Inicio Conciertos Crónica Concierto PRIEST FEAST-JUDAS PRIEST, MEGADETH, TESTAMENT – San Sebastian – Crónica y Fotos

PRIEST FEAST-JUDAS PRIEST, MEGADETH, TESTAMENT – San Sebastian – Crónica y Fotos

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
ALDEARAAN
ALDEARAAN
ALDEARAAN





Documento sin título

Priest Feast

Viernes 13 de Marzo – Velódromo Anoeta – SAN SEBASTIÁN

Fue leer que de nuevo iba a poder asistir a un concierto en el velódromo de San Sebastian y el corazón me dio vuelco, casi me atrevo a decir que el cartel era lo de menos. El velódromo siempre ha sido sinónimo de grandes eventos, lo más granado del rock y heavy metal ha pisado las curvas de este recinto durante muchos años; aún recuerdo cuando de pequeño paseaba por las calles de la bella Easo y veía carteles pegados por doquier donde leía en letras extrañas “Iron Maiden”, “Judas Priest”… y me preguntaba…¿Qué serían esos carteles de dibujos tan feos?, quien me iba a decir que años después lo serían todo para mi…

No recuerdo muy bien cuando fue la última vez que vine a un concierto a esta ciudad, antiguo corazón metalero del norte y que poco a poco ha ido perdiendo protagonismo en beneficio de salas desangeladas y fríos recintos varios, pero por fin llegó la hora, se respiraba ambiente de concierto por fin, desde tempranas horas se veían ya heavys merodeando por el centro de la ciudad, al mediodía ya había chavalería haciendo cola en las inmediaciones del velódromo…en resumen, un concierto con ambiente de concierto, como siempre los he recordado, como deben de ser.

Testament - Foto: Sergio Blanco
Testament - Foto: Sergio Blanco

Quizá la hora de apertura de puertas era un tanto temprana si tenemos en cuenta que se trataba de un viernes y que muchos trabajamos, en mi caso al igual que en el de muchos, tuve que pedir permiso para poder abandonar mi puesto de trabajo un poco antes, lo cual no sirvió de mucho, axial como las carreras varias por medio Donosti para poder llegar a tiempo, algo que no fue así, pues para cuando llegué a las ocho en punto y conseguí llegar a las puertas del recinto, Chuck Billy y los suyos ya estaban descargando toda su rabia thrasher, pero para mi mayor desesperación, cuando ya estaba a punto de entrar me entero de que las taquillas están situadas en una de las taquillas de estadio de futbol de Anoeta (brillante idea…), lo que me supuso tener que salir pitando de nuevo para poder recoger mi entrada, así que para cuando pude entrar en el velódromo TESTAMENT ya iban por el tercer tema, algo que me sentó bastante mal, y más al saber que encima habían comenzado su descarga un poco antes de lo previsto, por lo que pudieron decirme algunos de los asistentes, a eso de las 19:50, un poco antes de lo que se esperaba.

Pasando a lo estrictamente musical, que se puede decir de esta gente que no se haya dicho ya. Potencia pura, caña a raudales, y en medio de todo la figura imponente de Chuck Billy, todo un frontman como pocos quedan, su sola presencia es más que suficiente para animar hasta al más frío de los públicos habidos y por haber, incombustible contra viento y marea, siempre con su medio pie de micro en ristre, tan característico en él.

Testament - Foto: Sergio Blanco
Testament - Foto: Sergio Blanco

La pareja de hachas formada por Alex Skolnick y Eric Peterson es y debería serla envidia de toda banda, no solo por capacidad y habilidad, algo en lo que van sobrados, sino porque se ve que son dos tíos que creen en lo que hacen y se gustan así mismos haciéndolo, y que decir de Greg Christian al bajo con su peculiar forma de moverse y gesticular, siempre animando el cotarro.

Si tuviera que elegir un tema de los interpretados sin duda alguna me quedaría con su reciente “More than meets the eye”, un hit en toda regla que sonó como un autentico cañonazo, con gran parte de los asistentes coreándola a pleno pulmón, entre los que me incluyo, haciendo headbanging a muerte sin reservarme para nada de cara a lo que venía después, y es que la ocasión la pintaban calva.

