este nuevo “The Infection”? ¿Qué se va a encontrar el fan de CHIMAIRA de nuevo desde tu punto de vista?

Mark.- Sin duda van a escuchar uno de los discos más potentes que jamás hayan oído, no es cuestión de agrandar nuestra banda ni de egos, de verdad creo que esta es una de los músicas más potentes que he escuchado nunca, ni más ni menos. Es un gran álbum y si lo escuchas con atención, te darás cuenta de que no hay ni un solo tema malo.

– Desde mi punto de vista, es un disco que indiscutiblemente suena a CHIMAIRA lo mires por donde lo mires, pero se me ocurre que quizás incluso pueda ser el disco más melódico de vuestra carrera, o al menos el menos directo, si me entiendes. ¿Crees que estamos ante un disco que quizás necesite más escuchas que cualquiera de los anteriores?

Mark.- Es sorprendente que me digas eso y es todo un cumplido, pero estoy tan de acuerdo como en desacuerdo. Coincido en que representa a CHIMAIRA por todos los lados, pero… no puedo ser demasiado objetivo ya que todo depende del cristal con el que se mire, no obstante a nivel personal estoy muy contento

– También ha llamado mi atención el hecho de que parece haber un salto técnico en este nuevo disco, a las guitarras y a nivel compositivo. ¿Habéis buscado mejorar este aspecto intencionadamente o simplemente va surgiendo así?

Mark.- No teníamos ningún tipo de idea o patrón sobre como debería sonar el disco cuando empezamos a concebirlo, realmente no sabemos lo que hay hasta que no está terminado.

De hecho, para este álbum yo no tenía ninguna letra escrita antes de entrar al estudio, ni había ningún sampler de teclado preparado, ha sido todo muy espontáneo; simplemente hemos ido desarrollando las canciones según lo necesitaban. Algunos de los componentes no estaban muy seguros sobre como iba a salir, por ejemplo nuestro batería decía: “no se lo que estoy tocando, pero suena bien y creo que estoy haciendo un buen trabajo, espero que me guste el disco.” De todas formas, él no es el visionario del grupo, Chris, Rob y yo nos encargamos de eso, de liderar a todo el mundo, ya que ellos también confían en nosotros claro. Nosotros sabíamos lo que estábamos haciendo, pero al mismo tiempo no teníamos ni idea, es difícil de explicar.

Chimaira

– Ahora si te parece bien me gustaría preguntarte por algunos temas de los que quiero que me hables especialmente. El primero es “Impending Doom”, un corte que creo que le va a llamar bastante la atención a los fans por ser un poco atípico para tratarse de CHIMAIRA. Una intro a lo post – rock, después tintes de death progresivo a lo GOJIRA, muchos cambios…Háblanos de este tema en particular. ¿Cómo surgió?

Mark.- Es mi tema favorito del disco. Cuando comenzamos a trabajar en él, no tenía ese sonido de teclados, ni esas atmósferas, ni siquiera las voces depresivas, nada de eso, era solo un riff de guitarra. No sabíamos que hacer para las estrofas, nos gustaba el riff y la parte más dura del tema, pero no encontrábamos la manera de convertirlo en una canción. Cuando entramos al estudio, yo estaba escuchando mucho LED ZEPPELIN y PINK FLOYD, y escuchando el tema de ZEPPELIN “No Quarter”, pensé que era un buen tema para hacer una canción en esa onda, con un aire espeluznante, con partes heavies, pero con intensas bajadas. No es que hayamos calcado el tema y mi interpretación no tiene nada que ver con “No Quarter”, pero si se puede apreciar cierta influencia. La incluimos sonidos tétricos, experimenté con muchos efectos vocales, ese tipo de cosas; me gusta como suena mi voz en ese tema, es extraña, es oscura, suena muy particular y espacial. Ha sido un experimento y creo que ha salido bastante bien, cuando lo escuchamos por primera vez supimos que habíamos hecho algo bueno.

– El segundo tema sobre el que te quería preguntar creo que va a descuadrar a la gente más todavía, “The Heart Of It All”. Tema instrumental, más de 10 minutos, y muy melódico, técnico y abierto de mente. ¿Cómo surgió la idea de hacer un tema así y cuales son tus impresiones acerca de ese track en concreto?

Mark.- Esa fue una de las primeras canciones en las que empezamos a trabajar. En cuanto escuché el riff por primera vez me di cuenta de que tenía algo especial, queríamos una canción que sonara a Cleveland, porque creo que nuestra ciudad tiene mucho que ver con el rollo del grupo, es una ciudad vieja y un poco deprimente, casi miserable, y eso se refleja en nuestra música, por lo que es nuestra manera de rendir homenaje a nuestra ciudad con música que intencionadamente recuerde a ella.

