Inicio Entrevistas Entrevistas Texto GIRLSCHOOL – Kim McAuliffe y Enid Williams

GIRLSCHOOL – Kim McAuliffe y Enid Williams

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
Girlschool
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN

Hace pocas semanas tocaron GIRLSCHOOL en Madrid y no podíamos desaprovechar la oportunidad de charlar un rato con las dos integrantes de una de las bandas de rock más importantes de nuestra historia. Nos reunimos con Kim McAuliffe y Enid Williams en los camerinos de la sala antes de su concierto y tuvimos tiempo de mantener una charla más que entretenida y agradable que podéis leer a continuación. Hablamos de su último disco, de sus 30 años, de Kelly Johnson, de la actualidad de la escena, de MÖTORHEAD… y de un montón de detalles interesantes relacionados con la historia del fantástico grupo británico, pionero además del rock femenino en Europa (tema que también tratamos, por supuesto). Aquí tenéis la más que interesante entrevista:

– Hola chicas, es un placer poder charlar un rato con vosotras, aunque me parece una pena que una banda con el nombre e historia de GIRLSCHOOL toque en una sala tan pequeña como ésta, ¿no?

Kim.- Sí, la verdad es que no ha habido mucha promoción y de hecho no hemos hecho ni entrevistas ni nada en estos días, así que bueno, de todos modos, seguro que el show sale bien.

Enid.- La última vez que vinimos a España fue hace dos o tres teloneando a ALICE COOPER en Barcelona y Pamplona, y la anterior creo que había sido en 2000 más o menos, así que supongo que habrá ganas de vernos de todos modos.

Girlschool

– Yo creo que os ví en Barcelona hace algunos años con Graham Bonnet, creo que fue como en 2001 o así… (Antonio) Y yo os ví en un festival pequeño y extraño en Granada en 2002 creo, junto a PAUL DI’ANNO, NAPALM DEATH, COMPANY OF SNAKES… y alguno más (David)

(Ambas) !Sí, sí, tenéis razón!

– Bueno, vamos a comenzar hablando del último disco, "Legacy", que supone el 30 aniversario de la banda y además es un disco especial porque, aparte de esto, supone un tributo a Kelly Johnson (ndr: la guitarrista original de la banda que lamentablemente murió algunos meses). Hablarnos de esto y del disco en general, por favor…

Kim.-Bueno, había que rendirle ese homenaje y además es un disco que está recibiendo buenas críticas, así que estamos muy contentas.

– También, es un trabajo que ha contado con muchos invitados especiales. Hablarnos de esto y de cómo ha sido volver a juntaros con la gente de MOTÖRHEAD entre otros.

Kim.- Bueno, obviamente la gente de MÖTORHEAD tenía que estar aquí pero ha sido casi como un accidente porque de hecho ni siquiera lo preparamos para que se pasaran por el estudio o algo así. Lo que pasó es que íbamos a hacer una versión de ellos en el disco, pero todo surgió de su club de fans que nos propusieron hacer una diferente para un álbum de versiones de MÖTORHEAD y cuando nos preguntaron dijimos rápido que "Metropolis", que siempre ha sido de nuestras favoritas. Le preguntamos primero a Eddie Clarke, que había grabado el tema original si quería participar en el disco y dijo, "¡vale!", así que se vino al estudio. Luego contactamos con Phil Campbell, que vive literalmente a una hora y media de donde estábamos, y fue él mismo el que se ofreció a bajar al estudio a grabar algo con nosotros. Y ya que estaban ellos, había que llamar a Lemmy, así que se lo dijimos y se vino, claro.

Enid.- También con la gente de TWISTED SISTER hemos tenido siempre mucho contacto, y además llegamos a compartir mánager, así que también fue fácil la colaboración. Fue genial volver a juntarnos con viejos amigos, recordar experiencias, y demás.

Kim.- Aún así, no te imaginas el honor que es para nosotros el que todos ellos dijeran que sí, especialmente Dio y Tony Iommi. Fue en plan, ¿realmente todas estas leyendas van a estar en nuestro disco? Además, es la gente que de alguna manera ha tenido mucha relación con GIRLSCHOOL en algún momento de estos 30 años.

