Inicio Conciertos Crónica Concierto DRAGONFORCE + TURISAS – Bergara

DRAGONFORCE + TURISAS – Bergara

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil





Documento sin título

Dragonforce

+ TURISAS

Sábado 7 de Febrero de 2009 – Sala Jam – Bergara

No puedo describir la sensación de felicidad que me embargaba, ya no por que iba a disfrutar de una banda que me encantaba y otra que no me disgustaba, y es que después de mucho, muchísimo tiempo, iba a poder disfrutar de un concierto nuevamente en mi amada sala Jam (jamás pensé que llegaría a decir algo así hace un par de años), por fin un concierto con ambiente, sin prisas, sin malas caras…en definitiva, un concierto de verdad en una sala de verdad.

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

Tal y como anunciaran los organizadores (no así como estaba publicado en la web de la sala), las puertas se abrieron con puntualidad a las 20:30 y todos comenzamos a entrar sin mayores contratiempos, y es que el tiempo no animaba a hacerse el remolón fuera.

Llamó poderosamente mi atención el ver a unos cuantos individuos pintados al estilo TURISAS, es decir, con la cara en rojo y negro a modo de pinturas de guerra, no me esperaba algo así por estas latitudes, así como me sorprendió también la media de edad de los asistentes, mucho más mayores de lo que había imaginado, lo cual no vino sino a confirmar algo que ya me olía, muchos venían solo por los fineses (y de hecho no fueron ni uno ni dos los que abandonaron la sala tras su actuación, lo cual no digo que sea correcto).

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

Y ya que he sacado a relucir el tema de las pinturas y demás, me gustaría comentar algo. A día de hoy, están apareciendo pseudo bandas de folk, pagan, viking (metal) etc por doquier, le pegas una patada a una piedra y salen cinco, y mucho me temo que un estilo que adoro desde hace mucho y en el que estoy inmerso con pasión, acabara yéndose al traste como ya pasara con el power metal hace unos años solo por las dichosas modas y por un espécimen muy a tener en cuenta.

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

Si hace unos años una plaga de jugadores de rol preadolescentes sin mucha vida social se pirraban por historias de dragones y princesas, y todo lo que no tuviese dicha temática era basura para ellos, empujando de este modo al abismo un estilo que ellos decían amar (con lo que me gusta a mi el buen power metal), ahora deberíamos ponerle cerco y freno una nueva especia cuyo crecimiento demográfico descontrolado puedes acarrear serias consecuencias, hablo ‘ Friki-vikingo-poser’ de turno. Dícese de un personaje cada vez más abundante (por desgracia), para quien lo mismo es un disco de SVARGA, NOMANS LAND o THRUDVANGAR que escuchar al pregonero del pueblo tocando la bandurria y hablando de cortar cabezas, todo es aceptable mientras suene a pagano y se adorne con un par de Mjolnirs. Corrección, martillo de Thor, que sino alguno se pierde, como para explicarles que según el diseño es de un país u otro… Y con esto no señalo a nadie, pero todos sabemos de que tipo de personas hablamos, y no hacen ningún favor a ningún tipo de estilo musical.

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

De vuelta a la sala, de donde me he marchado por un momento literario, la descarga de los fineses dio comienzo ante una buen números de personas, calculo que desde la primera canción la sala estaría casi a la mitad de su capacidad en la planta a ras de suelo, y dicho número fue continuamente en aumento.

“Battle metal” no es su seña de identidad sin razón, y es que desde el principio pusieron la sala a botar y cantar, el sonido quizá no fuera excelente, pero teniendo en cuenta lo que vengo soportando últimamente, no fue nada grave. “A portage to the unknown” y “The Messenger” fueron más de lo mismo, fiesta, fiesta y más fiesta, ya solo habría faltado chapotear en el barro para hacernos a la idea de estar en otro lugar…

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

Ataviados con sus pieles, armaduras y pinturas de batalla la verdad es que cuando menos el apartado visual lo tienen ganado de antemano, especialmente su bajista Hannes, todo un pequeño troll del metal, diametralmente opuesto a la bella Netta, quien si bien aún parece sentirse un tanto intimidada por el escenario, cierto es que alegró la vista a más de uno.

“In the court of Jarisleif” fue lo siguiente en sonar antes de un breve discurso para presentar una divertidísima versión del “Rasputin” de BONEY M, para que luego se diga que los heavys no escuchamos otros estilos. Tras esto un nuevo discursito, el cual quizá se podrían haber ahorrado y meter aunque fuera con calzador un tema más antes de despedirse con “To Holmgard and Beyond”, uno de esas canciones que se te graban a fuego en la memoria desde la primera escucha.

