Inicio Lanzamientos A-Z ALDEBARÁN – El Jardín Del Olvido

ALDEBARÁN – El Jardín Del Olvido

0
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil
VHALDEMAR - Straight To Hell
Century Media - SPIRIT ADRIFT - Enlightened In Eternity
AYRA - Silent Veil

Aldebaran es la estrella más brillante de la constelación de Tauro y la decimotercera más brillante del cielo nocturno (google también es mi amigo), y además es el nombre de una prometedora formación malagueña que acaba de editar sus primer trabajo. Las edades de sus miembros están comprendidas entre los años 1965 y 1986, con lo cual, tenemos frescura y veterania, una mezcla explosiva que en este trabajo ha salido a relucir de forma sorprendente para ser su primer trabajo.

Y es que algo se está cociendo por el sur, que tras los grandes trabajos de SPHINX o AZRAEL, son muchos los grupos de calidad que están saliendo de aquellas tierras. El estilo de ALDEBARÁN está cargado de elegancia, y de unas melodías bien logradas, en un Metal melódico perfectamente ejecutado y con un sonido que no deja entrever que estamos ante una banda novel.

Su mayor seña de identidad la encontramos en la voz de Alberto Rodríguez, una voz aguda bien arropada con voces dobladas, que en ningún momento pretende salirse de un patrón comedido, como si fuera un león enjaulado dentro del estilo de la banda.

Los toques de teclado acompañan los momentos cumbres del trabajo, dando un toque sinfónico, pero muy puntual, sin llegar a saturar. El protagonismo se lo llevan las guitarras, cargadas de riffs sencillos, (y es que las que llevan el peso son las melodías vocales), y de solos bien cuidados y ejecutados.

El sonido de la batería me parece una obra de arte en cuanto a producción se refiere. Para nada mecánico, sin ningún tipo de efectos, dando una base sólida de forma natural.

La inicial “Juego de Niños” es una clara demostración de lo que esta gente puede dar de si, buena letra apoyada con una melodía pegadiza y con garra. “Ángel Caído” tiene un aire más épico, con un estribillo más cercano a derroteros Power.

“Diablo” y su inicio recitado tiene unas melodías Hard Rockeras, con una primera estrofa donde los tonos bajos no le sientan demasiado bien a la voz de Alberto. “Sin Mirar Atrás” sigue la línea, pero la velocidad y las guitarras afiladas lo aproximan más al Metal tradicional; las melodías vocales son geniales, sobretodo en un estribillo ascendente que deja tieso.

La balada de rigor es “Sin Mirar Atrás”, donde lo más destacable son las armonías tras la estrofa, espeluznantes el sentimiento que llegan a transmitir. “Podrás” cabalga al galope del doble bombo con unas armonías que suenan a MAIDEN, un tema veloz, duro, con otra letra que es pura poesía y con un nuevo estribillo pegadizo, con un aire rockero pero serio.

“Aún Quedan Heridas Abiertas” vuelve a mostrar la vena Hard. El resto del trabajo tiene algunos altibajos, y es que 12 temas en un disco debut dan para mucho. De todos modos me parece interesante “Morder Antes de Caer”, uno de los temas más duros del trabajo, o el punto comercial de “Tocar El Cielo Con Mis Manos”.

Si hay una palabra que hubiera repetido una y mil veces para hablar de esta gente, esa es “elegancia”. El primer paso está hecho, ahora viene lo realmente difícil. Creo que prestarles atención no es difícil, en su página web dan muchas facilidades. No son originales, pero es una banda con un punto diferenciador dentro de nuestra escena. Yo, por lo menos, voy a estar atento.

Àlex Sánchez Cerro
alex_sanchez@rafabasa.com

Tracklist:

  1. Juego de niños
  2. Ángel caído
  3. Diablo
  4. Sin mirar atrás
  5. Un minuto más
  6. Podrás
  7. Aún quedan heridas abiertas
  8. Mírame
  9. Morder antes de caer
  10. Promesas de serpiente
  11. Tocar el cielo con mis dedos
  12. Brisa