– Aparte de la dedicatoria general, dentro del disco el espíritu de Kelly Johnson está presente concretamente en el primer corte, "Everything’s the same" con todo el tema de las cenizas y demás. Explicar la historia que es cuanto menos peculiar, para quien no sepa de qué estamos hablando…

Kim.-Bueno, de hecho no iba a haber ninguna referencia en la portada o en el track list ni nada, porque se suponía que no iba a poner nada de "las cenizas de Kelly Johnson" sino que íbamos a hacer una broma con el tema de los invitados especiales (ndr: "guest") y poner "and special ghost apearance" (una aparición fantasma -ndr: no les falta buen humor, no-), pero a la compañía no le pareció tan divertido y se empeñaron en reseñar lo de que eran sus cenizas las que estaban en el disco.

Enid.- De todos modos, hay que tener en cuenta que la compañía de discos es alemana y a nivel de comunicación a veces siempre hay ciertos malentendidos y algo que se pierde en las traducciones, ya sabes, así que quizás no entendieron bien la broma y les pareció algo macabro o algo así, no sé. ¡Pero es que fue la propia Kelly la que nos dejó sus cenizas!

Kim.- Nosotros estábamos en el pub una noche y se nos ocurrió la idea de utilizar las cenizas para que de alguna manera estuviera en el disco, al principio como una broma, pero luego pensamos que efectivamente estaría bien que Kelly estuviera en este disco de 30 aniversario. Y seguro que el usar sus cenizas en la caja de la batería en ese tema seguro que es algo que ha ella le hubiera encantado, le hubiera parecido muy ingenioso. Todo el mundo nos conoce a nosotras y a Kelly, y sabe el tipo de humor que nos gusta, aunque lo más difícil fue explicárselo al productor (risas), porque seguro que es una de las cosas más extrañas que ha sonorizado nunca (risas).

Girlschool

– Ahora se está celebrando el 30 aniversario de la banda y me gustaría hablar un poco de todo esto. En mi opinión en este tiempo ha habido como 4 etapas, la primera por supuesto con los 3 o 4 primeros discos, después, a partir de "Running wild" en el 82…

Kim.- Pero podemos obviar esa etapa… (se ríen ambas)

Enid.- Bueno, tampoco es que estuviera tan mal, pero sí es cierto que era otra banda entonces.

– Es que fue un cambio un poco radical, con la salida de una vocalista principal y un cambio de estilo bastante acusado.

Kim.- Sí, y no debimos tratar de hacer algo tan diferente…

– Siguiendo con lo que os decía, estuvieron los dos primeros períodos, y luego un tercero a partir del 93 en el que no grabasteis ningún disco pero sí seguíais tocando en directo y demás, y luego ya desde 2000 o 2001 hasta ahora, cuando os reunisteis de nuevo y ya habréis grabado tres discos desde entonces y habéis seguido tocando en directo. ¿Cómo veis esta disección por períodos que he hecho de vuestra historia?, ¿qué pensáis de los 30 años de historia de la banda vistos de este modo?

Kim.-Bueno, yo no lo veo de manera separada, porque he estado durante todos estos años, al igual que Denise, así que quizás Enid puede verlo mejor de este modo mirando desde fuera entre comillas…

Enid.- Como sabéis, yo estuve en esa primera etapa clásica y luego en la última, desde 2000, y para mí la diferencia entre ambos períodos es que quizás ahora estoy mucho más metida en el proceso de composición. De todas formas, el negocio ha cambiado tantísimo en estos años que casi no lo reconocemos. En nuestro caso en concreto, en los primeros años teníamos una gran compañía detrás, un mánager importante, ganábamos dinero… y ahora la mayoría de las bandas tienen que moverse a través de Internet. De todos modos, nosotros estamos en un punto medio, porque tenemos una compañía que nos apoya, pero por otro lado tenemos que movernos mucho también por nosotras mismas, está claro.