Al principio mi intención era llamarla Cleveland, pero luego preferí que fuera algo más universal, creo que el mensaje trasciende más alla de nuestra ciudad, de hecho puede llegar a prácticamente todo el mundo, por lo que decidí llamarla “The Heart Of It All” (el corazón de todo), ya que hay algo de esa ciudad en todo el mundo, además de haber tenido una importante mella en nuestra música. Seguro que hay mucha gente a la que le va a llegar y que va a entender lo que significa. No obstante, también es una oda a Cleveland, así que hemos matado dos pájaros de un tiro.

– Vamos a cambiar un poco de tema y vamos a hablar ya del grupo en sí, independientemente de vuestro nuevo “The Infection”, disco que aquí en España verá la luz el día 21 de Abril. CHIMAIRA, como banda, lleváis ya funcionando más de 10 años, y con cinco trabajos de estudio contando el último os habéis convertido en un referente indiscutible del género por méritos propios. ¿No piensas que quizás todo ha ido un poco deprisa?

Mark.- Es todo un honor haber mantenido una banda diez años, pero también creo que hemos perdido mucho tiempo parados sin motivo aparente mientras otras bandas crecían a nuestro alrededor. Hemos pasado mucho tiempo mirando y preocupándonos de otros grupos, preguntándonos como lo habían conseguido en lugar de apreciar lo que teníamos y centrarnos en nuestra música, de alguna manera siempre estábamos buscando algo.

Pero para este último álbum y con el décimo aniversario, nos dimos cuenta de que habíamos conseguido algo importante, hay muchas bandas que no duran ni dos años, pues imagínate el diez, nos hemos dado cuenta de eso y hemos empezado a apreciar lo que tenemos y lo que hemos conseguido.

Es una pena haber tardado tanto tiempo en darnos cuenta de eso.

– Desde vuestros inicios, ¿qué crees que le llamó la atención más a la gente de vuestro sonido? En otras palabras, ¿qué crees que fue lo que enganchó al público a vuestra música?

Mark.- Creo que la gente respeta nuestra honestidad y nuestro realismo, no somos una banda que alardeemos de nuestros excesos o que salgamos rodeados de atúdes y cosas así, creo que somos muy parecidos a nuestros fans. Creo que somos una banda con la que todo el mundo se puede sentir identificada y en la que todos piensan que podrían tocar, algo que es un sentimiento universal.

La gente que escucha todo tipo de Heavy Metal escucha nuestra banda, y creo que eso es porque ven una banda honesta y trabajadora. Tenemos también unos fans a los que no les molesta nuestro crecimiento, no somos una de esas bandas de Black Metal que acostumbran a tocar para 700 personas y cuando de repente triunfan y meten 10.000, dejan de gustar a sus fans porque ya no son underground. No somos un grupo de primera fila o de moda en absoluto, pero cuanto más crecemos más le gustamos a nuestros fans.

– ¿Cuál ha sido hasta ahora el mejor momento que has vivido como miembro de CHIMAIRA?

Mark.- Sin duda la primera vez que salimos de gira con SLAYER, es el primer grupo que escuché y me gustaban mucho, por lo que para mi fue muy especial. También fue una de nuestras primeras giras importantes y eso te marca mucho, fue un sueño realidad.

– ¿Y el peor?

Mark.- Sin duda cuando nuestro batería Andy nos dejó una temporada, tuvimos que utilizar dos baterías distintos y fue una época muy mala. Fue muy contraproducente para la banda, intentamos reemplazarle, pero no se podía sustituir su personalidad y las cosas no fueron nada bien, nos fue prácticamente imposible encontrar a alguien válido.

Nuestro sello en aquel momento Roadrunner quería promocionarnos a toda costa y se hizo todo muy difícil, estaba en un grupo con un batería que odiaba, un sello que odiaba, fue un momento en el que necesitábamos un cambio o el grupo hubiera explotado. Echamos al batería y hablamos con nuestro sello para marcharnos, no quiero decir nada en contra del sello, pero en aquel momento necesitábamos un cambio radical para empezar de nuevo con la cabeza despejada.

Creo que gracias a todo eso ahora estamos viviendo el mejor momento como banda, nos llevamos muy bien, Nuclear Blast nos está apoyando mucho y las cosas están marchando.

Cuando estás en un mal momento puedes elegir entre hundirte por completo o volver más fuerte que nunca, nosotros decidimos seguir hacia adelante y aquí estamos; siempre hay un camino.

– Algo que es indiscutible es que si tenéis un punto fuerte, ese es el directo, algo capital en vuestra carrera imagino. Personalmente solo he podido veros una vez, y fue en vuestra último paso por Madrid, en la pequeñísima sala Copérnico, que estaba a reventar y donde nunca había visto tanto ambiente. ¿Qué recuerdas de aquel concierto?