Testament - Foto: Sergio Blanco
Testament - Foto: Sergio Blanco

El sonido no es que fuera brillante, pero esa locomotora baqueteadora que es Paul Bostaph casi tapaba toda carencia que pudiera haber, y eso que para nada sonaron con todo el potencial con el que podrían haberlo hecho dado el equipo presente. Personalmente su descarga me supo a muy poco, para nada me hubiera importado que cualquiera de las dos siguientes hubiera tocado un par de temas menos con tal de poder disfrutar de estas bestias pardas un poco más.

Setlist:

1.Over the wall
2. The new order
3. Souls of Black
4. Sins of omission
5. More than meets the eye
6. 3 days in darkness
7. Practice what you preach
8. The formation of damnation

Poco hubo que esperar para que las huestes de Lord Mustaine hicieran acto de presencia a ritmo de “Sleepwalker”, teniendo de antemano a sus fans, que no eran pocos, en el bolsillo. En los primeros compases de este tema vi a un Dave muy activo, agitando su melena y por unos instante pensé que nos iba a obsequiar una de sus noche mágicas, unas de esas escasas veladas en las que el pelirrojo loco lo da todo y su público enloquece ante semejante despliegue.

Megadeth - Foto: Sergio Blanco
Megadeth - Foto: Sergio Blanco

El sonido no es que pudiera calificarse como excelente, pero sin duda fue mejor de lo que he tenido que soportar en los últimos tiempos en otro recintos de dudoso ‘pedigree’, más que suficiente para que docenas de melenudos se enzarzaran en una batalla guitarrera etérea intentando imitar a su ídolo a las seis cuerdas, y es que temas como “Symphony of destruction” o “Peace sells” no son para menos, hasta yo, que me declaro bastante alejado de lo que es un aficionado MEGADETH, disfruté como un enano en algunos momentos, y cuando una banda que o te dice gran cosa consigue moverte, esta claro que eso es algo muy bueno y que dice mucho del buen hacer de dicha formación.

Megadeth - Foto: Sergio Blanco
Megadeth - Foto: Sergio Blanco

Si bien el señor Mustaine se mostró un tanto apático (lo normal en él, nada grave), James Lomenzo no paraba quieto, siempre arriba y abajo con su bajo, todo lo contrario que Chris Broderick, quien sin embargo mediado el concierto se fue soltando poco a poco y paso a ser uno más animando, mientras que Shawn Drover cumplió con creces mis expectativas tras su espectacular kit.

Megadeth - Foto: Sergio Blanco
Megadeth - Foto: Sergio Blanco

No me queda sino quitarme el sombrero antes el pelirrojo converso y los suyos, todo un señor concierto sin errores o defectos que merezcan ser mencionados, un buen concierto en una condiciones inmejorables, la noche se nos escapaba entre los dedos, y eso es lo que sucede cuando te lo estás pasando bien, muy bien, hacía mucho tiempo que no se me pasaba tan rápido el tiempo en un concierto, y sin que me sobrara ni un solo minuto.

Setlist:

1.Sleepwalker
2.Wake up dead
3.Take no prisoners
4.A tout le monde
5.Skin o’my teeth
6.She wolf
7.Darkest hour
8.Symphony of destruction
9.Sweating bullets
10. Hangar 18
11.Peaces sells
12.Holy Wars

JUDAS PRIEST en el velódromo de Anoeta. ¿Acaso cualquier metalero que se precie y que conozca la zona puede pedir algo más?, este lugar es La Meca metalera del norte, el lugar donde todo greñudo ha de peregrinar al menos una vez en la vida para saber lo que es un concierto de verdad, y pocas bandas mejores para dicha ocupación que los britanicos.

Después de lo vivido el pasado verano en el bilbaíno festival que es el KOBETASONIK, poco o nada esperaba de Downing, Tipton y cia, y es que no creo ser el único que salio muy decepcionado de aquel concierto, y eso que mis expectativas no era muy elevadas, pero más bajas quedaron aún después de dicha noche, miedo me daba volver a verlos y acabar por enterrar el que fuera un mito, una leyenda viva para mi durante muchos añós, Rob Halford.

Judas Priest - Foto: Sergio Blanco
Judas Priest - Foto: Sergio Blanco

Tras una espera un tanto larga y con un enorme telón que reproducía la portada de su último disco tras ellos, dio comienzo su descarga con “Propechy”, tema extraído del mismo trabajo y que pese a ser un álbum que no he conseguido escuchar entero nunca, he de admitir que hasta me gustó esta vez, y es que de entrada el sonido ya estaba siendo mucho mejor de lo que me esperaba.