Kim.- Esto por descontado, pero luego a nivel musical está claro que ha habido diferencias entre estas etapas. Por ejemplo Chris Bonacci, que estuvo en toda esa segunda etapa y unos 10 años en la banda, era técnicamente buenísima pero tenía un rollo totalmente distinto al de Kelly, que no era tan buena guitarrista pero tenía ese estilo totalmente crudo y roquero que era totalmente reconocible y que le dio mucha personalidad a GIRLSCHOOL desde el principio. Chris a nivel técnico es brillante pero su manera de componer y de tocar es totalmente diferente a la de Kelly. Por ejemplo me acuerdo también de "Nightmare at Mapple Cross" y "Take a bite" y sí recuerdo que con esos disco pasamos de nuevo una etapa muy divertida y roquera a mediados de los 80.

Enid.- En los 90 todo cambió, y le pasó a todos los grupos de rock clásico, y de repente sólo interesaba METALLICA o NIRVANA, y también empezó todo el tema del death y thrash metal y cosas así, incluso el nü metal años después, y está claro que fue una época muy difícil para las bandas que venían de antes. Ahora, la rueda gira de nuevo en la otra dirección y el rock de siempre vuelve a vivir un gran momento y por ejemplo IRON MAIDEN vuelve a ser cabeza de cartel en los festivales más grandes, surgen nuevas bandas en esa onda, y por supuesto que grupos como nosotros tenemos otra pequeña oportunidad de seguir haciendo cosas.

– ¿Cómo veis concretamente ese período más comercial intermedio?, ¿quizás intentasteis mirar al mercado americano, que por aquel entonces era el que funcionaba mejor?… Es lo que hicieron por ejemplo gente como SAXON con el "Innocence is no excuse"…

Kim.- Sí, sí, está claro. De hecho, "Play dirty" ya llevaba un poco esa dirección más comercial, y era un poco lo que se estaba haciendo en ese momento, ya sabes, y lo que estaba viniendo de todos los sitios. De todas formas, era algo que nos gustaba mucho en ese momento, no lo hicimos obligadas o algo así, y por ejemplo era el sonido que tenían algunos de nuestros héroes como SLADE, y era una buena manera de mirar hacia América también. De todos modos, tuvimos la oportunidad de ir a América a grabar con Spencer Proffer, que había grabado "Bang your head" de QUIET RIOT, y mirándolo desde ahora quizás deberíamos haber ido (risas), pero entonces elegimos quedarnos en Inglaterra y seguir grabando aquí.

Enid.- Obviamente son álbumes bastante diferentes pero así al menos se mantuvo la personalidad de GIRLSCHOOL aunque sonaran diferentes que los anteriores, y hubieran sido aún más distintos se se hubieran ido entonces a grabar a Estados Unidos.

– Vosotras sois una banda que nació prácticamente con la NWOBHM, pero no formasteis parte de ella y con el sonido de discos "Nightmares at Mapple Cross" o "Play dirty" quizás perdisteis un poco ese carro que con "Demolition" o "Hit n’run" sí podríais haber cogido. ¿Cómo lo veis?

Kim.- No lo sé, nunca lo hemos pensado así. Además, si en esa época hubiéramos pasado mucho tiempo girando en América no hubiéramos podido girar en Europa. De todas formas, creo que fue simplemente un período de transición en ese momento que a su vez tuvo que ver en la nueva música que íbamos haciendo.

Enid.- Yo creo que hay una cosa que hemos aprendido de estos 30 años y es que si te vas demasiado lejos, la gente se da cuenta y quizás puedes perder cierta lealtad de algunos fans, pero por otro lado, si siempre haces lo mismo, te aburres tú y acabas aburriendo a tus seguidores porque te repites a tí mismo. Un buen ejemplo es el nuevo disco en el que hemos intentado hacer cosas que no hay en ninguno de los trabajos anteriores, como el tema "I spy", por ejemplo que es algo diferente a todo lo que hemos hecho antes, pero aún así hay bastante GIRLSCHOOL ahí.

– Es interesante hablando del estilo de GIRLSCHOOL, está claro que sois una banda de rock n’roll quizás con algunos detalles de punk y unos mínimos toques de heavy metal, incluso con algunas pinceladas de hard rock, pero creo que está claro que si hay que definiros sería rotundamente como una banda de rock. ¿Porqué entonces se os considera en muchos círculos como un grupo heavy o incluso dentro directamente de la NWOBHM que nombrábamos antes?

Enid.- Pues yo creo que es debido a MOTÖRHEAD y a nuestra relación con ellos…

– Sí, pero es que MOTÖRHEAD es también una banda de rock n’roll, no de heavy metal.

