Inicio Lanzamientos A-Z STRATOVARIUS – Polaris

STRATOVARIUS – Polaris

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up
ALDEARAAN
AC/DC - Power Up

Sinceramente, creo que la decisión de seguir con el nombre de STRATOVARIUS sin Timo Tolki no es acertada. Incluso creo que es contraproducente para ellos, ya que un paso en falso sería la tumba definitiva de la formación. Imagino que las mentes de Jens, Timo y Jörg habrán sopesado los pros y los contras.

Ante el panorama que se ha vivido en la formación finesa en los últimos años, -y no me refiero solo al lamentable cruce de declaraciones entre unos y otros-, es inevitable encarar este disco con pocas expectativas, y muchas menos esperanzas.

De todos modos, creo que el disco es realmente bueno. Se ha intentado buscar la esencia de discos como “Visions” y en buena medida “Episode”. Se ha conseguido a medias. Creo que los temas son directos, muy notables, y con algunas dosis de la genialidad de antaño. Por supuesto, hay algunos peros, pero en líneas generales, mucho mejor de lo que me esperaba.

A Kotipelto se le nota muy cómodo en los temas, hechos a su medida y sin elevar demasiado los tonos donde antes sufría enormemente en algunas composiciones de Tolki. Es un placer escucharlo en su pleno apogeo, ya que si tuvisteis la oportunidad de escuchar la demo del primer trabajo de REVOLUTION RENAISSANCE cantada por Kotipelto se le veía asqueado y cansado. Aquí, todo lo contrario. Es más, creo que su trabajo en todo el disco es pletórico.

Jörg Michael está muy comedido, pero su sonido y su pegada siguen presentes siempre bien acompañado por el solvente y discreto Lauri Porra. Jens Johanssen se ha visto reforzado en su papel, muy omnipresente en todo el trabajo, conservando su sonido característico y abordando otras sonoridades que se salen del esquema predefinido. El papelón que le ha tocado a Matias Kupiainen (proveniente de bandas cercanas al Death Metal) no es moco de pavo; simplemente cumple, y es que el peso de las labores solistas se las ha llevado Jens Johanssen.

En cuanto a la composición, y en contra de lo que a priori podría esperarse, Kotipelto solo ha participado en 3, y Johanssen en otros tres cuya autoría es letra y música. Lauri Porra firma al completo 5 temas. El resto se lo reparten entre varios miembros, y destacar que el nuevo, Kupiainen participa en dos. La verdad es que el acople de Porra ha sido realmente fructífero, adaptándose no solo al grupo, sino a su proceder creativo.

Los temas, tienen sonido STRATOVARIUS, no se han alejado, pero les falta la chispa de antaño , y abusan de los medios tiempos. Al trabajo en general, le pasa lo mismo que al álbum de RR, la falta de un single potencial, de algún tema que impacte, ni en uno ni en otro trabajo lo he encontrado. Destacaría “Winter Skies” por la épica emotiva de su melodía vocal, y dejaría al margen los temas iniciales, que dejan un sabor de boca un tanto agridulce que solo se calma al llegar a casi la mitad del trabajo con temas como el antes mencionado o el ya clásico “Forever Is Today”. De todos modos, los temas más veloces renuevan el sonido perdido en las últimas entregas, recuperando parte de la esencia de los clásicos.

Los temas de apertura de los trabajos anteriores de STRATOVARIUS siempre habían sido impactantes, como una presentación de todo el disco. En este caso nos encontramos con “Deep Unknown”, con unos teclados más futuristas y con un sonido muy similar, sobretodo en la base de Jörg y de Lauri Porra al de toda la vida de la banda. Es un tema hecho para agradar, demasiado feliz, con una parte instrumental con duelo clásico entre guitarra y teclado que tiene unos toques prog. bastante interesantes. El sonido de Jens podría asimilarse al buen hacer de Jordan Rudess en los siempre presentes DREAM THEATER. El tema en general, es interesante, pero no me suena a STRATOVARIUS, me suena más a ANGRA por ese toque tan optimista y los coros.

“Falling Star” suena a la época del “Infinity”, o incluso a etapas como la de “Fourth Dimensión”. El estribillo es típico de la banda, sobretodo en el tratamiento de los coros. Es un tema que entra bien, pero quizás demasiado previsible y simplón, y sobretodo cansino en un estribillo insulso que se repite demasiado.