“Metal gods”, “Eat me alive”, “Beetween the hammer and the anvil”…uno a uno fueron ejecutando el mismo setlist que ya nos presentaran el pasado verano en Bilbao, pero fuera por lo que fuera, parecía que fuera la primera vez que los escuchara en ese orden, tenían una garra y una fuerza que no tuvieron por aquel entonces, la banda sonaba compacta, potente, las guitarras (aunque en algunos momentos quedaran un tanto apagadas) afiladas…y que decir de Travis Scott, su batería estaba siendo una apisonadora sonora brutal, los bombos retumbaban en nuestra caja torácica como si los tuviéramos dentro, y aunque algunos puedan decir que el volumen de los mismos era demasiado elevado, así es como yo quiero que suene una batería, quiero que me haga temblar, que me quite los pelos de la cara a base de hondas sonoras…en definitiva que suene atronadora, sensación que ya casi tenía olvidaba y que esta noche pude sentir de nuevo, lo que no hizo sino acrecentar la sensación de estar viviendo una noche mágica, la noche de la redención.

Judas Priest - Foto: Sergio Blanco
Judas Priest - Foto: Sergio Blanco

¿Redención?, si, esa es la palabra, y es que teniendo en cuenta sus limitaciones (ya son unos añitos…), Halford estaba cantando como los angeles, muy por encima de lo que esperaba yo y por lo que pude recoger después, muy por encima de lo que casi todo el mundo esperaba. Vale, esas reverberaciones a base de pedal no acaban de hacerme demasiada gracia, pero es que su voz no es lo que era, pero esta noche estaba rozando la perfección si lo comparamos con el estropicio que supuso su paso por Bilbao.

“Breaking the law” puso patas arriba todo el pabellón, eso fue una fiesta colectiva, un orgasmo masivo en forma de riffs conocidos y repetidos hasta la saciedad, consiguiendo mantener la intensidad lograda con “Hell Patrol” muy bien ejecutada en tos los aspectos por toda la banda, teniendo un bajón considerable con “Death”, a mi parecer un tema que podrían haberse ahorrado, y vista la reacción del respetable, no era el único que pensaba así.

Judas Priest - Foto: Sergio Blanco
Judas Priest - Foto: Sergio Blanco

Mención especial merecen la iluminación, realmente espectacular, y mira que no soy de fijarme mucho en esas cosas, pero la verdad es que fue de lo mejor que he visto nunca, la envidia de muchas bandas con toda seguridad, y no es para menos.

Fue en “Sinner” cuanto realmente quede asombrado con el buen estado vocal de Rob, llegando a unos agudos que para nada esperaba ya de él a estas alturas, digno de admiración, así como un más que digno “Painkiller”, donde la batería era una locomotora, y aunque hay quien dice que deberían prescindir de este tema, he de decir que mientras sea capaz de hacerlo como esta vez, que la toquen siempre que les de la gana, y es que parecían que estuviera escuchando un tema distinto al que tuve que “sufrir” en Bilbao hace solo unos meses.

Judas Priest - Foto: Sergio Blanco
Judas Priest - Foto: Sergio Blanco

Sin necesidad de alargarme más sin decir nada que merezca la pena, simplemente decir que si bien las tres bandas nos ofrecieron unas actuaciones de calidad suprema, fueron JUDAS PRIEST quienes se llevaron el gato al agua, fue su noche y tocaran quienes tocaran con ellos esa noche nada hubiera tenido que hacer, una noche sencillamente mágica, a la altura de las expectativas de los más exigentes, por un lado una banda perfectamente engrasa que clavó cada tema que ejecuto, y por otro lado un recinto muy especial con un ambiente muy agradable, como ya he dicho antes, un concierto con ambiente de concierto. Ahora miso firmaba repetir mañana mismo, y pasado, y al otro… no olvidaré la noche en la que vi a TESTAMENT, MEGADETH y JUDAS PRIEST por encima de todos en el mismo escenario.

Setlist

1.Dawn of creation (intro)
2.Prophecy
3.Metal gods
4.Eat me alive
5.Between the hammer and the anvil
6.Devil’s child
7.Breaking the law
8.Hell patrol
9.Messenger of death
10.Dissident aggressor
11.Angel
12.The Hellion/Electric eye
13.Rock hard, ride free
14.Sinner
15.Painkiller
Bis
1. Hell bent for leather
2. The green Manalishi
3. You’ve got another thing coming

Texto: Angel Ruiz

Fotos: Sergio Blanco

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.