Kim.- Sí, definitivamente, la última y más auténtica banda de rock n’roll (risas). Y eso que últimamente han tocado hasta algún tema acústico en directo, que a mí me cuesta ver a Lemmy sentado y tocando en plan blues…

Enid.- El caso es que quizás a nivel general cuando se habla de una banda de rock inmediatamente se piensa en algo como los STONES pero como GIRLSCHOOL o MOTÖRHEAD somos mas ruidosos y además de alguna manera tenemos parte de público heavy, pues la asociación al final es inevitable. Al final yo creo que es una cosa de volumen, por ejemplo siempre que pienso esto me acuerdo de DEF LEPPARD, aunque ellos sí eran más heavies como tal entonces, por mucho sonido americano que tuvieran. Bueno, quiero decir que DEF LEPPARD y por supuesto IRON MAIDEN y SAXON, además de MOTÖRHEAD, para mí si formaban un reducto particular dentro de la NWOBHM…

Girlschool

– Y ahí también podemos meter a GIRLSCHOOL, porque no olvidemos que el heavy metal cuando comenzó a finales de los 70 y principios de los 80 era algo muy diferente a lo que ahora entendemos como tal. Es que la gente tiende a asociar heavy metal sólo con "Painkiller" por ejemplo y ninguna de las bandas de esa época sonaban así, y está claro que SAXON por ejemplo siempre han tenido un toque muy roquero…

Kim.- Sí, por ejemplo a mí me llama la atención cuando vemos alguna prueba de sonido en los festivales y demás, que todo es doble bombo y bajo también doblado, pero no sé, si se trata de sonido, volumen y actitud, ¡joder, entonces somos muy heavies! (risas)

Enid.- Pero está claro que, como decías antes, por supuesto que en nuestros dos primeros álbumes había una enorme influencia del punk, pero también puedes escuchar un tema de "Legacy" como "I spy", que te decía antes, y es puro heavy metal.

Kim.- Por cierto, ¿qué temas del disco os gustan más?

A mí precisamente "I spy" (Antonio)

Yo prefiero otros temas como "Everything’s the same" o "Don’t talk to me", que es muy MOTÖRHEAD… (David)

Kim.- ¡Sí, a mí también me gusta mucho esa!, es como: "yeah!!!!!!!" (grita y se parte de risa).

Por cierto, ahora que nombramos a MOTÖRHEAD, me gustaría preguntaros por el principio de vuestra particular conexión. ¿Cómo comenzó la relación y el buen rollo entre ambas bandas?

Enid.- Fue porque el mánager de MOTÖRHEAD cogió nuestro single "Take it all away" en 1979, le gustó y se lo pasó a uno de los DJ’s más famosos de entonces, John Peel, que lo editó en un pequeño sello. Entonces, ambos estaban buscando a un grupo para telonear a MOTÖRHEAD en su gira británica en ese momento, y además de gustarle la música, les sorprendió y les pareció de maravilla que fuera un grupo lleno de chicas. Después de esto hubo muchas bandas de chicas que tocaron con ellos a lo largo de los años, se les ofrecían constantemente.

Kim.- Y en un momento estábamos girando con ellos, así que imagínate que buen comienzo para GIRLSCHOOL. "Fast" Eddie y Phil ("Animal" Taylor) me siguen pareciendo dos de los mejores músicos con los que he tocado, ¿y qué decir de Lemmy?

– Siguiendo con la entrevista, está claro que GIRLSCHOOL es probablemente la mejor banda de chicas de la historia, y también de las más conocidas. De todos modos, para mí la principal diferencia con otros grupos femeninos como VIXEN o PHANTOM BLUE es que vosotras siempre habéis tenido esa actitud, ese toque más crudo y rudo que se pueda echar de menos incluso en muchas bandas masculinas. Para mí ha sido un detalle importante para que siempre hayáis funcionado muy bien.

Kim.- No lo sé, supongo que nunca hemos intentado ser lo que no éramos. Obviamente somos una banda de rock y estamos vivas. Es el rock y es lo que somos nosotras… ¡somos como somos!

