Inicio Lanzamientos A-Z RANDY PIPER’S ANIMAL – Virus

RANDY PIPER’S ANIMAL – Virus

0
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION
LIVE VUVUZELA.ES
Century Media - PAIN OF SALVATION

Aquí tenemos el ya tercer disco del proyecto en solitario del ex guitarrista de W.A.S.P., Randy Pipper (que, no nos olvidemos, participó con Blackie y Chris Holmes para crear el sonido de las dos primeras joyas del grupo, e incluso antes de entrar Chris ya compartieron formación en SISTER, embrión de W.A.S.P., donde también estuvo un tal Nikki Sixx…). Con esta idea de fondo, es hasta comprensible que Randy siga reivindicando su personalidad y sonido 100% W.A.S.P. en su proyecto ANIMAL, (cuando además la banda comenzó a principios de 2000 con los propios Piper y Holmes, y el batería Tony Richards, el primero que tuvo W.A.S.P.). Además, desde el anterior trabajo cuentan con un cantante como es Rich Lewis, con un tono vocal y deje más que similar al del gran “Negrito sin Ley”, con lo que ya se cierran todos los círculos, por si quedaba alguna duda de por dónde van los tiros.

Si en el anterior “Violent new breed” protestábamos de una similitud excesiva con su ex banda pero sobre todo de encontrarnos con un sonido mucho más moderno y americanizado, en este “Virus” no cambia en absoluto la primera característica (ni creo que Randy tenga la mínima intención de que no se le asocie con su ex banda), sí aparece mucho más matizada la segunda: con un sonido actualizado pero a modo de evolución de W.A.S.P., sonando los temas muy heavies, roqueros (que es algo que siempre ha tenido de trasfondo cualquier disco compuesto por Blackie Lawless), “ochenteros” en estructura y dando sentido a esa frase que a veces se utiliza sin ton ni son pero que esta vez sí tiene razón de ser: heavy metal clásico del siglo XXI.

Aún así, escuchando el disco es inevitable acordarse una y otra vez de su ex banda, y esto le resta prestancia e interés a “Virus”, incluso para los que somos grandes fans de W.A.S.P. (y más todavía de los dos primeros trabajos, piezas clave de la historia del heavy metal), porque al final no se puede evitar pensar aquello de que para escuchar lo mismo ya tenemos al original. De todos modos, creo que es justo ser benévolo con un disco interesante, que se escucha de manera agradecida, que tiene muchos momentos buenos y que incluso por momentos puede rivalizar sin rubor con varios de los discos de W.A.S.P. en su segunda etapa (digamos de “Helldorado” en adelante en este caso). De hecho, algunos cortes entrarían perfectamente en álbumes como “Unholy terror” o “The neon God” y no me parece incorrecto decir que “Virus” suena a lo que podría haber sido la evolución de la banda de haber seguido Randy en sus filas.

Lo que no me ha convencido nada en absoluto, y es que tira para atrás desde el principio, es la portada y libreto, ambos muy modernizados y simplotes, que no aportan demasiados datos sobre la música que después encontramos en el CD. El sonido ya he comentado que sí me parece interesante, salvando los errores del anterior, y aportando un punto fresco, actualizado y potente, pero sin dejar de lado la influencia clásica que obviamente tiene la banda. Por cierto, comentar al respecto que lo ha producido Chris Laney, el propio guitarrista del grupo junto a Randy, y que estuvo previamente en una banda tributo… ¿imagináis a quién?… ¡la chochona para usted!

Pasando a hablar de los temas, nos encontramos ante un álbum corto, directo, con buen nivel general de canciones (incluyendo además una versión más que interesante del “Zombie” de CRAMBERRIES, pasado por la batidora ANIMAL/W.A.S.P. más roquera, claro, que es de lo mejor del disco sin duda) y que se nota que está más trabajado y elaborado que su predecesor. Comenzando con la directa y atractiva “Cardiac arrest”, y siguiendo por buenas temas metaleros como “Can’t stop” (con excelentes guitarras y pegadizo estribillo), “Judgement day” (más movida y 100% de influencia Lawless), “Crying eagle” (más rítmica y roquera, aunque con estribillo melódico), o la excelente “L.U.S.T.” (muy clásica y pegadiza, con grandes melodías, y menos W.A.S.P… hasta que llega el estribillo), “Virus” deja muy buen sabor de boca. También encontramos una buena dosis de temas casi a medio tiempo, también absolutamente herederos de este tipo de cortes en los que Blackie siempre ha sido un maestro a seguir, pero que pese a todo tienen su punto: una atractiva “Don’wanna die” (y más suave en sí), “Who’s next” (más poderoso y ralentizado pero excesivamente similar de nuevo en voz y estructura) o “Shoot to kill” (en este caso con más personalidad, y de lo mejor del disco con un estribillo excelente).

Seguro que si habéis llegado hasta este punto todos estáis pensando lo mismo: “tío, deja ya de mentar a W.A.S.P.”. Pues bien, eso es exactamente el único problema que tiene el disco, que es inevitable acabar pensando que suena tanto a W.A.S.P. que para eso ya escuchas a los originales. Por otro lado, es lógico pensar que la influencia obvia es el mayor valedor de Randy Piper, pero a su vez también su peor lastre, quizás injusto porque supongo que él mismo también defenderá, y posiblemente con razón, su derecho a reivindicarse diciendo que es su estilo y que no tiene porqué cambiarlo. De todas formas, ya digo que “Virus” hay que verlo de dos maneras: por un lado es un excelente disco de heavy metal clásico y melódico en la mejor tradición de las bandas americanas de mediados/finales de los 80, pero por el otro está tan influenciado por su pasado que es imposible disociar y valorarlo como tal, posiblemente como se merece.

David Esquitino (david_esquitino@rafabasa.com)

Track list de “Virus”:

  1. Cardiac arrest 04:12
  2. Can’t stop 05:01
  3. Don’t wanna die 03:46
  4. Crying eagle 03:26
  5. Unnatural high 03:48
  6. Judgement Day 03:55
  7. Who’s next 03:01
  8. Zombie (The Cranberries Cover) 03:36
  9. Shoot to kill 03:25
  10. L.U.S.T. 04:16

 

<