Mark.- Me acuerdo de todos nuestros conciertos en España, para no hacerlo, sin duda es uno de los públicos más ruidosos que hemos tenido. No me gusta mentir y decir a todos los públicos que son los mejores, intento no decir lo mismo todas las noches y ser honesto. Se notaba de verdad una comunicación con el público en España, y hay una diferencia notable con el resto de Europa. Recuerdo el último concierto que dices, no era la mejor sala, pero el público fue impresionante.

Chimaira

– Hablando de directo, cuéntanos Mark, ¿qué planes tiene el grupo a medio plazo en cuanto al directo se refiere? Háblanos un poco de lo que será de CHIMAIRA en los próximos meses.

Mark.- Ahora vamos a girar por EE UU con DISTURBED, KILLSWITCH ENGAGE y LACUNA COIL, una gira que se llama “Music As A Weapon IV” que recorrerá toda Norte América. Va a estar muy bien porque nos va a dar la oportunidad de tocar en estadios y va a ser una absoluta locura.

Después de eso queremos ir a Europa para estar unas seis semanas y pasar por todos los países que podamos, momento que aprovecharemos para tocar en Wacken. Tenemos también planes, aunque no tan concretos, para visitar otras partes del mundo como Australia, Nueva Zelanda o Japón, pero eso todavía está en el aire.

– Ahora me gustaría hablar, ya para ir concluyendo, del vinilo. Es un formato que está volviendo hoy en día, sobre todo para las bandas más clásicas, gracias a las descargas y a las bajas ventas de los CD’s. Vosotros que sois un grupo más actual, ¿qué pensáis de este resurgimiento? ¿Os interesa o creéis que vuestro público no está interesado en este tipo de formato?

Mark.- Está claro que los tiempos están cambiando y cada vez menos gente se preocupa de los CD’s, nosotros cuando sacamos “Resurrection” vendimos más que con el anterior disco, y eso es algo muy gratificante, ya que las ventas de CD’s en general han bajado un 35%, y eso demuestra que nuestros fans siguen creciendo.

A mi me gusta que el vinilo haya vuelto, de hecho vamos a sacar una versión en vinilo de “The Infection”, otras bandas piensan que es “retro” o algo así, pero todo tiende a repetirse, todo es cíclico, ahora por ejemplo hay una renovada pasión por los 80, en los artistas, en las pintas, etc.

– Para terminar, una que no tiene nada que ver ni con el grupo ni con la música, al menos directamente. Ayer mismo hablaba con Lázaro Pina (ILL NIÑO) y me decía que la victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales era muy positiva para los EEUU, y que por fin los americanos tenías un buen representante. Parece obvio que para alguien latino, la victoria de Obama siempre será muy positiva pero, ¿Y para unos nativos de Ohio? ¿Estás satisdecho con su elección?

Mark.- Es algo muy importante, eso es indiscutible. Nosotros somos una banda que ha estado viviendo 10 años con George Bush como presidente, y nos hemos dado cuenta viajando por el mundo de gira y todo eso, que la gente, no fans, gente normal, nos trataba con algo de desprecio, escuchábamos cosas como cerdos americanos y otros comentarios insultantes, nos hacían sentir avergonzados, viviendo momentos embarazosos por tu país. No quiero hablar de política, no me interesa y no es una conversación agradable, pero no me gustaba pensar que mi país estaba representado por alguien tan arrogante, te hace reflexionar y decir “yo no soy así, no tengo esa actitud”, siempre he respetado otras culturas y a la gente que me he encontrado a lo largo de mis viajes.

Estoy contento por la victoria de Barack Obama porque espero que haya un cambio, nuestro anterior presidente cometió muchos errores en ciertas regiones, pero eso no significa que todos seamos así o que odiemos otras culturas. Algo que no termino de compartir con muchos americanos es que han tratado a Obama como a una estrella del rock o algo así, estaban exaltados pensando que todo iba a cambiar mañana, pero hay que ser consciente de que los cambios tardan en llegar. Hay mucha gente que se ha dejado llevar solo porque es negro o un buen orador, pero hay mucho más. Yo estoy contento, creo que ha sido un cambio positivo y para mi es mejor candidato que su oponente John McCain, pero vamos a esperar a ver que pasa y a ver si consigue cambiar la imagen de EE UU fuera de nuestras fornteras.

– Pues por mi parte esto ha sido todo. Muchísimas gracias Mark por tu tiempo, y desearos lo mejor en los meses venideros, deseando principalmente veros prontito por nuestro país, que ya os echamos de menos. Si hay algo que quieras añadir, habla ahora o calla para siempre.

Mark.- Muchas gracias por tu tiempo, gracias a todos los que nos siguen y a ver si podemos volver pronto por España.

– Gracias tio, un abrazo.

Jorge del Amo Mazarío (jorge_del_amo@rafabasa.com)