Enid.- No sé cómo ha sido la situación con otras bandas, pero Kim y yo crecimos juntas y empezamos a tocar desde 1975. Y de esa primera banda surgió GIRLSCHOOL y en ese momento no había grupos completamente de chicas. De hecho, las RUNAWAYS empezaron en el 75, pero entonces no sabíamos nada de ellas porque estaban en América. De todos modos, a ellas las había juntado un mánager un poco con ese concepto detrás, y nosotros simplemente empezamos a tocar juntas, que no es lo mismo. Es cierto que en Estados Unidos ya había antes algunas buenas bandas con chicas en sus formaciones pero en Europa nada. Ya sabes, se supone que las chicas tenían que ser secretarias, profesoras y poco más pero nosotras queríamos coger una guitarra y salir de gira.

Kim.- De todos modos, tengo que reconocer que la razón por la que empezamos siendo un grupo de chicas es que no había ningún chico que quisiera tocar con nosotras. Recuerdo a mí primo que me decía, "¡está en una banda y es una chica!" (risas), aunque de todas formas no creo que fuera algo que pensáramos nunca realmente.

Enid.- No sé, pero lo que tengo claro es que nosotras no queríamos ser secretarias o amas de casa, éramos chicas en la escuela que queríamos hacer rock n’roll, aunque nunca soñé que llegáramos hasta aquí, claro.

Kim.- Sí, a estar hablando con dos hombres metidas en el baño de chicas de un club (risas). ¡Es mucho más de lo que entonces podíamos soñar!

– (Risas) De todos modos, ¿os gusta que os consideren como una banda de chicas o realmente no?

Kim.- Bueno, no es que nos guste o no, es que somos un grupo de chicas. De todos modos, no creo que afecte a la música que hacemos en sí, ni siquiera en las letras, aunque supongo que habrá alguna que sí esté escrita desde el punto de vista de una mujer, porque es inevitable.

En estos tiempos la gente ya se ha acostumbrado a ver grupos femeninos o en general bandas con chicas en sus filas, pero en 1975 la situación seguro que era diferente…

Enid.- Sí, seguro. De todos modos, es curioso porque por ejemplo siempre ha habido muchas chicas dentro de la escena punk, y de hecho muchas empezaron a tocar en esa época, pero en otros estilos la situación era bien diferente. De hecho, creo que de alguna manera nosotras empezamos, y luego cuando por ejemplo se unió Kelly fue gracioso porque ella era una tía guapa y pintona, pero que además molaba, tenía imagen y actitud. Finalmente fue Denise la que se subió al barco y ya entonces nos dimos cuenta de que la banda simplemente funcionaba, sin importar que fueran chicas o chicos los que la formaban. Ambas venían de una banda llamada PAINTED LADY, que mayormente hacían versiones y eran más heavies, pero cuando se unieron a GIRLSCHOOL ya surgió una nueva banda… o quizás nosotras nos unimos a ellas, no lo tengo claro. Pero ya te digo que en esa época comenzaba a haber muchas chicas que empezaban a coger una guitarra, pero sobre todo en la escena punk.

Kim.- Pero en esa época las cosas eran totalmente diferentes en el sentido de que era más fácil entrar en una compañía discográfica y siempre tenías algún amigo que trabajaba en un sello o conocía a gente de otro, ya sabes. Y nosotras firmamos pronto y todo comenzó a rodar.

– De todas formas, está claro que la situación hace 30 o 35 años era muy diferente, como decís. Mi pregunta es sobre qué echáis de menos de lo que había hace 25 o 30 años. Quizás la propia escena, el éxito… No lo sé, ¿qué echáis de menos de entonces y en donde veis las mayores diferencias mirando desde la situación que estáis viviendo ahora?

Enid.- Por mi parte, está claro que es fantástico el ir a tocar y que esté todo hecho, y que tú sólo tengas que llegar y salir a tocar, sin preocuparte de mucho más. En ese sentido es una vida fácil, y es bonito por un lado pero por otro el modo en que ahora estás más involucrada en todo lo relativo a la banda o lo que hay alrededor es hasta más satisfactorio porque controlas mucho más lo que pasa, y es también una medida de protección incluso. Por supuesto que desde el punto de vista de las grandes bandas hay más comodidades pero…

Kim.- Espera, espera, que llevar tus propias riendas está bien, pero lo de cargar el equipo, ir de aquí para allá con la furgoneta, probar en condiciones difíciles, pegarse un montón de horas de viaje… a mí eso me convence menos, y prefiero ir en avión como antes y estar en buenos hoteles (risas). Me quedo con el lujo, tener nuestra propia habitación… bueno, aunque también compartíamos habitación en el pasado, lo reconozco.