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

Un concierto quizá demasiado corto, sobre todo para quienes habían venido a ver a los fineses en exclusiva, pero no por ello menos divertido, esperemos poder disfrutar de ellos en un futuro con más tiempo sobre el escenario, y a ser posible con bandas más afines a su estilo acompañándolos.

Setlist:

  1. Intro
  2. Battle Metal
  3. A Portage To The Unknown
  4. The Messenger
  5. One More
  6. In The Court Of Jarisleif
  7. Rasputin
  8. To Holmgard And Beyond

Cada cual aprovecho como quiso los minutos de descanso mientras los operarios preparan el escenario para la multinacional del metal que son los DRAGONFORCE, y es que recordemos, Sam es inglés pero Neozelandés adoptivo, Vadim ucraniano, Herman de Hong Kong, ZP surafricano, Frederic francés y el batería Dave, británico de pura cepa.

Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz

Llamó mi atención desde un inicio la plataforma de buenas dimensiones que situaron en mitad del escenario, demasiado grande para un solo hombre pensé, aunque pronto vería su verdadera función. Aún recuerdo cuando hace unos años alguien me hablo de una nueva banda británica de heavy metal, escuché cosas muy buenas sobre ellos, y en cuanto puede me hice con aquel primer álbum de la banda, “Valley of the Damned”, y es que cualquier cosa que suene a metal y llegue de las islas siempre es una buena noticia, dado el poco gusto musical del que hacen gala por aquellos lares en los últimos años. ¿Resultado?, me encantó, y su segundo trabajo aunque no me sedujo tan fieramente tampoco estaba mal, pero de ahí en adelante fui perdiendo el interés por ellos poco a poco a fuerza de repetir la misma formula una y otra vez y dejar la épica inicial de lado.

Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz

No era la primera vez que los veía en directo así que sabía a lo que atenerme, pero he de admitir que mi desilusión y desanimo fueron en aumento según fueron pasando los minutos, los temas cada vez se me hacían más largos, y parece ser que salvo en momentos puntuales, la mayoría de la sala opinaba igual, caras largas, algún que otro bostezo…y eso que sus incondicionales siempre estaban ahí.

Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz

En mi opinión comienzan a abusar de Sam y Herman en los directos, continuamente subiéndose ambos a la plataforma para su personal lucimiento mientras que ZP se retiraba momentáneamente, solos interminables…Sam hacía lo imposible por animar el cotarro, muy teatral, aunque entre cerveza y cerveza me da que el que se animaba era él y supongo que acabaría igual que la última vez…por su parte ya sabemos como es Herman, un monstruo de las seis cuerdas, pero no es precisamente el tipo más expresivo sobre la tierra.

Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz

Considero que el solo, por así llamarlo, de Vadim, podrían ahorrárselo y eso que el compartirlo con la bella Netta y su acordeón ayudo y mucho, simpatía no le falta a este chico, pero no es precisamente lo que uno viene a ver a un concierto.

Por otro lado, ZP no tuvo su noche, nunca sido un gran vocalista ni lo será, en eso creo que estaremos todos de acuerdo, pero es que esta noche había momentos en los que la voz se le cortaba o sufría horrores para alcanzar unas notas demasiado altas fuera del estudio, por no hablar de las ‘gambas’ musicales varías del resto de la banda, resonando como el eco una palabra que escuché mientras hacía cola para entrar en la sala, ‘estudioforce’…

Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz

Salvado de la pira quedaría Dave Mackintosh con su espectacular kit de batería y solvencia probada tanto ahora como durante sus años en BAL SAGOTH, así como Frederic al bajo, sobrio y a la vez animado en todo momento e incluyendo puntuales voces semi-guturales.

No es por ser perverso, pero entre que su estilo es muy difícil de llevar fielmente al directo y que no fue precisamente su mejor noche, sopor, tedio y aburrimiento son unas cuantas palabras que vienen a mi mente. Sin lugar a dudas, TURISAS ganaron el partido, y por goleada…

Setlist:

  1. Heroes Of Our Time
  2. Operation Ground And Pound
  3. Reasons to live
  4. Fury Of The Storm
  5. The Warrior Inside
  6. Solo Teclados + acordeón
  7. Revolution Deathsquad
  8. Soldiers Of The Wasteland
  9. The Last Journey Home
  10. Valley Of The Damned (bis)
  11. Though The Fire And The Flames (bis)

Texto y fotos: Angel Ruiz

Para ver las fotos a mayor tamaño, pinchar sobre ellas.


Más Fotos:

TURISAS

turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz
turisas - Foto: Angel Ruiz

DRAGONFORCE

Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz
Dragonforce - Foto: Angel Ruiz