“King Of Nothing” tiene una base similar a la densidad de “Season Of Change”, y unos teclados que recorren el tema que descolocan un poco. La melodía de Timo enlaza con este simulado desorden en el estribillo con unos coros interesantes e innovadores, un tanto marciales. Un tema aburrido que se hace eterno, donde solo destaca la parte instrumental donde Jens vuelve a destapar el tarro de las esencias que lo hicieron tan influyente.

“Blind” intenta recuperar el sonido de temas como “Father Time”, veloz y rabiosa, es uno de los cortes más interesantes. El estribillo es prometedor, y el resto, pese a manido es agradable escucharlo, como volver a ver a un viejo amigo que creías perdido.

“Winter Skies” es la gema escondida del disco. Es una balada donde las tímidas instrumentaciones y el estribillo hímnico en la fantástica labor vocal de Kotipelto le dan un toque épico realmente genial. El interludio con un piano realmente triste no hace más que enaltecer un tema sublime. Con este tema tocarán la fibra a más de uno. Genial!!

“Forever Is Today” podría recordar a las inmensas “Legions” o “Paradise” de su no menos inmensa obra “Visions”, por velocidad y por esencia. No llegará a himno como las anteriores, pero nos muestra a unos STRATO en su vena más clásica y a un Kotipelto desbocado completamente. Contiene el mejor solo del trabajo, muy cristalino y puntilloso.

“Higher We Go” intenta rememorar la energía de “Hunting High And Low”, y doy fe de que lo consigue en parte. Es un tema potente y agresivo, con un buen estribillo, y creo que en directo puede funcionar bastante bien. El solo de teclado tiene influencias a DREAM THEATER, aunque sea en estilo y en sonido, que no en minutaje. Un tema directo, pegadizo y sencillo, sin complicaciones, pero muy efectivo. Single potencial.

“Somehow Precious” se adentra en la parte más intimista tras tres cortes con un aire clásico. Posee cierto aire melancólico, que se inicia casi como una nana, y que va creciendo sin perder las formas lentas y pausadas. Se hace un tanto eterno y demasiado lineal, aunque la parte instrumental y la aceleración final salvan los trastos.

“Emancipation Suite” está dividida en dos partes: la primera denominada “Dusk”. Un tema con un aire sinfónico y arábigo. El estribillo tiene aires al tema “Infinity”, y en cierta medida recoge la pomposidad y elegancia de éste. El solo de Jens es fantástico, con su sonido característico pero en unas tesituras hasta ahora desconocidas. La segunda parte es “Dawn”, un tema repetitivo y corto que pasa como un interludio hacía el final del trabajo.

Final que llega con “When Mountains Fall”, en la onda de “Forever”, que cerraba “Episode”: melodía de violín, y luego la voz desnuda de Kotipelto con una acústica de fondo. No llega a la intensidad de “Forever”, pero se le acerca en cuanto a emotividad.

Tanto los álbumes de STRATOVARIUS como de REVOLUTION RENAISSANCE salen en el mismo periodo de tiempo. Los primeros han intentado conservar la esencia, los segundos dejarla de lado. Como fan de STRATOVARIUS, este trabajo me ha dejado por un lado algo frío, decepcionado en parte, y por otro, me ha convencido, por que creo que es el camino correcto y el que los fans en su mayoría quiren; vamos, que me ha descolocado, por que no me esperaba que consiguieran este nivel. Hay detalles realmente memorables que recuperan un poco el terreno perdido. Le pasa lo mismo que al de RR, que tema a tema es notable, pero en conjunto, no llega a impresionar. Conservar un nombre como STRATOVARIUS, trae consigo las comparaciones con el pasado les guste o no, y en la mente de todos quedaran trabajos tan increíbles como “Episode”, “Visions”, o “Destiny”. Por desgracia, “Polaris” no se acerca a ninguno de esos tres, pero seguramente los fans de la banda, se sentirán satisfechos al ver que el sonido característico de la banda sigue todavía vivo. A buen seguro, muchos de los que se sintieron decepcionados con los “Elements” o el álbum homónimo, van a disfrutar con este.

Àlex Sánchez Cerro.
eradelmetal@hotmail.com

Tracklist :

  1. Deep Unknown
  2. Falling Star
  3. King of Nothing
  4. Blind
  5. Winter Skies
  6. Forever Is Today
  7. Higher We Go
  8. Somehow Precious
  9. Emancipation Suite I: Dusk
  10. Emancipation Suite II: Dawn
  11. When Mountains Fall