Enid.- Es que Denise ronca un montón, y Kim masculla entre dientes y habla cuando duerme. Todo el mundo tiene sus cosas durmiendo… bueno no, Jackie está bien en este sentido, no da muchos problemas. Pero bueno, en el fondo no nos quejamos porque nos gusta y además nos sentimos afortunadas porque seguimos aquí, continuamos girando y aún tocamos con grandes bandas. En cuanto a la escena, no sé, sigue habiendo muchas bandas de entonces pero ahora hay más conciertos, especialmente festivales…

– Por cierto, hablando de esto, estaría genial el poder ver a GIRLSCHOOL en algún festival español este verano, ¿hay alguna posibilidad, os gustaría?

Enid.- ¿En cuál crees que podríamos encajar?

– Bueno, en España este año los dos más grandes son Kobetasonik y Mëtal Wäy, y estaría genial veros ahí, pero GIRLSCHOOL iría muy bien en un festival tipo Azkena, que es más rockero y se hace en el norte, o el propio Leyendas, en el sur, que ya el año pasado incluyó en el cartel a viejos amigos vuestros como U.F.O. o SAXON.

Kim.- Por ejemplo este año, al estar con una compañía alemana como SPV, es probable que toquemos en varios festivales allí. Por ejemplo estaremos en Wacken de nuevo, que nos apetece mucho…

Enid.- Estaba pensando en lo que hablábamos antes de los cambios en la escena y demás, y creo que una de las más importantes es el tema de MySpace. Para mí creo que devuelve el control y la autoproducción a la gente, a los músicos, y además el acceso de la gente a la música y a las bandas es mucho mayor y más fácil. Por ejemplo ahora hay muchísimos grupos femeninos en todo el mundo, y de alguna manera surgen porque ven en Internet que no son las únicas, y además tienen esta manera de darse a conocer. Por ejemplo hace años tocamos en el Sweeden Rock, un festival fantástico y enorme, y en esta edición tocan gente como MOTÖRHEAD, TWISTED SISTER o HEAVEN & HELL, pero prácticamente no hay bandas de chicas, son todo grupos masculinos, así que a través de Myspace las bandas femeninas puedes reivindicarse y darse a conocer, ya que en los grandes festivales no siempre tienen sitio.

– Por cierto, hay una pregunta que me gusta hacerle siempre a las bandas veteranas: ¿qué pasa con las nuevas formaciones? Por ejemplo vemos que en todos los festivales los grandes nombres son los mismos de hace años, y está bien, pero ¿dónde están los nuevos grupos?… Hay buenas bandas pero ninguna llega a la cima, ¿cuál es el problema?

Kim: Yo creo que para los promotores el riesgo de apostar por nuevas bandas en este tipo de cosas es muy grande…

– Sí, pero por ejemplo las ventas de discos de los grupos grandes actualmente tampoco son para tirar cohetes…

Enid.- Sí, eso es cierto, pero una de las razones es que por ejemplo hace 25 años era más sencillo conseguir un contrato discográfico, y una vez que lo tenías, te daban un adelanto para grabar el disco, para girar, y además ellos mismos te proporcionaban conciertos, te metían en los festivales… y además se gastaban mucho dinero en promocionar nuevas bandas. Pero entonces había pocas bandas en relación a la gente que compraba discos, que eran muchos, y ahora pasa totalmente al revés. Por ejemplo hablando sólo de rock duro y heavy metal, ahora hay muchas bandas sacando muy buenos discos que los graban en el ordenador de su casa. Por un lado esto es muy sano porque le quita elitismo a la música, pero claro, hay muchos discos, buenas bandas pero nadie que apueste por tí, y menos los promotores o algo así que no tienen a una compañía de discos o lo que sea detrás que avale al artista.

