Inicio Conciertos Crónica Concierto INORDEM y SWEET LITTLE SISTER en Madrid. Crónica y Fotos

INORDEM y SWEET LITTLE SISTER en Madrid. Crónica y Fotos

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil





Documento sin título

INORDEM

+ SWEET LITTLE SISTER

Sábado 21 de Febrero de 2009 – sala Caracol Madrid

Curiosa noche de concierto la que nos ocupó hace un par de sábados en Madrid, y es que la mezcla en el cartel era cuanto menos curiosa. Por un lado teníamos el rock n’roll directo y divertido con la esperada presentación en Madrid de las valencianas SLS, que pese a haber estado recientemente dos o tres veces en eventos “menores” (fiestas, acústicos…), no habían presentado correctamente en la capital su segundo trabajo, “Apocalipstick”, editado hace ya varios meses. Por otro lado, eran INORDEM los que capitaneaban esta vez el “bolo”, presentando su reciente “III”, y poniendo la nota más metalera y actual de la noche, en una mezcla cuanto menos peculiar (aunque hay que decir que están compartiendo cartel en más fechas). De hecho, era curioso ver entre el público a gente que había ido a ver exclusivamente a unos o a otros, aunque al final seguro que ambas “aficiones”, si me permitís el símil deportivo, disfrutaron con las dos actuaciones, gustos particulares de cada uno aparte.

Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino
Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino

El papel de apertura le tocaba en este caso a nuestros/as buenos/as amigos/as de SWEET LITTLE SISTER, a las que (utilizamos el femenino que usan ellos/as habitualmente y nos dejamos de líos de género, jeje) sinceramente teníamos muchas ganas de ver tocando los nuevos temas en directo. La verdad es que con la tontería hacía ya tiempo de la última vez que había podido disfrutar con una de mis bandas actuales favoritas, y pese a que esta vez sólo tocaron una hora, fue de nuevo bonito e interesante volver a cruzar caminos roqueros. De todos modos, tengo que decir que quizás este concierto no me terminó de convencer como siempre habían hecho hasta ahora, y eso que contaron con invitados puntuales muy interesantes (sobre todo Rafa de INFERNOISE que bordó el “Born to raise hell”) y que le pusieron las ganas y el gancho de siempre, pero no sé, quizás el comienzo más frío, con pocas luces y con algunos problemas tanto en la voz de Monty como con la guitarra de Nacho Mur, les hizo no estar tan al 100% como las veces anteriores que les había visto hasta ahora. Además, creo que no fue acertado el meter un acústico de dos temas (siendo además versiones, porque quizás con temas suyos como un “Give me for a while” o sobre todo un “Hit the night”, hubieran funcionado mejor en este caso a mi modo de ver que la sobada “Wicked game” de Chris Isaac -perdón, de HIM para los más jóvenes lectores, jeje-, y el “Is this love” que quedó sólo curioso con Sergi a la voz). Es que lo suyo es el rock n’roll macarrilla y con actitud, del de sudar la camiseta a chorros y comerse el escenario, y personalmente no terminé de pillarle el punto a su lado más relajado y cariñoso, que por supuesto que lo tienen, pero en un concierto más breve y demás como fue esta noche creo que no atinaron con esta parte.

Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino
Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino

Pero vamos, de todas formas fue un concierto de menos a más, que ya digo que empezaron más frías que de costumbre, incluso con el público algo más paradillo (en una tónica que estoy viendo últimamente en Madrid que no me gusta nada y sobre todo no sé porqué ocurre), y con el sonido todavía sin terminar de estar bien ecualizado al 100%… y es que les costó entrar en calor, por mucho que el comienzo con el ya clásico “Charlie song” debería haber supuesto la inyección de adrenalina habitual, pero esta vez se quedó un tanto a medias. Destacar la elegante imagen de Sergi (con corbata y gafas oscuras de rock) y Priscilla, contrastada con Lau con camiseta recortada de MOTLËY y gorro vaquero de THE CULT, y unos Monty y Nacho “hoy” más sencillos (aunque con su clase, buen hacer y gusto roquero habitual, por supuesto). Tras un par de temas del nuevo disco, entre los que me quedo “con la de las motosierras”, como le gusta decir a la pelirroja cantante (“Chainsaw fever”), se subió la atractiva Ali de BLEECH a “punkarrear” con ellas el “Shout it out”, que no quedó mal (aunque me gusta más cuando Monty la berrea a gusto en solitario, ayudada si acaso por los coros siempre efectivos de Lau, todo sea dicho).

Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino
Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino

Después, uno de los mejores momentos de la noche vino con la versión ya habitual del gran “Born to raise hell” de MÖTORHEAD, que siempre canta provocatívamente Laura mientras Monty se hace cargo del bajo en el tema, pero que en este caso tuvieron la acertada idea de invitar a otra bestia vocal, Rafa de INFERNOISE, que bordó la interpretación agresiva y cargada de mala leche del tema, haciendo un dueto del infierno roquero con Lau que quedó realmente bien, me encantó. Y por cierto, no sé exactamente porqué, pero por fin pudimos disfrutar de las luces al 100%, lo que subió muchísimos enteros (al menos a nivel visual) el concierto desde ese momento (incluso mejoró el sonido y se mantuvo ya a un nivel perfecto, mucho mejor que el inicio algo embarullado al respecto).

Tras el momento tranquilo comentado inicialmente (con la batería Priscila y Monty haciéndose cargo de las voces en “Wicked game”, y después cogiendo Sergi el testigo para hacer de Coverdale enamorado en “Is this love”), que ya digo que no me convenció demasiado, era el turno de volver a roquear, mirando a su genial debút en este caso, con una versión algo más suave del original del “Made for the night”, a modo de puente entre la parte acústica y el volver a dar caña. ¡Ah!, y no se olvidaron de hacernos cantar a todos el cumpleaños feliz para la guapa Priscila, que cumplía 23 años ese día. ¡felicidades, chiquilla!

Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino
Sweet Little Sister - Foto: David Esquitino

La segunda parte del concierto resultó mucho más acertada a mi modo de ver, y se notó que ya se calentaban de verdad y pudimos ver a las verdaderas SLS en su salsa, roqueando a todo trapo y comiéndose el escenario, algo que eché un tanto en falta en la primera parte. Primero fue una brutal “Rn’R 24/7”, que despertó al 100% con este cañonazo del rock que dejaría noqueado al mismísimo Lemmy o Sixx, seguida de la divertida y pegadiza “Alex and the sweet transvenstite” poniendo de relieve las dos características que para mí hacen de SWEET una banda tan especial: rockerío máximo y actitud, y por supuesto buen humor y un gusto excelente para las melodías y el punto pegadizo cuando es necesario. Siguieron con ese toque hardroquero con la bailona “Do you wanna get some fan” (ya con mucho mejor sonido en las guitarras, especialmente en la de Nacho, que es la fallaba en la primera parte del concierto), en la que al final de la misma recordaron a su teclista Gema, que esta vez no pudo viajar con ellas por enfermedad.

Ya para el final, y tras un breve sólo de Sergi, remataron con la ruda “Give me rock n’roll” (con la colaboración de un amigo de la banda, Ferrán, que grabó los coros de este tema en el disco) y el fin de fiesta roquero, divertido y vacilón con el clásico “Highway to hell”, algo manido pero siempre efectivo. En definitiva, un concierto que fue de menos a más, y que nos dejó con ganas de al menos algunos “minutejos” extras de caliente y sexy rock n’roll rosa. No pudo ser, que esta vez los protagonistas eran INORDEM, y tendremos que esperar a la próxima para ver la mejor cara de esta gran banda que, lamentablemente, esta vez sólo la mostró en ciertas partes del concierto. No siempre se puede estar al nivelazo que casi siempre muestran en directo, pero aún así demostraron que siguen siendo una de las mejores bandas de rock que tenemos en la actualidad en nuestro país, que no es poco. Un besazo y abrazos, chicos/as, y nos vemos en la próxima, por supuesto.

Inordem - Foto: Charly Troncoso
Inordem - Foto: Charly Troncoso

Y era el turno del cambio de estilo, imagen y demás con la presentación de INORDEM, una formación joven que reconozco que no he seguido mucho, y que la verdad es que tampoco me gustaron demasiado, no puedo decir otra cosa. Me parece una buena banda, y de hecho me gustó comprobar que consiguieron una buena entrada en la sala, más de tres cuartos de la misma, y además manteniendo allí al público de SLS, mucho más roquero como digo, pero personalmente les ví un poco en medio de demasiadas cosas, con dos guitarristas netamente de escuela thraser y heavy, un excelente batería también más duro, y luego un bajista y cantante mucho más cercanos y afines a posiciones numetaleras en una mezcla que no me terminó de entrar en ningún momento. De hecho, lo comenté con varios amigos in situ, pero era curioso ver como los guitarristas eran los que llevaban el pelo largo y tenían esa actitud más netamente heavy, y el resto tiraban más por dejes y posturas más propias de gente como los actuales IN FLAMES, HAMLET, KORN y demás grupos que actualmente están en el crossover más que otra cosa. Quiero decir que la base me pareció buena (eran buenos músicos, de eso no me cabe duda, por mucho que el cantante era el que sin duda más tiraba por los estilos más modernos, con todos los tópicos de los mismos, tanto a nivel vocal como estéticos y de manera de moverse en el escenario), pero me pareció que no tienen demasiado claro hacia dónde tirar y eso les lastra en mi opinión, mezclando guitarras muy thrasers con sonido, temas y actitud mucho más moderna en una mezcla cuanto menos rara… aunque quizás éste sea el punto del grupo, supongo que es sólo cuestión de gustos y opiniones, ¿no?

De todos modos, lo hicieron bastante bien en la aproximadamente hora y media que estuvieron en el escenario, con buena actitud y poniéndole ganas, demostrando tablas y que, en su estilo (ya digo que algo indefinido en mi opinión), son una banda interesante. Sin conocer demasiado su propuesta y bagaje, quiero destacar temas como “A golpes”, un mazazo de tralla desde su último disco, “Caballo loco”, más en la onda de la tralla contundente de los navarros KOMA, una más moderna “Despiértame” (ya con el vocalista Daniel a pecho descubierto), o una correcta y bruta versión del “Problemas” de BARRICADA ya casi al final del concierto.

Inordem - Foto: Charly Troncoso

Es cierto que levantaron a su gente (con muy buena respuesta, las cosas como son), gustaron en general al público más abierto y menos exigente de SWEET, y dejaron más indiferentes a los que los sonidos más actuales nos dejan totalmente fríos. Es lo que hay en los conciertos en los que se mezclan estilos tan dispares, que al público más generalista o de gustos más amplios suelen disfrutar con ambas bandas y propuestas, y los que prefieren algo más clásico o al menos definido se suelen quedar con lo que han ido a ver y no terminan de prestar atención a lo que se sale un poco de sus gustos o miras. Por eso personalmente prefiero conciertos en los que las bandas tiren por un palo similar, aunque está claro que siempre se dice que en la diversidad y la fusión está el gusto, ¿verdad? Pues nada, sólo bien SLS esta vez e INORDEM interesantes en su estilo, pero algo pesados para los que comulgamos más bien con la fe metálica y roquera de toda la vida.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Texto y fotos SLS: David Esquitino

Fotos INORDEM: Charly Troncoso