Girlschool

– ¿Cómo veis esto de la autoproducción? Quiero decir que por un lado está muy bien porque todo el mundo tiene la oportunidad ahora de dar a conocer su propia música y demás, pero por otro lado me da la impresión de que se está perdiendo profesionalidad y que ya no tiene porqué haber filtros de calidad porque "todo vale" ya que lo haces tú… Y hay falta de profesionalidad en mi opinión a todos los niveles, a nivel de grupos, de compañías y por supuesto de promotores…

Enid.- Está claro que hay una parte realmente buena y otra realmente mala. La buena es que efectivamente todo el mundo puede hacer música, y si está bien todo el mundo a su vez puede acceder a ella y no hay que esperar a que sea un tercero el que decida si es bueno o malo para que la gente pueda conocerlo. Es como en los viejos tiempos del punk porque al final se trata de la filosofía de "hazlo tú mismo", de coger la guitarra, tocar tres acordes y tirar para adelante. Ahora es lo mismo en el sentido de que todo el mundo puede abrir un myspace y colgar su música y fotos para darse a conocer… Y ya será el público el que decida si es interesante o no. Pero hay una parte mala y es que hay millones de bandas por el mundo, y la mayoría no tienen la capacidad para desarrollarse o para seguir existiendo más allá de esos cauces. Al mismo tiempo, ya no se venden discos, con lo que esa gente buena muchas veces no puede tener dinero para acceder a buenos equipos, grabar material de calidad y demás, además de faltarle ese primer paso o empujón para poder desarrollar su carrera. Entonces, es algo más social e igualitario pero lamentablemente no tienes asegurado nada sólo con trabajo duro.

Kim.- …Ahora soy yo la que pensaba en lo que han cambiado las cosas en estos años, y por ejemplo ¡vamos a tocar por primera vez en 30 años en Australia!, lo cual es increíble, y sigue manteniendo esa sorpresa y de hacer cosas nuevas en la banda. Es fantástico el poder seguir conociendo nuevos territorios después de 30 años.

– La última pregunta que quiero haceros es sobre si no pensáis que una banda con 30 años de historia, y que es referencia absoluta del rock duro, no está infravalorada. Quiero decir que GIRLSCHOOL debería ser una banda legendaria, una de las grandes, y quizás se ha quedada sólo como un buen grupo underground más, y en mi opinión no es justo. Por ejemplo hoy vais a tocar en una sala realmente pequeña, y vale, está muy bien para que los 150 o 200 que os veamos, pero me sigue pareciendo que merecéis mucho más…

Kim.- Bueno, puede ser, pero en el fondo se trata de lo mismo que hace 30 años, tocar para unos amigos y pasarlo bien. Además, es todo lo que estábamos hablando, que en los últimos años todo es diferente y la escena ha cambiado tanto que nos sentimos hasta afortunadas de al menos poder seguir aquí. Seguro que hoy va a haber buena gente en la sala y nos vamos a encontrar un gran ambiente y se creará una gran atmósfera roquera, así que por nosotras está bien. A mí personalmente no me importa nada si tocamos en sitios más grandes o más pequeños, sinceramente.

Enid.- Por ejemplo hace tiempo vi un programa británico sobre las bandas más longevas, ya sabes, las que llevaban muchos años en activo, y se habló de muchas de las grandes bandas de rock y heavy metal, pero no nombraron a GIRLSCHOOL ni una sola vez…

Kim.- Y se enfadó un montón (risas)

Enid.- Sí, es que yo soy la feminista de la banda (risas)… No, pero el caso es que algunas semanas después hubo un programas sobre las mujeres en la música y hablaron un montón de Kate Bush, Chrissie Hynde, Anne deFranco y un montón de guitarristas lesbianas y cosas así, ya sabes, todos los estereotipos, pero tampoco nos nombraron, y ahí si que me enfadé de verdad porque ni siquiera como grupo femenino importante, o como compositoras, guitarristas…

– Y aquí ya terminamos la entrevista cuando ya llegaron Denise y Jackie para prepararse con Kim y Enid e ir a cenar algo antes del concierto. Nos hicimos unas fotos y seguimos charlando aún un poco ya de manera mucho más informal antes de marcharnos nosotros también a tomar algo antes del gran concierto que nos ofrecieron posteriormente. Un placer y un verdadero lujo, de verdad.

David Esquitino y Antonio Cerezuela